Unai Simón se consolida

Curiosamente de mis últimos cuatro comentarios escritos en este blog, tres tienen como protagonista a porteros del Athletic. Y no siempre es el mismo, sino que han sido tres porteros distintos.

Unai parando (Foto: Javier Zorrilla, EFE)
Desde que Valverde decidió alternar en la portería a los tres cancerberos de los que disponía, ¡enorme sorpresa para todos!, no hemos salido de una, para inmediatamente entrar en otra. Eso sí, en todas con un factor común, que el que se planta en la portería rojiblanca lo hace realmente bien, por lo que podemos concluir que Lezama es una gran factoría de porteros. De todas formas, no estaría nada mal que se acabasen los sobresaltos.
Mi amigo Miguel Ángel Puente comentó ayer en un tweet qué Unai Simón debería invitar a comer a Remiro y a sus representantes, como agradecimiemto, y estoy totalmente de acuerdo con la broma, porque el favor que le han hecho ha sido monumental. Nada menos que la oportunidad de debutar en Primera… , después de pensar que su sitio estaba en Elche de cedido. Eso sí, una vez recibido el favor, él ha sido el que se lo ha currado y ha demostrado que puede ser su puesto en propiedad, a base de paradas. Muy buenas paradas. Pocas, pero convincentes y encima en el mejor escenario posible, la Catedral, y contra el Real Madrid. Les avinagró el sábado haciendo que perdieran dos puntos. No sabían ni que teníamos portero y ahora resulta que todos saben hasta su nombre.
Ay… Remiro, Remiro,… has tenido un poquito de mala suerte, como también ha tenido mala suerte Iago, con su lesión. Seguramente hubiese sido titular… pero… toda la buena suerte ha sido para Unai.
Ahora sólo falta ver cómo discurre todo. Aunque tal y como está jugando el cachorro, y aunque renueve Alex (¡ojalá!), a ver quién es el guapo que le quita el puesto.
De nuevo puedo acabar diciendo… que… ¡bendito problema el tener unos porteros tan buenos!
Y para acabar, tengo que alabar el trabajo coral de todo el equipo el sábado ante un Real Madrid, superado por momentos pero con una calidad enorme individual, que jugador por jugador dan sopas con honda a los nuestros. Pero… no pudieron mas que empatar… ni siquiera con la labor de zapa del árbitro, sobre todo en el segundo tiempo. ¡Grandes, leones! Y…
¡Aupa Athletic!

San Mamés ovaciona a Puyol y a Joaquín

La catedral este fin de semana ha vuelto a demostrar que está con los buenos jugadores.

Puyol junto a Iribar (Foto: Athletic Club)
En este caso los ovacionados han sido Puyol y Joaquín. El primero de ellos al recibir el premio One Club Man que por cuarto año consecutivo entrega el Athletic a un jugador qe haya destacado y pertenecido siempre a un mismo club. Premio que es un acierto de esta Directiva porque sirve también además de para premiar una fidelidad, algo fundamental en nuestra filosofía, para extender o ampliar el radio de acción en el que se nombra a nuestro club. Los anteriores premiados han sido Matt Le Tissier, Sepp Maier y Paolo Maldini. Esta vez el elegido ha sido un catalán Carles Puyol que lo tenía bien merecido y así lo demostró el público de San Mamés con su enorme ovación. Además de aplaudirle muchísimo, me emocioné. Me gustó que en el vídeo que pusieron al inicio del homenaje, (vídeo de Athletic TV) apareciese el momento en que Xavi y él, al dar la vuelta de honor tras ganarnos la Copa del Rey en Valencia, sacaron la ikurriña y la bandera del Athletic, mientras nos aplaudían. Gran detalle por su parte. Algunos que discutían el darle el premio a él decían que es más fácil quedarse en un club como el Barça en donde se ganan títulos. Que era más genuino el premio a Le Tissier… Pues igual sí pero… es muy difícil siempre encontrar alguien como Matt, asi que a mí dárselo a Puyol me parece perfecto. Y tampoco me importaría dárselo a Xabi Prieto, que este año se retira tras pasar toda su carrera en la Real, porque lo merece igual que los otros.

Joaquín devuelve los aplausos al público (Foto: la Liga)
Sobre Joaquín decir que en el descanso del partido me preguntó mi hija que por qué se le tiene cariño a este jugador bético. Le contesté que supongo que será por su calidad, por su simpatía y por los años que lleva en la élite. Además de porque siempre ha sido un jugador noble en el campo y nada marrullero. Añadí que si le cambiaban en el segundo tiempo seguramente saldría ovacionado. Y, efectivamente, así fue. Una ovación casi tan grande como la que se llevó Puyol. Grande y merecida. Él salió encantado y así lo ha dicho, tras el partido, en las redes sociales. Siempre ha hablado bien de San Mamés y en esta situación no podía ser menos. San Mamés dictó sentencia como muchas otras veces. Y seguro que ahora alguien me salta con la coletilla esa de que a Iniesta le pitamos. Sí, sí se le pita. Es un excelente jugador pero aquí no se olvida aquella vez en que simulo más de la cuenta y consiguió que expulsasen a Amorebieta. ¿Que somos un poco rencorosillos? Pues sí. ¿Que el jugador también lo es? También… y lo digo por sus posteriores declaraciones menospreciando San Mamés, lo que supongo que también echó más leña al fuego y más motivos para pitarle. Sí, a Iniesta se le pita, ¡a ver si no vamos a poder hacerlo!… Como hacemos lo contrario y aplaudimos a su compañero Xavi, incluso en un mismo partido, y así lo demostramos el año pasado que la pitada a uno y la ovación al otro fueron consecutivas ya que Xavi sustituyó a Iniesta en el segundo tiempo. Quizá a mí en el caso de Iniesta me hubiese gustado más la indiferencia, pero… San Mamés es así. Aquí se ha aplaudido también a jugadores del Madrid, y lo destaco porque es un equipo, al que no hace falta ni que lo diga, que aquí se le tiene bastante “paquete”… por ejemplo a Raúl, y muchos años antes a Juanito… y a muchos más. Se seguirá haciendo. Y estaré orgullosa de que así sea. Porque sí, porque es La Catedral.
¡Aúpa Athletic!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!

¿El culebrón Kepa llega a su fin?

Supongo que no hace falta que os diga lo que me alegro porque parece ser que por fin va a acabar el culebrón de la portería.

¿Kepa se queda? ¡Bien! (Foto: Athletic Club)

Y me alegro porque acaba y porque lo hace de manera perfecta (o casi) para nuestros intereses, ya que un gran portero, el nuestro, decide quedarse en el Athletic, bueno… o eso parece, según indicó el sábado a la noche La hora de Athletic, página web de Roberto Lumbreras, tras la cual, se han ido subiendo al carro el resto de medios (prensa, radio, televisión e internet)

Pero antes de echar las campanas al vuelo sí que quiero protestar un poco por la forma en la que se ha llevado el tema y con esto no me refiero a la negociación, que de eso ya hablaré otro dia, sino a cómo han llevado el tema los medios de comunicación. Han dicho de todo y es probable que pocas cosas hayan sido ciertas. Algunos medios han dicho una cosa y la contraria. Que tenía firmado contrato ya. Que había firmado con dos fechas, con fecha de enero y con fecha de junio. Que ha pasado reconocimiento médico con el Real Madrid. Que tenía un precontrato.  Y me quedo corta porque ya se me han olvidado la mitad de todas las cosas que se han comentado. Eso los medios de comunicación. Los que nos tienen que informar o por lo menos intentarlo. Supongo que están en manos de los representantes, de los clubs y de los intereses de cada uno de ellos, que filtran lo que les da la gana y lo que les conviene a cada uno, sea cierto o no. Pero tampoco estaría de más de vez en cuando que si han dicho una cosa que no se cumple, no digo que pidan perdón, pero por lo menos, no estaría mal que reconociesen su error. ¡Qué ingenua soy!

Volviendo a los medios y a sus informaciones o desinformaciones, en algunos casos, o algunos medios  igual lo hacen apróposito, dicen todo en distintos momentos… renueva, no renueva, ha firmado con el Madrid, se queda aquí,… y así pueden decir al final, pase lo que pase, que ya lo habían dicho ellos… Muy bien. Periodismo de calidad.

