Start&Stop, el ahorrador silencioso

Sistema "Start&Stop" de Bosch

Si algo ha caracterizado a los ingenieros de las empresas automovilísticas durante los últimos 125 años ha sido su capacidad para innovar y mejorar las prestaciones de sus productos. Además, en los últimos cinco años se han encargado de tirar abajo muchos de los “mitos” que arrastraba esta industria. Uno de ellos, que los motores se rompen si se encienden y apagan sistemáticamente.

De hecho, los sistemas “Start&Stop” proliferan en las mecánicas más eficientes gracias a su incidencia positiva para reducir los consumos de los vehículos en su ambiente más contaminante: la ciudad. Pero, ¿cómo funciona este milagroso sistema?

Cuando detenemos un vehículo en un semáforo este entra en ralentí. El ralentí es el régimen mínimo de revoluciones por minuto a las que se ajusta un motor de combustión interna para permanecer en funcionamiento de forma estable sin necesidad de accionar un mecanismo de aceleración o entrada de carburante.

Bajar de este régimen -que se lo pregunten a los novatos- provoca las molestas y peligrosas “caladas”. El ralentí ideal en los modelos actuales ronda las 900 rpm, si bien, el empleo de accesorios como las luces o el aire acondicionado puede hacer que llegue hasta las 1.100.

Tradicionalmente los vehículos antiguos solían sufrir modificaciones “manuales” de los usuarios en este régimen con el fin de reducir el consumo o, simplemente, prolongar la vida útil de los motores de arranque.

Sin embargo, los modelos más modernos equipan sistemas de arranque y parada automática gracias a un sistema de arranque diferente y a unas baterías más potentes.

En algunos modelos se usa un alternador para complementar a los frágiles motores de arranque. De este modo, cuando un coche está en un atasco, se encuentra en un semáforo u otra situación similar, el conductor se detiene, pone el punto muerto y retira el pie del pedal de embrague, el motor térmico se detiene.

El secreto reside en que cuando se pisa el acelerador (normalmente es este pedal, aunque algunas marcas lo hacen con la pulsación del embrague o el freno) se activa el motor de arranque que, apoyado en el antes nombrado alternador, gana potencia y gira más rápido que el motor normal, accionando todo el sistema.

Normalmente casi todos los modelos detienen su motor sólo cuando el vehículo está en reposo (y se dan las condiciones óptimas, como una baja carga de trabajo para el sistema de refrigeración o de iluminación), aunque los ingenieros estudian el modo de conseguir que estos sistemas puedan detener también el motor cuando se circula a bajas velocidades (a día de hoy puede recalentar los frenos, sufrir cierta lentitud en la reacción del motor en el rearranque o perder la asistencia de ciertos sistemas de seguridad).

En cualquier caso, el papel de la batería más potente es fundamental cuando el sistema detiene el motor sin sacrificar los sistemas antes nombrados como el bluetooth, ordenador de a bordo, luces, aire acondicionado y sistemas de seguridad. Cuando el motor no se encarga de activarlos es la batería la que los mantiene en funcionamiento.

Algunas marcas como Mazda -una de las primeras en apostar por este sistema con su i-Stop- apuestan, incluso, por emplear un juego doble de baterías. Bosch, por su parte, señala que en 2012 uno de cada dos coches fabricados equipara estos sistemas y que su incidencia en los datos de consumo pueden llegar a ser de hasta el 15%.

Para los que siguen preocupados por el motor de arranque, que no se preocupen, estos son reforzados para aumentar su vida útil de las 100.000 activaciones de uno convencional a más de medio millón de uno “inteligente”. Felicidades ingenieros.

Google Chrome OS, ¿el primer tropiezo de Google?

Google Earth, Google Street View, Google Chrome, Google Maps, Google Mail, Google Android… la ambición de Google parece no tener límites. Después de hacerse con casi todos los mercados en los que ha entrado y sólo cosechar un fracaso (Google TV está teniendo demasiadas trabas) su gran proyecto, un sistema operativo integrado, se acerca. ¿Merece la pena seguir esperando por él? ¿Desbancará a Windows? ¿Creará una legión como Leopard y Linux?

El origen de este faraónico proyecto nace en 2008 con la presentación del navegador homónimo. El gran proyecto que se escondía detrás de él era Chromium, un sistema operativo completo en código abierto. Para los que estén pensando en algo totalmente novedoso y diferente, siento desilusionarles: se trata, básicamente, del mismo programa que el navegador, sólo que aderezado con aplicaciones propias y un interfaz ligeramente diferente.

Su gran apuesta es pasar de los ordenadores “locales” a los ordenadores en la “nube”. Los programas y servicios ya no están en el propio ordenador, sino en la Red, el punto fuerte de los californianos.

Pero, ¿qué ventajas tiene esto? El arranque es increíblemente rápido, casi recuerda a una tableta. En pocos segundos el ordenador se enciende, se conecta… y voilá, ya tenemos acceso pleno a todas las aplicaciones. Eso sí, los expertos recomiendan el uso de memoria “solida” que, aunque no necesariamente ha de tener una gran capacidad, sí recomiendan que sea rápida y fiable (como si fuera sencillo).

Así, del mismo modo que no necesita un gran disco duro, tampoco requiere una gran inversión en hardware. Sólo necesita lo suficiente para ejecutar el navegador y sus contenidos, por eso sólo se nos antoja necesario una buena tarjeta gráfica para potenciar los contenidos Flash. Hasta aquí parece que todo pinta bien para los que no entienden un ordenador sin Internet y que sólo usan Google.

Pero todas estas ventajas actúan también como la espada de Damocles. Su hardware sencillo provoca un rendimiento limitado siempre que queramos ejecutar cualquier programa con unas especificaciones exigentes. Y como todo gira en torno a la Red, si las conexiones no son buenas -ancho de banda óptimo- el rendimiento del equipo bajará drásticamente. Sobre todo para aquellas conexiones que no sean Wifi y dependan de coberturas 3G.

Por último para todos aquellos que usen Internet al margen de Google, verán como hay multitud de aplicaciones no aprovechables.

De momento, su bajo precio y su unión con Google se presentan como puntos fuertes y débiles al mismo tiempo. Pero si algo caracteriza a los ingenieros de la empresa es su capacidad para convertir todas sus debilidades en fortalezas. Además, la fidelidad a una misma marca informática parece darle grandes resultados a otros con forma de manzana.

Windows Phone 7, se completa la trilogía

Apple bate récord de ventas gracias a sus iPhone y iPads. Las aplicaciones de su iTunes Store y un sistema operativo a prueba de bombas son su gran baza. Google -el nuevo gran gigante del mundo PC- se regodea del éxito de su Android, el sistema operativo para móviles más vendido del mundo. ¿Alguien se acuerda de Microsoft? Si tu eres de los que sólo lo hace cuando se le “cuelga” el ordenador equipado con Vista, aquí tengo una nueva noticia, los de Redmond parecen haber aprendido (de una vez) de sus errores y han vuelto con un sistema para móviles que tiene mucho que decir. Aquí tenéis las características de un programa pensado para cambiar el panorama móvil mundial.

Sus ventajas


Quienes “disfrutaron” del anterior Windows Mobile, recordarán -como yo- de lo complicado de su interfaz y de aquellos incómodos lápices para pantallas táctiles. Los herederos de Gates han tomado el guante y han mejorado ostensiblemente los gráficos y las actualizaciones, ahora tan atractivos como los de Apple.

Además, gracias a su completa integración con Office, si eres de los que necesita llevar todo contigo, los nuevos smartphone (HTC 7 Trophy, HD 7, 7 Mozart, Samsung Omnia 7 y LG Optimus 7) serán, más que nunca, una oficina portátil. A todo ello hay que unir que el usuario podrá aprovechar juegos de la exitosa Xbox y de los equipos de sobremesa (los exitosos “Games for Windows”).

Para los que necesiten estar repletos de aplicaciones y conectados a las redes sociales hay otra buena noticia: todos los móviles permitirán acceder directamente a las cuentas de Windows Live y administrar los contactos, agenda o cualquier otro dato de nuestra cuenta.

Y como no podía ser de otra forma viendo los productores que se han sumado a la “ventana”, los terminales gozan de ópticas de alta resolución unidas a aplicaciones y un potente software que hacen de los mismos verdaderas cámaras de fotos.

En lo comercial, la buena noticia para la empresa es que la diversidad de operadores y fabricantes que se han  sumado al proyecto prometen una buena implantación en el mercado.

Sus errores


El antiguo Windows se planteó como rival el sistema operativo de BlackBerry. Ante éste “perdía” porque no podía unificar las cuentas de correo electrónico. El nuevo tampoco. No obstante, desde Microsoft aseguran que con la primera actualización de 2011 este pequeño “olvido” se solventará.

Otro de los problemas que notarán los internautas que tengan un móvil Windows será su incompatibilidad con los contenidos Flash. No obstante, teniendo que éstos son también el caballo de batallo de Apple, podemos “perdonárselo”. Lo mismo ocurre con la imposibilidad de “cortar y pegar”. Primero lo omitió Apple, después Microsoft. Esperemos que lo solucionen tan rápidos como los primeros.

Sus gráficos son buenos, su menú principal es horrible. La revista Gadget lo describe como “una pared sacada de una fábrica de Lego”. A su favor, su sencillez. El siguiente error es más importante: no es completamente multitarea y sólo es capaz de gestionar tres aplicaciones a la vez. Para aquellos que usen aplicaciones Whatsapp de continuo tienen un problema.

El último de sus errores reside en su tienda de aplicaciones. Todavía es demasiado pequeña comparada con Android Markt y, sobre todo, iTunes. Sin embargo, crecer de la mano de Xbox es toda una garantía para Zune.

Con sus fallos y sus aciertos, parece que Microsoft dará un poco de vida a un mercado que parecía destinado al maniqueísmo.

Aplicaciones, las reinas del Mobile World Congress

Como cada año -de momento- Barcelona ha sido la sede del Mobile World Congress, la feria de móviles más importantes del mundo. Y ante la incertidumbre que rodea a todos los sectores, sólo se da por seguro que el sector de las aplicaciones para estos dispositivos, el App Planet, crecerá exponencialmente. Durante 2009 se descargaron 6.400 millones y las expectativas de crecimiento indican que durante este año se rondarán los 10.000 millones.

Samsung, Nokia y BlackBerry son los tres fabricantes que más han apostado por este mercado, aunque la presencia de MacWorld Mobile (Apple no está en esta feria) y de Android Market es más que destacable.

Sin embargo, como ocurre con todo lo relacionado con la tecnología, las cifras son muy diferentes por continentes. Así, aunque Asia es el principal cliente de estos productos -un 36% de las descargas se dan allí-, si se mide por ingresos, es Estados Unidos el principal destino con un 41,6% de las compras planetarias. Aún así, se prevé que en 2014 tomará el relevo al gigante norteamericano.

Por fabricantes, el despliegue de Nokia ha sido el más llamativo. El lanzamiento del flamante N8 ha sido todo un revulsivo para Ovi -la tienda de aplicaciones finesa- que ha pasado en un sólo año de las 8.000 a las 25.000 aplicaciones. A pesar de ello, estas cifras están todavía muy lejos de las 130.000 de Android Market -Google- y de la AppStore de iTunes.

Precisamente, el éxito de ésta última ha quedado patente con la descarga de la aplicación número 10.000 millones, según publicaba el pasado sábado 22 la revista Time. Las ventas de 10 millones de iPhones desde su lanzamiento en 2007, así como los buenos resultados de ventas del iPad -dueña del 95% del mercado mundial de tablets-.

El afortunado comprador de esa aplicación recibirá, según a anunciado la propia Apple una tarjeta regalo de 10.000 dólares para gastar en su tienda online. Seguro que podrá aprovecharlos con el nuevo catálogo de películas y series de televisión que implementa la tienda de la manzana.

eBooks, olvídate del papel

En los últimos días hemos seguido la evolución de dispositivos móviles de todo tipo: portátiles, netbooks, tablets, y smartphones, entre otros. Los gadgets ligeros y manejables entran cada vez más en nuestras vidas y parece que para quedarse. Unos que se han desarrollado sobremanera en los últimos meses han sido los eBooks o libros digitales, aunque la evolución desmesurada de las tabletas las haya dejado en la sombra.

Si estáis interesados en olvidaros de los pesados libros para ese rato en el transporte público y, de paso ahorrar un poco de papel, aquí tenéis algunos de los eBooks que se pueden encontrar en el mercado:

  • Amazon Kindle: sin duda, la referencia. El producto de la web Amazon ofrece tecnología de tinta electrónica en su pantalla, una batería que funciona en reposo durante 30 días y un cómo teclado QWERTY para navegar por la red gracias a su conectividad WiFi y a la conexión 3G gratuita (que, de momento, sólo se ofrece en Estados Unidos), así como su acceso a Wikipedia y a los dos millones de eBooks que existen en la biblioteca de la propia Amazon. Aunque no tiene ranura de expansión, tiene una memoria interna de 4GB.
  • Sony Reader Touch Edition: permite reproducir archivos mp3 y aac además de, obviamente, archivos de texto. Dispone de una pantalla con tinta electrónica de alto contraste e incorpora doce diccionarios y reconocimiento de escritura manual de serie. Su ranura de expansión permite introducir imágenes para el fondo de escritorio (que también se pueden almacenar en sus dos gigas de memoria interna). Uno de sus puntos fuertes: el zoom.
  • Energy Book 4050 Touch: aunque su pantalla e-Ink no reconoce tantos grises como los dos anteriores (8 frente a 16), su lápiz puntero permite navegar fácilmente por sus menús para escoger entre las 1.000 obras clásicas que incluye de serie. Incorpora altavoz y micrófono, así como un teclado completo para introducir marcadores, búsquedas y notas. También reproduce música. Su punto más débil, una memoria interna de sólo 512 megas y un precio de 299 euros.
  • Samsung E65: los hiperactivos coreanos no podían saltarse este gadget para seguir entrando en todos los nichos de mercado posibles. Pantalla de tinta electrónica, puntero con tecnología de resonancia electromagnética y un cómo teclado QWERTY son parte de su equipamiento de serie. Su software se inicia en sólo 12 segundos e incorpora agenda y la posibilidad de sincronizarse con la agenda del ordenador (Outlook). Además, también tiene altavoces y una función “Emolink” para intercambiar libros, música y notas con otros usuarios gracias a su conexión wifi.
  • Wolder Mibuk Gamma 62: un eBook superdotado. Pantalla táctil y manejable también con puntero. Tiene funciones para marcar las páginas, buscador de textos, calendario, diccionario y zoom. Todo ello aderezado con dos gigas de memoria interna, ranura de expansión, Wifi, reproductor de audio y vídeo y 1.000 libros de regalo. La elección de la revista Gadget.
  • Energy Multimedia Color Book 1058: de los pocos que permite oír música mientras se lee. Dispone de pantalla panorámica, 1.500 obras gratuítas, marcador de páginas, diferentes niveles de zoom, ajuste de márgenes, visor de imágenes y… una maravillosa pantalla LED a todo color.

Ahora sólo te queda decidirte por uno.