Ternua, dando ejemplo a toda la industria

Es la segunda industria más contaminante del planeta. Sin embargo, como no la asociamos a emisiones contaminantes directas (tubos de escape o grandes fábricas) por una mezcla de deslocalización y de un excelente trabajo de marketing -la mayoría de las empresas del sector nos venden un estilo de vida– casi nadie es consciente de la enorme huella que la moda, sobre todo la rápida y barata, está dejando en el planeta.

Cada año, por poner un ejemplo, se fabrican hasta 4.000 millones de prendas denim. La gran mayoría teñidas con azul índigo sintético fijado con un potente blanqueador. Esto las convierte en productos extremadamente nocivos para el medio. Un cuarto de esas prendas son pantalones vaqueros y, de media, cada uno tenemos unos siete en nuestro armario. Todo esto deja su marca en los ríos de China y otras partes del planeta. Porque cada uno de ellos contamina, durante todo su ciclo vital, unos 11.500 litros de agua.

Hasta ahora se han buscado soluciones más o menos válidas -y pragmáticas- para solucionar semejante catástrofe ambiental como el tintado por spray, el empleo de biotintes (como el que se aprovecha de la química y la genética de la bacteria E. coli) o el empleo de poliéster en vez de algodón por reaccionar mejor al proceso de teñido.

Todo ello porque el empleo de tintes naturales, aunque mucho más beneficioso supone un gasto extra para los fabricantes, siempre al límite del beneficio. Sin embargo, tenemos la suerte de que aún hay empresas como Ternua que siguen apoyándose en el I+D para seguir creciendo sin dañar nuestro entorno.

La empresa vasca ha puesto en marcha el Proyecto de Innovación y Sostenibilidad Nutcycle, una iniciativa que reutiliza residuos agrícolas y los aplica en los tejidos de las prendas. La Diputación Foral de Gipuzkoa y Archroma forman también parte del proyecto.

Ternua, muy imbuida en la cultura vasca sabe que en Euskadi se toman muchas decisiones alrededor de la mesa. Sobre todo de las sidrerías donde cada año se consumen unos 55.000 kilos de nueces. Aprovechando estos residuos para crear tintes biosintéticos (el sistema cuenta con trazabilidad total para certificar su veracidad) la empresa textil entra en earthcolors para garantizar la sostenibilidad del tintado de sus prendas. Además, se inicia una nueva rutina de economía circular: más eficaz y sostenible.

Si a eso le sumamos que las prendas emplean algodón reciclado y poliéster reciclado procedente de residuos de botellas PET y el empleo de tintes conseguidos a partir de excedentes de nueces tratados en Barcelona, el resultado son prendas mucho más sostenibles que los de su competencia.

Os dejamos un vídeo en el que la propia empresa explica un proceso que muestra como tradición e innovación pueden unirse para crear un presente y un futuro sostenibles.

Premios Acicae Automoción, celebrando un cuarto de siglo del motor en Euskadi

La industria del motor, tanto de componentes como fabricantes, tiene y ha tenido siempre un peso específico enorme dentro del sector en Euskadi. Actualmente, ACICAE, el cluster de la automoción en nuestro territorio, aglutina a más de 300 empresas -48 de ellas multinacionales- que facturan más de 18.000 millones de euros (nuestro PIB en 2017 superó por poco los 71.000 millones) y emplean en sus más de 280 plantas en todo el mundo a más de 80.000 personas.

Cifras que demuestran el enorme músculo y capacidad de innovación de compañías como CIE Automotive (que recientemente pasó a formar parte del IBEX-35), IDOM, Irizar, KPMG, Maier, Bridgestone Hispania, Binary Soul, Elkargi, Eulen, Fagor Ederlan, Gestamp, etc. Empresas de todo tipo que tienen en común consolidar la industria vasca del motor como un referente continental.

Por eso, aprovechando el vigésimo quinto aniversario del nacimiento de ACICAE, la asociación ha decidido hacer una reflexión sobre el estado de esta industria y recopilar los logros obtenidos durante el último cuarto de siglo así como los retos venideros en los próximos años. Los premios ACICAE-Automoción son la excusa perfecta para ello.

Con el AIC-Automotive Intelligence Center como escenario de excepción, el día de hoy comenzará con una serie de conferencias sobre la Historia de la Industria de la Automoción abiertas a todo aquel que quiera asistir. Manuel Lange, Doctor Ingeniero Industrial e Historiador y Secretario General de ASEPA, realizará una radiografía y un viaje en el tiempo por la Industria del Motor en España.

Miguel Martín, Historiador y Médico ergónomo hará el mismo ejercicio centrándose en la Industria del Motor en Euskadi. Por último, Antón Pradera, presidente de CIE Automotive presentará a los asistentes proyectos singulares de la industria. Modelos muchas veces poco conocidos para el gran público pero que aportaron su granito de arena para entender el automóvil como lo hacemos hoy.

A las 18:30 llegará uno de los platos fuertes del evento. El Lehendakari inaugurará la Exposición de Vehículos Fabricados en Euskadi. Finalmente, a las 20:00 comenzará la cena oficial y la entrega de unos premios cada vez más prestigiosos que buscan no solo el aplauso de los compañeros de profesión sino dar a conocer al gran público las virtudes de una industria que ha cambiado por completo nuestra sociedad y nuestra economía. Un sector en continua evolución que a día de hoy se encuentra frente al enorme reto medioambiental y la necesidad de seguir siendo un tractor de una economía cada vez más digitalizada y tecnificada.

Es precisamente en este escenario donde se antoja más importante el papel de instituciones como ACICAE que permitan colaborar a empresas de sectores diferentes pero con un objetivo común, llevar la industria (automotriz) vasca a un entorno 4.0 que la siga haciendo un referente europeo.

Networking empresarial, SPRI empuja hacia la industria 4.0

La Agenda Digital de Euskadi 2020 es una iniciativa que busca la integración de las Tecnologías de la Electrónica, Información y Comunicación (TEIC) en los procesos productivos para completar el cambio de modelo hacia la Industria 4.0.

Dentro de esa agenda tienen un valor excepcional la Estrategia Vasca de Fabricación Avanzada 2020 y la Estrategia de Especialización Inteligente que se alinean para dar respuesta a los retos del sector en nuestro Territorio.

La SPRI, uno de los principales agentes de este proceso celebró la semana pasada la tercera jornada de Networking Empresarial (Basque Industry 4.0) para impulsar las TIC en un encuentro multisectorial que puso el acento en la nueva realidad del sector celebrado en la Torre Iberdrola de Bilbao.

La jornada contó con empresas vascas del sector automotriz, aeronáutico, energético y máquina-herramienta que buscaban sinergias con otras especializas en digitalización y tecnologías de la información para facilitar su migración al 4.0.

El evento permitió reuniones directas entre ambos sectores gracias a solicitudes específicas pero también a partir de una herramienta de matchmaking que cruzaba datos de ofertas y necesidades de todos los presentes.

El evento contó con la bienvenida de Aitor Cobanera, Director de Tecnología e Innovación de SPRI que puso el acento en la necesidad de fomentar la cooperación interempresarial así como la colaboración entre diferentes (por tamaño, habilidades y capacidades) así comola obligación del sector de abrazar las innovaciones que están cambiando los procesos productivos y las relaciones económicas.

Tomás Iriondo, Director General de GAIA, presentó en una charla al sector TEIC como un aliado estratégico en el reto de la transformación digital de la industria y Alain Campo (GHI Hornos Industriales), Mikel Mondragón (Goizper 4.0), Arturo Fernández (Petronor Innovación) y Ander Eguidazu (Ega Solutions) fueron las cabezas visibles de los espacios de reflexión en los que se planetaron y compartieron experiencias de diferentes empresas que están abordando el proceso de la llamada Cuarta Revolución Industrial.

Todos ellos abordaron temáticas como SmartFurnac, referido a la mejora de la producción y el mantenimiento predictivo, la seguridad y la relación de empresas de tamaño más contenido con gigantes como Airbus.

Esta edición de la jornada de Networking Empresarial buscó la colaboración de 27 start ups y 24 empresas tractoras es el mejor ejemplo del éxito que pueden tener iniciativas público-privadas para conseguir un desarrollo económico responsable que genere un retorno óptimo a la sociedad gracias a la creación de empleo de calidad.

Es por ello que iniciativas como esta jornada se nos antojan absolutamente imprescindibles no solo para consolidar la evolución de un sector históricamente estratégico para Euskadi sino también para fortalecer el ecosistema emprendedor vasco y posicionarnos en el mapa del emprendimiento industrial avanzado, contribuir a la eficiencia y mejorar la competitividad de la industria vasca a la vez que se genera riqueza.

CIE Automotive, el reconocimiento a la innovación y el respeto al medio

Aunque la historia de CIE Automotive es relativamente corta -el proyecto comenzó en 1996 con la creación de INSSEC y su participación en Corporación Industrial de España aunque el nacimiento del grupo no se da hasta la fusión entre el Grupo Egaña y el Grupo Aforasa- su huella en la economía vasca es cuando menos relevante.

La multinacional es un proveedor y subconjuntos para el mercado global de automoción con un especial énfasis en el uso de tecnologías complementarias así como diversos procesos asociados. Dominion, la otra unidad de negocio del Grupo se centra en buscar multiservicios y soluciones que optimicen la eficiencia en los procesos productivos a través de la innovación.

Con 98 centros productivos repartidos por los cinco continentes, las plantas de CIE Automotive están presentes en 17 países. Su unidad de “smart innovation”, Dominion, está presente en 30 países. Entre sus clientes se encuentran empresas como Renault, Daimler, Chrysler, Ford o Volkswagen, así como proveedores como  Magna, ZF, Schaeffler, Nexteer o Faurecia.

Con certificados de calidad en 17 países, la preocupación por minimizar su huella de carbono es una de las señas de identidad de la empresa: su sistema de reciclaje de virutas de aluminio así como la reutilización de la chatarra o la gestión del agua convierten a la compañía en una referencia en el sector industrial.

Por todo ello, el reconocimiento de la empresa vasca en forma de acceso al Ibex 35 ha sido recibido como “una motivación para seguir con la misma estrategia” además de un incremento de la visibilidad para acceder a clientes potenciales extranjeros a los que es complicado llegar si no se está en los principales índices bursátiles.

“Mantener el enfoque industrial”, seguir siendo una de las empresas tractoras de referencia en la industria vasca y un ejemplo en gestión ambiental, innovación, investigación y calidad serán las prioridades de la empresa.

Los criterios que se tienen en cuenta para que una empresa forme parte del selecto Ibex 35 son que tengan un valor bursátil elevado así como una “negociación activa” por parte de los inversores. Además, se busca que sean compañías con una “gran representatividad” en el Estado.

La empresa de componentes con sede en Bilbao tiene un capitalización de más de 4.500 millones de euros y en 2017 obtuvo un beneficio neto de 215,4 millones de euros, un 32,7% más que en 2016 por lo que no es de extrañar que, en lo que va de año, se haya revalorizado más de un 50% y un 360% desde el cierre de 2013.

CIE Automotive lleva tiempo siendo una de las referencias de los fondos de inversión estatales que siempre han aplaudido su fuerte capacidad exportadora así como que sea una empresa con fuertes accionistas de control

BIEMH 2018, éxito económico y de asistencia

Desde que comenzó a plantearse nada más acabar la anterior edición, la trigésima Bienal Española de Máquina Herramienta debía ser especial. Debía mostrar, más que nunca, su adaptación a un nuevo mercado, a un nuevo sector y a una nueva sociedad que demanda mucho más que antes: soluciones avanzadas para ganar competitividad que permita seguir siendo un referente industrial -así como mantener puestos de trabajo de calidad- y un sector eficiente, eficaz y respetuoso con el medio. Una feria que abrazara la digitalización para mostrar al mundo Euskadi como vanguardia industrial y económica.

Y ahora que ha cerrado sus puertas hasta 2020 podemos asegurar con rotundidad que ha sido un éxito tanto por asistencia (ha recibido más de 42.000 asistentes de 61 países, lo que supone un 5% más que la edición anterior) como por impacto económico que ha superado los 42,7 millones de euros.

El 40% de todos los visitantes lo han hecho desde fuera de Euskadi, siendo Nafarroa, Catalunya, Madrid, Cantabria, Castilla y León los principales orígenes desde la península, aunque cabe destacar el crecimiento de Andalucía y Canarias. Un 5% lo hicieron desde el extranjero con Alemania, Francia y Portugal como visitantes más habituales, este año China, India, México, Colombia y Estados Unidos han sido mercados en los que ha crecido con doble dígito el número de visitantes.

Con 1.750 expositores y “un gran ambiente y sensaciones por parte de quienes nos han visitado”, en palabras de Xabier Basañez, director general del BEC, la cifra de asistencia tiene aún más importancia si tenemos en cuenta que la anterior edición contó con un día más. Si lo “descontamos”, el incremento se dispara hasta un 20%.

Basañez explicó que el impacto económico se tradujo, además, en la creación de 894 puestos de trabajo directos y una recaudación fiscal de 5,3 millones. El 65% de esos 42,7 millones se generaron fuera del BEC, en comercio y hostelería, por ejemplo, que vivió la semana pasada con casi un 100% de ocupación hotelera.

Para la Asociación de Fabricantes de Máquinas Herramienta (AFM) destaca la “imagen potente” que se ha mostrado en la Bienal gracias a expositores con las mejores máquinas y, sobre todo, con productos y soluciones adicionales tecnológicamente muy punteras que servirán para dinamizar el sector y, a buen seguro, atraer aún a más empresas y visitantes la próxima edición.

Según una encuesta propuesta por la AFM a sus asociados participantes, estos valoraron la calidad y resultados del evento con un 7,9 sobre 10. Además, en todos los parámetros evaluados suben la nota respecto a la edición de 2016.

Basañez también quiso subrayar la “calidad” de los visitantes de la Feria por su capacidad de compra o de hacer negocios. Un 12% de quienes han acudido son propietarios de empresas, un 15% directores generales, un 18,5% jefes de departamento y un 29% técnicos.

Por sectores, los que más interés han mostrado en el evento han sido la automatización (14% de los visitantes), accesorios (13,6%), herramientas (10,4%), componentes (10%), fabricación aditiva e impresión 3D (7,7%), digitalización (6,1%) y robótica (4,5%).

Mención aparte merece BeDIGITAL by BIEMH, el primer foro de tecnologías digitales de la industria que se estrenó con 32 empresas que han ofertado 250 puestos de trabajo y han gestionado más de 1.500 CV. Un evento que ha servido para dar voz a una parte pujante e innovadora del sector que se antoja fundamental tanto para modernizar las empresas tractoras del sector como para ofrecer soluciones a medida y accesibles PYMES con menos recursos pero la misma importancia dentro de la economía vasca.

Noticia recomendada por Binary Soul