No es obligatorio coronar Dama

Lo normal cuando un peón alcanza la octava fila es sacar Dama, por ser la pieza más fuerte sobre el tablero; costumbre casi mecánica que más de una vez causa grandes disgustos a los escolares por ahogar a su adversario justo en el momento de la “Coronación”. Precisamente este término de “Coronación” induce a pensar sólo en la Dama como pieza de “Promoción”. Para evitar los ahogados de fin de partida, muchos monitores, en vez de esforzarse en que sus alumnos sepan dar mate con las piezas que ya tienen de más, aconsejan pedir Torre. Pero con ello, en lugar de corregir el defecto, abundamos en él por no atajarlo de raíz. Con este propósito pueden mostrarse distintas partidas donde como la que viene a continuación, la clave del resultado aparece casualmente por no Promocionar Dama.
Este ejemplo puede servir de excusa para hablar un poco sobre la modalidad desaparecida del Ajedrez por correspondencia, y a su vera contar resumidamente el relato de Woody Allen a propósito de este tema aparecido en su célebre obra “De cómo acabar con la cultura” que podéis leer en TXIKI XAKE en el apartado “Cuentos y Leyendas”
Fidlow,D – Maier,A
Correspondencia, 1959
1.d4 d5 2.c4 e6 3.Cc3 c5 4.cxd5 cxd4 5.dxe6 dxc3 Las negras toman el caballo de c3 sin percatarse del detalle basado en el truco denominado “Divorcio Real” del que hablaremos en otra ocasión.
6.exf7+ Re7 No se puede capturar en f7 por perdida directa de Dama. Las negras no temen Ag5 a consecuencia de su defensa Cf6 y tampoco les importa demasiado la secuencia 7.fxCg8 coronando Dama DxDd1 8.RxD TxCg8 Pero no contaba con…
7.fxg8C+ Txg8 8.Ag5+ que le obligó a abandonar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *