Atelier Etxanobe, nueva referencia gastronómica y tecnológica en Bilbao

Hace unas semanas Bilbao recibió una noticia gastronómica que sacudió los cimientos del sector. Fernando Canales y Mikel Población anunciaban que su andadura con el restaurante Etxanobe en el emblemático Palacio Euskalduna llegaba a su fin para trasladarse al centro de la villa.

El objetivo era conseguir crear un nuevo concepto gastronómico más propio de una experiencia vital que cambiara por completo la idea de restaurante que tenemos en la capital. El lugar elegido, Juan de Ajuriaguerra, 8. Una idea dividida en dos espacio, Atelier y La Despensa, que sería la herramienta definitiva para convertir la cocina y la gastronomía en el fin y no en el medio.

El nuevo emplazamiento contaba para su experiencia Atelier con el soporte tecnológico de Binary Soul. Hasta ahora ya habíamos colaborado con anterioridad mediante una aplicación interactiva que permitía a los clientes tener una visión más completa de la propuesta gastronómica del restaurante.

Sin embargo, el nuevo proyecto de dos de los chefs vascos más vanguardistas e implicados con las nuevas tecnologías requería dar un paso más allá en los medios y los contenidos. El reto era doble: aportar algo al comensal y mejorar el funcionamiento de un restaurante que ya era un reloj suizo.

La primera parte del mismo se ha solucionado gracias a la tecnología Sony Experience Touch que permite mostrar una carta interactiva sobre la mesa. Podemos ver cada plato que vamos a disfrutar y, sobre todo, consultar contenidos interactivos multimedia. Conocer todo el proceso relacionado con cada propuesta. Mostrar al cliente final toda la locura gastronómica que es seña de identidad de la cocina vasca. Desde cómo se consigue la materia prima hasta como se trata y todo el proceso que hay en la cocina.

Una vez más se unen tecnología y gastronomía para mostrarnos la intrahistoria de una de las señas de identidad de nuestra cultura y nuestra ciudad. Se unen para ir un paso más allá para crear una experiencia culinaria incomparable, de primer nivel y, sobre todo, con contexto y significado que sirve para sumar y convertir Atelier Etxanobe en una de las referencias del sector en la ciudad y en toda Euskadi.

Pero la tecnología debe servir para mucho más que para hacer las cosas más llamativas o sensoriales. La tecnología debe ser también una herramienta para crear procesos más eficaces y eficientes. De esta forma, gracias al empleo de smartwatches y tabletas para comunicar a los camareros con la cocina los primeros saben qué plato está listo en qué momento y para que mesa es, del mismo modo que las comandas se convierten en contenidos digitales que permiten a la cocina gestionar mejor los tiempos. Esto permite no solo ahorrar viajes a los primeros, sino que las obras de arte (permitidme la licencia) que se confeccionan entre fogones lleguen completamente inalteradas a los comensales -temperatura, emplatado, cocción, etc.-.

El último ejemplo de cómo un sector tradicional puede convertirse con “pequeños” guiños en una referencia de vanguardia, técnica, eficiencia y gestión gracias al empleo de nuevas tecnologías. Todo un reto que marca un hito entre los restauradores y que vuelve a colocar a Bilbao a la cabeza gracias a la unión de dos proyectos locales, Atelier Etxanobe y Binary Soul, que dan lo mejor de sí para perpetuar su colaboración.

Santiago Córdoba

Commercial Manager de Binary Soul

Etxanobe, cuando innovación, gastronomía y tecnología van de la mano

El Restaurante Etxanobe es uno de los estandartes de Bilbao. No solo por su emplazamiento (en el premiado Euskalduna Jauregia) o su cocina de primera (lideraba por Fernando Canales y con un equipo sobresaliente) que personifican la reconversión de Bilbao de ciudad industrial a centro neurálgico de la región en cuanto a servicios y turismo.

Además, desde su nacimiento, el restaurante ha apostado siempre por la innovación tanto en los fogones como en su relación con el cliente. Su entorno vanguardista son el escenario ideal para que los comensales, por ejemplo, puedan disfrutar de la carta interactiva en un iPad como aperitivo perfecto a una experiencia culinaria tan singular como recomendable.

Por si esto fuera poco, el Etxanobe ha querido ir un paso más allá creando una nueva experiencia que aúne como en ningún otro lugar la gastronomia y la tecnología: un postre que reta al gusto, el olfato y el tacto gracias a su sabor, olor y textura y que es también un placer para la vista gracias a una experiencia multimedia para la vista y el oído. Una forma de evocar una experiencia más propia del lujo de otro tiempo envuelto en la vanguardia de nuestro tiempo.

Siguiendo las directrices de Fernando Canales, la cooperativa tecnológica Binary Soul ha desarrollado una experiencia que busca potenciar las emociones de la experiencia. Gastronomía más allá de la gastronomía convencional. Un todo “más allá del plato”.

La guinda a una propuesta que ya cuenta con una estrella Michelín y que coloca a su chef entre los quince mejores del Estado y a Bilbao en un puesto de privilegio en el negocio de la restauración no solo en su entorno cercano si no en todo el continente.

El “menú del chef”, probablemente uno de los más recomendables de la Villa, gana un nuevo argumento antes de que la firma dé el salto en 2018 al centro de la capital para ofrecer dos nuevas propuestas al público bilbaíno.