Negociación, arma política

El Aberri Eguna del PNV me pareció casi excesivamente monocoloreado por el problema catalán, lo que dejó muy alta la lealtad peneuvista a la autonomía hermana. Marcó, sin embargo, su propia actitud y camino, afianzando lo conseguido y atisbando el momento claro de la avanzada: La “Competencia de la Seguridad Social”. Y como remachando lo primero: NO del PNV a los presupuestos de Rajoy mientras esté activo el artículo 155 de la Constitución.

Estoy en contra de la judialización penal de la política, cuyo instrumento es el diálogo y la negociación hasta el acuerdo. No el pitido del juez, ni la cerradura de la puerta de la cárcel. Estoy de acuerdo con la profesora universitaria de Derecho Penal, Carmen Tomás y Valiente, hija de Francisco Tomás y Valiente, asesinado en su despacho de la Universidad Autónoma de Madrid, el 14 de febrero de 1996: “Lo ocurrido no es comparable a la rebelión o golpe de Estado, de que se habla; sólo está clara la desobediencia. Mi idea es que tiene que haber una negociación política”.

No entiendo, no puedo entender, cómo el seny catalán de los ganadores de las elecciones del 21-D, no ha logrado, en más de dos meses, investir a un candidato propio, sin problema con la justicia, como president, la formación de un Govern y Generalitat legales, lo que forzaría a Rajoy a desactivar el 155 de la Constitución. Los personalismos y las divisiones ideológicas o prácticas están totalmente fuera de esta situación. Sacarlos a relucir en este momento me parece un crimen o suicidio político.

Ahora tocaría o toca el tema de los presupuestos del 2018 ó de Rajoy.

La votación tendrá lugar el 25-M. La situación es clara: la clave, el PNV: Toda la votación depende de 5 votos, los del PNV: Si sigue el artículo 155, votarán NO.

Claramente, se trata de un castigo a Rajoy por su conducta con los independentistas que ganaron las elecciones del 21-D, impuestas por el mismo Rajoy.

No hay señal alguna de que entre en considerarlo lo más favorable al Pueblo Vasco ¿Prescinde de él o lo supedita al bien de los independentistas catalanes?

Sólo arguyendo a contrario: Si ha desaparecido la actividad del artículo 155, “en ese caso, votaría SÍ a los presupuestos, se estaría pensando en que el SÍ es favorable al Pueblo Vasco.

Personalmente, yo votaría SÍ, subsistiera o no el 155. Estaría ya negociando el valor de esos cinco votos tan decisivos para Rajoy, como importantes para la libertad y bienestar social del Pueblo Vasco, razón última de ser del PNV.

¿Estoy anteponiendo el bienestar del Pueblo Vasco a la injusticia que se está cometiendo con los soberanistas catalanes? Pues sí. Con razón.

Por mucho que votemos NO, no está en nuestra mano corregir esa injusticia. Denunciarla, sí; ya lo hemos hecho sin resultado. Si Bélgica o Alemania dijeran algo y, se negaran a extraditar a Puigdemont y compañía, algo cambiaría.

Los soberanistas catalanes funcionaron bien hasta el 1-O. En estos últimos meses, habiendo ganado las elecciones del 21-D, han sido incapaces, por “personalismos” o “divisiones ideológicas”, fuera de lugar, han sido incapaces de formar un Govern y una Generalitat legalmente constituidos que por sí mismos hubiesen eliminado el artículo 155. A cada uno lo suyo y, que cada cual aguante su vela.

Los cinco votos que necesita Rajoy son los mejores negociadores mientras él tenga poder.

Si no saca los presupuestos, no muere del todo. Puede resentirse la estabilidad del Estado, que repercutiría en Euskadi, y muy probablemente, habría adelanto de elecciones generales, cuyo resultado sería, a mi juicio, peor. El partido de Rivera ganaría a costa, precisamente, del PP. Un partido más centralista que el PP y con tema u obsesión contra la autonomía vasca: Concierto, cupo… “privilegios”.

Es verdad, que sin haber perdido todavía los presupuestos, en el PP se ha pensado en no presentar a Rajoy, por lo que el PP no adelantaría las elecciones, retrasando mi temor a 2019, a las generales obligatorias.

En cualquier caso, dicho lo dicho, personalmente intentaría sacar chispas al SÍ de los cinco votos.

6.4.18

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *