España, culpable

La conclusión de la exconsellera Clara Ponsatí en El Nacional es terrible: “No ha valido la pena hacer política”. Lo afirma con una orden de arresto internacional contra ella por intentar llevar a cabo el mandato democrático de la mayoría de catalanes que votaron a quienes anunciaron que llevarían a cabo un procés de independencia. Ese es el mensaje que traslada España al mundo: hacer política honesta y sin violencia en este estado no sirve de nada. Ya veremos qué hace el gobierno español con tanto cuervo.

¿Saben quién no está en prisión preventiva?

Sigo con El Nacional: mientras en Catalunya hay 25 dramas familiares, de momento, Luis Bárcenas disfrutará esta Semana Santa de su casa de un millón de euros en el Valle de Arán con permiso del juez, que hasta le ha levantado la obligación de acudir todos los lunes al juzgado para que el tesorero del PP pueda alargar su descanso. Lo más sangrante es que “en el sumario consta que pagó 120 mil € para reformarla y las facturas las habría sufragado el PP”. Y no pasa nada.

¿Por qué lo han hecho?

El exletrado del Tribunal Constitucional, Joaquín Urias, ha explicado en Twitter por qué el juez Llanera ha puesto en marcha la más terrible maquinaria judicial contra demócratas: “Para suspender de sus derechos políticos a una persona no condenada la ley exige dos condiciones: que se le impute un delito de rebelión y que esté en prisión provisional”. Es decir, lo que busca Llaneras es que estos representantes de la ciudadanía no puedan ejercer. Sí, son presos políticos.

Ciudadanos, a lo suyo

Decenas de miles de personas se movilizan en Catalunya porque consideran absolutamente injusto que los representantes que ellos mismos eligieron sean encarcelados por intentar cumplir su palabra, e Inés Arrimadas sale a decir que fueron muchos más los catalanes que se quedaron en casa. Josep Maria Mainat ironiza en Twitter: “Inesperada conclusión”, seguramente, para no decir lo que realmente opina, que la insensibilidad de Ciudadanos es ya algo más que indignante.

Todo vale para el convento

Jesús Barcos tuiteaba con acierto: “La euforia que muestra Vox es el retrato de la España que está quedando”. Al mismo tiempo, Rosa Díez, sublimaba la contradicción de los nacionalistas españoles y enlazaba las banderas española y alemana para dar las gracias a quienes habían detenido a Puigdemont. En su cabecera de Twitter podemos leer: “A veces basta con alzar una bandera para descubrir un ejército dispuesto a luchar”. Ojo, hoy el pensamiento de Vox y UPyD en España no es minoritario.

Importando interventores

Esta columna va sobre la jornada electoral, no sobre los resultados. Por ejemplo, en Euskadi PP o UPyD han importado interventores para las elecciones, sobre todo las autonómicas, porque con los de aquí no llegaban. La imagen de un partido con tan poco arraigo en un territorio no es buena, pero en las redes sociales nos quieren hacer creer que sí: Félix Álvarez posaba orgulloso en Gràcia, y Xavier García Albiol recibía a los que venían de Madrid en la estación y se sacaba selfies con ellos.

Esa gente merece respeto

Desde el inicio de la última crisis, especialmente, una parte de la ciudadanía expresaba orgullosa que no militaba en ningún partido político, como si por eso fuera superior. Después vino Podemos y una parte de esa parte quiso convencernos de que pertenecían un movimiento y no a un partido de “la vieja política”, ¿recuerdan? Pero en jornadas como las de ayer es necesario reconocer la labor de los interventores y apoderados en los colegios electorales de sus municipios. A Marta Pascal, coordinadora general del PDeCAT, por cierto, le tocó de vocal en una mesa.

Que voten los niños

El productor audiovisual Josep María Mainat es en Twitter una de las figuras del independentismo. Ayer, cómo no, tuiteó desde su colegio electoral: publicó una foto de su hija pequeña sonriente con un sobre en el que, suponemos, iba la papeleta de un partido nacionalista catalán. Él mismo ironizaba con que estaba “adoctrinando” a la pequeña contra la moda esa de asegurar que quien vota con sus hijos les utiliza o manipula. No: les enseñamos democracia.

Y Anonymous, ¿qué?

¿Saben algo ustedes de aquella noticia sobre Ciudadanos que iba a dar Anonymous el martes, último día de campaña, y que iba a reventar los resultados electorales? Yo no he vuelto a oír nada, y en su timeline (esta gente se mueve mucho por Twitter, como todos los que tienen pretensión de trascender) ayer solo anunciaron que empezaba la “quinta fase” de “operación Catalunya” que consistía, agárrense, en tuitear información. Luego querrán que nos los tomemos en serio.

Lo que rechaza Catalunya

A Pablo Casado y al PP les ha parecido oportuno estirar hasta esta semana la falacia de que a Víctor Laínez le asesinaron por llevar unos tirantes rojos y amarillos, y a mí me parece necesario recordar hoy cómo el portavoz y a su partido siguen ayudando a blanquear el fascismo en España. Por supuesto, no defiendo a Rodrigo Lanza, autor de un crimen execrable si actuó como describen las diligencias. Pero declaraciones como las de Casado llevan al PP a sus resultados.

Meter a ETA es un error

“Los jueces” que “equiparan el acoso que padecen en Cataluña al que vivieron en Euskadi con ETA” cometen un error. Meter a ETA en el tema catalán, en general, lo es. Y de los gordos. También se equivocan los que intentan blanquearnos su propia historia en Euskadi con la actualidad catalana porque los atropellos que está sufriendo una ciudadanía que nunca optó por la violencia no son comparables con los que recibieron unos grupos que sí la defendían o practicaban.

Ilegalizarlo todo como opción

Josep María Mainat denunciaba con acierto que se considere incluso investigable que en un partido de fútbol del Reus se desplegara una senyera (la bandera oficial de Catalunya, no una estelada) gigante. Pero así es: la Federación Española de Fútbol ha abierto un expediente disciplinario al club por este acto. ¿Por qué? ¿Qué tiene de ilegal? ¿Qué tiene de provocación que no tuvo, por ejemplo, la bandera española en las camisetas del Las Palmas en el Camp Nou?

España en una portada de Interviú

“De víctima de ETA a independista”, “sacerdotes, frailes y monjas” y las familias de la casa cuartel en Vic que se mojan con el tema catalán. Una diputada de la CUP que homenajea, precisamente, a la Guardia Civil, tatuajes y la senadora alavesa de Podemos que defraudó con su VPO como desnudo (no se ve ni media teta) de portada. Según el escritor vasco José Antonio Pérez, “Deberían dar esta revista en todos los vuelos internacionales con destino a España”.

Emoticonos, no

Ni siquiera ante un hecho tan grave como los incendios en Galiza el community manager del ministerio de Defensa dejó de publicar emoticonos: un bombero, un camión y, por supuesto, una bandera española. Por lo menos no puso el de las llamas. Pero, en serio: ¿qué aportan? Que me lo expliquen, por favor. Para mí es la muestra más evidente de falta de creatividad en quien comunica. Por lo menos, escribió todas las palabras por completo y los signos de puntuación.

Colaboración de las tuiteras

Hace unos días expresé en Twitter mi sorpresa ante el tuit de Adirana Andolini, que pedía colaboración a sus seguidoras en esta red social porque estaba “escribiendo sobre feminismo islámico”. Me respondió airadamente y luego borró el tuit, y eso que admití que puede que me haga viejo y que mis métodos, como el elegir y llamar yo a las fuentes, estén quedando desfasados pero, ¿todo lo nuevo por el mero hecho de serlo es mejor? Casi siempre, sí. Lo sé.

No, el PSOE no se hundirá

20161025_psoe

Ni creo ni quiero que el PSOE se hunda. El riesgo que han asumido permitiendo que Rajoy gobierne y desatascando la situación (esto último queda en su haber) es el de perpetuarse en un segundo plano mientras el PP encadena mandatos y afianza su situación de liderazgo. Pero el PSOE no va a “pasokizarse” (hará una oposición firme a Rajoy) ni Podemos es rival para los socialistas, y podrán comprobarlo, acostumbrados a recomponerse y asumir los males mayores como menores.

Pero sufrirá

El camino que emprendió Pedro Sánchez, empeñado en que todo cambiara para que él pudiera avanzar (tenía que cambiar Podemos, tenía que cambiar Ciudadanos, tenían que cambiar los nacionalistas vascos y catalanes), está lleno de piedras y trampas. Obstáculos que pondrán con gusto otros pero también que se han colocado a sí mismos: una foto de Susana Díaz con el lema “Echemos a Rajoy” de fondo corrió ayer por Twitter recordando la contradicción.

¿Y qué dice Iglesias?

Lo de siempre: que él tenía razón. Y como siempre: en un post en su blog lleno de adjetivos grandilocuentes. Pero Pablo Iglesias no ha avanzado, de hecho, se ha quedado clavado en lo de la “gran coalición”. ¿Los acontecimientos le han dado la razón? No lo creo: él anunciaba la existencia de un establishment político en España que, efectivamente, siempre ha estado ahí (bien lo sabemos los vascos). Eso no es ninguna novedad, y el recorrido de Iglesias, como el de sus ideas, cada vez parece más corto.

La nueva política es…

La nueva política española es cambiar tus principios sobre la marcha y acumular cargos tan pronto como puedas. Es lo que están haciendo tanto los de Iglesias como los de Albert Rivera, que prepara ya una asamblea general para “actualizar el ideario” y, también, para multiplicar por dos la ejecutiva. Los partidos que nacen sin ideología, directamente, la inventan sobre la marcha (los bandazos de Podemos son de chiste), pero lo de la acumulación de “puestitos” parece inevitable en esta España política turbulenta.

El señor de las llaves

De algún modo, el personaje aquel de la segunda o la tercera parte de Matrix, cuando ya los Wachowski no sabían qué inventar, de un cerrajero que abrían todas las puertas digitales, existe: en concreto, son catorce personas y guardan siete llaves que abren las puertas del manejo de Internet a quien las posea. Se trata de los códigos que vinculan nuestros dominios (deia.com) con un número que entienden los ordenadores. El control de estos códigos y su manipulación podría generar un caos mundial y abrir agujeros importantes en la seguridad.

¿Y si los votos los han cambiado… las personas?

20160702_personas

El pantallazo ha corrido por Twitter: un usuario de un grupo de Reddit (una herramienta de discusión de las muchas que usa Podemos para generar sensación de transparencia) cree haber dado con la prueba definitiva del pucherazo: un complejo software desarrollado en las cloacas del Estado habría cambiado votos de Podemos a otros partidos como el PACMA, que ha subido notablemente. ¿De verdad que no se le ha ocurrido que los que han cambiado esos votos han sido, sencillamente, los propios votantes?

Por fin uno de Podemos que niega el pucherazo

Cinco días son muchos para negar un pucherazo. En este tiempo, el silencio de quienes tenían que salir a asegurar que los votos eran tan válidos el 26-J como el 20-D, ha sido cómplice y ha servido para erosionar un sistema democrático que empezaron a socavar con lo de “la casta”. Precisamente, un hijo de “la casta”, Ramón Espinar, cuyo padre ha sido imputado por pulirse 178.400 euros a una tarjeta “black” como consejero de Bankia a propuesta del PSOE, ha sido el primero que ha negado el pucherazo y ha admitido el mal resultado. Bien por él.

“Vergonzoso, patético, cateto”

Josep Maria Mainat era así de contundente a la hora de comentar la portada del diario Ara en la que informaban del veto a Escocia que anunció Mariano Rajoy. Quien fuera uno de los fundadores de La Trinca, reconvertido a productor televisivo de superéxito, es hoy una de las estrellas de Twitter en catalán (58.500 seguidores), abiertamente favorable al proceso de independencia, y un ácido comentarista de la actualidad sociopolítica española y catalana.

Disfrute lo votado

Insisto: puedes criticar a los partidos y a sus representantes, pero tienes que respetar siempre a los votantes. Esa máxima no creo que impida, sin embargo, tener cierta retranca a la hora de valorar las actuaciones del partido de turno como: “El Ministerio de Industria remitió a la CNMC su propuesta de incremento del margen de comercialización de la tarifa eléctrica regulada el pasado lunes, un día después de pasar por las urnas. La subida tendrá carácter retroactivo, y se aplicará a todos los recibos desde abril de 2014” (Sabemos). “Disfrutemos” de lo votado.

Nueva lista de morosos

En todos los digitales encontrábamos la noticia de la nueva lista de morosos que, también después de las elecciones, ha hecho pública el ministro Montoro, no sea que confirmar que los de siempre siguen defraudando hubiera hecho a alguno dudar de su voto al partido conservador por excelencia, el PP. 15.700 millones sin declarar de casi 5.000 morosos (no están todos, solo los que más deben) entre los que destacan Dani Pedrosa (que no ha rebajado su deuda), Neymar, Sacyr, Mario Conde, Enel, Lorenzo Sanz (el ex presidente del Real Madrid)…