Sí se anima en San Mamés, si…

Hace solo 4 días que una parte del público de San Mamés pidió qué Cuco  Ziganda se fuese del equipo.

De Marcos celebra su buen gol (Foto: EFE)

No fue un grito mayoritatio pero sí más extendido de lo normal. Y eso que se ganó el partido. 4 días después, el equipo sale de La Catedral entre aplausos, a pesar de haber perdido dos puntos, pues solo se ha consiguido el empate, eso sí, frente al Valencia, cuarto clasificado de esta Liga y un muy buen equipo. Aplausos finales que venían precedidos durante prácticamente todo el segundo tiempo de ánimos y cánticos repetitivos para intentar arengar a nuestros chavales. Y a lo que voy, con el título es precisamente a esto. En cuanto el equipo hace un poco de juego, en cuanto nos ofrecen dos jugadas de ataque seguidas, nos venimos todos arriba y se anima bastante más de lo que es normal desde que nos hemos trasladado de casa. Llevamos una temporada infame y en poco tiempo hemos pasado de pedir la cabeza del entrenador, a animar bastante. ¿Contradictorio? No. Simplemente yo lo veo como una respuesta a lo que ofrecen los jugadores. Sí el equipo da o juega, la afición se entrega de forma clara. Si no, sólo animan los de siempre. No es que me guste, pero es lo que hay. Y mientras no se consiga arreglar lo de la grada de animación en una esquina… habrá que rezar para que los jugadores jueguen algo, y así el público responderá.

En que el público se anime también influye el árbitro y como ayer Luis Manzano fue un auténtico desastre, con ello aportó su granito de arena a la animación. Del programa Cuarto Milenio es que el 3 del Valencia no se fuese a su casa con tarjeta. ¡Qué manera y variedad de repartir! Por bajo, por alto, en carrera, en parado defendiendo, atacando… una máquina el tío. Y sus compañeros no le iban a la zaga… De hecho, tres de los nuestros acabaron sangrando. Y ¡sólo les sacó dos tarjetas! Gil Manzano eres muy malo, e incluso diría que malvado, porque la falta que pitas a favor del Athletic, cortando un contrataque de Iñaki Williams pareció hecho a bastante mala idea. Harta estoy. Pero gracias árbitro por hacer que San Mamés anime más. Toda ayuda es poca.

Para acabar decir que el mejor partido del Athletic este año hizo que volviese la comunión entre el equipo y la grada. Bienvenido sea y como no va a ser la última vez que ocurra, el Athletic con más juego y más apoyo va a ir hacia arriba seguro.

¡Aúpa Athletic!

Arbitraje horroroso contra el Athletic

Voy a aprovechar el título de un libro de Gabriel García Márquez para hablar del partido contra el Sporting.

Del Cerro Grande te has lucido (Foto: La Liga)
Del Cerro Grande te has lucido (Foto: La Liga)
“Crónica de un arbitraje horroroso anunciado”. Desde el mismo momento que acabó el partido Granada Sporting esta semana y Abelardo, entrenador de los sportinguistas, largó de lo lindo por el arbitraje perjudicial que tuvieron, solicitando que el Molinón contra el Athletic, fuese una olla a presión, ya supimos todos lo que iba a ocurrir. ¿A que lo sabíamos? Sí. No hacía falta ser muy listo para imaginarlo. Estábamos avisados. Aparecía en todos los periódicos, se dijo en todas las radios: “¡Cuidado que se han quejado de los árbitros!” Lo más triste de todo es que a los árbitros les debe dar igual. Fíjate que entre todos los trencillas Del Cerro Grande no me parece de los peores, pero ayer dio igual. ¡Qué desastre! No dio una a derechas o ¿no quiso dar una a derechas? Y casualidad, todos los errores fueron a favor del Sporting. Bueno no. En el primer minuto de partido pitaron contra el Sporting un fuera de juego alucinante porque el jugador estaba así como 5 metros en su campo. Increíble. A partir de ahí… todo a su favor. No tenía el gusto de conocer a Vranjes, el lateral derecho. Madre mía. Empezó el recital con una entrada sobre Laporte en la que además de darle, hace la tijera, lo que convierte la entrada en peligrosa. Debería haber sido tarjeta. Sólo pitó falta. En otro lance, otra vez Vranges, saltó a por el balón clavándole la rodilla en la espalda a Muniain, al que vio perfectamente. Ni tarjeta ni falta. Sigo. Derribó por detras, el mismo jugador, a Muniain. Esta vez falta y, por fin, tarjeta. Seguimos en el primer tiempo, y con el mismo fenómeno. El balón le llegaba en el área a Aduriz y le derribó cometiendo un penalti clarísimo. Ni tarjeta ni penalti. Vranges no debía haber acabado el primer tiempo. Si esto fuese poco, en el segundo tiempo, sacó dos tarjetas a Laporte, que ya dijo Valverde que las iban a recurrir y seguro, seguro que se las quitan. Si el Comité tiene un poco de vergüenza no va ni a dudar, porque de verdad, ¡qué tarjetas! La primera tocó con la mano al jugador contrario. Tocar. Pero es que en la segunda, Aymeric se apartó y ni siquiera rozó a Halivovic. No importó, segunda tarjeta y expulsión. Y así el Athletic durante 15 minutos a matarse a correr para que no pudiesen remontar. Más cosas, porque el recital no acabó con todo lo mencionado. Codazo a Etxeita en la cara. Ni falta ni tarjeta… Y no sé qué más porque seguro que me dejo algo. ¡Cómo es posible hacerlo tan mal! El enfado no se me quita fácilmente porque este año es un auténtico despropósito el tema arbitral contra el Athletic. Un horror tras otro seguido. Y ayer no nos supuso puntos porque nuestros chicos fueron infinitamente superiores a ellos. Pero si no hubiese sido así te hubieses quedado con cara de idiota como nos ocurre habitualmente. Entre los equipos no hay tantas diferencias y cualquier pequeño detalle arbitral te puede destrozar el partido. Nosotros no nos debemos quejar bien porque a nosotros no nos vale. No recuerdo ni un solo partido en el que en el conjunto nos hayan beneficiado. Pido yo también respeto para el Athletic, pero no para que me den. Sólo para que no que quiten. Porque ya está bien. Porque estamos hartos. Porque esto es una vergüenza. Y vuelvo a repetir, vuelvo a solicitar a la Junta Directiva, al Presidente del Athletic que hagan algo. Que protesten. Que manden vídeos. Lo que sea, pero algo. Por favor. Ya sé que todo esto ya lo he escrito antes, pero la paciencia tiene un límite y aunque no sirva más que para desahogarse, permitidme que lo haga.
Por último, mencionar los golazos de Beñat y De Marcos, que hemos adelantado al Celta y estamos en puestos UEFA, y recordar que ahora llegamos al momento crucial de la temporada. Esta semana llega el Valencia en la Europa League, a La Catedral. Sin confianzas y con seriedad a jugar como todos los partidos. ¡A por ellos y aúpa Athletic!

Pobre imagen del Athletic contra el Betis

Necesitábamos los 3 puntos para seguir manteniendo la renta de Champions, era fundamental. Así que objetivo cumplido. Eso sí, si hay que analizar el modo en que se han conseguido ahí ya hay que poner unas cuantas pegas más. Para empezar hay que hablar del árbitro, Gil Manzano, que desde luego esta vez nos ha favorecido de lo lindo.

Protagonistas: Gil Manzano e Iker
Protagonistas: Gil Manzano e Iker (Foto: El Correo)

Si lo digo cuando es lo contrario también lo tengo que decir cuando es a favor. Ha sido uno de los máximos protagonistas del partido con tres decisiones muy favorables al Athletic y contrarias al Betis. Dos de ellas en el intervalo de un minuto que ya han dejado bastante tocado al equipo sevillano. Balenziaga pisa a Ruben Castro en el área, y quizá éste por exagerar la caída, consigue que le saquen una tarjeta y que no se pite la pena máxima, para mí clara. En la siguiente jugada, Kike Sola que se inventa una jugada perfecta yéndose por la banda del defensor. Se adentra hacia el área en una maniobra milimétrica, cruzándose por delante de Perquis, con lo que éste quiera o no quiera, le hace falta. El árbitro estaba encima, a un metro, y ha pitado penalti. A mí en vivo también me lo ha parecido, pero tras muchas repeticiones da la sensación de que es fuera. Pero… Penalti y gol de Muniain (buf… ¡qué susto que Adán casi lo para con el pie! y ¡qué alivio que no haya sido así!). Vamos, pasar del 1-0 posible, con un jugador menos del Athletic por la, también posible, expulsión de Mikel, al 0-1, gracias a un penalti que no era tal, por ser una falta fuera del área. Además en el segundo tiempo un balón del Betis que iba a gol parece que Balenziaga lo saca con la mano. Y entre medio, por si fuese poco, dos expulsados béticos, eso si, bien expulsados (aunque una de las tarjetas de Lolo es por protestar el penalti no señalado). Vamos, que por primera vez en toda la temporada nos han favorecido de una manera clara y visible. Eso sí, para mí el gol de Kike Sola sí que era válido porque parece que está en línea con uno de los defensores, por lo que no era fuera de juego. Así que mal anulado. ¿A éste le meterán a la nevera? ¿O sólo meten a los que sacan rojas al Real Madrid o a Cristiano Ronaldo?

Otro protagonista positivo del partido ha sido Guillermo que sólo ha tardado 30 segundos entre que ha saltado al campo y [Enlace roto.]. Su primer gol en Primera. Perfecto en ejecución porque se separa del defensa para tener espacio, quedándose sólo y dando la suficiente fuerza y colocación a un balón, que llegaba suave, para que fuese a donde no estaba el portero. Enhorabuena. Así mismo, en lo poco que ha estado en el campo, ha puesto otro balón buenísimo, de gol, a centro desde la derecha. Muy bien por el delantero.

Todo lo demás del partido creo que es negativo. El Athletic cuando el Betis estaba con 9 jugadores daba un poco de pena porque era incapaz de combinar una sola jugada de peligro, y sí era capaz de permitir a los rivales que las generaran a pesar de la manifiesta inferioridad. Daba la sensación de que el Betis en un balón parado iba a conseguir empatar la contienda, y así lo ha reconocido Valverde. Los jugadores parecían temerosos de que eso ocurriera y no daban con la tecla de un ataque claro. Se perdían balones absurdos dando vida a los verdiblancos (que estaban más muertos que vivos). Sólo hemos respirado tras el gol de Guillermo. Ahora a pensar cómo es posible que haya ocurrido esto contra el colista, que venía de jugar el jueves, y sobre todo, estando éste con 9 jugadores. Sacar conclusiones, ver errores e intentar que no vuelvan a ocurrir porque llevamos ya tres últimos partidos bastante parecidos. Pero eso sí, todo desde la cuarta plaza y sacando todavía 4 puntos al inmediatamente perseguidor, la Real Sociedad, que viene pisando muy fuerte. Por tanto, a ponerse las pilas y… ¡A por el Granada!