Clavando agujas a inocentes

Caprile va de Risto y de listo. El diseñador de moda Lorenzo Caprile es el último de los personajes al que la tele transforma y envilece. Metido en el impostado papel de juez del nuevo concurso-reality “Maestros de la costura”, en TVE, se olvidó de quién era, de su categoría profesional y qué función debería tener ante los aspirantes a sastres y sastras. Fue maleducado, insolente y grosero con los doce hombres y mujeres que acudieron al programa con todas sus ilusiones y humildad a cuestas en busca de una oportunidad, eso que nos ennoblece como especie y por lo que nos juzgarán. Tomó como patrón a Risto Mejide, el hombre que más daño ha causado a quienes poseen corazón de artista, de lo que ahora el creador de anuncios se arrepiente, solo un poco. Risto fabricó en su día una máquina de ensañamiento cruel. Y estas son sus secuelas y sus imitadores.

¡Ah, así es la televisión! No hay lugar para el trato amable y la compasión. Es la guerra y hay que ajustarse al modelo dramático de ganadores y perdedores del liberalismo salvaje y darwiniano, que emula a los depredadores. Quizás por esta carencia de empatía del jurado, compuesto por el severo Caprile, María Escoté y Alejandro García Palomo, el estreno del traje a medida fue discreto, con 2.350.000 espectadores, mucho menos de lo esperado. El trío de diseñadores negó el respeto debido a los participantes, ante la tolerancia de la hierática Raquel Sánchez Silva, que eludió poner un contrapunto de cariño en el reparto de bofetadas. Y en su deseo de una talla más grande, la sastrería cerró pasada la una de la noche, algo paradójico en una cadena pública que preconiza el adelanto del cierre del prime time.

Quizás Caprile haya visto la película El hilo invisible, candidata a los principales Oscar de este año. Trata de un famoso modisto londinense -inspirado en el vasco Balenciaga- genial, misógino y atacado por Edipo y su complejo. Fascinado por la dulce Alma, ésta le indica el camino a seguir en el amor: “Hagas lo que hagas, hazlo con cuidado”. Pues eso, Caprile, vaya con elegancia.

3 comentarios sobre “Clavando agujas a inocentes”

  1. Me ha parecido muy acertado su artículo sobre el nuevo programa en Televisión Española abordando el tema de la moda.

    El diseñador Lorenzo Caprile qué será buen profesional pero como persona y categoría humana deja mucho que desear.
    Meterse de esa forma tan hostil con personas que quieren aprender en el mundo del diseño me parece de cobardes. Por tanto yo a esta persona le otorgaría un cero. Y sus diseños por ende una auténtica basura porque proceden de él.
    Felicidades por su artículo.

  2. Dice este petiódoco wue “El dispositivo de seguridad para el Spartak incluye 500 ertzainas, 100 policías locales y 200 agentes privados”.

    Y esto por qué lo yengo wue pagar yo?

    Dónde están ahora esos y esas del PASMA de todos los partidos a quienes tanto os preocupa lo que presuntamente le cuesta al presupuesto público nos las corridas de toros en Bilbo?

  3. Dos colegios de Indautxu cierran un día lectivo por el festejo del jueves en Santimamiñe.

    22 toros 22.

    Qué malas son las corridas de toros para los niños!

    Seguro que muchos de los ultras de Moskva acudieron de niños a corridas llevados por inconscientes padres o las presnciaron n la TV soviética cuando aún no se habían proscrito de la pantalla y claro, así han salido, unos violentos insensibles!

    Y además, económicament, por cuánto nos va a salir la broma? Acaso la Organización del festejo, o sea, el Athletic Club o el cártel en el que se inscribe (la Federación Española del fascista Tebas) van a hacerse cargo de la factura que se va a cargar al presupuesto público en orden a garantizar la seguridad y el ornato públicos?

    Que lo paguen los taurinos?

    Abolición ya!
    Tauromaquia no!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *