S&M Cloud, mejor proveedor de servicios en la nube de IBM 2018

Es habitual que tanto cuando planteamos premios anuales en esta bitácora como cuando leemos sobre los galardones a empresas tecnológicas otorgados en otras páginas o estamentos pensemos en grandes corporaciones o pequeñas start ups ubicadas en California, Israel, Reino Unido o Asia.

Sin embargo, poco a poco, Euskadi comienza a tener un tejido empresarial tecnológico que está trabajando de forma notable y que comienza a cosechar éxitos. El último es el de la firma bilbaína S&M Cloud en la reciente Cumbre del Ecosistema IBM 2018 celebrada en Madrid.

En ella se ha reconocido la “labor de colaboración, definición e implementación de sus soluciones” de computación en la nube de esta empresa fundada en 2013, por segunda vez en tres años.

Especializada en la integración de infraestructuras de servicios en la nube, esta vez el galardón ha recaído en la categoría de mejor partner del año en Cloud Computing, los servicios de alquiler de capacidad informática a través de internet, y reconoce al proveedor bilbaíno su contribución durante 2017 en IBM a la hora de impulsar el cambio tecnológico y la innovación en sus clientes.

 

La presidenta de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, Marta Martínez, destacó, en la entrega del premio a S&M Cloud, que “los partners son una parte esencial de la transformación de IBM a las áreas tecnológicas de mayor valor añadido como son la computación en la nube, inteligencia artificial, datos, ciberseguridad, e infraestructura adaptada para soportar las nuevas cargas y las arquitecturas híbridas”.

Lucía Álvarez, directora de IBM Business Partners en España, Portugal, Grecia e Israel, aseguró que son estas empresas las que “están consiguiendo desarrollar plataformas y arquitecturas basadas en cloud de enorme valor. Así, Álvarez recalcó que con el premio a S&M Cloud IBM “ha querido reconocer a un partner cuyo foco exclusivo en cloud le está permitiendo abordar todo tipo de oportunidades con éxito”.

Además, catalogó a la empresa como un partner “de referencia para los clientes de IBM”, especialmente en el sector comercial, donde “son más necesarios estos proyectos llave en mano”.

Acacio Laiseca director gerente S&M Cloud, además de agradecer al equipo de IBM por el reconocimiento, también resaltó “la confianza depositada por sus clientes, la labor de los profesionales de su equipo y el apoyo recibido por el mayorista Techdata.”

StartUps Euskaltel, el puente entre los emprendedores y la tecnología

Euskaltel siempre se ha caracterizado por su continua apuesta por nuestro territorio (dotarlo de una infraestructura tecnológica puntera en Europa) y por ser una empresa tractora de otras compañías de alto valor añadido en Euskadi. Precisamente por eso hace medio año presentó en Derio un programa estratégico, llamado StartUps Euskaltel, que abre las puertas de la compañía a emprendedores e iniciativas innovadoras con el fin de convertirse en un puente entre éstas y los sectores productivos.

Especialmente dirigido para empresas centradas en el Internet de las Cosas, Inteligencia Artificial, Ciberseguridad, tecnologías en red y comunicaciones, WiFi y 5G y el desarrollo de contenidos y aplicaciones para el nuevo decodificador de la empresa, el programa subraya “el compromiso de Euskaltel con el desarrollo y la transformación digital de la sociedad vasca”.

Por eso, el proyecto busca desarrollar nuevas ideas, productos y servicios pensados para hacer la vida de las personas más fácil y para potenciar la competitividad de las empresas.

Éste no es el único proyecto de este tipo en el que participa la empresa. De esta forma, Euskaltel ya forma parte del programa acelerador Bind-4.0 en el que se establecen relaciones contractuales entre empresas tractoras y start ups de todo el mundo con un formato cliente-proveedor en el que se busca un beneficio para ambas partes mediante una transferencia de ideas/tecnología y otra de potenciales clientes y la entrada a un mercado más grande.

Para formar parte de esta primera edición es necesario que la empresa esté radicada en Euskadi, forme parte de alguno de los programas de aceleración o incubación de empresas de las entidades colaboradoras y tener una antigüedad de menos de tres años. De forma progresiva, StartUps Euskaltel acabará colaborando con todas las aceleradoras del territorio y permitirá consolidar aún más el ecosistema de innovación vasco.

Entre los beneficios de las empresas seleccionadas estará el acceso a estructuras de telecomunicaciones, servicios y equipos del Data Center de Euskaltel. Además, se podrá participar en los procesos de compra del grupo, programas de formación, workshops, espacios publicitarios, etc. Se busca dar el empujón que necesitan estas pequeñas empresas al principio para acabar consolidándolas. Una forma de apoyar al emprendimiento en Euskadi que busca generar oportunidades de negocio y alto valor añadido en el ámbito local.

Noticia recomendada por Binary Soul

Bilbao Tech Week 17, la tecnología como medio de desarrollo

La semana pasada, entre el martes y el viernes Bilbao celebró su Tech Week, un evento que busca colocar a la capital como centro tecnológico y digital en el contexto nacional e internacional y presentar a la Villa como un hub ineludible en campos tan diversos como la medicina o el marketing.

De esta forma, con la sala Multibox de EiTB como mejor escenario posible, la reunión impulsada por BEAZ, SPRI y Bilbao Ekintza y apoyada por Ve Interactive, Innolab Bilbao y Binima Digital Products se dividió en cuatro jornadas con temáticas diferenciadas que sirvieron para que tanto los asistentes como los medios comprobaran la importancia de la digitalización en todos los campos de la sociedad y la economía.

El primer día fue el turno de la medicina. Durante la jornada se trataron campos como la regeneración de tejidos y de órganos de la mano de David Rodríguez (director de producto y calidad en Osteophoenix SL); la interacción hombre-máquina a través del eye-tracking (ponencia impartida por Marie Macharackova); la evolución del hardware y el software en dispositivos médicos (con Jon Mabe de Ik4 Tekniker) así como las soluciones interactivas para los pacientes crónicos (expuesto por Julio Álvarez).

La jornada se cerró con una interesante mesa redonda en la que el tema abordado fue la salud 2.0 (Health 2.0 Basque) en la que se analizó el papel de los dispositivos móviles y la computación en la nube como aliados para una mejor gestión sanitaria tanto para usuarios como para Instituciones. El taller de la tarde puso énfasis en el desarrollo de nuevas herramientas digitales a partir de la plataforma bizkaia.network.

La segunda jornada trató sobre Blockchain desde el punto de vista de un desarrollador (ponencia de Iván González de Plain Concepts); el diseño de espacios de confianza (por Jesús Cao de Flow) así como sus aplicaciones en el tejido empresarial (análisis llevado a cabo por Óscar Lage de Tecnalia). Arantza Marqués García, de IBM, llevó a cabo la reflexión sobre el potencial de este análisis de datos para optimizar la producción industrial mientras que la mesa redonda abordó las criptomonedas, su uso y su posición dentro o fuera del marco legal.

Por la tarde llegó el turno de IBM Watson Developer Cloud y su potencial como herramienta para el desarrollo de servicios congnitivos para una nueva generación de aplicaciones apoyadas en la inteligencia artificial.

El tercer día estuvo centrada en las start ups: desde el empleo de analítica avanzada para mejorar las organizaciones (propuesto por Iñaki Pertusa de Decidata) así como herramientas para identificar oportunidades de negocio (de la mano de Josu Rodrigo de We Are Testers) así como la evolución de las pequeñas empresas y su adaptación a nuevas tecnologías -Borja Cembrero de Naiz Fit- o la experiencia de Quifa con una interesante ponencia titulada “de la idea a la store”.

El debate de la mesa redonda giró en torno a la facilidad de emprender en Euskadi y las facilidades y obstáculos a la hora de poner en marcha una iniciativa empresarial. El taller presentó UX Garaje de VE Interactive.

Finalmente, el viernes la BTW se centró en el marketing digital. En esta jornada se desarrolló el mismo desde la perspectiva de un Growth Hacker por parte de Juan de la Herrán; las estrategias digitales en las que deben invertir las empresas (con la colaboración de Rubén Molina Ortego de VE Global) así como una análisis de la transformación del marketing gracias a la tecnología (con la experiencia de Miren Elosegui de Hispavista).

Miriam Peláez y Daniel Peris de Pickaso explicaron las posibilidades inmensas de  los negocios móviles e Iñaki García de Lin3s analizaron las diferentes estrategias de marketing digital y su sentido en cada escenario. La mesa redonda analizó la relación entre el marketing digital y las agencias de marketing convencionales así como la supervivencia de las segundas sin tener en cuenta el primero.

En definitiva, una semana en la que Bilbao se presentó como una ciudad digital en el presente para consolidar los retos tecnológicos del futuro.

BIME Pro, Bizkaia como centro de la innovación

Un año más, el BEC fue el escenario de uno de los festivales más interesantes de la escena europea: el BIME. En él, además de grandes grupos musicales se pudo disfrutar de unas jornadas denominadas BIME Pro volcadas con la innovación y las nuevas tecnologías. Tres días donde lo mejor del ocio y el negocio se unen para seguir siendo referencia internacional.

De entre toda la oferta de actividades y meetings destacó sobre manera Startup Summit en el que la industria creativa, musical y digital se dan cita con los asistentes para mostrar, no solo sus novedades, sino las tendencias que les deparan en los próximos años.

Aletxu Echevarría (director y fundador de The Blackout Project), Aritz Hernández (socio fundador y director general de Grupo Campus), Eduardo Ronzano (de Tempow) y Eneko Knörr (cofundador de Aquratio) fueron los Business Angels en un evento al que acudieron más de 80 start ups (más de 60 internacionales) y otros 80 inversores.

De entre todas ellas destacaron sobre manera las propuestas de Be Helpie, centrada en el social networking; Brandtrack, dedicada a la comunicación; Backbinder y Wayra, relacionadas con la música; NFC Sound, volcada en las tecnologías B2B o Warm, especializada en música y medios.

El papel de los speed meetings así como las charlas relacionadas con las industrias creativas o los tipos de inversores (captación o el tipo que mejor se adapta a cada modelo de negocio de las start ups) demostraron que el evento sigue siendo un referente a la hora de potenciar nuevas ideas y consolidar los proyectos disruptivos.

Los ponentes de este año fueron Ana Ormaechea (fundadora de Cuonda and the tablet army), Daniel Romy (de Media Digital Ventures), Oriol Juncosa (cofundador de Encomenda VC) y Guillermo Arregui -CEO y cofundador de Emprendiza-.

El país invitado al evento fueron los Países Bajos que, además de ser una potencia europea en cuanto a industria musical (son el quinto mercado por delante de otros países como España, mucho más poblada) cuenta con un gran tejido de pequeñas empresas innovadoras y un gran apoyo institucional en campos como la cultura, el ocio y la digitalización.

En resumen, el BIME Pro volvió a ser un punto de encuentro ineludible para aquellos que quieren hacer las cosas de otra forma. Aquellos que quieren crear proyectos alternativos con fondo social y aquellos que quieren invertir y potenciar esas ideas más allá de los cánones establecidos sin, por ello, dejar de buscar un buen retorno. Nos quedamos con ganas de más, aunque ya falta menos para la edición de 2018.

Mentoring, la clave para crecer está en la comunicación

Prácticamente todos los economistas hablan de dos tipos de empresas en todos los mercados: las tractoras, firmas internacionales que fomentan el crecimiento y desarrollo económico a nivel Macro; y las pequeñas empresas que surten a las primeras de todo lo que necesitan para su actividad. Entre estas últimas se encuentran, por supuesto, las start up, empresas jóvenes e innovadoras que, si crecen a un ritmo alto se las denomina gacelas.

Todo ello permite la existencia de un ecosistema o tejido empresarial que influye de una forma determinante en la riqueza y el desarrollo social de una región. Y por eso es necesario la colaboración entre ambos tipos de compañías para garantizar la supervivencia del otro. Lo que en biología se conoce como simbiosis en economía se traduce en sinergia.

Más allá de la colaboración estrictamente económica entre grandes y pequeñas empresas (o maduras y jóvenes) existen una figura central en su relación: el mentoring, una práctica según la cual una persona facilita el desarrollo de otra a través del intercambio de recursos, conocimientos, valores, habilidades, perspectivas, actitudes y competencias (según Julio Rodríguez Días en su excelente “Mentoring para emprendedores. Guía Práctica.”).

En definitiva, una relación de comunicación entre un maestro y un alumno en el que el aprendizaje, el desarrollo y el crecimiento del segundo viene marcado por la experiencia del primero. La ciencia ha demostrado que cada uno de nosotros -nuestros cerebros- somos diferentes porque nuestro entorno, nuestros impactos recibidos, nuestras conversaciones mantenidas, son diferentes. Eso moldea nuestra forma de aprender, ser y actuar. Nuestro desarrollo personal y la forma en la que influenciamos a los demás.

Es por ello que hemos de entender el mentoring como algo más que una relación en la que alguien vuelca sus conocimientos sobre otro, sino como un intercambio de pareceres y experiencias, de puntos de vista, en el que ambos aportan su experiencia siendo el mentor el que puede guiar al mentee.

Esto supone una gran responsabilidad para el mentor quien debe desarrollar el rol de acompañante (ha de aconsejar sin marcar el devenir del mentee); indagador (debe hacer que el mentee ponga en duda todos los procesos para aprender de ellos, no dar nada por sentado); explorador de opciones (potenciando el pensamiento creativo del mentado); informador y consejero; impulsor (incrementando su nivel competencial); conector (gracias a su red de contactos que pone a disposición del mentee) y modelo de comportamiento (apoyándose en su mayor experiencia).

Todo ello permitirá que el emprendor, la pequeña empresa, adquiera la suficiente experiencia y contactos como para poder consolidar sus proyectos y, con el tiempo, pase a ser una empresa tractora que ofrezca su potencial a otros nuevos emprendedores.

Noticia recomendada por Binary Soul