Carta de despedida de La Caverna Cibernética

Parece que fue ayer, septiembre de 2010, cuando comenzaba mi andadura en esto de los blogs. Es cierto que había tenido uno corto durante el doctorado pero no se puede hablar de aquel ejercicio como una bitácora. Hace ocho años, a la vuelta de un viaje a Nueva York, decidía poner en marcha “El mundo desde mi PC” en blogger. Un rincón en el que desfogarme y dar mi opinión y punto de vista de temas que me resultaban de interés.

El paso de los meses hizo que ese pequeño diario, que cada vez tenía más contenido tecnológico, tuviese en la bloggosfera de Deia un hermano gemelo: “La Caverna Cibernética” -gracias Josetxu Rodríguez por ese nombre tan estupendo que yo nunca hubiera podido parir-. Durante este tiempo han caído 2.140 entradas, casi 2.000 comentarios y unos 3 millones de lectores -si sumamos también la web gemela que durante tres años hubo en El País-.

El ansia por aprender de tecnología, de lo que cambiaba tan rápido y, sobre todo, de las experiencias de los lectores, siempre maestros para mi, era casi tan grande como mi hambre de ejercer una profesión que amo -la de comunicador- pero que nunca he podido profesionalizar ni en la radio (gracias Onda Vasca por vuestro espacio en la tertulia tecnológica de La Tarde en Euskadi y en Mendirun) ni en prensa escrita (alguna colaboración en Deia o unas prácticas en El Correo) ni digital.

Sin embargo, aunque las ganas de aprender, de escribir, de comunicar y de debatir sigue intacto, la llegada de un angelito a mi vida (otro) ha hecho que deba decantarme por otra gestión del tiempo -una pena que sea finito y se agote tan rápido-.

Durante estos ocho años ha habido de todo: seguimientos en directo del Global Innovation Day, lanzamientos de productos de todo tipo, el auge (en usuarios) y caída (en desgracia) de las redes sociales, una nueva forma de relacionarnos con la tecnología, diversas formas de ver el negocio: de la electrónica de consumo a la industria 4.0, de las grandes de Silicon Valley, a las necesarias del software libre, de la locura de la llegada de las tabletas, al nacimiento de nuevos nichos de producto, del consumo de la tecnología por “frikis” o geeks a una moda potenciada por productos como The Big Bang Theory o la poderosa mano del mercado (Mark Zuckerberg). Años con noticias a diario y meses con solo 12 entradas.

Pero siempre, en todas ellas, ha habido cariño, humildad y respeto a los demás y mucho trabajo detrás por buscar fuentes, opiniones enfrentadas, llegar a conclusiones y aprender de mis errores.

Detrás de La Caverna siempre ha habido un periodistas de estudios y “comerciante” de profesión que ha intentado abstraerse en este rincón de la red para superar momentos complicados -la falta de mi madre es el mejor ejemplo- y la ilusión por querer cambiarlo todo.

Así que esta carta abierta no es más que un hasta pronto con la esperanza de que el espíritu de La Caverna (el uso responsable de una herramienta tan poderosa como la tecnología) os acompañe siempre, así como su curiosidad, las ganas de probar nuevas cosas y, sobre todo, la sinceridad para saber discernir cuándo algo es bueno y cuando no lo es así como saber reconocer los errores cuando se cometen y tener ganas de aprender de aquellos que tienen mucho que enseñarnos.

También un agradecimiento a todos aquellos que han confiado en La Caverna: HP, SanDisk, Huawei, Acer, FitBit, Apple Tree Communications, Porter Novelli, Hill+Knowlton Strategies, Binary Soul, MetalIndustria, iTresBilbao o el Grupo Noticias. Si alguno se me ha quedado en el tintero, mis más sinceras disculpas, son muchos años con todos vosotros. Gracias por haberme dejado expresarme libremente incluso cuando no os ha gustado mi opinión. Gracias por dejarme probar todos esos cachivaches que nos hacen la vida más fácil y que nos ayudan en nuestro día a día. Espero que nuestro camino se vuelva a cruzar más pronto que tarde.

Hasta siempre.

Gaizka Manero

gaizkamanerolopez@gmail.com

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

4 comentarios sobre “Carta de despedida de La Caverna Cibernética”

  1. Llevo tan solo un par de años leyendo tu blog pero ha sido muy interesante todo lo que has aportado. Muchas gracias por tu tiempo y que vaya todo genial.

    1. Muchas gracias, Aitor. La verdad es que me cuesta un poco despedirme con todo el trabajo que “me ha dado”, y, sobre todo, por todo lo que he aprendido haciéndolo y leyéndoos. Gracias por el tiempo que me has dedicado. Te deseo lo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *