El Betis le agradece a Markel el regalo

Partidazo del Athletic en el primer tiempo en Sevilla en el que pasó por encima del Betis. La presión alta de los rojiblancos asfixió a los béticos que no conseguían sacar el balón jugado y perdían la pelota con mucha facilidad. Dos de esas pérdidas, o recuperaciones nuestras, supusieron que para el minuto 18 el Athletic ya fuese ganando por 0 a 2.

Sí Markel, escóndete (Foto: EFE)
El control era absoluto y ellos no creaban muchas ocasiones de peligro. Todo perfecto, hasta que en el minuto 43, un jugador con 485 partidos en Primera, es decir, totalmente experimentado, como Susaeta, comete una acción de benjamín… o de alevín… haciendo una entrada de tarjeta amarilla cuando ya tenía otra. Imposible no echarle. Markel, ¿en qué demonios estabas pensando?
Por contra, a destacar el enorme primer tiempo de Raúl García. Asistencia soberbia, gol y demás maravillas.
Raúl es un crack (Foto: AFE)
Y a partir de ahí, a sufrir muchísimo, ante un equipo que tiene mucha calidad en sus jugadores y que se volcaron al ataque. Pena que su primer gol llegase tan rápido (minuto 5 de la reanudación), y pena también, sobre todo porque dio la sensación que Unai Simón podía haber hecho algo más ante el tiro de Bartra, ya que estaba ahí. Y ya que hablo del portero voy a decirlo todo, con el 2 a 2 ya en el marcador, hay que destacar que hizo un paradón, sacando una mano baja muy complicada, ante un gran tiro de Loren. Así que una de cal y otra de arena.
El Athletic consiguió salir vivo del arrebato de un Betis, en el que Canales y Joaquín tuvieron mucha incidencia en el juego. Una gran internada del sevillano puso un balón de gol a Sanabria pero… gracias a su horrible cabezazo podemos decir que el mal no fue mayor. Así, punto conseguido que sabe a gloria. Pero mejor todavía es, el ver que este equipo de Berizzo empieza a tener buena pinta.
Ahora sin tiempo para nada nos toca recibir el miércoles a un Villarreal que no acaba de ir como ellos quieren.
¡A por el Villarreal y aúpa Athletic!

¡Así, así, así empata el Madrid!

Esta película ya la hemos visto muchas otras veces con el Real Madrid.

Vaya arbitraje… (Foto: Athletic Club)
Lamentable pero es así. El Athletic le va ganando en su casa 0 a 1. Minuto 87 y gol del Real Madrid en claro fuera de juego de Sergio Ramos, que hace intención de tocar el balón. Por supuesto, el línea no lo ve. Así como tampoco ven una mano como un sol de Carvajal en el primer tiempo en su área. E incluso en el segundo tiempo otro brazo de Carvajal rechazando un tiro que entraba,… En fin… esto es el fútbol, así es el Madrid y así actúan los árbitros favoreciéndolo. Esta vez incluso no me he enfadado tanto… triste pero creo que me he acostumbrado… ya me parece hasta casi normal que nos roben. Si le roban al Bayern, si le roban a la Juve… pues será normal que nos roben también a nosotros. Esta vez el fenómeno trencilla era Martínez Munuera… pero ¡qué más da! Se llame como se llame siempre pasa lo mismo. No me olvido de los linieres que la mayor parte de las veces la culpa es de ellos. De estos no sabemos los nombres, pero… ¡ni falta que hace! Por cierto, Cristiano, ¡deja de tirarte en las áreas! Menos mal que el árbitro no ha picado (hubiese sido la guinda), pero eso sí, te ha perdonado la tarjeta que te merecías por tirarte.
Y no se me olvida el nuevo detallito de “señorío y deportividad” de los blancos no tirando el balón fuera con Íñigo Lekue en el suelo, cuando en el primer tiempo Córdoba ha frenado un contrataque al dolerse Carvajal. Lamentables.
Y ahora, hablando de fútbol (lo otro es asqueroso), decir que de nuevo Kepa ha estado excepcional. Supongo que se estarán comiendo los higadillos en Madrid por la pifia de dejar escapar a este porterazo… ¡qué se lamenten lo que quieran! Él ha conseguido mantener al Athletic en el partido con sus intervenciones.
Mucho nivel también en Íñigo Martínez y en Unai Núñez. No echo de menos a Aymeric absolutamente nada.
Iñaki Williams definiendo cara a puerta como le pedimos… perfecto, tras pase maravilloso de Íñigo Córdoba que lo deja solo frente al portero.
En general todo el equipo ha estado muy bien. Es dificilísimo aguantar al Madrid en su campo y a su ataque continuo, pero lo han conseguido, de nuevo, como en Villarreal, con un trabajo coral de todo el equipo.
La pregunta otra vez es la misma ¿por qué son capaces de jugar así, en el estadio de la Cerámica y en el Bernabeu y luego hacerlo tan mal en San Mamés? Ni idea. ¿Cúal será la versión contra el Levante el lunes? A saber…
¡A por el Levante y aúpa Athletic!

