Ahorro policial

¡Amigos Policías y guardias civiles! Que el título con el que encabezo estas líneas no os revuelva en vuestros ya incómodos puestos de servicio a la patria que no es mi propósito dar ideas para introducir recortes en vuestra labor de entrega y dedicación por salvaguardar la ley y el orden, que bastante habéis de soportar como desde el Gobierno central se os maltrata en sueldo y condiciones en sangrante comparación al trato dispensado por las autonomías a quienes velan por la seguridad ciudadana.

Desde el inicio de las protestas de los Indignados el pasado 15 de Mayo, he podido constatar, no sin cierto estupor, como al tiempo que por desde el Tontodiario se nos habla continuamente de introducir medidas de ahorro por medio de ajustes y reajustes en los presupuestos sin reparar en gastos a la hora de suprimir servicios públicos y prestaciones sociales que afectan a los más desfavorecidos de la sociedad, el Gobierno, por medio del Ministerio del Interior y de sus Delegados repartidos por todas las capitales de provincia, no escamotean recursos para vigilar, controlar, reprimir y dispersar a simples ciudadanos, que no hacen otra cosa, que mostrar pacíficamente su enfado por la grave situación que las mencionadas decisiones antisociales les han provocado en su vida cotidiana.

Por descontado, que nadie dude de mi absoluta adhesión al acuerdo tácito que todos asumimos para con nuestra Policía Pública, de pagarles a cambio de que nos peguen, relación causa-efecto verbal que se basa en algo más que una mera mutación vocálica que sin embargo, no justifica que ello se lleve a los extremos que estamos contemplando de, a la mínima convocatoria de una marcha, manifestación, concentración, asamblea o reunioncilla de cuatro perroflautas, desde las más altas instancias por toda la piel de toro, se movilicen miles de patrullas de distintos cuerpos policiales centrales y autonómicos – ya sabemos que a los vascos les gusta recibir hostias en euskera – y cientos de lecheras, que por muy bien que esté la política de cercanía a la ciudadanía, de tanto arrimarse policías y manifestantes, luego que nadie se extrañe que acaben haciendo migas y todo su poder disuasorio que tan caro sale a nuestras arcas públicas, acabe diluyéndose por un derroche de despliegue represivo, a todas luces innecesario en estos tiempos de crisis, pues como todos sabemos, el roce hace el cariño, aunque también es verdad, que hay cariños que matan.

Menos mal, que los Indignados del 15-M están en todo y son muy apañados. Percatados del desgaste que supone para el presupuesto del Estado, el gasto dedicado a nivel de toda España para garantizar su control, infiltración, persecución, contención y sobre todo, su dispersión y represión – porque de esto nadie habla, pero seguramente los próximos recortes en educación y sanidad, tengan mucho que ver con las ingentes partidas que se han debido desviar para sofocar las protestas sociales de estos presuntos terroristas no violentos – han optado con acierto y coherencia, llevar al extranjero sus protestas para de este modo, aliviar a nuestras públicas Fuerzas de Seguridad y por consiguiente, a nuestros maltrechos recursos económicos, de tan costoso quehacer, a parte de otorgar un merecido descanso a las Fuerzas del Orden y las brigadas de antidisturbios que han tenido un veranito más caliente que el de los bomberos pirómanos, desplazando su capacidad de atraer efectivos, gases lacrimógenos, porrazos y pelotas de goma, de otras organizaciones represivas como la Gendarmería francesa, por su puesto a cargo de los contribuyentes galos, como acabamos de comprobar ha sucedido maravillosamente en París.

Creo no haber sido el único que la ha gozado como un enano, al ver las típicas correrías del 15-M por los bulevares parisinos delante de los policías franceses, convencido de que hoy por hoy, todavía no existe en el terreno policial, eso que en sanidad se llama compensación transfronteriza de servicios prestados, como por ejemplo, cuando un turista enferma y ha de ser hospitalizado pasándole la factura al país de procedencia, solo que, en este caso, sería debido al gasto derivado de la intervención de los antidisturbios gavachos ante la irrupción de nuestros compatriotas que iban camino de Bruselas como si de un Tour reivindicativo se tratara.

En principio, me ha gustado tanto la idea de los Indignados de ir ha montar la barrila al extranjero para ahorrar gasto policial a nuestro país, como el recibimiento sin avisos ni contemplaciones que las autoridades vecinas han dispensado a nuestros compatriotas ¡Eso es una República! y no lo nuestro. Lo que me extraña, es que tan bello ejercicio de orden público se haya llevado a cabo de modo unilateral y sin consultárselo o cuando menos comunicárselo previamente a nuestro Ministerio del Interior dadas las buenas relaciones que hay en asuntos antiterroristas. Por consiguiente, mucho me temo que o bien las autoridades galas, tarde o temprano le pasarán la factura de la represión a nuestros conciudadanos a precio de allí, o bien como en el caso del asalto a los camiones con mercancías españolas en la frontera, no temen represalias para con sus ciudadanos e intereses en nuestra geografía. En cualquier caso, parece que los Indignados finalmente han renunciado a abaratar los gastos del Estado para con ellos y han acudido a los servicios de la embajada en Paris y de los distintos consulados. Y que quieren que les diga…Para este viaje, no hacían falta esas alforjas.

12 comentarios sobre “Ahorro policial”

  1. Represion, sinonimo de involucion , todavia la humanidad necesita evolucionar sobre las bases del humanismo tanto material como espiritualmente ,Una humanidad basada en la reparticion equitativa de la riqueza es lo que podriamos llamar una humanidad equitativa ,Creo que es muy dificil para la humanidad de hoy mantener una equidad perfecta sobre todas las sintesis que conforman la vida y el destino humano , usted que es un filosofo estimado Nicola ? Cual es su consideracion ? ,un cordial saludo .

  2. Yo creo sinceramente, que somos como dijo Nietzsche “demasiado humanos” y en consecuencia no se puede pedir de nosotros que nos comportemos como ángeles. La borrachera del denominado Siglo de las Luces, a muchos más que iluminarlos les ha deslumbrado y creen que la Razón lo puede todo. La igualdad, la equidad, la justicia social, etc, se fundamentan en la supuesta capacidad de conducirnos racionalmente; Pero la Razón, no es tan recta en sus razonamientos como se cree la gente. Soy a este respecto más oriental que occidental y prefiero que la cosas sigan su curso sin oponerles resistencia al más puro estilo del Tao, mas también comparto las enseñanzas de Krishna a Arjuna en la muy recomendable Bhagavad Gita, donde se nos propone actuar sin ambicionar los frutos de la acción. En mi opinión, el suicidio voluntario colectivo de la humanidad, es la solución a todas las preguntas que nos podamos hacer sobre nuestro Ser, la Existencia y el sentido de la vida. Como dijo Qohelet o Eclesiastés ” Vanidad de vanidades…Todo es vanidad”

  3. QUE A LOS VASCOS NOS GUSTA RECIBIR HOSTIAS EN EUSKARA’PREGUNTALES A LOS DE “KUKUTZA” EN QUE IDIOM A LOS HOSTIARON INTERNACIONAL? CREO QUE TODAS SABEN A LO MISMO,YA SABES MUCHA POLICÍA POCA DIVERSIÓN

  4. Amigo Patxi, lo de poca diversión, lo dirás tú…Yo he sido asiduo a las matinales del Euskalduna y las correrías del Casco viejo en función de las 19:00 y 21:00 horas, y qué quieres que te diga, ¡las echo de menos!
    Respecto a lo de que a los vascos les gusta recibir hostias en euskera, con ello me refiero a que durante años los vascos lucharon por tener su propia policía, como si la policía propia les fuera a tratar mejor. ¡Craso error! Donde hay confianza, da asco.

  5. Amigo Cantábrico, no creo en el Karma como determinación, sino como estela dejada en el agua que puede volver a ser recorrida por entes distintos de la conciencia primigénea. No creo en la reencarnación, ni en la transmigración de las almas. Creo en la Nada de la que venimos y a la que vamos. Con todo, veo en la muerte una liberación.

  6. las del euskalduna,te refieres a las batallas del puente? tuvieron que ser muy intensas no se si divertidas para los del astillero pero pasarono a la historia,los que no las vimos, estamos bien informados

  7. asi es nicola,nos las daban con txapela,pero ya les han kitado la txapela,ahora vienen,con helicotero y tanquetas,es el progreso,, que puedes hacer con un tirachinas? pues resignarte y recivirlas, casi siempre son en euskara y demócraticas,que placer, y es que nacimos para sufrir,aunque yo no me lo creo ni lo acepto

  8. El placer es mutuo, amigo Patxi. Respecto a la asimetría que comentas entre los antidisturbios y los manifestantes, deberíamos empezar a disminuirla, bien como hacen los Bobis ingleses que acuden desarmados, bien, reclamando a los Exmos. Aytos, un arsenal de uso público para poder defender nuestro derecho a la libertad de expresión en igualdad de condiciones.

  9. Alguien dibujaba la ficción de que: “El FMI, la “Unilateral”, y demás otorgadores de bulas, acepta que se sobrepase el techo de deuda, siempre que la demasía se invierta en seguridad, control y gestión de cobro de multas”.

    Es llamativa la nula importancia que se ha dado mediáticamente a la disolución de la marcha.
    Por lo visto, la policía democrática francesa siempre ha hecho uso de una gran dosis de virilidad cinética efecto hematoma, y allí, por lo visto, corre la especie de que si el gendarme te pega, tendrá un buen motivo, y quedan satisfechos y convencidos.
    Y más si unos españoles les ganan al basket, al tenis y otras disciplinas de fuerza y destreza, en las que nuestros adalides dan cuarenta vueltas al más pintado de su escuela. Y repiten y repiten.
    Estarán resentidos probablemente, de que tengamos más kilómetros de “rentable” AVE que ellos, o aeropuertos cada diez pueblos, dotando de máxima movilidad a nuestros hombres de negocios.
    O una gran parte de las autopistas, cuyos márgenes de rentabilidad están cubiertos por el Estado, por contrato, en caso de que de pérdidas, lo que sucede en algún caso. ¿Deben envidiarnos los franceses, o nosotros a ellos?. Supongo que sólo en algunas cosas, en una escala de grises degradados, y tal.
    Una brazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *