Sony Xperia Touch, una puerta abierta por la tecnología

Si hace unos días os presentábamos el problema de la factura ambiental del mundo digital, porque pocas empresas han tenido nunca tanta capacidad económica y creativa para controlar su “lado oscuro”, hoy os traemos su cara más amable. Esa en la que, si tenemos un consumo responsable, nos podemos encontrar con herramientas maravillosas con las que transformar nuestro día a día. Uno de los mejores ejemplos lo tenemos en el Sony Xperia Touch. Sobre el papel un proyecto compacto. En el día a día mucho más.

El Xperia Touch es un proyector que permite convertir una superficie plana (una pared, una mesa o incluso el suelo) en una pantalla interactiva. Esto es posible gracias a un sistema de proyección de corto alcance, su conexión WiFi y a un novedoso sistema táctil que convierte cada rincón en un acceso a un universo inteligente.

Esto hace que las funcionalidades del equipo sea casi ilimitadas. Desde convertir una mesa en una pizarra donde aprender o jugar con un niño; hacer que la encimera de la cocina se convierta en un libro de recetas; pasar vídeos o fotos desde cualquier equipo móvil hasta una pantalla de 80 pulgadas o, incluso, crear un panel interactivo en el que varias personas pueden participar en tiempo real.

Para todo ello, el Xperia Touch cuenta con Android N acompañado de 3 GB de RAM y 32 de almacenamiento, 1 hora de autonomía (ampliable mediante un power bank) y sensores como micrófono, acelerómetro, giroscopio, eCompass, GPS, sensor de luz ambiental, de temperatura, humedad y barómetro y un detector de personas. Además, incluye un puerto HDMI y un UBS Type-C un sistema proyector de entre 23 y 80 pulgadas con obturador LCD de tres colores y una resolución de 1366×768 con enfoque automático y hasta 100 lúmenes de brillo con una cámara principal de 13 Mp y un control táctil con sensor de infrarrojos de hasta 10 puntos. El sonido corre a cargo de unos altavoces estéreo bidireccionales que caben en una caja de solo 932 gramos de peso.

Además, gracias a trabajar con Android N tiene acceso a la tienda de aplicaciones Google Play dedicadas para el equipo. Totalmente personalizable, esta joya tecnológica tiene multitud de usos como el que Binary Soul ha desarrollado para Atelier Etxanobe, donde los asistentes pueden acceder a una forma totalmente innovadora de relacionarse con la carta.

Una forma interactiva de entender el complejo proceso que lleva la realización de un plato desde su momento inicial: las materias primas, hasta que se sirve en la mesa para que los comensales lo degusten.

En definitiva, un ejemplo en el que el desarrollo de una tecnología a medida y el empleo de un hardware disruptivo pueden convertir una rutina cotidiana en algo novedoso y diferente. En un salto de calidad que nos lleva hasta un nuevo nivel de uso que redondea la ya de por si sobresaliente experiencia de uno de los restaurantes de referencia de Bilbao.

Atelier Etxanobe, nueva referencia gastronómica y tecnológica en Bilbao

Hace unas semanas Bilbao recibió una noticia gastronómica que sacudió los cimientos del sector. Fernando Canales y Mikel Población anunciaban que su andadura con el restaurante Etxanobe en el emblemático Palacio Euskalduna llegaba a su fin para trasladarse al centro de la villa.

El objetivo era conseguir crear un nuevo concepto gastronómico más propio de una experiencia vital que cambiara por completo la idea de restaurante que tenemos en la capital. El lugar elegido, Juan de Ajuriaguerra, 8. Una idea dividida en dos espacio, Atelier y La Despensa, que sería la herramienta definitiva para convertir la cocina y la gastronomía en el fin y no en el medio.

El nuevo emplazamiento contaba para su experiencia Atelier con el soporte tecnológico de Binary Soul. Hasta ahora ya habíamos colaborado con anterioridad mediante una aplicación interactiva que permitía a los clientes tener una visión más completa de la propuesta gastronómica del restaurante.

Sin embargo, el nuevo proyecto de dos de los chefs vascos más vanguardistas e implicados con las nuevas tecnologías requería dar un paso más allá en los medios y los contenidos. El reto era doble: aportar algo al comensal y mejorar el funcionamiento de un restaurante que ya era un reloj suizo.

La primera parte del mismo se ha solucionado gracias a la tecnología Sony Experience Touch que permite mostrar una carta interactiva sobre la mesa. Podemos ver cada plato que vamos a disfrutar y, sobre todo, consultar contenidos interactivos multimedia. Conocer todo el proceso relacionado con cada propuesta. Mostrar al cliente final toda la locura gastronómica que es seña de identidad de la cocina vasca. Desde cómo se consigue la materia prima hasta como se trata y todo el proceso que hay en la cocina.

Una vez más se unen tecnología y gastronomía para mostrarnos la intrahistoria de una de las señas de identidad de nuestra cultura y nuestra ciudad. Se unen para ir un paso más allá para crear una experiencia culinaria incomparable, de primer nivel y, sobre todo, con contexto y significado que sirve para sumar y convertir Atelier Etxanobe en una de las referencias del sector en la ciudad y en toda Euskadi.

Pero la tecnología debe servir para mucho más que para hacer las cosas más llamativas o sensoriales. La tecnología debe ser también una herramienta para crear procesos más eficaces y eficientes. De esta forma, gracias al empleo de smartwatches y tabletas para comunicar a los camareros con la cocina los primeros saben qué plato está listo en qué momento y para que mesa es, del mismo modo que las comandas se convierten en contenidos digitales que permiten a la cocina gestionar mejor los tiempos. Esto permite no solo ahorrar viajes a los primeros, sino que las obras de arte (permitidme la licencia) que se confeccionan entre fogones lleguen completamente inalteradas a los comensales -temperatura, emplatado, cocción, etc.-.

El último ejemplo de cómo un sector tradicional puede convertirse con “pequeños” guiños en una referencia de vanguardia, técnica, eficiencia y gestión gracias al empleo de nuevas tecnologías. Todo un reto que marca un hito entre los restauradores y que vuelve a colocar a Bilbao a la cabeza gracias a la unión de dos proyectos locales, Atelier Etxanobe y Binary Soul, que dan lo mejor de sí para perpetuar su colaboración.

Santiago Córdoba

Commercial Manager de Binary Soul

Binary Soul, un 2017 lleno de objetivos cumplidos

Llega la última semana del año y es momento de repasar todo el trabajo de los últimos meses. Binary Soul, nuestro consultor tecnológico ha tenido un año de lo más atareado con el lanzamiento de proyectos para sectores tan dispares como la industria, la hostelería, la educación, el turismo o el ocio digital. La empresa bilbaína, una de las más activas del sector cierra un año en el que ha ganado presencia en el mercado gracias a su carácter multidisciplinar y vanguardista sin olvidar su fuerte apuesta por nuestro territorio. A continuación os desglosamos algunos de sus propuestas más interesantes.

El más importante de todo es el GTS, Gamified Training System, un sistema diseñado para la capacitación de personal en el área de procesos de fabricación. Utiliza la experiencia de la empresa en gamificación (nacieron como un estudio indie de videojuegos), todas las posibilidades de las nuevas tecnologías (software y soportes) y añade una capacidad ilimitada de personalización gracias a un editor de procesos basado en librerías de máquinas genéricas. Multiplataforma, demuestra que la Industria 4.0 es mucho más que un proyecto en la sección tecnológica de los periódicos: es una realidad por la que las empresas deben apostar para seguir siendo vanguardia.

Muy ligado con este proyecto nos encontramos con el Configurador IPF, una solución multiplataforma para la configuración de plantas de fabricación de planchas de poliuretano (un material mucho más presente en nuestras vidas de lo que creemos) diseñada a medida para IPF Ingeniería. El sistema cuenta con un editor que permite crear modelos en 3D con animaciones de las configuraciones así como un visor para el cliente final.

Para demostrar el carácter polivalente de los proyectos de la empresa podemos seguir por la experiencia VR que han diseñado para el Restaurante Etxanobe. Desde hace años colaboran con Fernando Canales, un reconocido chef tanto dentro como fuera de la Villa con el que han desarrollado una experiencia en realidad virtual donde uno de los postres estrella del restaurador se unen a las nuevas tecnologías para marcar un hecho diferencial. Una experiencia única y recomendable como ninguna otra en la ciudad.

También destaca la aplicación personalizada para el Colegio San Félix, premio vasco a la Gestión Avanzada en Innovación y ejemplo de cómo se pueden utilizar las TIC para una mejor integración de alumnos, familias y equipos docentes sin importar el origen de ninguno de ellos. El programa desarrollado por Binary Soul para el centro educativo permite acceder a todos los proyectos, conocer sus pormenores y, sobre todo, imbuirse en la idea de que la tecnología es una poderosa herramienta para mejorar la formación de las personas y los grupos.

En esta línea hay que resaltar el Taller de vídeojuegos dirigido a mujeres que, de la mano de Ubik, tuvo lugar el pasado verano. La experiencia buscaba, a través de la gamificación, acercar a las mujeres a un sector en el que los perfiles masculinos son predominantes.

Más cerca, en Bilbao, el mes de agosto fue el momento en el que se lanzó la aplicación Bilbo VR con el patrocinio de Iberdrola y el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia, el Ayuntamiento de Bilbao y la SPRI. Disponible para iOS y Android, se presenta como un programa que a través de la realidad virtual o una pantalla táctil permite al visitante -y, por qué no, a aquellos que queremos aprender más sobre la ciudad- conocer lugares emblemáticos de la capital por dentro y por fuera. Una experiencia que queda abierta a que se sumen más colaboradores públicos y privados para lanzar una forma pionera de visitar una ciudad.

La guinda -como hemos dicho antes nacieron como un estudio independiente de videojuegos- fue el lanzamiento de Sorginen Kondaira en la plataforma online STEAM, la más importante del mundo. Un éxito enorme que no solo potencia la cultura vasca en la red de redes, sino que demuestra que la empresa sigue enraizada en Euskadi sin olvidar sus orígenes.

Finalmente, de la mano de Iberdrola, han puesto en marcha una interesante encuesta para, en solo cinco preguntas, saber si eres un “fan” o un “hater” de la Navidad. Un guiño para crear un debate diferente sobre las fiestas en clave de humor.

Pero 2017 ha sido también el año de la colaboración con un programa tecnológico de Tele 7 (centrada como siempre en mostrar a sus telespectadores el enorme universo empresarial en Bizkaia), de su entrada como asociados en ACICAE -el cluster de la automoción del País Vasco, uno de los más importantes en Europa-, la pertenencia al programa de acelerador de start ups de Euskaltel o de su asistencia a la Hannover Messe (la feria de máquina-herramienta más importante del mundo), AIC Next, el BInd 4.0, la Donostia Tech Week, etc.

En definitiva, un ejemplo del potencial de las tecnológicas vascas y de cómo la adaptación al entorno puede hacer que la supervivencia de una pequeña cooperativa se traduzca en un futuro prometedor.

Etxanobe, cuando innovación, gastronomía y tecnología van de la mano

El Restaurante Etxanobe es uno de los estandartes de Bilbao. No solo por su emplazamiento (en el premiado Euskalduna Jauregia) o su cocina de primera (lideraba por Fernando Canales y con un equipo sobresaliente) que personifican la reconversión de Bilbao de ciudad industrial a centro neurálgico de la región en cuanto a servicios y turismo.

Además, desde su nacimiento, el restaurante ha apostado siempre por la innovación tanto en los fogones como en su relación con el cliente. Su entorno vanguardista son el escenario ideal para que los comensales, por ejemplo, puedan disfrutar de la carta interactiva en un iPad como aperitivo perfecto a una experiencia culinaria tan singular como recomendable.

Por si esto fuera poco, el Etxanobe ha querido ir un paso más allá creando una nueva experiencia que aúne como en ningún otro lugar la gastronomia y la tecnología: un postre que reta al gusto, el olfato y el tacto gracias a su sabor, olor y textura y que es también un placer para la vista gracias a una experiencia multimedia para la vista y el oído. Una forma de evocar una experiencia más propia del lujo de otro tiempo envuelto en la vanguardia de nuestro tiempo.

Siguiendo las directrices de Fernando Canales, la cooperativa tecnológica Binary Soul ha desarrollado una experiencia que busca potenciar las emociones de la experiencia. Gastronomía más allá de la gastronomía convencional. Un todo “más allá del plato”.

La guinda a una propuesta que ya cuenta con una estrella Michelín y que coloca a su chef entre los quince mejores del Estado y a Bilbao en un puesto de privilegio en el negocio de la restauración no solo en su entorno cercano si no en todo el continente.

El “menú del chef”, probablemente uno de los más recomendables de la Villa, gana un nuevo argumento antes de que la firma dé el salto en 2018 al centro de la capital para ofrecer dos nuevas propuestas al público bilbaíno.