Forges rojiblanco

La semana pasada nos dejaba el grandérrimo Forges, un Mago del Humor, un genio irrepetible, Maestro de maestros, un ser excepcional, un gran tipo que se declaraba hincha rojiblanco desde la niñez y que no dejaba pasar la ocasión de expresar su amor incondicional por los leones con decenas de viñetas dedicadas expresamente al Athletic. Eskerrik asko por pintar siempre una sonrisa al amanecer. Eskerrik asko por hacer un mundo mejor. Eskerrik asko por hacernos pensar. Eskerrik asko por tantas risas. Eskerrik asko por todo tu legado porque ahí nos reencontraremos. Hasta siempre, GENIO.

Adiós de Forges

Un comentario sobre “Forges rojiblanco”

  1. Los Simpson son una parodia:

    Señor Burns: explotador, sólo piensa en ser más rico, es su única filosofia de vida, su dinero lo es todo, está rodeado de lameculos que le besan la mano, es capaz de contaminar el agua potable de Springfield para obtener más beneficios, creo que Jordi Évole destapó eso. No va a la iglesia, la iglesia va a él. La iglesia también le besa la mano. Es el rey de Springfield.

    Homer Simpson: trabajador poco calificado, su vagancia es una forma de protesta, muchos accidentes laborales están a punto de costarle la vida. Homer no es una persona es sólo un número y si muere o enferma será reemplazado por otro número. Tiene motivos para estar resentido con Burns puesto que Homer no le importa un pimiento, Homer odia a Flanders, Flanders es la otra cara de la moneda ya que vive una vida de resignación a través de la religión, aunque Flanders es su vecino y es tan pobre como Homer, Flanders no odia porque es pecado y nunca está resentido porque cree que al final recibirá su recompensa en el cielo. Es el más religioso de Springfield, más que el reberendo que tiene sus crisis de fé y que en el fondo se reconoce como un funcionario más.

    Marge Simpson: abnegada ama de casa, la conciencia familiar de Homer.

    Bart Simpson: no soporta la autoridad, sabe que la sociedad de los adultos es una farsa donde triunfa el más vago y el más corrupto y no comprende de que sirve estudiar, su futuro reside en el mundo de la delincuencia o en la politica.

    Lisa Simpson: niña que sobresale, es despreciada por sus profesores. Aunque los profesores la animan a estudiar y a realizar sus sueños, puesto que una sociedad sin Maggies Simpson es una sociedad destinada a la ruina. Ésta es en verdad su única función y no la de enseñar, Lisa es más lista que los profesores. Las profesoras la miran como un bicho raro, alguien que quiere destacar por su esfuerzo en vez de ser una aprovechada como el resto y conformarse con hacer el papel de niña mona y pelota como sus compañeras que recibirán mucho más de la vida sin esfuerzo ni compromiso, por lo tanto la actitud de Lisa resulta ridícula y absurda. Las profesoras son funcionarias de Springfield, no van a la iglesia puesto que no necesitan que las adoctrinen como al resto de ciudadanos abnegados de Springfield.

    Director Skinner: el rey de la escuela, la escuela es una copia en miniatura del mundo real, Skinner representa la ley, la escuela es su reino, vive con su madre que le ordena lo que debe hacer en su casa, cree haber luchado en el Vietnam pero en realidad fue su hermano gemelo el que luchó en Vietnam por los Skinners que se quedaron comodamente en su casa mirando la guerra por televisión, es un fascista, su locura no es consecuencia del estrés post-traumatico del Vietnam si no de su mentalidad militarista, el poder absoluto le vuelve un loco tirano, sabe que los alumnos se alimentan de bazofia y que la cocinera es una puerca asquerosa pero hace la vista gorda para ahorrarle gastos a la escuela sin importarle la salud de los niños, va a la iglesia para salvar las apariencias con los padres que le confían a sus hijos. Su funcion es la de controlar a los alumnos para que sigan el camino trazado por el sistema educativo opresor.

    El conserje de la escuela: funcionario que va a la iglesia, tipo raro que realiza las labores más desagradables, es el que gana menos dinero de todos, como los basureros, peones, etc… Va a la iglesia por obligación acompañando a Skinner. Se arrodilla ante Skinner y malvive a pesar de hacer los peores curros, puede ser despedido en cualquier momento sin explicaciones. La escuela lo hace pasar por funcionario pero no lo es.

    Jefe de policia Wiggum: Es el único más tonto, más vago y más gordo que Homer Simpson, solo piensa en comer rosquillas, es su versión en funcionario de dibujos, tiene dos amigos policias que son exactamente iguales a los amigos de Homer, uno blanco y otro negro, pero estos son mas tontos que Wiggum y obedecen sus ordenes a diferencia de los amigos de Homer que son mas listos y que le toman el pelo. Es el único policía que va a la iglesia como representante del orden. Cuando entró en el cuerpo como novato ganaba más de 2500 sin contar suplementos ni horas extras ni las horas de nocturnidad o cuando hay luna llena por lo del hombre lobo, cada tres años recibe un aumento de sueldo por la patilla, trabaja una semana y la otra semana la tiene libre, los horarios son de mañana o de tarde pero no de las dos cosas y tiene más vacaciones que un pensionista. Ahora como Wiggum está gordo lo han metido en oficina y todavía gana mucho más dinero, por lo que no se entiende que antes ganara tanto dinero por peligrosidad en el trabajo si ahora gana más y trabaja en una oficina. No presume de tener dinero porque no estaría bien visto por la sociedad. Su funcion es la de controlar a los abnegados ciudadanos de Springfield para que no se quejen ni monten huelgas.

    El medico: Es un señor negro muy afable, inofensivo, tontorrón, trabajador, se le ve mucho por la iglesia, no tiene vicios. Ha creado su propia clínica privada para atender a sus pacientes, no se puede quejar porque se gana bien la vida pero es el único que trabaja como un negro. El personaje más simpatico de todos si puedes soportar su honestidad. Se paso media vida estudiando medicina y se merece cada dólar que gana, aunque comparado con un funcionario es pobre.

    Apu: inmigrante de Springfield, en su país le hechaba 23 horas al día, ahora vive del extraperlo, le gusta tanto el dinero como a Burns y tiene poca conciencia social como Burns, se relaciona sólo con sus clientes. Si fuera por él todos los jóvenes sin futuro serían expulsados por tal de evitarse robos en su tienda. No le gusta la competencia y está dispuesto a trabajar 24 horas, yo creo que forma parte de una peligrosa mafia que quiere dinamitar el comercio local. Tiene tropocientos hijos y sueña con expandir su negocio cuando lo hereden. Su religión es el pilar fundamental de su ética personal. Tampoco le gustan las minorias de su pais: los saharauis, los franceses, los gays y los de Tabarnia. Es bienvenido porque no se queja ni hace huelgas.

    Alcalde Joe Quimby: funcionario poderoso y corrupto, mujeriego, borracho, fanfarrón, oportunista, engaña a su electorado, nunca va a la iglesia ni le importa, no lo necesita porque su rival politico es Pablo Iglesias, todo el mundo sabe que es un ladrón, es millonario y su tren de vida consiste en mujeres y borracheras. Wiggum le hace chantaje y le amenaza con sacar a flote la mierda de las cloacas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *