El falso debate

Hoy Lunes, el PPSOE, va a desdoblarse a lo Pimpinela para perpetuar en lo posible la alternancia del bipartidismo, si por alternancia entendemos las dos caras de una misma moneda. Sólo así cabe afirmar que asistiremos a un “cara a cara” entre PP y PSOE, cuya discusión paso a imaginar:

El moderador arranca el debate con temas institucionales como Constitución, Monarquía o Unidad de España: Bueno, yo creo que en esto, el señor Sánchez y yo estaremos de acuerdo en todo, porque ambos representamos a formaciones serias con opciones de gobierno. Pero por responderle le diré que, el PP es un Partido monárquico, Español poco partidarios de cambiar nada en la Constitución salvo que nazca un varón en la Familia Real o que Europa nos de 48 horas para rescatar al sistema bancario. España está bien como está y mientras nosotros gobernemos no vamos a consentir un referéndum para su desmembramiento. Turno de Sánchez: Efectivamente, como ha manifestado mi oponente, el PSOE está totalmente de acuerdo en este asunto con el PP, a saber: somos monárquicos, estamos en contra de reformar la Constitución y nos oponemos a cualquier clase de consulta a los ciudadanos a excepción de las encuestas. Con todo, quisiera remarcar que nosotros llevamos la E de España en nuestras siglas.

A continuación el moderador plantea asuntos relacionados con la economía, el trabajo o el paro. (Sánchez): bueno, los socialistas hemos demostrado siempre estar a favor del empleo y luchar contra el paro; apostamos por fortalecer el crecimiento del empleo y garantizar el pago de las pensiones. Por otra parte, nos comprometemos a privatizar todas las empresas públicas rentables, a garantizar los beneficios de la Patronal, a congelar los salarios para evitar la inflación, flexibilizar el mercado laboral, recortar los derechos laborales, y hacer todo cuanto ayude al capital a quedarse en España, entiendase, otrogarle subvenciones a fondo perdido, no invertir en inspección fiscal, mantener altos los impuestos indirectos a todos los trabajadores, porque el PSOE siempre seguirá lo que dicten los mercados. (Rajoy): Me ha quitado las palabras de la boca. Así que no sé qué más puedo decir salvo reconocer la coincidencia de parecer.

Acto seguido el moderador daría paso al capítulo de Defensa. (Rajoy): Creo que aquí también Populares y Socialistas estamos de acuerdo en que hay que defender los intereses empresariales allí donde nos diga la OTAN. En lo concerniente a la lucha antiterrorista creo que ninguno de los dos somos sospechosos de apoyar el terrorismo. ¿No es así amigo Sánchez? (Sánchez) ¡Sí! Nosotros los socialistas estamos comprometidos con la industria armamentista y en aumentar la partida presupestaria de Defensa. Y le aseguro a usted que estamos contra el terrorismo como el que más. En esto, el PP y el PSOE hacemos piña.

Ante la marcha del debate, el moderador se sale del guión y reflexiona en alto: no sé si los telespectadores lo estarán apreciando, pero en lo fundamental para el país como son los temas institucionales, la econocmía y la defensa, PP y PSOE no se diferencian en prácticamente nada. Ante esta alocución, Sánchez reacciona enojado: Eso es, porque usted no nos pregunta por el aborto, la marihuana, la prostitución, los toros…¿No te parece compañero Mariano? (Mariano) Sí, sí, sí, sí…pregúntenos sobre el Barca – Real Madrid.

Bueno, pues si es de esto sobre lo que ambos candidatos desean debatir, se lo pregunto primero a usted Sr. Rajoy: bueno, nosotros en estos asuntos tan serios pensamos que deben ser tratados con responsabilidad y no pronunciarse a la ligera; pero estoy convencido que pensamos lo mismo que la mayor parte de la gente que nos está viendo. (Sánchez) ¡Nos han plagiado el progarama! (Rajoy) ¡Falso! Sois los socialistas quienes habeis copiado el programa popular.
En este moneto, el moderador despide el programa: Bueno, es una lástima que ahora que empezábamos a descubrir las diferencias entre el PP y el PSOE tengamos que despedir este debate.

2 comentarios sobre “El falso debate”

  1. Una vez leído que ejercita su imaginación, que no es poca cosa, abandono.

    Siendo mucho lo que reprocho a PSOE y PP no me ruegodeo en sus deficiencias,

    El 21 D hablaremos con otros datos sobre la mesa y uno bien significativa va a ser la caida de entusiasmo, en Cataluña, respecto de los proyectos secesionistas. Y, sin ser suficiente, va a ser un notable elemento de confianza y de alegría.
    No baso mis expectativas en las encuestas publicadas, no. Tiro de mi propia y limitada comprensión de la sociedad catalana, fraccionada entre quienes se han beneficiado del régimen clientelar del pujolismo y quienes estamos más que hartos del silenciamiento de cuanto no comulga con el nacionalismo cuatribarrado, más que hartos del adoctrinamiento y más que hartos de que se envuelvan en la “senyera” mientras se llenan la cartera.

    Será duro, pero tengo esperanza.

    Salud y saludos.

  2. Visto y oído el cara a cara puedo decir que la intervención del jefe de filas, todavía, del PSOE no habría decantado mi voto hacia su formación.
    Sus muchas promesas carecen de la necesaria solvencia económica que asegure su mera puesta en marcha, de entrada, ya sin analizar si son idóneas o no.

    Mis votos ya salieron por correo, no necesitaba de debate alguno para emitirlos en esta ocasión.

    El 20 D habrá resultados. Ganará las elecciones el PP, luego ya veremos quien gobierna y con qué programa.

    Salud y saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *