Las “pequeñas” recolocaciones

Hay quien cifra hasta en 4.000 los nombramientos que tendrán que firmar Sánchez, sus ministras y ministros, directores… Evidentemente, 4.000 serán también los cesados y las cesadas a los que en el PP intentarán buscar colocación. Una tarea, simplemente, imposible por mucho valor que tengan algunos. Y otras 4.000 personas tendrán una oportunidad laboral para suplir a los que pidan excedencias para ocupar un puesto en la administración. No escribo todo esto como crítica al sistema, al contrario: otro de los beneficios de la democracia es que obliga a sacudir el talento.

Suena tan ridículo como es

Mientras tanto, en la cabeza de Pablo Iglesias, él va a presidir su propio consejo de ministros y ministras, paralelo al de Pedro Sánchez y casi tan importante como el primero del presidente español. Pero no. Ya lo he escrito con anterioridad: yerra tanto el líder de Podemos que hasta hace buenos a medios como OK Diario o Libertad Digital. Me ha llamado además la atención la composición del sanedrín morado: dirigentes del Partido Comunista, IU, En Marea, Catalunya en Comú, Monedero (¡ay, el poder!), Errejón, Bescansa, Vicenç Navarro y el exJEMAD, Julio Rodríguez.

Anda que Errejón…

Desde que les conocemos he creído que les sobrevaloramos: ni Iglesias ni Errejón son tan listos como creían hacernos creer. Otros como Monedero, Mayoral, Espinar o Urban han demostrado sobradamente a estas alturas que van más cortos que largos de luces. Pero vuelvo al que, todavía hoy, señalan como el listo de la clase: Errejón atribuía al 15-M en Twitter la salida de Rajoy como la de Cifuentes y Esperanza Aguirre. Parte de la base de que aquella acampada y su partido es exactamente lo mismo. Y con esos pilares tambaleantes construye el resto de su dudoso relato.

Todos menos Rosa estamos equivocados

El relato de Rosa Díez empieza a preocuparme de verdad. No por su capacidad de actuación o de influencia, pero sí porque pone de manifiesto que hay gente que piensa así. La que fue líder de UPyD ha llevado sus propios argumentos por el oscuro camino del odio: al principio, pensaba que eran todos los demás partidos y políticos los que estaban equivocados, de un tiempo a esta parte, tuitea que es la sociedad española la que está enferma (como decía Aznar de la vasca) y la que no es capaz de distinguir los valores más básicos. Por supuesto, con su perenne mención a ETA.

Y la txuleta de oro va para…

Markos Ramas, autor del blogazo La Mejor Chuleta de Bilbao, ha designado junto a Igor Cubillo y Javier Urroz, al Txakoli Simón como el ganador de su Txuleta de Oro Bizkaia 2018. Los finalistas han sido el Amaren y el Goizeko Izarra. El premio lo ha puesto en marcha Ramas con participación de la ciudadanía (la primera fase era una votación popular en su blog) y sus propios recursos. Estas son las historias que me gustan: las de bloggers que se toman en serio lo que hacen, con ideas, y que ponen algo más que su propio tiempo para que todos tengamos una guía “txuleter” de primera.

Tres veces víctima

El día que la violaron cinco hombres, el día que dos jueces y una jueza sentenciaron solo abuso porque no se había resistido lo suficiente, y el día que filtran su identidad completa para convertirla en el objetivo de los más aborrecibles machistas que defienden a “la manada”. La joven navarra que se atrevió a denunciar a sus agresores y continuar con su vida ha sido tres veces víctima. ¿Cuánto tiene que sufrir una persona para que otras, simplemente, la dejen en paz?

El nivel lo marca un spray

El nivel de lo incapaces para pensar por sí mismos que pueden llegar a ser algunos en Euskadi lo marcan quienes han sido manipulados hasta tal punto que les mandan hacer pintadas para dar las gracias a ETA y las hacen. Un spray, en efecto, sirve para señalar la incapacidad de algunos para empatizar lo más mínimo y darse cuenta de que nada, absolutamente nada le debemos a ETA como para darle las gracias. Muchos han denunciado en sus redes sociales estas pintadas como el senador José María Cazalis.

¿De verdad quieren que nos lo creamos?

No voy a dar ninguna credibilidad a lo que asegura un portavoz de la Fundación Francisco Franco: que disfrutan de un incremento de los donativos porque gente anónima y apolítica ve que son los únicos que defienden que no se cambie el callejero de Madrid, en este caso. Según la fundación franquista, la eliminación de referentes de la dictadura genera problemas que quienes donan quieren evitar (cambios de DNI, domicilios fiscales y papelería en empresas). No se nos puede dejar solos, ¿eh?

La que toca fondo es otra…

Me gusta mucho esa frase célebre (no recuerdo su autor) que dice algo así como: “Cualquiera puede equivocarse pero sólo los necios perseveran en sus errores”. Yo creo que Rosa Díez no la conoce y, si lo hace, no la recuerda, porque solo así se explica que siga comparando violencias y asegurando que la sociedad española “está tocando fondo” porque hay más firmas digitales contra la sentencia de “la manada” que a favor del esclarecimiento de todos los crímenes de ETA.

No, no es una broma

Una persona tan alejada de la realidad como Rosa Díez, además, no se da cuenta de que el activismo en Change.org no va a ningún sitio. A ninguno, por mucho que le indignen las diferencias en las cifras. Esa suerte tenemos porque en la misma plataforma han pedido que Zapatero y Patxi López sean propuestos a premio Nobel de la Paz por sus aportaciones contra ETA. Lo del primero habrá que verlo, pero lo del segundo, vaya, lo hemos visto bien con aquel famoso viaje en tren.

Tuitea una jueza

Llevo varios días sorprendido ante el debate doble que Manuela Carmena aborda estupendamente en dos tuits (aunque esté en contra, en general, de que los políticos se comuniquen así): la también jueza considera, primero, que la sentencia de La Manada “está profundamente equivocada” después de leerla “cuidadosamente”, y concluye que “Las sentencias judiciales pueden y deben ser criticadas y los jueces no pueden estar aislados de la sociedad”. Ahí vamos.

Se justifica un juez

Sin dar la cara, no como Carmena, un “juez indignado e inconformista” lanza un hilo con 14 tuits que se convierte en un catálogo de argumentos para justificar que los jueces no puedan ser criticados: “Si una sociedad igualitaria del siglo XXI cree que tener relaciones sexuales con alguien sin su consentimiento, sea como sea, es violencia y debe castigarse más, pidámoslo al legislador. Que deje de distinguir, y entonces los jueces no nos veremos obligados a tener que diferenciar”.

Tenemos derecho

Básicamente, estoy de acuerdo con Iñaki García Arrizabalaga: tenemos todo el derecho a criticar a un juez y a un tribunal. De hecho, leyendo varias justificaciones como la precedente, me daba la sensación de que había una consigna: los jueces con Twitter tenían que apuntar “al legislador”, esto es, a los políticos, pimpampún habitual, y hablar de una sentencia argumentada. Jabois recordaba que de las 370 páginas, 240 las ocupa el voto particular, especialmente indignante.

¿Lo tiene el ministro?

Lo confieso: estoy confuso. Un título falsificado no es motivo de dimisión pero sí acaban siéndolo unas cremas robadas. Una corrupción inextirpable en el PP no es motivo de relevo (“M. Rajoy” sigue siendo presidente del partido y del gobierno) pero sí puede serlo que el ministro Catalá opine sobre el juez discrepante en el caso de La Manada que ha indignado a todos. ¿Tiene que dimitir? Ya no lo sé. Pero sí creo que Rivera tiene que retractarse por señalar a ciudadanos con nombres y apellidos.

Cuando todo tiene que ser ETA

Acierta de pleno Begoña Beristain cuando comenta: “Pretender equiparar la violencia hacia las mujeres y el terrorismo de ETA es una mediocridad”, respecto al tuit de Rosa Díez en el que, en efecto, critica el éxito de la recogida de firmas contra los jueces de La Manada, éxito que no lograron contra Josu “Ternera”. La fundadora de UPyD incluso afirma que “la sociedad española” le da “mucha vergüenza”. La que produciría sonrojo es ella si alguien se la tomase en serio.

España, culpable

La conclusión de la exconsellera Clara Ponsatí en El Nacional es terrible: “No ha valido la pena hacer política”. Lo afirma con una orden de arresto internacional contra ella por intentar llevar a cabo el mandato democrático de la mayoría de catalanes que votaron a quienes anunciaron que llevarían a cabo un procés de independencia. Ese es el mensaje que traslada España al mundo: hacer política honesta y sin violencia en este estado no sirve de nada. Ya veremos qué hace el gobierno español con tanto cuervo.

¿Saben quién no está en prisión preventiva?

Sigo con El Nacional: mientras en Catalunya hay 25 dramas familiares, de momento, Luis Bárcenas disfrutará esta Semana Santa de su casa de un millón de euros en el Valle de Arán con permiso del juez, que hasta le ha levantado la obligación de acudir todos los lunes al juzgado para que el tesorero del PP pueda alargar su descanso. Lo más sangrante es que “en el sumario consta que pagó 120 mil € para reformarla y las facturas las habría sufragado el PP”. Y no pasa nada.

¿Por qué lo han hecho?

El exletrado del Tribunal Constitucional, Joaquín Urias, ha explicado en Twitter por qué el juez Llanera ha puesto en marcha la más terrible maquinaria judicial contra demócratas: “Para suspender de sus derechos políticos a una persona no condenada la ley exige dos condiciones: que se le impute un delito de rebelión y que esté en prisión provisional”. Es decir, lo que busca Llaneras es que estos representantes de la ciudadanía no puedan ejercer. Sí, son presos políticos.

Ciudadanos, a lo suyo

Decenas de miles de personas se movilizan en Catalunya porque consideran absolutamente injusto que los representantes que ellos mismos eligieron sean encarcelados por intentar cumplir su palabra, e Inés Arrimadas sale a decir que fueron muchos más los catalanes que se quedaron en casa. Josep Maria Mainat ironiza en Twitter: “Inesperada conclusión”, seguramente, para no decir lo que realmente opina, que la insensibilidad de Ciudadanos es ya algo más que indignante.

Todo vale para el convento

Jesús Barcos tuiteaba con acierto: “La euforia que muestra Vox es el retrato de la España que está quedando”. Al mismo tiempo, Rosa Díez, sublimaba la contradicción de los nacionalistas españoles y enlazaba las banderas española y alemana para dar las gracias a quienes habían detenido a Puigdemont. En su cabecera de Twitter podemos leer: “A veces basta con alzar una bandera para descubrir un ejército dispuesto a luchar”. Ojo, hoy el pensamiento de Vox y UPyD en España no es minoritario.

La psicosis Puigdemont

El procés nos regala, por fin, un titular tragicómico después de los de los dramas personales que están viviendo los políticos presos por sus ideas y los huidos por la persecución judicial: seis agentes acudieron a detener al cómico Joaquín Reyes que estaba grabando un sketch para El Intermedio en Torrejón de Ardoz, después de la llamada de un vecino a la policía. Según el propio Reyes, los agentes se echaron a reír y le dejaron en paz, contradiciendo de los tuits malintencionados que abundan.

¡Basta ya con lo bueno que es el Rey!

Personajes tan casposos como Javier Arenas han reforzado este fin de semana ese relato por el que Juan Carlos I salvó a España de Tejero y los suyos. Otras como Rosa Díez han ido más allá y han recuperado otro relato, todavía más cortesano, en el que el rey emérito y el actual tienen algo en común: Felipe VI también paró su golpe de Estado, en Catalunya, y nos salvó. Luego querrán que nos creamos lo del 23-F, después de demostrarnos que en 2018 nos la quieren colar pero bien.

Tontos hay hasta en Silicon Valley

Aunque conozco a personas muy inteligentes que están jugando con el bitcoin, permítanme que insista: sigo viendo esta moneda virtual como una especie de timo en el que están colaborando los más listos que, además, se ven obligados a hacer un ejercicio de ceguera a cambio de rentabilidad. Ceguera como la de compartir proyecto con Peter Thiel, fundador de Paypal y verso suelto (o no tanto) de Silicon Valley, de esos que apoyan a Trump y el liberalismo a muerte.

Y en casa, también

No me había interesado especialmente por Fariña hasta que una jueza decretó su secuestro a petición de un alcalde del PP que aparece en el libro relacionado con el narcotráfico (y que fue condenado dos veces y absuelto una). Como supongo que se levantará la medida, lo he pedido en la librería para leerlo este verano con calma y distancia. Así que entenderán que me sorprenda por los hasta 300 euros que están algunos dispuestos a pagar en el mercado de segunda mano por un ejemplar.

Triste

El vídeo que han preparado en El Mundo Today es de los de levantarse y aplaudir. El montaje con las frases de Mariano Rajoy que pasarán a la historia por su falta de coherencia con el texto: “Este señor es víctima de la inmersión lingüística y apenas sabe hablar español correctamente” es fantástico, y ridiculiza a un PP que quiere plantar cara a Ciudadanos inventándose en Catalunya un problema donde solo hay bilingüismo. Este es el principio de la respuesta que merece el PP.