Bogando por la red: Ciudadanos, azotado el azote de la corrupción

Cojo de nuevo el timón de la columna “Bogando por la red” durante las más que merecidas vacaciones de mi compañero y amigo Iker Merodio. 

Ciudadanos, azotado el azote de la corrupción

El partido que prometía ser el azote de la corrupción se ha visto salpicado por ella. Por lo visto, cuando se manejan ciertos hilos es fácil sucumbir a la tentación de sacar provecho personal. La trama destapada en León, conocida como “enredadera”, tiene dos imputados de Ciudadanos en sus filas, el diputado Juan Carlos Fernández, y su asesor en la diputación Sadat Maraña. Se ofrecieron al cabecilla de la organización, el empresario José Luis Ulibarri, para mediar y conseguir contratos públicos, a cambio, por supuesto, de una generosa cantidad de euros.

El viral logo de Puigdemont

El logotipo para redes de CridaNacional, la nueva plataforma política de Carles Puigdemont, se ha convertido en viral por varias razones. Los profesionales del diseño han descubierto inmediatamente que forma parte de un banco gratuito de imágenes, lo que es perfectamente lícito pero le da un tinte un poco amateur, al margen de su simplicidad. La composición, un hombre gritando a otro no parece muy conciliadora, lo que ha suscitado no pocas críticas. Parece evidente que la confrontación va a ser la imagen a promover por la nueva formación.

La complicada reinserción de los yihadistas

El dilema afecta a varios países europeos, la cercana salida de presos yihadistas, condenados a penas de escasa duración, genera una enrevesado problema de difícil solución. En el Estado español, los programas para prevenir la radicalización, ofrecidos en las cárceles, han tenido escaso éxito. A la complicada constatación de su efectividad se une la escasa participación, pese a los beneficios penitenciarios ofertados. La expulsión del país es inviable, ya que muchos poseen la nacionalidad española. Una patata muy caliente para el Ministerio de Interior.

Las quejas racistas de Carmen Lomana

Los ricos viven en otra realidad, probablemente mejor, habitan en su mundo ideal y tratan de mezclarse con la plebe lo menos posible. Tal vez sea está la razón para la supina estupidez compartida por la reina del pijoterismo patrio, Carmen Lomana. La diva del glamour comparte un tuit quejándose amargamente de que parte de sus impuestos se destinen a ayudar a “africanos”. Patriuska le recuerda en Twitter su aparición estelar en los papeles de Panamá, donde todos los participantes tenían un único objetivo común, una descomunal evasión de impuestos.

Empresas de telefonía y sus agresivas campañas

Si nos arrojara la primera piedra aquel que jamás ha sufrido las agresivas campañas de las empresas de telefonía para captar clientes, seguro que salíamos indemnes. La práctica totalidad de ellas utilizan las mismas artimañas para que nuestra sardina acabe junto a su ascua, o nuestro contrato en su zurrón. El problema viene cuando el excesivo celo de los comerciales lleva a cometer errores, incluso prometer aquello que no pueden cumplir. Tal vez, estos gigantes deberían abandonar la feroz lucha con la competencia y preocuparse un poco más de sus clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *