La Inmortal de la Profilaxis

En verdad, la partida de esta entrada es conocida como “La Inmortal de Breyer” y aunque el jugador bien merece un hueco en la Historia del Ajedrez, he juzgado que el modo más idóneo de recordarle es singularizar su partida, pues la misma descansa por entero en una jugada de carácter profiláctico.

La profilaxis ajedrecística aparece en jugadores muy experimentados que ya han pasado la fase de saberse defender adecuadamente ante las amenazas evidentes. Es entonces, que empiezan a comprenderse jugadas del estilo Rh1 y esos otros “movimientos de Maestro” que salpican la Teoría de Aperturas así como las partidas de la alta competición.

Pues bien, si hay un ejemplo que ayuda a introducir el concepto en un nivel de perfeccionamiento, es este extraordinario encuentro, prestando especial atención al extraño 14 Rf1 de las blancas, piedra angular sobre la que descansa toda la Inmortalidad de la partida.

Breyer, G. – Esser, J. Budapest 1917
1.d4 d5 2.c4 c6 3.e3 Cf6 4.Cc3 e6 5.Ad3 Ad6 6.f4 0–0 Las blancas han optado por una línea agresiva contra la Defensa Eslava.
7.Cf3 dxc4 8.Ab1 b5 Las blancas no disimulan un pelo sus intenciones de querer atacar en breve al enroque.
9.e4 Ae7 Desviado el peón d5, que esa es la idea del Gambito dama, las blancas toman posesión del centro.
10.Cg5 h6 Más presión sobre h7.
11.h4 g6 Las blancas ponen en práctica la maniobra del Deshollinador de la que ya nos hemos ocupado en TX: se sacrifica una pieza menor para abrir de par en par la columna-chimenea por donde entrará papá Noel…
12.e5 hxg5 Las blancas, antes de lanzarse al ataque frontal, trabajan otro tema clásico del Ataque al Enroque como es la Expulsión del Caballo defensor.
13.hxg5 Cd5 Las negras creen tener la situación bajo control.
14.Rf1 Cxc3 ¡¡¡Extraordinario!!! Tras el sacrificio de pieza y peón, con el rey en el centro y sin completar el desarrollo, las blancas ejecutan este movimiento tranquilo, fruto de un análisis profundo cuya utilidad profiláctica sólo comprenderemos varias jugadas más adelante.
15.bxc3 Ab7 16.Dg4 Rg7 Las negras estaban al tanto de las ideas básicas de la posición y contaban con esta regia artimaña para su defensa efectiva combatiendo la entrada de la dama adversaria en la columna h con Th8. Pero, sigue una combinación forzada.
17.Th7+ Rxh7 18.Dh5+ Rg8 19.Axg6 fxg6 20.Dxg6+ Rh8 21.Dh6+ Rg8 Hasta aquí la secuencia forzada. Ahora las blancas ejecutarán su movimiento 22 que está conectado con el extraño movimiento 14 Rf1.
22.g6 Tf7 Ahora entendemos mejor por qué Breyer realizó 14 Rf1, para evitar en esta posición la defensa efectiva negra 22…Ah4+ seguido de De7.

23.gxf7+ Rxf7 24.Dh5+ Rg7 25.f5 exf5 Las blancas abren paso a su alfil que arde en deseos de ayudar a su dama.
26.Ah6+ Y las negras abandonan ante la entrada en juego inminente de la torre rival y las múltiples secuencias de mate que acechan a su rey mientras sus piezas se hallan aparcadas en el flanco de dama sin poder acudir en su defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *