Bogando por la red: El DNI de Tabarnia

Retorno brevemente a patronear la columna de mi amigo y compañero Iker Merodio. El próximo martes podréis dejar de sufrir con el retorno del titular y mi vuelta al banquillo. 

 

El DNI de Tabarnia

En un nuevo ejercicio de paroxismo patriótico, los creadores e impulsores de Tabarnia, esa supuesta nueva comunidad cuyo único objetivo es el ataque constante al nacionalismo catalán, han lanzado una nueva campaña. En esta ocasión con un documento de identidad “tabarnés” en cuyo lanzamiento utilizan la imagen de Carles Puigdemont. Este no es el camino para tender puentes entre las diferentes sensibilidades, la credibilidad de sus acusaciones de xenofobia, por parte de los que consideran sus enemigos, chocan contra su muro de constante beligerancia.

Hipotecas de alto riesgo

No debemos olvidar que el principal objetivo del negocio bancario es incrementar su cuenta de beneficios. Los medidos riesgos y la prudencia exigida para realizar operaciones se demostraron insuficientes en el pasado, cuando un rescate bancario mostró las orejas del lobo. La cautela se incrementó exponencialmente y la concesión de hipotecas se rebajó a mínimos históricos, mientras se incrementaban los requisitos para obtenerlas. Sin embargo, cuando asoma de nuevo la bonanza económica, las grandes entidades retornan a viejas y arriesgadas costumbres.

Descrédito para el sistema de trasplantes

El mayúsculo escándalo de la presunta compra ilegal de un hígado para el exfutbolista Abidal, por parte del FC. Barcelona, ha destapado la caja de los truenos mediática. Una conversación telefónica grabada al expresidente de la entidad deportiva, Sandro Rosell, es la prueba que se esgrime para justificar el tremendo ruido generado. De ser ciertas las acusaciones, se produciría un tremendo descrédito para el sistema y control de donaciones de órganos. Sin embargo, si fueran falsas, la mera sospecha ya ha generado un desprestigio irreparable.

Asistente de voz en el parlamento británico

La activación involuntaria del asistente de voz del teléfono móvil del ministro británico, Galvin Williamson, durante una intervención en el parlamento británico, no parece ir más allá de una graciosa anécdota, solventada con un toque humorístico por su protagonista. El debate se abre en el momento que se confirma que el servicio graba las conversaciones del usuario mientras está activado, en principio para usos comerciales. No parece causar alarma la posibilidad de que se almacenen, en servidores extranjeros, conversaciones privadas de un ministro de defensa.

Un entrenador catalán en Bélgica

El mundial va quemando etapas, seguro que en las casas de apuestas pocos habrán atinado con los cuatro equipos que aún quedan en liza. Entre ellos tenemos a una Bélgica patroneada por un entrenador catalán. Roberto Martínez, rebautizado como “Bob” tras su periplo por el futbol inglés, ha llevado a los rojos a vencer a la todopoderosa Brasil y reclamar un sitio en la historia. Los lazos entre flamencos y catalanes no se le han escapado a Gonzalo Boye: “Lo que le faltaba a Llarena: que Bélgica termine ganando el Mundial con un entrenador catalán”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *