¡Reforma de Estatutos decepcionante!

Oportunidad perdida. Teníamos muchas esperanzas que esta reforma de Estatutos que el Club ha acometido por medio de la Comisión, y que mañana se va a votar en la Asamblea Extraordinaria del Athletic, fuese para conseguir unos estatutos acordes al siglo XXI en el que nos encontramos pero… todo se ha quedado en agua de borrajas. El conjunto no me gusta y me parece, repito, una oportunidad perdida enorme. Hablaban de estatutos modernos, de estatutos participativos,… pero… nada más lejos de la realidad, como se demuestra con mis siguientes comentarios.

Una Asamblea anterior (Foto: Deia)
Una Asamblea anterior (Foto: Deia)

No me parece comprensible que la buena intención de utilizar más la telemática para el buen funcionamiento del Club, no la plasmen en cosas concretas, que aumentarían la participación del socio en el funcionamiento de su Club. Sólo aparece cuando se establece que el socio podrá utilizar la web del Club (con código de socio y número Pin) para avalar a los compromisarios que quieran serlo, pero no para avalar a la candidatura que se quiera presentar a Presidente y Junta Directiva del Club. Incomprensible. Para los compromisarios sí, pero para avalar la candidatura a Presidente y Junta Directiva no. Pretenden que 1.300 personas (más o menos) vayan a Ibaigane en 7 días naturales, a apoyar una candidatura a Presidente y a Junta Directiva. Conclusión: ya sabemos todos quiénes van a conseguir, a toque de corneta, que se avale a una candidatura de semejante forma. ¿Por qué nos impiden avalarlo, a los socios de a pie, por medio de la Web del Club o de emails?

Los estatutos permiten que los socios introduzcan algún punto a tratar en el orden del día de la Asamblea con el apoyo de un tanto por ciento determinado de socios o de compromisarios, así como convocar Asambleas, o mociones de censura, pero ¿Por qué no permiten que se utilicen los sistemas telemáticos para que el socio exprese su voluntad, para adherirse a dichas propuestas? Sin utilizar la web, o los emails conseguir los apoyos necesarios es de nuevo imposible. De nuevo la posibilidad se queda sólo al alcance de grupos organizados, muy muy organizados. Y no al alcance de todos los socios, como debería de ser.

Los estatutos vuelven a incluir la posibilidad de que el socio solicite información al Club sobre asuntos del Orden del Día de la Asamblea (a contestar en la misma), si esta información no daña los intereses del Club. Este punto, repito, ya estaba, y doy fe, porque lo he intentado, que es papel mojado, ya que cuando se ha solicitado información no se ha dado. La anterior Junta no contestaba a nada, la Junta actual contesta algo más, pero siempre quedan preguntas que olvidan u omiten, como por ejemplo el número de bajas y de altas anuales de socios (información que desde luego no es perjudicial, y que no la han dado cuando se les ha solicitado). Sobre esto se les ha hecho la propuesta, de introducir en los estatutos el que si no contestan a las preguntas, por lo menos, que exista la obligatoriedad de decir el motivo de no contestar. No lo han hecho. ¿Por qué?

¿Por qué no se ha regulado la obligación de que los Puntos del Orden del Día que hacen referencias a competencias de la Asamblea, se voten separadamente, impidiendo por ejemplo, que se sigan votando las Cuentas y La Gestión conjuntamente? De hecho el aprobar la Gestión de la Junta Directiva  y las Cuentas son unas de las competencias de la Asamblea pero… si se trata así, de nuevo son unas competencias no reales, ya que no se pueden votar separadamente. Por no comentar que el contador, actualmente Alberto Uribe-Etxevarría, todas las Asambleas ha incumplido los Estatutos al tratar el tema de las Cuentas y los Presupuestos del año siguiente de manera conjunta, cuando los estatutos actuales y la propuestas especifican que hay que tratarlo de modo separado. ¿Reformamos los estatutos y seguimos poniendo algo que sabemos seguro que vamos a incumplir? No tiene ningún sentido.

Por todo esto y por mucho más (un voto por correo complicadísimo, el limitar el mandato de los Presidentes y las Juntas Directivas, el no introducir la Asamblea Universal, o el limitar el número de compromisarios,… ) no puedo dar por buena esta reforma de Estatutos. Por ello, como compromisaria que soy, voy a votar que NO.

Eso sí, me gustaría agradecer a la Comisión redactora de los Estatutos su enorme trabajo, su esfuerzo gratuito y desinteresado por su Club, nuestro Club, con el desgaste que ello conlleva. Por eso mismo, en el supuesto de que saliese el NO, me permito solicitarles que, por favor, siguiesen alargando su esfuerzo, porque con la base de lo hecho, y con una mayor participación de los socios y compromisarios (que a la postre van a ser los que den su SÍ o su NO a la propuesta) se puede llegar a un consenso, y a unos Estatutos del siglo XXI.

Gracias a la Junta Directiva por reconsiderar lo de los afectados

La semana pasada tras la Asamblea Extraordinaria de compromisarios, decidí escribir el comentario ¿Y los “afectados de San Mamés qué?, en el que decía lo que les ocurría a más de 6.000 socios que se habían quedado sin localidad en el campo nuevo: por cuestiones de no existir equivalencia en la nueva huella, por desaparecer unas filas, por haber vomitorios en algunas zonas, etc… Socios que pasaban a la lista cero, pero sin la posibilidad de agruparse en esta lista preferente, siendo de ese modo muy posible que gente que estaba junta desde hace muchísimos años, quizá dejase de estarlo.

Rectificar es de sabios

Ayer al mediodía el Club publicó en su página web una nota  en la que hace unos cambios con respecto a lo que inicialmente habían decidido, sobre lo arriba mencionado. Se dice que “De sabios es rectificar”, y la Junta así lo ha hecho. Por tanto, no tengo otra cosa que hacer, que desde estas mismas líneas agradecerles dicho cambio, ya que han tenido en cuenta todas esas voces que  se habían levantado pidiendo más flexibilidad en este tema, que a tanta gente afectaba. Así que supongo que esos más de 6.000 afectados estarán contentos porque podrán seguir sentándose juntos, si lo están actualmente y si así lo desean.

También imagino que alguno querrá ver en esto un síntoma de debilidad por parte de los directivos y así lo criticará. Yo desde luego no lo veo como una debilidad sino como una fortaleza. La Directiva ha presentado su proyecto (en principio, inamovible). Muchos socios se han visto afectados de una u otra manera y han hecho sus peticiones. La Junta ha considerado que una de esas peticiones era válida y a pesar de que a algunos les pueda parecer mal el cambio de rumbo, ellos han introducido el cambio por el bien del proceso.  Decisión que les honra y  agradezco.

Así mismo también quiero agradecer que haya habido una disculpa desde el Club en referencia a la respuesta que dio el presidente Josu Urrutia en el Euskalduna a los compromisarios (a mí entre otros), sobre que no había que mirarse al ombligo planteando casos individuales. Como critiqué dicha respuesta, ahora publicito las disculpas, para que todo aquel que se sintió ofendido por dichas palabras sepa que ha habido un arrepentimiento. Como ya dije en mis comentarios anteriores: “Un borrón lo tiene cualquiera” Así que, por supuesto, disculpas aceptadas. Y, otra vez, gracias.

¿Y los “afectados” de San Mamés qué?

Esta mañana he leído prensa deportiva variada y prácticamente todos coinciden en que ha sido un triunfo de esta nueva directiva el sacar adelante las cuotas de una manera tan holgada, y ……. punto final. Algún audaz comenta algo sobre “los afectados”, pero sin entrar en profundidades, no se vayan a mojar.

Pueden cambiar de opinión

Voy a empezar explicando quiénes son “los afectados”. Son socios, como los demás, con la diferencia que su localidad por algún motivo no tiene equivalencia en el campo nuevo: bien porque su fila ha desaparecido, bien porque les coincide con alguno de los 50 vomitorios que habrá en las tribunas altas, o por otras coincidencias  o por otros motivos. Por tanto, no tienen en la primera adjudicación sitio dentro del campo.

Este grupo  son según se dijo ayer en la asamblea de compromisarios unos 6.000, es decir, el 15% del total de socios. Algunos ya saben que lo son, por las filas que ocupan. Otros, sin embargo, quizás tú que me lees, quizá yo, quizá tus amigos, quizá el que se sienta a tu lado, quizá… cualquiera, todavía no lo sabe y se va a enterar mañana. ¡¡SORPRESA!! “Los afectados” pasarán a formar parte de la lista cero, pero… sin posibilidad de agruparse. Repito: “SIN POSIBILIDAD DE AGRUPARSE. Ellos elegirán asiento por antigüedad, lo que está bien pero… el problema surge que si no os dejan agruparos, quizá tú y tu mujer, tú y tu hijo, tú y tu amigo,… que lleváis juntos en ese sitio (muchísimos años), cada uno va a elegir independientemente e igual no encontráis sitio ni con la compañía que tenías ya, ni en la tribuna o zona en la que estabas. Tú eliges con una antigüedad de 30 años y tu hijo con una de 5, pero… igual no estáis juntos. Sobre este tema desde el estrado ayer en el Euskalduna Javier Aldazabal y Alberto Uribe-Etxebarria dijeron cosas contradictorias. Al final Alberto reconoció que se había confundido, que no se pueden hacer agrupaciones en esta lista cero. Es decir, la lógica a Alberto le llevó a “confundirse” y decir que se podían hacer agrupaciones.

Teniendo en cuenta que son “afectados”, socios, pero “afectados”, ¡qué menos que dejarles que se agrupen por antigüedad! Además hay que tener en cuenta que quizá ni siquiera van a encontrar sitio en la zona en la que estaban (Javier comentó que esto le ocurriría a un 10% de esas 6000, que al final tendrían que cambiar de localidad).

Ayer, salí a defender esto que he comentado en la Asamblea de compromisarios, junto a la posibilidad de retrasar la posible elección de otra localidad, hasta una vez que ya esté el campo hecho. Yo si compro una casa prefiero comprarla in situ, antes que en plano. La propuesta es que en septiembre de este año nos sentemos en la localidad que nos haya tocado por equivalencia, estemos ahí un mes, dos… y ya visto el campo, escaleras, ascensores, distancia al césped,… pasar a la elección pero pudiendo optar o elegir con conocimiento de causa. Cualquiera prefiere elegir una localidad después de vista.

Estas dos fueron mis sugerencias. La respuesta que me dio anoche el presidente fue realmente llamativa… no tengo las palabras exactas pero sí dijo que “teníamos que dejar de mirarnos el ombligo”, y olvidarnos de casos individuales… No le voy a contestar, porque no creo que merezca la pena. Pero sí quiero preguntar a los que leen y escuchan este comentario, si lo que plantee ayer en el Euskalduna (la primera propuesta afecta a 6000 socios y la segunda afecta a todos los socios, incluidos berrias) lo consideran casos individuales.

Para acabar decir, que como soy optimista por naturaleza, creo que lo de “los afectados” esta Junta Directiva lo va a tener en cuenta, va a cambiar de opinión y se van a poder agrupar por antigüedad. ¡Qué así sea!

 

 

 

¿Y el derbi?

         Es curioso lo que está ocurriendo este año. Este próximo domingo tenemos un partido contra la Real en San Mamés y yo a muy pocos, por no decir a nadie le oigo nada sobre él. Y si he oído algo ha sido precisamente el comentario de…  “viene la Real y nadie habla de ella”. Eso sí, le he leído a uno de la otra orilla y escribe que aunque en Bilbao lo queramos disimular para nosotros también éste es el partido del año ¿?. Francamente, este año, cualquier espectador imparcial que asome por aquí, diría que o en el Botxo somos unos actores geniales o que este fin de semana no se juega dicho derbi, que es una broma de los guipuzcoanos.

Athletic y Real disputarán un nuevo derbi, el número 65 de la historia liguera en San Mamés, este domingo, 4 de marzo.

         Así que una de dos, o no le damos importancia al partido o tenemos otras cosas en la mente. En mi caso es una mezcla de ambos factores. El de la Real me parece un partido como otro cualquiera y he tenido y tengo otras cosas en la cabeza. Algunas como las siguientes: En principio el Manchester es mucho equipo, más que de sobra para hacerle sombra a la Real, y la ilusión que se ha extendido es enorme. Bueno, ilusión y agobio. Entradas, viajes, dificultad de conseguir ambos, críticas arbitrarias por cosas que iban a pasar y que no han pasado, colas demenciales y al final absurdas porque todo el que ha querido ha sacado billete, psicosis y nervios de todos los que querían o quieren viajar al “teatro de los sueños”.

       En segundo lugar la Asamblea General Extraordinaria que se ha saldado sin sobresaltos, con la reforma de Estatutos obligada llevada a buen término: con el sí a introducirnos en una nueva reforma de Estatutos, necesaria y deseada; con la elección de los dos miembros que comprondrán la comisión de reforma por parte de la Asamblea (Gontzal Séver y Francisco Javier Cano) y descubrir que entre los dos miembros elegidos por la Junta estaba Mónica Durango (ex secretaria de la Junta anterior).

      Conclusión: Mucho tema como para acordarme del derbi. Eso sí, el domingo a las 16:00 h. a tope a animar al equipo, para conseguir otros nuevos 3 puntos.

Agradecimiento a la Junta Directiva del Athletic

Aprovecho estas líneas para agradecer desde aquí a la directiva lo hecho en las últimas horas, con respecto a la adaptación de los Estatutos del Club. Y para explicarlo mejor remito a los lectores a mi entrada anterior (Reunión explicativa en Ibaigane sobre la próxima Asamblea) en la que comenté, que hubo la semana pasada una reunión en Ibaigane con los compromisarios, convocada por el Athletic, para explicar, entre otras cosas, los cambios que se han introducido en los actuales Estatutos del Club, para adaptarlos al nuevo Decreto de Clubes Deportivos, adaptación obligatoria y que se debe realizar antes del próximo 13 de julio.

 Así mismo indiqué que en ella hubo un intercambio de impresiones entre sobre uno de los artículos que se había reformulado, ante el cual la directiva quedó que se estudiaría para ver si era posible dejarlo como estaba, que era lo que querían los compromisarios, o ver si se podía redactar de otra manera.

 Acabo de comprobar en el Txoko de los socios que se ha producido lo prometido, incluyendo de nuevo las palabras originales, es decir, ““No obstante, las votaciones deberán ser necesariamente secretas, si lo solicita un 20% del total de los socios compromisarios presentes en la Asamblea,…”. Desapareciendo así el “podrán ser” que no gustaba a algunos de los compromisarios.

Por ello, de nuevo, reitero mi mayor agradecimiento a la Junta Directiva, por tener en cuenta las opiniones de los socios, algo a lo que no estábamos muy acostumbrados. Muchas gracias.