Tampoco hubiese estado mal que Kepa hubiese hablado o hubiese desmentido las mentiras que se habrán dicho. La política de comunicación del club tampoco sale muy bien parada… bueno en su línea desafortunada de los últimos años. Y ¿qué puedo decir de Bahía, agencia que lleva la representacíón de Kepa? Pues que intentará sacar la mayor tajada posible (está en su derecho), filtrando o no en funcion de sus intereses, dándole igual los daños colaterales (jugador, equipos,… medios…).

Conclusión: un desastre que nos vuelve locos a unos y a otros, y deja a algunos muy tocados por el camino, porque entran en juego las redes sociales y de Kepa se han escrito barbaridades, que es del Madrid, que es un pesetero, que siempre ha sido merengue, que se vaya, que no le queremos… Y el Athletic y Urrutia también se han llevado lo suyo… ha habido palos para todos. Buf… una tortura se mire por donde se mire y encima… larguísima. Y claro, cuando todo acabe nos gustaría saber la verdad, pero… pido demasiado, ¿verdad? Otra vez.. ¡qué ingenua soy!

Sea como fuere… que acabe el culebrón ya, por favor. Y… estoy deseando oír la rueda de prensa del presi y del jugador, que van a necesitar taquígrafos, porque va a ser la más esperada y escuchada desde hace mucho tiempo. Espero que no defrauden y que cuenten… todo. Ya… ¡qué ingenua soy! Ya lo sé. De todas formas y como siempre…

¡Aúpa Athletic!

La mala suerte de Cuco Ziganda

No me quiero erigir en la defensora a ultranza de nuestro entrenador Cuco Ziganda. Simplemente quiero comentar una serie de cosas que me llegan a concluir que la mala suerte que está teniendo es muy real.

¿Mala suerte? (Foto: Athletic Club)

Para empezar comentar que el equipo que tiene Ziganda es el mismo que tiene el Club desde hace 2 años, no ha habido ni una mísera incorporación. Es decir, son los mismos jugadores, pero claro, con 2 años más, lo que en el caso de algunos y visto su DNI puede suponer un problema. Supongo que al coger el equipo solicitaría refuerzos a la Junta Directiva. Pero por todos es conocida la habilidad de nuestros dirigentes en este tema. Perdón, he dicho habilidad y quería decir, extrema torpeza.

En segundo lugar, la elección del entrenador en muchos foros no fue bien acogida, por lo que prácticamente desde el minuto uno, hiciese lo que hiciese, tenía críticas, lo que supongo tampoco habrá ayudado mucho, porque la sensación de estar jugándote el puesto cada poco, no debe ser sencilla de llevar.

A ello hay que unirle el que el equipo tuvo que empezar a competir muy pronto jugándose desde los primeros partidos las habichuelas pues de ellos dependía que estuviésemos en Europa League o no. Partidos en los que se jugaba sin alguno de los supuestos titulares por enfermedad, como Yeray, o por estar lesionados, cómo es el caso de De Marcos o de Iturraspe,  o de Rico.

Bastantes jugadores estaban flojos con respecto a lo que nos tienen acostumbrados: Laporte, Williams, Aduriz, Raúl García, San José, Beñat… Vamos lo que viene siendo casi un equipo completo. La sala de máquinas del equipo, los mediocentros no funcionaban. Uno de los más utilizados el año pasado, Beñat, empezó flojo y perdió la titularidad, hasta que sorpresivamente nos enteramos que tenía problemas de pubis, por lo que tuvo que ir a Alemania a que le metiesen la tijera. “Espectacular y acertada” política de comunicación del Club que no había dicho absolutamente nada… de modo que unos criticaban a Ziganda por no sacarle y otros criticaban a Beñat cuando salía porque estaba bastante mal. Pero… Lo que estaba era lesionado. Alucinante. ¿Por qué no dijeron nada? ¿Por qué no se operó en verano?

Otro enorme problema añadido. El jugador con mucha diferencia que mejor estaba jugando y que en muchos partidos se estaba echando el equipo a la espalda, Iker Muniain, se vuelve a romper los ligamentos de la rodilla, de modo que nos tenemos que olvidar de él hasta la temporada siguiente.

Durante todo ese tiempo Cuco hace todo tipo de variables, con sus jugadores en el centro del campo, para conseguir algo que funcione. Los más utilizados, Mikel San José y Mikel Vesga, demuestran una y otra vez que con ellos no funciona el equipo. Se recuperan Itu y Rico, y empiezan a tener más presencia, mejorándose así la creación y la contención.

A Iñaki no se la reconoce, no se sabe lo que le ocurre, pero no es ni sombra del jugador que fue el año pasado. Ha metido algún gol que nos ha venido muy bien pero han sido como oasis dentro del mal hacer. Esto hace también que a Aduriz no se le pueda dar mucho descanso.

Laporte tampoco es ni de lejos el jugador que fue antes de lesionarse de gravedad hace dos veranos. Sigue cometiendo errores de bulto con muchísima frecuencia. Errores impropios para la calidad que tiene. Y su compañero de baile el año pasado, con el que se compenetró de maravilla, Yeray, estaba recuperándose de su grave enfermedad. Ahora ya recuperado se tiene que poner bien físicamente.

Además de recuperarse Iturraspe de la lesión, también lo hace De Marcos, pero en su primer partido, partido más que notable, recibe un golpe que le vuelve a lesionar.

Supongo que Cuco estará buscando a ver quién es el que le está haciendo vudú, porque la mala suerte que estamos teniendo este año es evidente, con las lesiones y con los muchos jugadores que no están bien. Bueno, y con alguna brillante mente pensante, que visualizó, intuyó en verano, que Mikel Merino no era necesario. En fin,…

Y así que llegamos al partido contra el Real Madrid tras el total y absoluto desastre de la eliminación contra el Formentera, un Segunda B,  que ha supuesto un golpe a la moral enorme y el que los cuchillos estuviesen enormemente afilados rozando el cuello del entrenador. Hete aquí que el equipo hace un primer tiempo más que aseado dominando por momentos a los madridistas y teniendo oportunidades para ponernos por delante en el marcador, aunque ellos también gozasen de algunas. Pero… la mala suerte del Cuco otra vez que se disfraza con una nueva lesión de Iturraspe. Salta al campo San José en el minuto 40 y el partido cambia. El segundo tiempo, tras un par de ocasiones nuestras y un más que posible penalti a Raúl, no pitado, se convierte en un casi monólogo blanco, pasando por algunos momentos de agobio auténtico, pero la defensa estaba resistiendo el asedio muy bien gracias sobre todo a la pareja de centrales Núñez y Etxeita, que hicieron que no echásemos nada de menos a Aymeric. Pero, el mal fario hace que se vuelva a lesionar De Marcos, en el colmo del despropósito, chocándose con Núñez. ¡Qué mala suerte! Así y todo, el Athletic se liberó de la presión y de los ataques continuos del Real Madrid gracias a la expulsión de Sergio Ramos, que hace que esos últimos minutos se diese un cambio de papeles siendo el Athletic el que estuvo rondando la puerta de Keylor Navas. A pesar de ello, se mantuvo el empate a cero. Punto valiosísimo teniendo en cuenta de dónde veníamos y quién era el rival.

Tras el éxito, la frase  de todo el mundo es la misma. Con los rivales grandes el Athletic se crece y hace buenos partidos pero ¿qué va a ocurrir ahora contra el Zorya y el Levante? Y por supuesto, me pregunto lo mismo, pero claro, también tengo en cuenta que en estos partidos no vamos a tener los mismos jugadores porque De Marcos e Iturraspe se han lesionado otra vez. Por lo tanto, vamos a tener que contar con algún jugador que hasta ahora no lo está haciendo muy bien. Es decir, nuevo problema para Ziganda. A ver cómo lo soluciona, ya que se le tienen muchísimas ganas. Esto último que comento me da bastante pena porque estoy llegando a pensar que mucha gente quiere que el Athletic pierda los siguientes partidos para que echen al entrenador de una vez. Una pena. Bueno, más que una pena, lamentable.

Pensando en todo lo que comento os pregunto… ¿no os parece que Ziganda y de rebote, el Athletic, esta temporada, están teniendo malísima suerte? Yo estoy convencida de que sí. Y que en cuanto cambie un poco el viento vamos a ir hacia arriba.

¡A por el Zorya y aúpa Athletic!