La Inmortal de Spassky

La presente partida lo tiene todo para ser una Inmortal: sus oponentes eran primeras espadas en el momento de su disputa; acaeció en competición, nada más y nada menos que en la primera mesa del famoso encuentro “URRS contra Resto del Mundo”; Larsen decide emplear la Apertura que lleva su nombre; las negras anulan con sencillez su estrategia y ganan en miniatura con entrega de piezas limpias.

Larsen – Spassky, Belgrado 1970
1.b3 e5 El movimiento inicial de las blancas ha sido reconocido como Apertura Larsen en honor del jugador que demostró en competición Magistral sus posibilidades dentro de lo que se conoce como juego Hipermoderno al ejercer un control del centro por medio de piezas. En algunas variantes muestra puntos en común con la Apertura Bird y también comparte sus defectos.
2.Ab2 Cc6 3.c4 Cf6 El tercer movimiento blanco convierte la posición en una Siciliana con colores invertidos.
4.Cf3 e4 Las blancas provocan el avance del peón central con idea de debilitar el centro negro.
5.Cd4 Ac5 6.Cxc6 dxc6 Hemos aquí como se pone entre paréntesis el Principio estratégico de llevar peones al centro. En este caso, en combinación con el peón e4, para ejercer presión insoportable sobre la casilla d3.
7.e3 Af5 8.Dc2 De7 9.Ae2 0–0–0 10.f4 Cg4! Las blancas buscan contrajuego dominando la casilla e5, pero esto debilita su flanco de rey.
11.g3 h5 No valía el enroque corto por múltiples amenazas como Txd2, seguido de temas en e3 entrada de dama en h4 etc. El avance negro h4 se nos va de las manos a todos.
12.h3 h4 Este otro avance negro, sólo es cosa de Spassky.
13.hxg hxg 14.Tg1 Th1 Y esta entrega de torre tras sacrificar una pieza ya es una divina Obra Maestra. Uno de los movimientos más bellos de la historia del ajedrez.
15.Txh1 g2 16.Tf1 Dh4+ Para las blancas Tg1 hubiera alargado el sufrimiento sin variar el resultado tras idéntica respuesta negra.
17.Rd1 gxf1=D+ Y las blancas abandonan ante el mate imparable.

La Inmortal Postal

La modalidad del Ajedrez Postal, dada su naturaleza paciente ha proporcionado al juego numerosas joyas a manos de ajedrecistas que en la competición viva nunca destacaron. Entre dichas joyas, sobresale la que se ha dado en denominar “La Inmortal Postal”, partida a la que no le falta de nada: jugadas extrañas; sacrificios de dama; coronaciones; y mate in extremis.
Su visionado puede aprovecharse para explicar cómo se jugaba a esta modalidad antes de la llegada de Internet.

Sundin, Karl Arvid – Andersson, Erik
Correspondencia 1964
1.e4 e6 2.d4 d5 3.Cc3 Ab4 4.e5 Dd7 5.Ad2 b6 6.f4 Ce7 7.Dg4 g6 8.Ab5 c6 9.Ad3 Aa6 10.Axa6 Cxa6 11.De2 Db7 12.Cf3 Tb8 13.Rf2 Axc3 14.bxc3 c5 15.Db5+ Cc6 16.Tab1 0–0 17.g4 Ca5 18.f5 Cc4 19.f6 Cc7 20.Db3 Dc6 21.Ah6 Tfc8 22.h4 a5 23.h5 a4 24.hxg6 fxg6 25.Cg5 axb3 26.f7+ Rh8 27.Cxh7 bxc2 28.Cf6 cxb1=D 29.f8=D+ 1–0

La Inmortal Peruana o la Importancia de conocer un Mate

El Conocimiento de los temas tácticos, sobre todo los procedimientos de mates títpicos, es primordial para el ajedrecista, por cuanto teniendo noción de los mismos estará en mejor disposición de advertirlos en caso de que aparezcan sobre el tablero. Ciertamente, es muy difícil que todos los temas tácticos se den en una misma partida y por supuesto, la mente ajedrezada no acude a un encuentro teniendo presente todos sus conocimientos y repasándolos uno por uno por si se ha dejado alguno en casa antes de salir como quién revisa si lleva consigo el dinero, el bonobús o las llaves. Esto no funciona así…

Es verdad que en celadas, transposiciones, elección de variantes, simplificaciones, tránsitos a un final favorable…el conocimiento del jugador guía su juego, mas, la mayor parte de temas tácticos aparecen en la partida de modo furtivo, sorpresivo, por oportunidad, despiste y por ello mismo es necesario que la mente esté despierta para captar de inmediato su presencia, sea para evitarlo sea para aprovecharlo. De ahí, que no baste con conocer un tema; que sea preciso entrenar de continuo mediante la resolución de ejercicios como el pianista que se sabe de memoria El Claro de luna, no descuida su ensayo antes del concierto.

Para ilustrar cuanto digo hoy traigo aquí una Miniatura de 14 movimientos, del Maestro peruano, Esteban Canal, quien al dominar los temas de la falsa clavada; la doble entrega de torre y el procedimiento del Mate Boden (Ir a Tipología de Mates) produjo para el ajedrez la denominada Inmortal Peruana.

