Los problemas de Jaime Botín

Desconozco el motivo por el que la justicia española persigue con tanta intensidad actualmente a los hasta ahora impunes como Villar o Jaime Botín, y aunque me genera zozobra este nuevo ímpetu, bienvenido sea. El hermano de Emilio Botín se enfrenta a cuatro años de cárcel, el decomiso de su goleta y una multa de 104 millones de euros por intentar sacar de España un Picasso para venderlo por unos 30 millones de euros, según El Confidencial.

Herman Tertsch, condenado

Me parece una estupenda noticia que Herman Tertsch tenga que pagar 12.000 € y publicar en Twitter la condena por haber injuriado al abuelo de Pablo Iglesias, al que calificó como “criminal” y relacionó con el asesinato de civiles durante la Guerra Civil española. En el periodismo y la política necesitamos dignidad, y sobran descalificaciones a la ligera y quienes señalan a lo macho, sin pensar ni conocer. Tertsch está bien condenado y el abuelo de Iglesias, reparado.

Scaramucci se suma

El nuevo director de comunicación de la Casa Blanca, Anthony Scaramucci, ya era un bocachancla, así que no me sorprende que haya irrumpido en su nuevo cargo como un tornado, cargando contra sus predecesores (de la administración Trump) o periodistas de prestigio que siguen la actualidad presidencial. El propio Scaramucci reconoce en Twitter que tiene utiliza un lenguaje “florido” como excusa por su ímpetu, para goce de cronistas como Carlos Franganillo.

Pero que no se nos pase lo importante

Las formas de Trump, Spicer hasta que se ha marchado y ahora Scaramucci son un entretenimiento fantástico. Pero no puede pasársenos lo realmente importante, como avisaba otra corresponsal en Washington, Dori Toribio, también en Twitter: la Cámara ha aprobado el presupuesto de Trump que incluye una partida de nada menos que 1.600 millones de dólares para continuar el muro con el que el presidente estadounidense pretende separar EE.UU. y México.

La carrera por la indignación

Sigo con pesimismo la deriva de la prensa deportiva tradicional: las cabeceras clásicas me resultan cada vez menos apetecibles para informarme. Pero no por ello creo que los compañeros de esas redacciones merezcan críticas tan gratuitas como la que ha hecho Paula Vázquez sobre la portada del Marca con Mireia Belmonte. La loca carrera por ser la persona más indignada cada día en Twitter nos lleva a ninguna parte sobre tonterías gigantes.

Urdangarín, a la asamblea de parados

Iñaki Urdangarín se rinde, según Vanitatis: harto de buscar trabajo sin encontrarlo decide tirar la toalla. Ha estado cerca: “Casi lo logra con un puesto en la selección de balonmano de Qatar junto a su querido Valero Rivera”, pero al final, nada. ¿De qué va a vivir ahora en Ginebra? Eso no lo explican, pero sí en qué va a ocupar su mucho tiempo libre: deporte. Está preparándose para diferentes pruebas para veteranos, suponemos, gracias al sueldo o asignación de su mujer.

Y su cuñada triunfa

Iñaki Urdangarín puede preguntar qué hacer con su tiempo libre a su cuñada, Elena de Borbón, que lleva muchos años sin oficio conocido más allá del de Infanta. No solo la hija mayor de Juan Carlos I logra sacar adelante su día a día, además se está convirtiendo en una especie de icono kitsch. La última referencia es de Emily Shornick, que en InStyle da las razones por las que es fan de Elena. Estas pueden resumirse en una mezcla de eclecticismo y “a mí me da todo lo mismo”.

¿Qué hacemos con Trump?

Dori Toribio se pregunta qué hacer con Trump en Twitter. Es decir: ¿tienen que seguir tomando los periodistas esta red social del presidente como fuente oficial? La conversación que mantiene con otros tuiteros es bastante interesante, por ejemplo, con ideas como la de guardar esos tuits para un futuro libro. Algo que ya estará haciendo algún periodista avispado. Trump no es consciente del “rastro” digital que está dejando, para alegría (o desolación) de quienes siguen su actualidad.

La ciencia y la izquierda

La entrevista a Mauricio Schwarz (que está de promoción de su libro, “La izquierda feng-shui”) en El Español es bastante interesante como lo es, en general, la relación de quienes se autodenominan “la izquierda” con la ciencia. Por un lado es cierto que en la universidad hay mucha de esa izquierda. Por otro, en la izquierda han tenido cabida (y hasta justificado) alternativas poco científicas y próximas a la autosugestión como modo de resolver problemas médicos.

El éxito relativo de “Despacito”

Créanme: me parece que no he escuchado la canción de “Despacito” todavía. No estoy en edad ya de ir a los sitios en los que la “pinchan” para que la chavalada “perree”, y mis hijos son demasiado pequeños para ponerla en casa a todo trapo. Así que me estoy librando. Pero por lo que tengo entendido es un exitazo. También lo reconocen en Magnet, donde juegan a relativizar el bombazo cocinando cifras de Spotify para demostrar que “solo” es la quinta canción más relevante de su historia.

Agur, Carles

20170603_carles

Conocí a Carles Capdevila en un curso de verano que organizó DEIA, y en él pudimos disfrutar de su clarividencia: fue divertido, agradable y arrollador. Había sido capaz de poner en marcha un proyecto renovador, Ara, y de irse cuando dejó de sentirse a gusto. Además, sus charlas sobre cómo educaba a sus cuatro hijos se hicieron muy populares en YouTube por su sinceridad y grandeza comunicativa. Ayer nos enteramos de que no podremos volver a disfrutar de su brillantez. Goian bego.

Un ignorante poderoso

Donald Trump es solo un ignorante. ¿Pude un ignorante amasar una fortuna y alcanzar la Casa Blanca? Si es lo suficientemente osado, se ve que sí. Su última decisión y el modo en el que la toma le retrata: Jean Claude Juncker le recordaba que no puede salir tan fácilmente del acuerdo contra el cambio climático de París, que si se leyera los expedientes lo entendería, y que intentaron explicárselo “con frases cortas” en Alemania la semana pasada. A Trump todo esto le da igual porque desconoce lo importante que es.

Dónde y quién

Fíjense en cuál es el nivel de Donald Trump gracias a la periodista Dori Toribio, que tuiteó al vuelo esta frase durante su alocución: “Fui elegido para representar a los ciudadanos de Pittsburgh. No de París”, en referencia al pacto. ¡Como si “el acuerdo de París” tuviera algo que ver con los parisinos más allá de que fue la ciudad en la que se firmó! También tiene su cuota de ridículo en el asunto España, que no se enteró de que había una carta en contra de la decisión de Trump firmada por ministros de Energía y Medio Ambiente de medio planeta.

Las reacciones desde dentro

La CNN no dudó en publicar una animación para dejar claro que EE.UU. se alineaba únicamente con Siria y Nicaragua quedándose fuera de este acuerdo mientras el resto del mundo lo mantiene. Bill Peduto, alcalde de Pittsburgh, ciudad mencionada expresamente por Trump, dejó claro que él sí iba a respetarlo, igual que Bill de Blasio, “mayor” de Nueva York. Y hubo quien se acordó de Obama, a quien Trump acusaba de dejar en ridículo a EE.UU., cuando él ayer hizo eso mejor que nadie.

Pero siempre habrá alguien más ignorante

Si se han convencido después de estas pruebas, como yo, de que Donald Trump es un ignorante, ahora voy a presentarles a alguien que, sin duda, le supera y, como el estadounidense, ha llegado a la presidencia de su país: Nicolás Maduro ha sido el hazmerreír de todos los que no tienen una venda en los ojos cuando en un discurso aludía a “los cinco puntos cardinales”, insistía en ello y acababa por preguntar: “Pero, ¿no son cinco?”. Ahora van (algunos) y le aplauden.

¿Qué mensaje es más peligroso?

20170417_mensaje

Nega, el cantante de Los Chikos del Maíz, lleva una racha mala en Twitter: primero, menosprecia a los hosteleros de los pueblos y ahora coge vuelo otro tuit suyo en el que acusa de “neoliberal” el mensaje: “Si te esfuerzas puedes”. Y yo me pregunto: ¿no es más conservador difundir el mensaje a los hijos de los pobres (mis hijos) que no hay que esforzarse? ¿No ganan así los que lo tienen siempre más fácil, los de los ricos? Personalmente, lo de adquirir conocimiento sin esfuerzo me sigue pareciendo imposible.

¡Vaya con la nueva política!

¡Esto sí que es nuevo! El Ayuntamiento de Palma ha elegido a su director general de Participación Ciudadana por su capacidad para “defender los valores de PODEM más allá de las competencias de la Regiduría” (sic). El documento oficial que muestra Eduardo Vírgala, catedrático de Derecho, en Twitter es mencionado en varias noticias en las que la oposición denuncia este hecho que, insisto, aparece en el primer párrafo de la justificación de la contratación.

¿Qué es un “flip-flop”?

Si eres un periodista activo en Twitter y no conoces o no te fascina lo que hace en esta red social Dori Toribio, no lo entiendo. La corresponsal de Cuatro en Washington está haciendo un gran trabajo trasladándonos la actualidad estadounidense con hilos magníficos y enlaces interesantísimos. Por ejemplo, en el Post hablan del “flip-flop” del presidente: una especie de serpenteo, de cambio de rumbo constante en los temas. También bromean luego con que los que hacen “flip-flop” son los temas a Trump.

¿Roba monedas virtuales Corea del Norte?

¿Qué puede salir mal cuando decides invertir tus ahorros en una moneda que no existe, que no emite ningún banco y que, simplemente, es “electrónica”? Yo para estas cosas, lo reconozco, soy como mi amama: llevo mal hasta que me hayan quitado la libreta física. Así que no creo que acabe invirtiendo en Bitcoins, y menos con noticias como la que leemos en Hipertextual: Corea del Norte estaría robando fondos asociados a estas monedas por medio de hackers.

La gastronomía siempre estuvo aquí

Parece que los datos de Semana Santa van a ser muy positivos en Euskadi en lo que a ocupación hotelera y derivados (trabajo para proveedores, en marketing, imprentas, refuerzo de personal en hostelería) se refiere. ¿El principal atractivo? Según El Confidencial, la gastronomía. Es decir: lo que siempre estuvo ahí pero como reclamo turístico nunca fue suficiente por culpa de los salvapatrias con pistolas y amonal. ¡Cómo estaríamos ahora sin 40 años de lastre!

Democracias diferentes, resultados diferentes

20170315_democracia

Coincidió como lo ven en mi cuenta de Twitter: la inhabilitación a Artur Mas, Joana Ortega e Irene Rigau, por desobedecer, se solapó al anuncio de Nicola Sturgeon, que piensa volver a preguntar a los escoceses si quieren abandonar el Reino Unido después del Bexit y las promesas incumplidas. Este enfrentamiento es el de dos noticias, sí, pero también el de dos formas de entender el ejercicio de la democracia: en contra de las consultas o insistiendo con ellas.

¿Por qué dejo de ser presidente Mas?

Porque la CUP señaló a Artur Mas como la primera pieza a cobrar. Así fue, su cabeza fue el trofeo que exhibieron este puñado de parlamentarios que son, al mismo tiempo, la garantía de que los pasos hacia la independencia contarán con el respaldo suficiente, y de que se darán de la manera más esperpéntica posible. Ramón Cotarelo lo recordaba en Twitter: “Si la CUP no hubiera impedido el gobierno de Mas, ahora los neofranquistas habrían tenido que inhabilitar a un presidente”.

Que la verdad no te estropee un tuit

Más valor añadido para la democracia en España: IU, Podemos y Equo mienten y no les importa. Es más, están encantados. Fíjense: un veterinario de ERC, ¡un veterinario!, pacta con el PP que en España se prohíba cortar la cola a los perros salvo en los casos en los que sea recomendable, especialmente, en casos de caza. A este pacto se suma el PNV. ¿Resultado? Campaña con que PP, ERC y PNV están en contra de cortar la cola a los perros… Y paso atrás de una ERC demasiado pendiente de Twitter.

¿De verdad que descubrís ahora a Lagarder?

Lagarder Danciu es un buscador, un buscador de protagonismo. Él se define a sí mismo como “activista” porque, claro, “quiero salir en la tele y el periódico pase lo que pase” no es una buena carta de presentación. Y aunque se le ve venir ha conseguido un montón de seguidores y aplaudidores… hasta esta semana. Al parecer, ha calculado mal cuando se ha situado como defensor de los transexuales delante de los medios. Ahora, sí, caen las críticas. ¿demasiado tarde o demasiado cínicas?

Donald Trump sí cumple su programa

La corresponsal en Washington, Dori Toribio, nos vuelve a adelantar en Twitter una de esas noticias que son, sobre todo, de consumo interno en EE.UU. pero que sirven para medir la altura moral de quien gobierna hoy ese país: “14 millones estadounidenses se quedarán sin seguro médico en 2018 con el nuevo plan republicano. 24 en 2026”. Es el resultado de revocar el programa para universalizar la Sanidad que puso en marcha Omaba, y del nuevo despotismo ilustrado: todo con el pueblo pero nada para el pueblo.