El pobre Moratinos traicionado por su Cuba y su Venezuela

Lo siento por Miguel Angel Moratinos. No prosperó su candidatura para la FAO. Desde que José Luis Rodríguez Zapatero le dio la patada sin conmiseración alguna del ministerio de exteriores, el bueno del diputado cordobés se ha currado la secretaría general de la Fao que no ha logrado por cuatro votos. Le ha ganado el brasileño Graziano da Lima. Brasil es mucho Brasil.

Lo raro del caso ha sido  el hecho de que, habiendo Moratinos llevado una entregada relación con los gobiernos de Cuba y Venezuela, estos le hayan pagado tan mal. Han votado a Brasil. Hoy seguramente estará arrepintiéndose de todas las entregas que en estos años ha hecho a estos dos regímenes. Sic transit gloriae mundi.

No ha sido la única faena. La gran faena Zapatero se la hizo a Moratinos cuando le disuadió de presentarse al puesto que hoy ostenta Margareth Ashton, la baronesa laborista que sin tener ni idea de política exterior es la Alta Comisionada para la política internacional de la Unión Europea. Moratinos lo hubiera hecho infinitamente mejor que la baronesa, que anda como un pulpo en un garaje y siempre se entera dos semanas después de cuando ocurren las cosas, pero en aquel entonces Zapatero quería al ex ministro cerca suyo, hasta que un buen día lo dejó marchar.

Y desde entonces exteriores no ha sido lo que era. Miguel Angel, “Curro” Moratinos, con todos sus viajes y sus querencias hacia populistas latinoamericanos fue un ministro aseado que sabía y tenía oficio. Lo que ha venido posteriormente ha sido el erial. No hay comunicación, solo viajes y asistencia a reuniones. Nada con sifón. La política exterior no existe.

Le acompaño en el sentimiento  en este momento a un terco ex ministro que creo lo hubiera hecho bien  como Secretario General de la FAO. Una pena.

Todo es bueno para el convento

Los diputados y senadores del PP, ante algo que haga referencia a Euzkadi en los debates de las Cortes, siguen las órdenes de Rajoy y no de Basagoiti, quien a pesar de ser un bocazas, pinta menos que Maximino en Haroi. Lo vimos en el Blindaje del Concierto, lo acabamos de ver en el cambio de la grafía de los nombres de los territorios vascos. Por su parte los diputados y senadores del PSE, hacen lo  mismo. Su jefe de filas es Toño Alonso y no Pastor. En verdad, poca diferencia.

Los únicos que barremos para casa somos los diputados y senadores del PNV. Es nuestro ámbito de actuación y  lo que queremos es  completar el Estatuto de Gernika, y por eso aprovechamos cualquier oportunidad legal. todo es legal,  para reforzar a Euzkadi. Nos eligen para ello. Y lo hacemos. A la menor oportunidad, chutamos a gol. Los que actúan ilegalmente son ellos que mantienen el estatuto sin cumplir, mientras UGT y CC.OO solo hablan del peligro de que rompamos  la Caja Única. No de cumplir la ley.

Pasó  el miércoles  22 de junio. El Pais lo titulaba así: ”El PNV logra arañar más poder para los sindicatos nacionalistas”. No decía para el PNV, sino para los sindicatos nacionalistas, es decir ELA y LAB. ¿Por que?. Hemos logrado en Madrid volver a la situación de 1994 cuando  conquistamos  con Felipe González crear los convenios autonómicos, para los que estaban excluidas materias de competencia estatal como la movilidad y la seguridad en el trabajo, entre otras. Pero ante la nueva negociación colectiva se pretendía que prevalecieran los convenios estatales. El PNV ha logrado manteniendo el pulso hasta el final y gracias a que Zapatero tiene el agua al cuello, logramos se eliminara  esa expresión que exige acuerdo  previo y en segundo lugar reducir el listado de materias excluidas de esos convenios autonómicos. Todo un éxito. No es un marco autónomo de relaciones laborales pero se le acerca. La partida de póker se ganó. Dijimos que  íbamos a votar negativamente y CIU se sumó al carro y, enterado el PP, los que se iban a abstener, cambiaron el voto al No. Se iba a armar y, en el último segundo del último minuto, cambió la cosa. Nosotros defendíamos Euzkadi. El PP que cayera el gobierno. CIU, se apunta a lo que sea. Y el acuerdo se logró. A Zapatero le pusieron a bajar de un burro y, a nosotros, a bajar del otro. Queríamos romper España.

Tan es así, que la caverna puso el grito en el cielo. ”Se rompe España”. La Razón clamaba en su editorial: El resultado del mercadeo no es baladí, pues el gobierno abrió un poco más la puerta de la desvertebración en las relaciones laborales al introducir un nuevo factor territorial al ya por si complejo marco de la negociación colectiva”. ”Es una amenaza a la unidad del mercado laboral” afirmó el experto español en Derecho del Trabajo Iñigo Sagardoy. En su opinión, hay otras dos derivadas del pacto PSOE-PNV ”Un mayor poder para los sindicatos autonómicos y un estímulo a que se firmen convenios de ámbito regional, que eran casi inexistentes hasta ahora”.

Podía seguir transcribiendo opiniones como éstas. La prensa madrileña estaba lleno de ellas.

Un acuerdo de estos debería haber sido recibidos en Euzkadi con cohetes, habida cuenta del cabreo estatal. Pues no. Los secretarios generales de ELA y LAB, al día siguiente nos pusieron a parir. En un acto celebrado en San Sebastián, ante unos 2.500 sindicalistas nos reprocharon  que no les hubiéramos consultado ni nos hubiéramos reunido con ellos. Encima de que nos hemos volcado para que ellos tengan el protagonismo que merecen nos dicen que todo esto es “de un déficit democrático y de una falta de respeto impresionante a los sindicatos que acreditan la mayoría de representación”. Aparte de que no es verdad ya que se ha hablado con ellos y nos hemos reunido con ellos, que por cierto son gente intratable y en la onda inamovible de la izquierda abertzale, se fijan en las formas y no en el contenido logrado. Como Bildu que han podido presentarse a las elecciones  gracias a un pulso a Zapatero del PNV y, aparte de no dar ni las gracias, nos quitan tres ayuntamientos en los que habíamos ganado. Y ahora dicen que quieren que Zapatero termine su legislatura el año que viene  y que apoyemos  al presidente socialista. El colmo del doble lenguaje y del doble juego.

Es decir, el PNV es el pushing pol para esta gente. Hagas lo que hagas jamás estarán contentos y jamás reconocerán nada. Como los adolescentes. Gentes con muchos complejos, exceso de ideología y falta de sindéresis. Una pena que jueguen a  tan corto plazo. Desde luego no tienen una mínima visión de la jugada y si una muy corta visión del país. Gente o muy obtusa o gente muy mal intencionada.

“La abstención del PNV (no fue un voto a favor)  supone un fraude a los trabajadores de Euskal Herria (el complejo de los de LAB con el nombrecito) porque no se puede decir que se ha garantizado  el ámbito vasco de negociación  colectiva” decía Ainhoa Etxaide. Pues si  maja, si. A ver si tu con las pocas cartas que teníamos hubieras hecho más.

El voto útil en Madrid no es el que se le da a los socialistas ni a los populares ni a los de Bildu. El voto útil para los vascos sigue siendo el PNV. Es el único partido que barre para casa y cree que todo es bueno para el convento. Vasco, por supuesto. Ojalá en Galicia el Bloque tuviera más fuerza. Ladran Sancho, señal que cabalgamos

500 Años del Consulado de Bilbao

Hoy viernes, he estado a las doce en el Arriaga. La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Bilbao celebraba  el quinientos aniversario  del Consulado de Bilbao nombrando cinco Cónsules.

Detrás nuestro en el teatro, Josu Urrutia. Al lado, Iñaki Azua, cónsul honorario de México. Delante, familiares de los nuevos cónsules y de los ya nombrados. Me hizo ilusión saludar a Antón Madariaga, Adrian Celaya, Rafael Ossa Etxaburu, José Ignacio Berroeta,…

Acto sobrio. Intervención musical de la Coral de Bilbao. Corres Abasolo, el presidente de la Cámara actuaba como Prior del Consulado. El primero a nombrar Joaquin Almunia. Ha  hecho un buen discurso sin papeles. Se notaba se había leído la historia del Consulado. Ha contado su primer trabajo en Bruselas enviado por Pedro Guzmán. Y su visita a la plaza del Consulado en Brujas. Y lo ha unido a Europa. Aquella gente hace quinientos años, internacionalizó el comercio bilbaino. Tipos europeos.

El segundo ha sido Alejandro Aznar. Ha contado la historia  empresarial familiar. No de forma muy completa. Su abuelo, primo de los Sota, se quedó con la naviera Sota y Aznar y le cambiaron los nombres a los barcos. De los famosos Mendis a Monte…

El tercero ha sido Ignacio Etxeberria Monteberria. Fue diputado por el PNV por Gipuzkoa y Bizkaia. Y presidente de la Cámara doce años. Muy católico y buena gente.Viajamos a Roma en 1998 para que el Ppapa nos recibiera en El vaticano.No lo hizo. El cuarto ha sido Mario Fernández. Como Almunia, un discurso sin papeles. Tipo brillante. Y ha cerrado Miguel Zugaza, director de El Prado. Ha tenido el gesto de nombrar a Bidarte. Buen tipo. Allí estaba su padre Leopoldo, un erudito, y toda su familia. Gente sólida. Leopoldo es un devoto de José Antonio Aguirre.

La comida ha sido en La Bilbaina a las tres ya que Patxi López tenía otros compromisos y hemos tenido que esperarle. Menú  casero. Menestra y pescado. Sin alarde.La crisis. Y palabras de Corres y el Lehendakari. Recuerdo de la historia del Consulado y de los Códigos de Comercio de 17 y repúblicas iberoamericanas. He hablado con Adrian Celaya de ésto. Ojalá se hiciera un comic y un audiovisual con esta historia tan singular de la gente emprendedora de  aquel Bilbao. Los  bilbaínos de hoy no tienen ni idea de esta brillante historia. Y le he preguntado a Ibon Areso si El Consulado de Bilbao tiene una calle en la Villa. No sabía. Hubo aquel barco que se hundió en la riada de 1983. Y los quinientos años requerirían una calle. Ni se lo propongo a Azkuna. Pero una historia como esa debería tener un reflejo en la Villa. Es una historia hermosa.

El acto sobrio y ajustado. Solo hemos echado en falta la presencia de la mujer. Hay bilbainas emprendedores que requieren un consulado. Y han sido los viejos cónsules quienes más han pedido el otorgamiento de este título a la mujer. El año que viene, seguro que ésta anomalía se subsana.

He hablado después con Almunia. Fuimos compañeros en la Junta de Portavoces muchos años. Me ha reclamado el republicanismo de forma amistosa y yo a él que nombrara a Juan la Loca. Le he dicho que con él para rato conseguiríamos lo que hemos conseguido en esta agónica legislatura de Zapatero. Ha sido una conversación interesante. Fue ministro de trabajo y de Administraciones Públicas. Y portavoz y secretario general del PSOE. Vivió en el Campo de Volantín y se acordaba de los magnolios de la casa. Y le encanta la Plaza Albia. El, que conoce todo el mundo, le parece la plaza Albia una plaza fantástica.

Ha sido un acto importante. Le ha faltado algo de glamour. Era el viejo Bilbao recordando su historia. Lamento  que una fecha tan redonda y tan importante no tenga mayor traca. Pero la vida es así. De todas formas felicito a los organizadores.