Esteban Canal – N.N.
Budapest, 1934

1.e4 d5 2.exd5 Dxd5 3.Cc3 Da5 4.d4 c6 5.Cf3 Ag4 6.Af4 e6 7.h3 Axf3 8.Dxf3 Ab4 9.Ae2 Cd7 Sin entrar en detalle sobre algunos detalles de las líneas elegidas por las negras en la Defensa Escandinava que ha planteado, es evidente que las negras al no desarrollar su bando de rey, siquiera con la flexible y muy prudente Cf6, estaba marcando desde hace rato el intermitente de su derecha, es decir, anunciaba a bombo y platillo que tenía prisa por enrocar de largo, más de lo que lo hace ya un jugador que emplea la Escandinava. Pues bien…sucede que el enroque largo con el peón c levantado adopta una estructura que posibilita ideas entorno al denominado Mate Boden o Mate Tijeras.

10.a3 Este movimiento concede al negro la posibilidad de entrar de lleno en el error. Las negras entienden que su alfil está a salvo porque consideran al peón de torre clavado. De esta guisa, aprovechan su turno para enrocar de largo. Su tranquilidad es debida a desconocer el tema del Mate Boden y haberse olvidado del tema romántico de la entrega doble de torre en la primera fila, enseñanza que, por ejemplo, aparece en la Inmortal de Andersen (Ir a Partidas Inmortales).

10….- O-O-O 11.axb4 Dxa1+ 12.Rd2 Dxh1 Las negras deben creer que les han invitado a un banquete. Pero pronto comprobarán que su caso es el del Gallo Kirico, porque el Mate Boden está servido:

13.Dxc6+ bxc6 14.Aa6++ 1- 0

La Inmortal de las Tablas


Lo suyo es que tratándose de una Inmortal, la partida termine con una magnífica victoria pero nunca a costa de una vergonzosa derrota. Sin embargo, en ocasiones, este honor también puede ser concedido a una partida terminada en Tablas y de entre estas, la que se lo merece sin lugar a dudas en primer lugar es la disputada entre Carl Hamppe y Philipp Meitner en Viena, 1870.
Hacía tiempo que buscaba dar con este magnífico encuentro del que la vaga memoria guardaba un grato recuerdo de mis años de juventud cuando era todo un ajedrezómano en el Club de Portugalete. Pero mi búsqueda era a tientas, pues desconocía todo lo concerniente a la partída: lugar, torneo, rivales, año…sólo sabía del resultado y la maravilla de su juego.
Por suerte para mi, hace unos dias, investigando asuntos relacionados con la física divulgativa, trabajando la figura de Lise Meitner, salió a la luz que su padre era un fuerte jugador de ajedrez y ¡Tate! Al ver quien era dí con la partida que hoy les presento y que merece la pena muestren a los jóvenes como ejemplo de tablas luchadas y no las que acostumbramos a darnos de carpintero.
¡Disfruten de esta extraordinario empate!

Carl Hamppe – Philipp Meitner, Viena, 1870

1.e4 e5 2.Cc3 Aquí tenemos la Apertura Vienesa jugada en Viena.
2…Ac5 3.Ca4 Axf2+ Aquí tenemos un ejemplo de lo peligroso que puede resultar no hacer caso de las reglas del desarrollo que desencadena los acontecimientos.
4.Rxf2 Dh4+ 5.Re3 Df4+ 6.Rd3 d5 7.Rc3 Dxe4 8.Rb3 Ca6 9.a3 Dxa4+10.Rxa4 Cc5+ 11.Rb4 a5+ 12.Rxc5 Ce7 13.Ab5+ Rd8 14.Ac6 b6+ 15.Rb5 Cxc616.Rxc6 Ab7+ 17.Rb5 Aa6+ 18.Rc6 Ab7+
Y se firmaron Tablas.

La Inmortal Letona

LETONA
El Ajedrez por Correspondencia, al que debemos una entrada específica en TX, ha dado joyas del talento humano sobre el tablero en tiempos en que todavía era posible hacerlo sin el concurso de los cerebros de silicio. Una buena prueba de este talento postal que iba y venia en sacas de correos, lo representa sin nunguna duda, la magnífica partida que hoy presentamos en TX y que he hallado en la muy recomendable página Ajedrezdeataque.
El bautismo de la inmortal Letona obedece en esta ocasión al Gambito Letón empleado por las negras, cuya victoria es todo un homenaje al ajedrez espectacular, siempre y cuando se disfrute de su primer visionado dejando los comentarios para una segunda reproducción.

Morillo, Neptalí – Ortiz, Víctor Héctor
Correspondencia 1969
1. e4 e5 2. Cf3 f5 3. Ac4 fe4 4. Ce5 Cf6 5. Cf7 De7 6. Ch8 d5 7. Ae2 Cc6 8. Ah5 g6 9. Cg6 hg6 10. Ag6 Rd8 11. Ah5 Ce5 12. O-O Dh7 13. Ae2 Ad6 14. g3 Dh3 15. f3 Ceg4 16. fg4 Ag3 17. Tf2 Af2 18. Rf2 Dh2 19. Re3 Dg3 20. Rd4 c5 21. Rc5 Cd7 22. Rd4 De5 23. Re3 d4 24. Rf2 Dh2 25. Rf1 Ce5 26. Cc3 d3 27. cd3 Ag4 28. Ag4 Re7 29. Cd5 Rd6 30. Ce3 Tf8 31. Cf5 Tf5 Las blancas están perdidas ante la pérdida de dama o mate. 0-1