Enredo de Ideas

Disculpen los lectores si las líneas que siguen a continuación son menos claras que de costumbre precisando para su ágil comprensión el acompañamiento de la pegadiza melodía de George Aliceson Tipton, que se escuchaba con la voz de fondo del narrador en la serie “Enredo Soap” de los años Ochenta.

El Partido Socialista Obrero Español, que no es socialista, ni obrero, ni español, carece de ideas propias. Bueno, no carece de Ideas, porque tiene una Fundación. No me refiero a las ideas de su fundación como Partido, sino a la Fundación Ideas. La idea de la Fundación Ideas es hacerse con ideas que no tiene desde su fundación, porque, los fundadores del Partido, sí tenían ideas pero carecían de dinero para poderlas poner en práctica y no les hacía falta una Fundación Ideas, sino dinero. Dinero que parece sobrar a los fundadores de la Fundación para pagar las ideas que no tienen en Ideas en la práctica.

Hay muchas ideas en el mundo y según El Mundo, no el planeta sino el diario, Ideas paga las ideas muy bien a razón de 3.000 euros. Pero no a todo el mundo, entendido este mundo no como el planeta, ni como el diario, sino como resto de la gente. Sólo a una tal Emy Martin quien ha llegado a facturar 60.000, no ideas, ¡Menos mal! sino euros. Se da la circunstancia que este nombre viene registrado a nombre de otro nombre, Carlos Mulas, que coincide casualmente con el director de la Fundación Ideas. Pero según afirman, o mejor niegan, varios testigos de la propia Fundación Ideas ¡Emy Martin no existe! Bueno, sí existe y no existe. Existe sobre el papel y en las cuentas, pero nadie la ha visto en carne y hueso, aunque los hay que declaran haber hablado con ella por teléfono como si se tratara de una psicofonía.
Pero las facturas registradas por Ideas de Mulas, me refiero, no a las ideas propias de Mulas que hayan sido cotizadas en nómina por su gestión de Ideas a unos 5.625 euros, no por idea ¡Gracias a Dios! sino al mes, ni a que la Fundación Ideas haya sufragado una factura por haber adquirido unas mulas, sino a las destinadas a pagar las ideas de Emy Martin, no fueron emitidas por Emy Martin, ni por Carlos Mulas, sino por una Agencia Literaria estadounidense Casanovas & Lynch, que representa a la esposa de Mulas, Irene Zoe Alameda, sin que conste en su página de internet un mínimo currículo y obras completas, como hace con todos los demás autores a los que representa. Casualidad o no, algunos de los trabajos de Amy Martin, coinciden con otros publicados por el propio Mulas, quien por cierto, publicó en su día un libro sobre la corrupción, ¡eso sí! localizada en América Latina donde entre otras medidas propone la idea de “Reducir los espacios de oportunidad para que esta aparezca” toda una “genialidad” que no por refranera debería desdeñar como idea Ideas.
Sin embargo, tras haber verificado Caldera, no la caldera de la fundición sino el Vicepresidente de la Fundición, el Señor Caldera, las ideas vertidas sobre las ideas pagadas por Ideas y haber cesado en su puesto a Mulas, la esposa de éste, declara ahora que es ella la autora de los artículos publicados bajo el pseudónimo de Amy Martin, cuya verdadera identidad era sólo conocida por su representante y que su esposo Mulas, estaba completamente al margen porque están separados sentimental y físicamente desde hace años por vivir ella fuera de España
Ireene Zoe Alameda, ha demostrado ser una socia lista, no una socialista, al haber creado un personaje de ficción tan bien pagado por sus ideas en Ideas. Lo curioso del asunto es que valiendo tanto sus ideas en Ideas, no haya explotado más sus ideas fuera de Ideas. Quién sabe si son ideas adquiridas en exclusividad por Ideas para de este modo permitir al PSOE poder afirmar que ya tienen ideas propias que presentar al mundo. Como cantara Pino D¨Angio ¡Qué idea!

Gobierno del Castigo Popular

http://www.youtube.com/watch?v=wxqC0oXrLRY

Si los Gobiernos de Zapatero, Rubalcaba y demás compinches demostraron ser fehacientemente de Socioslistos, el de Rajoy, Montoro y sus secuaces, va camino de convertirse en el del Castigo Popular.

Lo digo, más que nada, porque es la población la que bajo las distintas formas de trabajador, desempleado, funcionario, sindicalista, consumidor, enfermo, dependiente, pensionista, jubilado, viuda, pequeño ahorrador, autónomo, en definitiva, ciudadano pagador de impuestos, la que verdaderamente está sufriendo por distintas vías, cuáles son: pérdida de derechos laborales, empeoramiento de las condiciones de trabajo, reducción del poder adquisitivo, desprotección en momentos de desempleo, congelación del sueldo, eliminación de las horas sindicales, subidas exageradas en los recibos del gas, luz, carburantes, alimentos básicos, por no hablar de los impuestos directos e indirectos, la introducción del repago por los medicamentos, supresión de las ayudas a los familiares que cuidan a dependientes, estafas múltiples a manos de la banca como las cuentas “Preferentes” consentidas por los sucesivos gobiernos criminales…una crisis en la que no tiene mayor culpa, que la de haber delegado en terceros la responsabilidad de cuidar lo que es suyo.

Es así, como se explica la docilidad con la que hasta ahora los ciudadanos se han tomado tanto ERE, recorte en Educación, Sanidad, Obras Públicas, cuando los auténticos criminales que nos han llevado a esta situación, a saber: financieros sin escrúpulos, especuladores inmobiliarios, empresarios estafadores de subvenciones, políticos corruptos, una Judicatura adlátere de los anteriores, etc, no sólo no reciben su merecido de forma sumarísima, que para colmo, son agasajados con reparto de dividendos, amnistía fiscal, rescates a manos llenas, fondos sin fondo a fondo perdido, línea de crédito a ningún interés, blindajes millonarios a cargo de nuestros impuestos, pensiones vitalicias, contratos indecentes por parte de Grandes empresas como el recientemente firmado por Timofónica con el presunto Urdangarín, eximidos de toda responsabilidad penal o civil directa de su persona o subsidiaria de los entes desde donde operan su delincuente proceder, mientras miles de familias objeto de desahucio, despido y demás calamidades asociadas, se ven empujadas sin remedio a la mendicidad encubierta entre familiares, amigos y la Iglesia Católica, que aún extenuados, todavía les asisten con la esperanza puesta todos en que, tras la tempestad, vuelva la calma.

Así, compungidos por haber dejado al zorro al cuidado de las gallinas, confiados en una pronta recuperación que haga aparecer en el cielo un colorido Arco Iris que no llega, los más aguantan a los menos, por cuanto es más fácil resignarse a luchar, aunque ello suponga sentir el chasquido del látigo del Castigo Popular semana tras semana sobre la espalda, suponiendo que la sumisión absoluta le librará de males mayores que los que nos acontecen.

Pero los criminales que nos Gobiernan en Democracia, saben de todo esto y mucho más relacionado con el arte de la persuasión social de las masas. Por eso, el Gobierno del Castigo Popular y con anterioridad el de los Socioslistos, como todo buen torturador, administra con moderación sus golpes, Viernes a Viernes, no porque, como se ha extendido interesadamente por los mercenarios de la opinión, sean incapaces de afrontar la realidad sin perder de vista el cálculo político o porque la situación va cambiando y las decisiones se han de tomar a salto de mata entre lo malo y lo peor en una inagotable carrear de contención de los acontecimientos con la sensación de poner tiritas a las vías de agua del Titatnic, sino porque, de aplicarse todo el daño de un solo tacazo, el pueblo tendría capacidad de recuperación y respuesta, pues sabido es que, psicológicamente la amenaza es más fuerte que su ejecución, de ahí que al sujeto sometido a suplicio, primeramente se le hicieran ver los instrumentos de los que el verdugo disponía para atormentarle, no tanto por darle a conocer la verdad de su triste futuro, por cuanto someterle sádicamente a su capricho.

El PSOE contra el Sahara

Si prescindimos de los miembros del Gobierno de Zapatero, de cuantos les apoyan en el aparato del Partido, de quienes trabajan para ellos en secretarías, altos cargos, ministerios, organismos oficiales que por subordinación y miedo a perder el puesto tienen por norma callarse su parecer asintiendo y consintiendo en cuantas comisiones y subcomisiones se supone debaten las cuestiones políticas, cuanto se hace y deshace desde Moncloa y Ferraz hasta la más humilde sede local Socia-lista, entonces, es posible que quede algún ingenuo militante de base que todavía muestre su adhesión a la noble causa del pueblo saharaui que lucha por su libertad contra la ocupación, persecución, opresión y represión de Marruecos, ese país con el que vuestro Rey y nuestros sucesivos gobiernos dicen tener gran amistad y excelentes relaciones.

Sólo los fanáticos de las siglas tránsfugas, no quieren darse cuenta de que el PSOE participa activamente en el, no por lento menos dramático, genocidio del pueblo Saharaui, jugando el mismo papel que en su día se le concediera a Egipto para desgastar la moral y resistencia del Pueblo Palestino; Tarea que debe estar a punto de caramelo por la inusual abierta declaración que el falso Zapatero hizo el pasado Miércoles durante una sesión de control parlamentario, a requerimiento del PNV sobre la situación legal en la que se hallan desde el 5 de Enero 17 Saharauis solicitantes de asilo en territorio español con el amparo del CEAR el Comité Español de Ayuda al Refugiado, tras dictarse su orden de expulsión a Marruecos por el Misterio del Interior, ¡atención! porque lo dice todo de cuál es la posición oficial del PSOE en este vergonzoso asunto, “ Ser saharaui, no es condición suficiente para ser calificado como asilado político (…) la decisión final corresponde a los jueces” .

Y ¡menos mal! que la decisión le corresponde a los jueces, pues la Audiencia Nacional acaba de paralizar los preparativos que nuestro infame gobierno llevaba sigilosamente para expulsarles a Marruecos, que lo de repatriarles allí en el caso de los Saharauis es más difícil… El principal argumento para solicitar el asilo es el “alto riesgo” que corren todos si vuelven a El Aaiún, donde no es necesario ser un gran analista en política internacional para adivinar lo que les sucede a quienes se oponen a la ocupación y represión marroquí; De no ser que el PSOE con ello, deseara dar un pasito más en el reconocimiento del derecho del Reino Alauita sobre esta antigua colonia española, como han empezado a hacer sin complejos el Portavoz del Gobierno Ramón Jáuregui, animando al Frente Polisario a aceptar la vía autonomista que ofrece Mohamed VI en vez de pasarse otros treinta años en tiendas de campaña y la Ministra de Exteriores trinidad Jiménez, declarando en la sede de la ONU que, al Gobierno del PSOE le da igual cuál sea la solución al conflicto.
Hasta cierto punto, los Saharauis no deberían esperar otro comportamiento de un partido como el PSOE que ha aupado a dirigentes como Zapatero, capaces de trabajar a destajo contra su propio pueblo, mentir y engañar de continuo a los ciudadanos, manipular y persuadir a sus votantes con toda clase de señuelos y hasta disfrazar su agenda oculta de un programa paralelo a su propia militancia de base.
Así las cosas, si yo tuviera alguna responsabilidad en el Frente Polisario, le haría saber a España que estaría dispuesto a pactar con su vecinísimo lo siguiente: Aceptación temporal de una Autonomía plena del pueblo Saharaui dentro de Marruecos; A cambio, su gobierno garantizaría la no presencia de empresas españolas en territorio y aguas del litoral saharaui; El Polisario apoyaría las reclamaciones de Marruecos sobre Ceuta y Melilla a las que de su parte habría que añadir también Las Canarias. Cuando Marruecos recuperase las plazas ocupadas por España, entonces se reconocería el derecho de autodeterminación del Sahara.

¡Menuda piña!

¡ES-PI-ÑA! ¡ÑAM! ¡ÑAM! ¡ÑAM!

Aprovechando que al eterno nominado, Mario Vargas Llosa, finalmente se le ha otorgado un merecido Premio Nobel que elegantemente recibe como galardón al idioma español, desearía llamar la atención sobre el particular de que, actualmente en la era de la información a la velocidad que corre esta, debería tomarse en consideración, entre quienes desean cuidar su prestigio internacional, seleccionar los vocablos y expresiones con los que se pronuncian ante un público cercano en la distancia, de cara a evitarse bochornosos equívocos, como el que se produciría en Argentina si una actriz de regreso del Festival de San Sebastian, declarase estar muy contenta con su Concha de oro.

Tras las primarias de la FSM donde ha resultado ganador Tomás Gómez, vencedores y vencidos se desgatiñan en escenificar su unidad, escuchándose por doquier de sus boquitas de piñón, la repetida idea de que son una piña. ¿ Pero qué clase de piña son? Según se les oye hablar, debería tratarse de una piña en almíbar; Empero, las piñas en almíbar suelen venir enlatadas, en rodajas y con un gran agujero en el centro, connotación nada reconfortante supongo, pese a que un partido como el PSOE desee hacerse un hueco en el centro del electorado; Una piña de frutería, así sin pelar, áspera, rugosa, con pinchos…como que tampoco atrae mucho a la clientela, si no es para pelarla y trocearla a la postre; Debe tratarse entonces, de esas otras piñas de los pinos, que a nada que se las calienta, empiezan a chapotear estrepitosamente, pero esto tampoco augura metafóricamente nada bueno que digamos; Menos aún, de recordar que entre los candidatos se han tratado como a lindas piñatas mejicanas. Es posible que con tanta contención, mesura y freno dialéctico, por no decir censura, al final se trate de una piña colada… Si a ello le añadimos que en las mismas Canarias, sin mencionar a Honduras, Uruguay, Bolivia, Paraguay, Cuba y Argentina, la piña es sinónimo de puñetazo, empezamos a percibir la riqueza de su ambigüedad, que recuerda a los puños cerrados socialistas que suelen apiñarse abiertos de par en par, unidos como los de UGT para la rapiña y más afín a una peña que a piñón fijo se ha empeñado en partirse los piños despeñándose entre si a piñazo limpio, que de unos compañeros que están a partir un piñón, garrapiñados, como ahora quieren hacernos creer con los puñales todavía afilados. ¡Van apañaus! Claro que…de colar, quién sabe si el PSOE pasa a denominarse Partido Socialista Obrero Es-piñol presentándose en campiña ZP para darnos el peñazo y estrujando puño en alto una piña.