Zorionak, Muniain! Y… ¿por qué ayer sí, Athletic?

¡Grande Iker!

Iker celebrando el gol (Foto: La Liga)
Zorionak por tu reaparición tras 6 meses y medio después de tu nueva rotura de ligamentos cruzados, en esta misma temporada. Gran trabajo el realizado durante la recuperación para reaparecer tan pronto. Grande porque los pocos minutos que has jugado has demostrado tu hambre de fútbol y tus ganas de hacerlo bien. Encima, si lo anterior no fuese poco, has puesto la guinda al pastel con el tercer gol que al Athletic le ha dado la tranquilidad definitiva, pues el partido ya estaba ganado con esa diferencia de dos goles, uno a tres. Encima en Villarreal. La alegría de tus compañeros al felicitarte emocionante. Se han alegrado tanto o más que tú. Así como seguro que nos hemos alegrado todos los aficionados del Athletic. ¡Enhorabuena, Bart!
¿Y qué decir del partido? No sé. Que estoy alucinada por el partidazo realizado. ¿Cómo es posible que estos mismos jugadores que han perpetrado partidos horribles durante toda la temporada, sean capaces de pasar por la piedra al Villareal? ¡Y encima de qué manera! Si no llega a ser por su portero Sergio Asenjo, el mejor del partido de largo, los castellonenses se llevan un carro de goles. El Athletic ha hecho 15 remates a puerta de los que 13 han ido entre los tres palos. Impresionante estadística si lo comparamos con los anteriores partidos. E insisto, esto lo han hecho los mismos jugadores que no han sido capaces de dar dos pases seguidos en la mayoría de los partidos de esta temporada. ¿Por qué? Ni idea. El entrenador es el mismo. Que me lo explique alguien, por favor, porque no lo entiendo.
Íñigo Córdoba ha estado fenomenal y no solo por meter el gol, su primero en Liga, sino también por el enorme trabajo, tanto atacando, como defendiendo.
Gran partido de Íñigo Córdoba (Foto: La Liga)
Es un incordio para los defensas y su movilidad crea muchos problemas a los contrarios y nos da muchas opciones a nosotros. Muy bien.
Williams también hoy ha vuelto loca a la defensa, asistiendo y goleando (más podía haber metido pero… todo llegará).
Raúl también muy bien. Asistiendo y rondando el gol repetidamente. Pero un Asenjo en estado de gracia no le ha dado esa alegría.
Todo el equipo a muy buen nivel y jugando de forma coral… lo que necesitábamos, y un gustazo verlo. Genial.
Pero… ahora que sabemos que lo saben hacer muy bien… de aquí en adelante no les vamos a pedir menos.
¡Aúpa Athletic y a por el Depor!

Mikel Rico revulsivo para empatar contra el Villarreal

El centrocampista de Arrigorriaga llevaba hasta ayer una temporada en blanco en Liga. Cero minutos.

Muy buenos minutos de Rico (Foto: Athletic Club)

Y saliendo desde el banquillo se convirtió en el revulsivo que el equipo necesitaba.  Hizo suyo el centro del campo, consiguió recuperar muchos balones y encima se echó el equipo a la espalda. Todos los balones que cortaba los enviaba hacia arriba, cosa a la que, en esta temporada, no nos tienen en absoluto acostumbrados nuestros medios centros, que abusan del pasa atrás hasta el aburrimiento. Mikel con una actitud encomiable, qué es la que se tiene que pedir a un jugador que sale de refresco, metió una intensidad al juego y una marcha más que es lo que el equipo necesitaba. El Villarreal hasta ese momento estaba jugando casi sin despeinarse. Tras unos inicios de partido que fueron claramente rojiblancos, a partir del penalti clarísimo de Iturraspe, el equipo desapareció del campo y cayó en las garras del juego de toque y de control de los amarillos. Llegábamos tarde a todo, como Williams que dejó rematar plácidamente a Trigueros desde el borde del área para que convertiese la jugada en gol. El Villarreal continuó  dominando el juego con una suficiencia pasmosa. Nosotros incapaces de crear nada seguíamos las sombras del submarino amarillo. Por cierto, Kepa de nuevo excepcional, parando el penalti y otro balón que iba a la escuadra.

¡Qué porterazo! (Foto: Athletic Club)

Urrutia, por favor…. ¿es que no lo ves?

El cambio de imagen vino en el segundo tiempo con Mikel Rico. Se empezó a mirar hacia arriba con más intensidad y con más rapidez, pillando a los contrarios en más problemas. Así, el incombustible Balenziaga volvió a subir la banda y puso un balón franco para Aduriz, que de nuevo lo convirtió en oro. Gol del zorro recien renovado. Enhorabuena, Aritz, por las dos cosas, y enhorabuena al Athletic porque vamos a seguir contando con nuestro eterno goleador un año más. No hay palabras para definirlo.

De ahí hasta el final fue casi un monólogo zurigorri, salvo por dos errores enormes de Laporte y Williams que no costaron caro de milagro. ¿En qué estaban pensando? Por cierto, Williams no creo que estaba para jugar todo el partido, pero Cuco no lo vio así. ¿Qué le pasa a Iñaki?

También se notó la salida de Aketxe. Pena su  precioso remate final cerca del palo. No hubo tiempo para más. Se recuperó un punto y habrá que quedarse con el arreón final, con que el equipo no cede ante la adversidad y que siguen trabajando hasta el último minuto.

El jueves contra el Hertha de Berlin necesitamos más que lo visto hoy. Necesitamos que esos 15 últimos minutos finales, se den durante más tiempo.

¡A por el Hertha y aúpa Athletic!

¡Qué oportunidad perdida en Mendizorroza!

El que perdona paga y así ha sido.

Sin acierto (Foto: EFE)
Sin acierto (Foto: EFE)
El Athletic ha dispuesto de muchísimas oportunidades en el primer tiempo y no ha sido capaz de materializar ninguna de ellas. Ni Adu ni Williams han estado precisamente afortunados. El Alavés por su parte ha aprovechado una de las pocas que ha tenido, de modo que el uno a cero ha sido suficiente para que ellos se quedasen con los tres puntos, esos puntos que tanto necesitábamos nosotros y tan poco ellos.
Cuatro victorias seguidas eran las conseguidas por los rojiblancos, muchas. El haber conseguido la quinta nos hubiese situado en una posición privilegiada, en esta terrible lucha que se está llevando para conseguir plaza para la Europa League. Contra el Eibar o contra el Celta tuvimos la suerte de cara, pero hoy no ha sido así. Para colmo de males, el que ha metido el gol, Theo Hernández, ha conseguido su primer gol en Primera División. Por cierto, un golazo, pero ya es mala suerte que siempre sean los primeros goles contra nosotros. Aunque igual es algo más que mala suerte porque ¿cómo es posible que el jugador estuviese tan solo en el borde del área en un corner? Despiste generalizado de todo el equipo. Mal. Muy mal defendido. A partir de ese gol, que ha sido en el segundo tiempo en el minuto 52, el juego del Athletic ha caído muchos enteros. Ha sido un ejercicio de impotencia en el que los babazorros se sentían a sus anchas, como peces en el agua defendiendo el resultado. Y… se acabó.
Ahora hay que ir con todo a por el Leganés y esperar a que el resto fallen, pero sabiendo que no siempre van a fallar.
Contra los madrileños será el último partido en San Mamés de la temporada y último partido de Gorka Iraizoz en La Catedral defendiendo los colores del Athletic. Espero que se le despida cómo se merece, es decir, a lo grande porque lo ha dado todo, siendo uno de los nuestros.
Así como también espero que todo el público cante “Txingurri quédate”. Que sepa que eso es lo que La Catedral quiere.
¡Aúpa Athletic y a por el Leganés!