El futuro eran los esclavos

Me sorprende el silencio de tanta la gente ante la evidencia de que, para que algunos vivan cómodamente, otros tienen que ser sus esclavos: será que a la mayoría no le importa que, hasta que nos lo traigan todo unos drones, los mensajeros de Deliveroo o Amazon sean falsos autónomos que tienen que pagarse hasta el seguro por si se caen con su propia bici. Eso no importa, por lo que parece, mientras podamos pedir lo que queramos por medio de una App. ¿O sí?

Lo que supone un gobierno

Espero, por el bien de todos, que Pedro Sánchez agote la legislatura. Empezando por el bien de sus propios equipos, en plural. Porque son muchos los socialistas que tendrán que decir “sí” a un cambio de vida drástico. Nos fijamos en los ministros, pero a partir de ahí hay un montón de cargos políticos o de designación que habrá que reemplazar, como señalan en El Confidencial. Embajadas o empresas públicas cambiarán de manos, ¿de un modo efímero? ¿Quién acepta?

Ya empieza a merecer la pena

Si el presidente de la Fundación Francisco Franco se ve amenazado, parece que empieza a merecer la pena la moción de censura. Si el exgeneral Juan Chicharro, además, se queda sin Fundación que presidir, todavía mejor. Pero vamos paso a paso. Por eso es importante dejar al gobierno español que cuaje, para que pueda tomar con seguridad decisiones que van a remover a sectores muy extremos. Y para cuajar hacer falta tiempo y templanza. La receta la sabemos todos.

Podemos hace bueno a OK Diario

En Podemos cometen el pecado de hacer bueno a medios como OK Diario, que después de sacar lo del casoplón de Iglesias y Montero, ahora hace público un cambio de las normas internas del partido por el que ese famoso “tres veces el SMI” puede ser vulnerado si el cargo político lo necesita. Eso les asegura la viabilidad del proyecto vital (que en su caso requiere de chalet y piscina), pero ellos ya contaban con tener muy buenos sueldos en los próximos treinta años.

Humo, muchísimo humo

Son bastante críticos en El Blog Salmón (y me parece bien), con la exhibición que hacen algunas estrellas del “nomadismo digital” en las redes sociales. ¿Que qué es eso? Pues una “tendencia” (es tendencia usar “tendencia”) que consiste en hacer de tu ordenador y tu móvil y cualquier rincón en el que se esté bien, tu empresa. Solo cuentan los casos de éxito, claro, pero de los piñazos de soñadores e imitadores no creo que hablen en el festival que, para colmo de su propio ego, se han montado.

Carmena tampoco lo hará

Arranca una nueva semana, y en el PP es un nuevo comienzo. Tienen que luchar para no caer en la irrelevancia entre la derecha extrema de Ciudadanos y la izquierda del PSOE que le quiere ocupar el centro. Irrelevancia que ya tiene en la CAV o en Catalunya, por ejemplo. Pese a ser poco más que un grupo residual, el PP quiere dar guerra en Bilbao y Bizkaia con temas como las pantallas gigantes para ver a “La Roja”. Pues bien, Carmena tampoco va a colocarlas en Madrid, que se ocupen de aquello.

No defiendo a ninguno

Mariano Rajoy se fue por la corrupción en el PP. Un motivo más que suficiente. Pero una cosa es señalar el motivo y asumir las consecuencias, y otra atacar el sistema democrático porque cuanto peor, mejor (para Podemos y para Ciudadanos): webs como Casos Aislados son absolutamente capciosas porque cuentan como delito casos que se están juzgando, no tienen en cuenta las sentencias absolutorias y suman como “robado” el total de la obra pública y no el quebranto.

Esto es importante

Voy a hablarles de un videojuego, pero voy a hablarles de algo importante, sobre todo si saben que un hijo o una hija suya juegan al famosísimo simulador de fútbol “FIFA” de EA. Yo también lo hice, pero cuando era joven no tenía instalada esta funcionalidad tan peligrosa: hoy en “el FIFA” se pueden comprar sobres virtuales con tarjetas de jugadores, en una especie de “tragaperras”, como explican en Xataka, que va con dinero real y crea bastante adicción, según denuncian exjugadores.

La “modernidad”

Me acuerdo de aquel profesor de Literatura que tuve al que le gustaba bromear con que, si nos considerábamos modernos, pertenecíamos a un movimiento con más de cien años. Pero para antiguos y antiguas quienes consideran “moderno” o “actual” vivir como nuestros antepasados: sin vacunas, con partos en casa o renunciando a condiciones de salubridad que nos han traído hasta aquí. En Internet hay muchas webs que invitan a ese retroceso y, por suerte, muchos que lo denuncian.

No es para tanto… O sí

En satírico El Mundo Today titulaban recientemente: “Una directora de marketing se pregunta por qué el hashtag #lechepascualtulecheladetodos no es viral si costó un millón de euros pensarlo”. Y la broma me hizo reflexionar. Ningún hashtag cuesta un millón de euros, aunque algunos pasan unas facturas tremendas por hacer marketing on-line. Facturas que no lo valen porque crear un hashtag o, simplemente, saltar a Twitter, está pasado de moda. Y eso, se lo aseguro, es una suerte.

Lo más importante

Una cuenta en Twitter habitual entre los seguidores del Athletic clavaba en parte lo esencial en el fallecimiento de Inocencio Alonso: “Hoy otra persona que no vuelve a casa por culpa de un puto partido de fútbol. Puta mierda. Sin más”. Pero ese “sin más” es lo que se queda corto. Y la esencia del problema, también, es muy fácil de señalar sin intentar, como otros ya han hecho en Internet, apropiarse y politizar también a esta víctima señalando desde a Urrutia hasta a Urkullu.

El problema que tenemos en casa

En menor medida que en otros campos (y en mayor que en algunos), una parte de la grada de San Mamés resulta tan poco recomendable como la de los hinchas que vinieron de Rusia a buscar pelea. O como Ultra Sur. O los Boixos Nois. Sí, todos son lo mismo: grupos movidos por interés político y económico. Grupos a expulsar de los estadios y a erradicar de las aficiones. No son de los nuestros, son solo de los suyos, de sus obsesiones y sus jefes (que los tienen). Abramos los ojos y tratémosles como merecen.

Ni siquiera es algo nuevo

Juan Carlos Latxaga pone en su blog el contexto necesario a la tragedia del jueves: el fútbol siempre ha estado invadido por grupos violentos, de un extremo y de otro, a los que no solo se permitía acudir a los estadios, también se les facilitaba hacerlo. En los años 80 la violencia llegó a su cima (por lo menos, la difusión de la misma) y en los 90 empezó la concienciación. Pero nunca se ha intentado erradicar con firmeza a estos grupos que, en nombre del fútbol, dan libertad a su psicopatía.

Hay otro fútbol

Jorge Valdano decía que el fútbol es un deporte muy tonto para personas muy listas. Y estoy de acuerdo. Hay otro fútbol, el que ven personas muy inteligentes y con una gran sensibilidad: no son pocos los escritores, cantantes o científicos (en genérico, no en masculino) que son aficionados al fútbol. Y la mayoría disfrutamos con un deporte y un sentimiento compartido. Solo algunos encuentran en el fútbol una excusa y en los grupos violentos un entorno que les acepta pese a su incapacidad.

Y con esto, ¿qué hacemos?

Podíamos esperar que Alerta Digital u OK Diario llevase a ETA a sus titulares sobre la muerte del ertzaina del domingo. Pero también nos hemos encontrado con unos cuantos tuits de ciudadanos que no tenían problema alguno en mezclar la parte más deshonrosa de nuestro pasado reciente con la tragedia de esta semana. Es el legado real que nos deja la por fin irrelevante banda de pistoleros, y es la obsesión de los que nunca tuvieron que hacer frente a los que les apoyan.

Todos contra el PDeCat

He elegido una noticia de OK Diario para ilustrar esta noticia pero desde este digital, que puede ser uno de los más extremos, hasta los más moderados, todos tienen algo en común: todos están en contra de que sea President un miembro del PDeCat, el partido nacionalista más votado en Catalunya. Por desgracia para los nacionalistas, a veces parece que hasta Puigdemont está en contra de su partido ante una oportunidad única de seguir liderando Catalunya.

La España de Ciudadanos

De lo suyo gastan: hasta uno del PSOE como José Carlos Díez, gran asesor económico de Susana Díaz, colabora con la estupidez de Tabarnia que caerá por su propio peso en las próximas municipales, cuando ese territorio que ha votado mayoritariamente a Ciudadanos en las autonómicas, vuelva a elegir alcaldes de otras opciones. Mientras tanto, entre todos engordan al burro (un animal muy catalán) que monta Albert Boadella, encantado de verse otra vez en las fotos.

A González solo le llama Rivera

¿Se acuerdan de aquello de que no hay nada que se parezca más a un español de izquierdas que un español de derechas? Pues volvemos a confirmarlo: en El Plural destacan, de la entrevista a Felipe González en la SER, que el expresidentes solo habla con Rivera. Dentro de la noticia lo cuentan mejor: Mariano Rajoy no le ha llamado en tres años y Sánchez hace mucho que no marca su número. El que sí lo hace (y González le responde gustoso) es Albert Rivera. Cosas de España.

El modelo de conducta

No niego que después de cinco años en el mismo edificio a uno se le puede ir la cabeza, pero tampoco hay que olvidar por qué Julian Assange se ha tirado todo ese tiempo refugiado en la embajada de Ecuador en Londres: tiene dos órdenes de detención en Suecia por violación y agresión sexual. Por fin el embajador le ha señalado el camino de salida y los trabajadores se ven libres para hablar: hábitos higiénicos poco recomendables parece que han sido claves para esta decisión.

Yo no escuchaba a The Cranberries

Lamento el fallecimiento de Dolores O’Riordan por su juventud y porque, como cualquier artista, ha dejado tristes a sus seguidores. Lo que no sabía es que hubiese tantos aficionados a la música de The Cranberries. “No puede ser que todos los famosos que se mueren sean vuestros más mejores favoritos. Venga, hay que elegir 3 para que el día que finen tengáis derecho a gritar (ya con pruebas) que erais sus muy mejores fanes”, pedía una usuaria en Twitter. Me sumo.

Día uno

Tenía razón ya la semana pasada el usuario de Twitter que vaticinaba grandes ridículos por la espiral de españolismo y contra la democracia en la que algunos habían entrado. La escalada ha sido sin cuerda y sin miedo: la montaña de Catalunya tenía que ser conquistada sin importar cuánta vergüenza o decencia se quedara atrás. Ayer ya vimos algunos ejemplos y esta semana veremos muchos más. La cordura se ha independizado de (una parte de) España.

La tormenta

“El destino susurró al guerrero: ‘Tú no puedes soportar la tormenta’. Y el guerrero devolvió el susurro: ‘Yo soy la tormenta’”. Este tuit lo publicaron en la cuenta oficial de la Guardia Civil, al parecer, para dar ánimos a los agentes destinados en Catalunya de cara a estos días. Y hoy, pasado ya el fin de semana, es el ejemplo de cómo se tomaron el referéndum a los lados de la línea que divide ambos países. No podemos olvidarnos hoy de lo que vimos y vivimos hasta ayer.

“Niños de escudos humanos”

En una cuenta no oficial del cuerpo de “la benemérita” también antes del referéndum alertaban del posible uso de menores de edad como “escudos humanos” ayer. El ridículo no conoce fronteras espacio-temporales, por lo que se ve, y el nivel alcanzado en el “lenguaje del conflicto” sirve hoy para retratar adecuadamente a cada actor en este proceso. Pero ahora nadie se hará responsable ni de lo sucedido ni de lo que hubiera podido pasar. Internet es efímero.

¡Oh, no!

El argumentario contra la expresión pacífica de la voluntad de un pueblo alcanzo su cima con la campaña de “hispanofobia” que lanzó el PP. Para su vergüenza tiene que quedar. Pero no hicieron menos el ridículo los medios que insistieron con que el Barça saldría de la liga española o, como Vanitatis, los que alertaron que con la independencia están en riesgo los títulos nobiliarios de la infanta Leonor. El concurso al mayor ridículo sobre Catalunya ha sido peleado.

Termino

Finalizo ya mi repaso a los mensajes que nos trajeron a días tan señalados como el de ayer y el de hoy con una corrección de Josean Beloqui a Gaspar Llamazares. Porque hasta los más aparentemente razonables han patinado con Catalunya: ¡por supuesto que una república puede tener bases nacionalistas! Por ejemplo, como bien le recordaba el de Geroa Bai: Francia, sin ir más lejos, es un buen exponente. Y esto es solo un adelanto de todo lo que nos queda por leer.