De competir y divertirse. De ser feliz. De ser Pottoka.

Una de las grandes dificultades que tiene la gente, es tener claro lo que realmente quiere en la vida y tenemos miedo por eso, yo animo a la gente a intentar hacer lo que realmente quiere, porque es una oportunidad única en la vida, y esta pasa rápido… O algo así, oí una vez a Kepa Acero. La idea era esa, no se si con esas palabras. Hoy toca uno de esos post tipo puré, de meter muchas cosas en el vaso y darle a la batidora.

El otro día lanzaba la idea de un nuevo proyecto o idea o equipo o forma de ver el deporte o … denominado Pottoka, no la especifiqué mucho, no por dármelas de interesante, si no porque tampoco se muy bien, cómo plasmarlo en palabras. Es complicado unir la dualidad diversión y competición. Aunque nos digamos que lo importante es participar, cuando compites (en ese instante) estás sufriendo y estás al límite. Luego en ese preciso instante diversión poca… Y si vas a una competición de jiji jaja, no estás competiendo, estás haciendo deporte, pasándolo genial, disfrutando… pero no estás compitiendo al 100%. O al menos a mí no me gusta denominar lo así. Repito, complicado a veces separarlo.

Para mi el deporte es la vida, fuera de mi familia y de un reducido círculo, es lo más importante. Luego, es diversión y es frustración, es alegría y es tristeza. Partiendo del hecho de que no concibo el deporte sin la competición, y cada día me exijo más, con los preceptos anteriores, podríamos pensar que para mi la vida es competición. Y es algo que no es así. Nunca he querido competir con nadie sin un dorsal. Es difícil de explicar o de entender como no se tiene interés por tener el mejor coche, la mejor casa, la mejor ropa… y eres capaz de llegar vomitando en un 1500m o dejarte las rodillas bajando de una montaña sudafricana por ganar 3seg.

Creo que he llegado a un punto, en el que he encontrado el equilibro entre disfrute y competición. Hubo una época en la que estos dos conceptos chocaban y no disfrutaba o no competía. Hay muchos ejemplos en este humilde blog, pero ha habido más malos ratos en casa. Cuando se apaga la luz y empiezas a darle vueltas a las cosas. No a los métodos de entrenamiento (que también) si no a cómo resolver esa ecuación, esa dualidad. Será la edad, la paternidad, mi episodio alucinógeno en Lesotho o la ingesta de productos de marca blanca, pero creo que he llegado a ese punto de equilibrio que me da una paz cojonuda muy buena.

Con estás reflexiones y alguna más intentaré explicar lo que tengo en mente. Buscar la simplicidad del deporte para encontrar la diversión y de ahí a la felicidad haciendo lo que nos gusta. De ahí parte la idea del Pottoka, de disfrutar de cada instante porque será el último, de los premios y de los mareos en las series, del barro y de la cerveza. De ser feliz.

 

Vuelta a la carga. Proyecto Pottoka.

Si aguanto un poco más sin escribir llegaba al mes… ahora que tanto gustan las marcas, podría ser un nuevo record. Pero como siempre digo, para escribir sin decir nada e inventar hubiese echado el CV en la Razón. Aunque bueno, no creo que este blog sea mucho mejor, a veces.

Tiempo suficiente para asentar el viaje a tierras africanas. A descansar (poco) el cuerpo y a cimentar las ideas de lo que quiero para el futuro. No miento si digo que aunque siempre me he sentido muy a gusto en los equipos en los que he estado, si no me hubiese ido, en ocasiones creo que tengo formas de ver el deporte un poco ajeno a organizaciones tan férreas. Aún no tengo muy claro cómo lo voy a hacer, pero sí que tengo claro que quiero y que no quiero ser o hacer. Me pasa un poco como a los de Podemos que me falta concretar. A nivel federado seguiré donde estoy que es donde quiero estar, pero si que voy a poner en marcha una idea que tengo, Proyecto Pottoka, algo que intenté cuando la andalucía bike race pero no cuajó. Que en un futuro deberá desembocar en algo más consistente. De momento es una forma de ver el deporte.

En lo deportivo ha sido un mes muy interesante. Con alguna carrera buena y grandes entrenos. Bajando el volumen y metiendo más calidad. Sigo con el cuerpo un poco raro ya menos y este mes tenemos el campeonato de Bizkaia de Cross. Que no es que lo vaya a ganar pero siempre es bonito hacerlo bien.

Os dejo este vídeo de la “carrera” del km vertical de Lesotho. La carrera no es gran cosa, lo que vale son los paisajes.

 

 

La Rioja Bike Race. Crónica de una gran prueba.

Hay veces que el dolor de piernas, el sudor y el ácido láctico son un oasis de paz en la vorágine del día a día. Y algo así, he vivido durante estos tres días en Logroño. Poder estar tres días haciendo lo que más te gusta es maravilloso. Para mí ha sido un acierto por parte de la organización, establecer Logroño como sede de la prueba. Por emplazamiento y por un recorrido que ha dado mucho juego.

Como habíamos comentado en la previa, se trata de 3 etapas con una longitud en kms y en dureza que según pasaban los días ha ido aumentando. Aunque si me permiten, esto es lo de menos o al menos debería serlo, para el grueso de lo que nos movemos de la mitad de la clasificación hacía el final. Lo importante es disfrutar del Mountain Bike. Y os doy mi palabra que allí había todos los ingredientes para poder hacerlo. El que no lo ha hecho es porque no ha querido ;-).  Los recorridos han sido espectaculares, todos los días había: una bajada técnica, una pista ancha para darle “bacalao”, senderos entre árboles, subidas duras… El que lo deseaba y se lo podía permitir tenía servicio de mecánica, de fisioterapia, limpieza de bicis… Tres días para pensar en, comer, dormir y dar pedales. Como si fuésemos buenos, pero en mi caso, sin serlo.

Etapa 1:

Siempre las primeras etapas son muy nerviosas, como los toros cuando salen de toriles aún sin banderillas.  Etapa rápida y corta (55km), sin mucha dificultad técnica, salvo la gestión del ácido láctico y una bajada muy bonita: Las Neveras. Y lo dice uno al que no le gusta bajar ni a comprar el pan. Muy muy bonita, donde el que sabe bajar, disfruta mucho. Una vez culminabas esa bajada, tenías una pista fácil donde los rodadores podían hacerse valer. Lo más importante era no gastar más de la cuenta, no perder mucho en las Neveras, librar alguna posible caída y no romper la bicicleta. Objetivo cumplido, aunque creo que se rodó demasiado rápido. Yo al menos llegué algo tocado. Ahora tocaba recuperarse y descansar.

Etapa 2: 

Hoy el kilometraje era algo superior y el desnivel casi el doble. Entrabamos en el fin de semana y este nos recibía con dos etapas de Mountain Bike puro. Dos bajadas preciosas entre senderos de piedras por la Senda Bonita, un tramo de enlace en el que se podía rodar fácil y el segundo punto caliente: La senda del Monolito. La bajada de la Senda Bonita fue muy dura y en mi caso me originó un gran desgaste, algo penaría el resto del día. Sin embargo la senda del Monolito ha sido la bajada en laque más he disfrutado, pena que al final apenas me quedaban frenos. De ahí a meta, nos esperaría el mismo recorrido que el viernes y el domingo, pista con un tramo de trialera muy chula, asfalto y la satisfacción de acabar la segunda etapa. Etapa exigente ya que salvo los enlaces, el resto de la etapa no te regalaba nada: senderos, bajadas técnicas, subidas duras… Y en vísperas de la etapa reina. 65km exigentes que en mi caso personal tuvieron el mejor regalo que uno puede desear, la presencia de su hijo y de su mujer en meta. Un bálsamo para las piernas y una alegría para el corazón. Después de esto sabía que debía de terminar de la mejor manera posible.

Pequeño ciclista e hijo

Etapa 3:

Tras una tarde previa muy ajetreada reparando la bicicleta. Aquí hay que agradecer a Jokin Irureta y Javi Rodriguez que nos ayudaron a repararla. Ya que si es por mí, salía sin frenos.

10291741_873343482692529_6554368770121728690_n

Domingo… 80km… Las campanas nos reciben en Logroño, como en un funeral, preludio de lo que nos espera. No mentían cuando nos decían que se trataba de la etapa más dura. Etapa bien diferenciada, dos picos, dos subidas y dos bajadas. La primera subida más vertical y con una bajada larguísima entre árboles y rocas hasta Torrecilla de Cameros. No miento si digo que es el tramo más bonito que he hecho, en esta carrera y en otras. Con el tiempo  justo para recuperar los brazos una nueva dificultad nos daba las buenas tardes: ascenso a la Sierra de Moncalvillo. No sé si tiene categoría, pero yo le pondría el de primera o fuera de categoría. 1h de continuo sufrimiento para las piernas, en ese momento me llegaron todos los males… Cogí un melocotón de los buenos y si no es (otra vez) por el dúo Irureta-Hernandez en la cima me comen los buitres… llegué palmera. Sin tiempo para nada nos disponemos a bajar un corto pero técnico descenso. Que en gran parte coincidía con el de la primera etapa, el descenso de las Neveras. En esta parte y fruto de mi estado besé el suelo. Fue un pico, sin lengua, lo justo para probar el sabor de la tierra Riojana. Repuestos, bajar y encarar los últimos 15km a meta, los 15km que ya nos sabíamos de memoria, los 15km que nos separaban de nuestra medalla. Entrada triunfal de los 4 jinetes de la Andalucia Bike Race 2013: Gustavo Arana, Jokin “El Kaiman”, Javi y un servidor. La verdad que cuando uno está tan mal y ve que tres personas se vuelcan única y exclusivamente en que pueda llegar, tirando por la borda sus objetivos personales, para cumplir el de un tercero… se establecen lazos que difícilmente se pueden romper. Gracias amigos.

10359243_874341342592743_6719016996399928750_n

 

Si he sabido explicarme correctamente, el lector ha debido de entender que se trata de una gran prueba, de un recorrido precioso, de una gran organización y de una experiencia que todos los amantes a las ruedas de tacos deberían probar. Un 10 a esta Rioja Bike Race by Gaes.

Andalucia Bike Race. Capitulo 2. Primera fase del entrenamiento.

A falta de 42 días para la carrera la cosa está… como está. Desde el ultra de Tenerife que empecé a preparar esta carrera han pasado muchas cosas, casi todas buenas. A parte de lo que es el hecho en sí del entreno físico, me ha servido mucho para madurar como persona, he aprendido a buscarme la vida como nunca, reuniones, mails,… Y he de reconocer: que sólo el hecho estar con un dorsal en la línea de salida, para mí, es motivo de estar muy orgulloso, luego la carretera nos pondrá en nuestro sitio.

El proyecto empezó a gestarse, antes del reto de Santurtzi a Bilbao por montaña (para los asiduos al blog) una de tantas mediodías corriendo con mi compañero Gustavo por la ría de Bilbao (por el paseo, no por el agua que no soy Jesucristo). Valoramos otras opciones como la Titan Desert, pero al final nos decantamos por la Andalucia Bike Race. Casualidades de la vida en mayo seré padre de mi primer hijo Jon (no suelo y no voy hablar de mi vida privada, pero este dato afecta al transcurso del Blog), algo que nos hace mucha ilusión tanto a su madre como a mí.  Habrá que gestionar estas emociones, ya que por un lado está la motivación de hacerlo bien y por otro la tristeza que da separarte de la familia durante 1 semana. Tendremos que gestionar estas emociones.

Al lío… Entrenos: Durante el 100% de los entrenos del primer ciclo (8 semanas) el trabajo ha sidola base aeróbica, kms y kms sin pasarnos de pulso y trabajando en adquirir resistencia y hacernos a andar en bici día sí y día también (porque no decirlo, hacer el culo a estar tanto tiempo sobre la bici)… Una vez pasada esta fase hemos ido metiendo algo de intensidad, series largas, puertos… para ir acostumbrado al cuerpo a reciclar el ácido láctico. Y desde esta semana tenemos ya BTT, por lo que 4 entrenos serán específicos con la bici de montaña. También hemos incluido el gimnasio, antes no, la verdad que era muy caro y para dos días que iba me suponía comprar en el lidel y estaba mermando mi rendimiento 😉

Bici de carretera bici de montaña? Bueno… esto es muy personal, yo pongo mi idea. La carrera son 6 etapas maratón, yo estimo 5h día. Luego para mi el 40% del éxito es el fondo físico, 20% técnica, 20% recuperación tras etapas y 20% compenetración con tu compañero. Por lo que ese 40% es lo que hemos trabajado, y para mí no hay mejor forma de hacerlo que con la bicicleta de carretera. Ahora incluiremos la BTT durante 4 días, esto es: 2 días carretera y 5 BTT. Tratando de concatenar Viernes-Sábado-Domingo-Lunes de BTT.

Complementos: La idea es que esos entrenos de BTT sean de no más de 2h (es el tiempo que tengo al mediodía) por lo que a las noches y cuando todo el mundo duerma, bajaré al garaje a hacer alguna sesión de Bkool. Y los días de carretera de carretera recurriremos al gimnasio como complemento y trabajo de fuerza.

Gimnasio: Mucha gente me pregunta qué entreno hacer? Partiendo del hecho que es personal y que cada uno sabe qué es lo que mejor le conviene. Mi entreno es muy sencillo, como yo. Hago mini-circuitos: un ejercicio de pierna, dos de cintura para arriba y abdominales, 4 series, 10 reps pierna, 15 cintura para arriba y 25 abdominales/lumbares.   Ejemplo: Sentadillas, hombro,biceps y abdominales. Voy variando de ejercicios salvo que busques la hipertrofia, en el gimnasio como en la frutería: en la variedad está el gusto.

Poco más… siempre con las cartas boca arriba. Luego la liare petarda, llegaré fuera de control… pero no tendré la escusa de que no fui entrenado.

Os dejo un vídeo güeno güeno:

En castellano: https://vimeo.com/56556395

En este reto como en la vida o le pones cojones empeño o no salen las cosas.

 

Andalucia Bike Race. Episodio 1. Colaboradores.

Aviso!! tendremos al menos un post sobre la Andalucia Bike Race a la semana, de aquí al día de la carrera. La idea del blog y de esta colección de post será mostrar como hemos ido tuneando a esta mula de carga hasta intentar convertirla en ciclista…#ProyectoPottoka Ya hemos hecho algunos, sobre entrenos y alguna cosa más, pero desde hoy con más frecuencia iremos contando por aquí a modo de diario, lo que vayamos haciendo. Trataremos la Andalucia Bike Race como un proyecto global, hablaremos de material ciclista, alimentación, entreno invisible, textil,…. Intentando demostrar que con trabajo casi todo se puede conseguir.

Hoy presentare a las empresas que nos van o ayudar en esta gran aventura, sin ellas esto no sería posible. La verdad que estoy bastante contento ya que son las que quería y las que creo que son las mejores. Muchas de ellas llevaban de algún u otro modo en mi día a día, pero gracias a este proyecto han pasado a formar parte de este gran equipo, algo que me enorgullece mucho. Oficialmente competiremos con el SPIUK-CANNONDALE BTT, pero todas ellas tienen un ocupan muy especial.

Spiuk: No tiene mucho sentido presentarles, son referencia en el campo del ciclismo y del triatlón. Desde mis inicios me han acompañado tanto en los cascos, zapatillas, gafas y textil… así que, que aceptasen entrar a formar parte del equipo, ha sido un sueño hecho realidad… Considero que es lo mejor que podemos llevar en carrera y en entreno. Textil, zapatillas y cascos llevaremos de la marca de Orozko.

Spiuk

Cannodale- CiclosGetxo: La parte más importante de una carrera en bicicleta de montaña parece lógico, que sea la propia bicicleta y es así. He dicho en varias ocasiones que no tenía y uno de los objetivos durante estos meses ha sido conseguir una. La verdad que contaré con la que creo que es la mejor máquina, para disputar esta prueba, una Cannondale Scalpel de doble suspensión y horquilla lefty. Y todo esto ha sido posible a Ciclos Getxo que nos ayudará con la bicicleta.

Tecnología punta

Victory Endurance: Si alguien tenía dudas de cual iba a ser el avituallamiento en carrera es que no sigue este blog. Tanto la suplementación y la alimentación corren de cuenta de Victory Endurance, es lo que me funciona, se que es lo mejor y es lo que llevaremos antes/durante/después de cada etapa. Más adelante explicaré que productos usare y en cuando son más adecuados tomarlos.

Bioiberica: Muchas veces os he hablado en el blog de esta línea de suplementos. Cuidan de mis articulaciones y de que pueda entrenar con la fuerza con la que entreno sin lesionarse o enfermar. Tanto Artrocative, Tendoactive, Inmunoactive o Hialosorb son productos que consumo desde marzo del 2011 y no creo que me hayas leído que ande lesionado… Grandes productos para el cuidado del ciclista.

Articulaciones protegidas.

Bkool: Los que me seguís por el twitter sabéis que he estado más tiempo usando esta herramienta que rodando por la carretera. Para mi es la herramienta definitiva, la mejor forma de entrenar cuando el tiempo es escaso o como últimamente: imposible hacerlo en la calle. Control de watios, pulso, cadencia… entreno efectivo y divertido.

Multióptica Elías: No creo que sea sospechoso de no ser orgulloso de ser de Portugalete, siempre he presumido de ello. Y es por ello que es un orgullo poder lucir esta marca, desde el año pasado han pasado de colaborar conmigo dándome las gafas de competición,  a  ser amigos que se han ido sumando a los diferentes proyectos en los que me he embarcado. Es un orgullo colaborar con gente así.

BES-T: Desde septiembre llevo testando estos productos. Se trata de una suplementación vía tópica (cremas o pomadas). Corrí el ultra de Tenerife con ellas y me fue muy bien. Desde entonces las uso como cremas de masaje para antes y después de cada carrera/entreno. Una forma perfecta de hacer llegar los aminoácido a los músculos.

Deustotech-Ingenierí­a Deusto: Lugar donde trabajo y que se han unido al proyecto. La verdad que una empresa como la Universidad de Deusto se fije en ti es un orgullo. Trataremos de portar la imagen de la mejor forma posible allí por donde corramos.

Jean Luis David: Para los que creáis que este pelo mío, pelazo diría yo, es natural… para nada es gracias a l@s chic@s de las peluquerías Jean Luis David de Artea, Deusto o Ballonti. Simplemente grandes amigos.

 

 

No quiero cerrar este post si acordarme de los chicos de Mettacarbon, siempre han estado ahí y han/hemos hecho todo lo posible porque nos acompañaran a Andalucia pero no ha sido posible. Pero seguiremos apoyandonos en los siguientes proyectos/aventuras o retos. Gracias.

Daremos un poco de ritmo al blog, la semana que viene esperamos tener en marcha el vídeo blog, algo que dará mucho ritmo.

Gracias por estar por aquí, ahora solo falta que no la líe yo…