Global Innovation Day 2018, de la Pyme a la iPyme

A pesar de la profunda reconversión económica que está viviendo el mundo -especialmente Occidente- provocada en gran parte por la revolución digital, esta es una oportunidad única para hacer que Euskadi siga siendo una referencia en sectores de alto valor añadido como la Máquina-herramienta, la automoción y las energía renovables.

Desde hace décadas, nuestro tejido empresarial tiene rasgos diferenciadores únicos: la inmensa mayoría de las compañías son de pequeño tamaño y tienen una enorme vocación internacional. Así, no es difícil ver sus nombres cerrando negocios por todo el planeta.

Un mercado interior pequeño y una alta competitividad vía innovación han permitido que puedan asaltar otros mercados sin complejos. Sin embargo, aunque gracias a su esfuerzo -y al de las administraciones- esto sea así no deben bajar la guardia y dejar que lo que es seña de identidad pase a convertirse en algo pasajero. La innovación debe estar en el ADN de todos los proyectos empresariales que aspiren a prosperar.

De esta forma, en un panorama donde la concentración empresarial es tónica y la necesidad de innovar es cada vez mayor, es necesario crear soluciones a escala de esas pequeñas y medianas empresas para que su apuesta por las nuevas tecnologías no acabe estrangulando su prometedor futuro y su presente estable.

Porque la innovación no es solo la compra de nuevos dispositivos: requiere formación y capacitación de los recursos humanos, la implementación de soluciones únicas  a medida de cada problema, el desarrollo de sinergias competitivas y tecnológicas entre empresas complementarias asó como un entramado de agentes que ayuden a las empresas a distinguir entre un gasto y una inversión.

En este marco cobran especial relevancia iniciativas como el Global Innovation Day 2018 totalmente focalizado en ayudar a las Pymes en su proceso de reconversión hacia “iPymes” porque la innovación es una transformación integral que las permitirá discernir lo que les rodea de una forma más eficaz y eficiente.

El evento celebrado en el Kursaal tuvo como invitados de excepción al Lehendakari Iñigo Urkullu, la Consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantza Tapia, o la Consejera de Educación, Cristina Uriarte, además de a ponentes de excepción como Silvia Leal, una de las expertas en innovación, liderazgo, empleo y transformación digital más respetadas del Estado o Eduardo Anitua, que explicó el proceso que ha llevado a BTI Biotechnology Insitute a ser un referente mundial en medicina regenerativa desde su Gasteiz natal.

El taller para Pymes permitió también conocer casos como el de Didheya, una pequeña empresa iruindarra que gracias a la innovación en los procesos de comercialización no solo consiguió superar la crisis, sino también mostrar un crecimiento sostenido hasta convertirse en una referencia en su mercado.

En total, fueron más de 600 empresas de los tres territorios las que se dieron cita en el Palacio donostiarra para corroborar porque Euskadi es la única región del Estado considerada por la UE como “región de alta innovación”. La clave, como desgranaron en un debate Luis Manero, Director de Innovación Empresarial de Innobasque; Carlos Pereda, técnico de Formación y Empleo de Confebask; Natalia Sáiz, responsable de Promoción Empresarial de Bilbao Ekintza y Xabier Hualde, técnico de Proyectos Europeos y Cooperación Territorial de Fomento San Sebastián, reside en el desarrollo de personas 4.0. Profesional con una formación especializada que les permita ser ágiles y adaptarse a los cambios técnicos sin problemas.

Noticia recomendada por Binary Soul

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *