Tarta de sepia, gambas y bacalao en hojaldre

IMG_0303

Tarta de mar, así era como en la mesa me animaban a bautizar la receta, pero yo que soy de la generación de los nombres compuestos, al final me he inclinado por denominar a esta exquisita propuesta con los nombres propios de los responsables de su sabor:  Tarta de sepia, gambas y bacalao en hojaldre.
Reconozcamos que así no se le induce a error a nadie y sin embargo Tarta de Mar provoca en el comensal infinitas dudas.  Pongámonos en situación:  … tu llevas tu ratito pica que te pica todos los ingredientes, controlando tiempos, rehogando, precalentando el horno, calentando las sartenes y tras todo ese ir y venir por fin, te sientas a la mesa ante esa tarta que te mira como si fueras su madre (perdón, eres su madre) y aunque quizás no sea necesario señalar pero,  por si acaso aclaro, tú que ya tienes un hambre descomunal  y en tu mano blandeas la “albaceteña”  dispuesta a cortar   …  en la mesa  siguen haciéndote el tercer grado con objeto de conocer hasta el ADN de tú criatura, … ¿no veis el peligro?.
Estaréis conmigo, que mucho más fácil y seguro es optar por mi opción y que todo el mundo sepa que se va a llevar a la boca.

Aún así habrá alguien que te pregunte,  pero aquí el libro de tacos es extenso y luego no olvides que tienes en tu mano, la herramienta ideal para pegar un buen corte (en el amplio sentido de la palabra).

Tengamos pues la marea en paz.

Delantal azul (¡qué menos!),  cariño y además todos los ingredientes que seguido os señalo.
Empezamos.

INGREDIENTES:
1 Sepia
150 g de gambas (1 bolsa de gambas peladas y congeladas)
200 g de bacalao desalado
Ajo
Aceite
1 rama de Perejil
Cebolla blanca o cebolleta
Aceite virgen extra
250 g de nata
3 Huevos
1 Masa de hojaldre
1 pizca de pimienta negra

ELABORACION:
Poner el bacalao en adobo de aceite oliva virgen extra, unas horas antes.
Sacamos las gambas fuera para que se vayan descongelando poco a poco.
Cortar el ajo, la sepia en taquitos, la rama de perejil y la cebolla. (Reservar)
Escurrimos bien el bacalao y reservamos.

Con este aceite en una sartén a fuego lento pochamos la cebolla.  Sacamos, escurrimos bien el aceite y reservamos.

Ahora en la sartén subimos el fuego y añado los ajitos.
Seguido la sepia, bajamos el fuego (3 ó 4) y rehogamos continuamente.
Echamos el perejil y seguimos removiendo,  que se vaya haciendo poco a poco.
Cuando la sepia empiece a estar blandita y estemos a punto de retirarla, echamos las gambas.
Rehogamos bien durante tres minutos, echamos la cebolla que teníamos reservada  y retiramos todo.
Cortamos en taquitos el bacalao y lo incorporamos.

Extendemos la masa de hojaldre pasándole el rodillo y forramos el molde que vamos a utilizar.
Pinchamos la masa con el tenedor para evitar que suba la masa.
Guardamos en el frigorífico hasta que vayamos a utilizar.

Precalentamos el horno a 180º.
Batir tres huevos, verter la nata y remover.
Echamos la farsa que teníamos reservada, rectificamos la sal y ponemos una pizca de pimienta negra.

Vertemos sobre el hojaldre y extendemos bien el relleno para que esté repartido homogéneamente.
Al horno 30 minutos y ya está.  Probar primero antes de sacar introduciendo un palito y que salga seco.

Que repose unos 10 minutos y a comer.

GALERIA DE IMAGENES:

Ingredientes
Ingredientes

Bacalao adobado y cebolla picada
Bacalao adobado y cebolla picada
Cuando la sepia esté cocinada, incorporar las gambas al guiso.
Cuando la sepia esté cocinada, incorporar las gambas al guiso.
Batimos el huevo.
Batimos el huevo.
Mezclamos el huevo batido con la nata
Mezclamos el huevo batido con la nata
Recién salida del horno.  Ahora sólo quedan 10 minutos para empezar. tic tac tic tac
Recién salida del horno. Ahora sólo quedan 10 minutos para empezar.
tic tac tic tac
A comer!

Donuts

Donuts portada deia 1_FotorEsta vez hemos preparado unos donuts sin trampa. Es decir, si bien contemplamos el clásico agujero porque es verdad que quedan muy “monos”, hemos evitado la cara de tonto que se te queda cuando llegado el momento de ejecutar el mordisco de gracia empiezas a darle vuelta y a maldecir al responsable que por diseñar esa forma tan simpática de flotador, con el “hueco” nos ha birlado el 20% de tan preciado dulce.
Observaréis que la forma es como he dicho, de flotador, así que tenerlo en cuenta porque si se abusa posiblemente llegaréis a la época de los calores con los manguitos puestos a la altura de la tripa y no precisaréis ese patito clásico que a los que les ha sido imposible aprender a flotar les ha sacado de tantos apuros.
Pero volvamos a las rosquillas y al corazón de las mismas, ese agujero que aquí en casa, como si fuera una partida de billetes de la Casa de la Moneda, han quedado todos y cada uno bien registrados por lo que a la hora de servirlos, cada rosca iba acompañada de su particular agujero.
Aquí no hay quien se la juegue, hay confianza y como nos conocemos este sistema nos ha servido para superar el último mordisco sabiendo que seguido aún nos estaba esperando ese agujerillo golosón.
Estoy convencida que tenéis ganas de intentarlo, así que ya sabéis, os ponéis el delantal y empezamos.

DONUTS_Fotor INGREDIENTES (14 donuts y 14 agujeros):

Para los donuts: 150 g de leche  (en casa desnatada), 3 semillas de cardamomo, piel de 1/2 naranja, 15 g de levadura fresca, 1 cucharadita de azúcar, 65 g de harina de fuerza, 1 huevo, 1 yema de huevo, 60 g de azúcar, 250 g de harina de fuerza, 1 pizca de sal y 60 g de mantequilla a temperatura ambiente.

Para freír: aceite abundante de oliva suave.

Para el glaseado:   75 g de azúcar, 2 cucharadas de mantequilla y 3 cucharadas de agua.

ELABORACION

Donuts_Elaboración Fotor Método tradicional

Preparamos la masa
Primero abrimos las cápsulas de cardamomo y en el mortero las picamos y reservamos.
Rallamos la piel de media naranja y lo añadimos a un bol con las semillas que teníamos reservadas, toda la harina (315g) y la sal.
Hacemos un hueco en el centro y echamos la leche templada en la que habremos disuelto la levadura, el huevo ligeramente batido, la mantequilla a temperatura ambiente y el azúcar.
Amasamos un buen rato hasta conseguir una masa elástica.  Preparamos una bola y dejamos en un bol tapada unas 2 horas hasta que doble el volumen.
Cuando la masa ha crecido estiramos con un rodillo dejando un grosor de 1 cm.
Con dos moldes redondos cortamos la masa en círculos y reservamos en una bandeja tantos los donuts como lo agujeritos, hasta que doblen su volumen que tardarán sobre 1 hora.
Es importante que no estén expuestos a corrientes, procuraremos que reposen un entorno cálido.
Freímos los donuts en una sartén honda con abundante aceite a fuego medio-bajo, dándoles la vuelta para que se doren por ambos lados.
Evitar el fuego fuerte, pues se dorarán enseguida por fuera pero no se harán por dentro.
Los colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Preparamos el glaseado
Derretimos la mantequilla, incorporamos el azúcar glass, el agua y batimos con las varillas.
Retiramos del vaso y reservamos en un bol.

Preparamos los donuts
Cuando los donuts estén fríos, los cogemos con cuidado y los metemos en el bol del baño de azúcar sólo por un lado.
Dejamos sobre una rejilla hasta que la cobertura esté completamente seca.

Deliciosos, espero que os gusten.

Método thermomix

Preparamos la masa:
Vertemos la leche en el vaso de la Thermomix y programamos 1 minuto, temperatura 37º y velocidad 1.
Seguido añadimos la levadura desmigada, la cucharadita de azúcar, la ralladura de naranja y la harina de fuerza (65 g) y mezclamos durante 30 segundos, a velocidad 3.
Dejamos reposar la masa dentro del vaso de 20/30 minutos, en el momento que observemos que aparezcan burbujas seguimos.
Incorporamos el huevo, las semillas de cardamomo (previamente abrimos las semillas y retiramos las capsulas), la yema y el azúcar y programamos 10 segundos, a velocidad 4.
Agregamos la harina de fuerza, la sal y amasamos durante 3 minutos, vaso cerrado y velocidad espiga.
Programamos 2 minutos, vaso cerrado , velocidad espiga y vamos echando la mantequilla en trozos pequeños poco a poco por el bocal.
Dejamos reposar la masa dentro del vaso durante 1 hora que nos encontraremos la masa saliéndose por el bocal, con la espátula bajamos la masa y programamos 1 minuto, vaso cerrado, velocidad espiga.
Retiramos la masa del vaso y la ponemos sobre una superficie enharinada (es un masa blanda).
Amasamos ligeramente para sacarle el aire y formamos una bola.
Con la ayuda de un rodillo, extendemos la masa hasta dejarla de 1 cm. de grosor.
Con dos moldes redondos cortamos la masa en círculos y reservamos en una bandeja tantos los donuts como lo agujeritos, hasta que doblen su volumen que tardarán sobre 1 hora.
Es importante que no estén expuestos a corrientes, procuraremos que reposen un entorno cálido.
Freímos los donuts en una sartén honda con abundante aceite, a fuego medio-bajo, dándoles la vuelta para que se doren por ambos lados.
Evitar el fuego fuerte, pues se dorarán enseguida por fuera pero no se harán por dentro.
Los colocamos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Preparamos el glaseado
Vertemos el azúcar en el vaso limpio y damos unos toques de turbo hasta conseguir una textura glass.
Añadimos la mantequilla pomada, el agua y programamos 30 segundos, a velocidad 4.
Retiramos del vaso y reservamos en un bol.

Preparamos los donuts 
Cuando los donuts estén fríos, los cogemos con cuidado y los metemos en el bol del baño de azúcar sólo por un lado.
Dejamos sobre una rejilla hasta que la cobertura esté completamente seca.

Deliciosos, espero que os gusten.
Donuts 1 Donuts 2Donuts 3Donuts 4

Tosta de huevo con bechamel de bacón y cebolla

Tosta de huevo con bechamel con bacon y cebolla _DEIA FotorEl otro día leí sobre el famoso plato de Arzak “Del huevo a la gallina” y me dejó un regusto en la boca estupendo.
Así que me dije “… para la tosta del sábado ya se puede ir colocando la gallina porque aquí necesito que me pongan un huevo”, … al final han sido dos.
Es cierto que en esta casa contamos con Poulette, una ponedora de lujo que fiel a su instinto ponedor…, es darle un silbido y aquí los tengo …,  en la huevera aún calientes.
Para la tosta vamos a necesitar una tocineta rica y también de base prepararemos una bechamel suave, finalizaremos con un picadito de perejil o cebollino bien fresquito y que no falte la pimienta recién molida.
Que no se hable más, desde aquí un fuerte abrazo a todas las ponedoras y en especial a nuestra Poulette por su bien hacer en el nido.
Al resto, sacar la huevera, atarse bien el delantal y empezamos.Tosta de huevo con bechamel con bacón y cebolla ingredientes 2_FotorINGREDIENTES (para 2 raciones): 4 tostas de pan de molde, 2 huevos, 60 gr bacón, ½ cebolla blanca, 30 gr de harina, 250 gr de leche, 2 cucharadas de mantequilla, 1 toque de nuez moscada, 1 toque de sal, aceite, pimienta, perejil o cebollino.
Opcional: 1 toque de cúrcuma

Tosta de huevo con bechamel con bacon y cebolla ingredientes_Fotor ELABORACION
Tosta de huevo con bechamel de bacón y cebolla 2Collage_Fotor En la plancha o en la tostadora, tostamos las rebanadas y reservamos.
Cortamos la cebolleta y con un chorrete de aceite dejamos que se vaya pochando poco a poco. Cuando tenga una textura transparente, subimos el fuego hasta que se dore un poquito y seguido retiramos y reservamos.
En esa misma sartén echamos el bacón cortado en taquitos y dejamos hasta dorarlo, fuego medio y que se vayan haciendo poco a poco. Sacamos y reservamos.
En la misma sartén y aprovechando la grasilla de la tocineta y la cebolla, incorporamos una cucharada de mantequilla, con el fuego medio y dejamos hasta que se vaya derritiendo.
Echamos la harina poco a poco y vamos removiendo para que se vaya haciendo hasta que empiece a coger un poco de color.
Incorporamos la nuez moscada, la sal, el toque de pimienta recién molida y seguimos removiendo.
En un cazo ponemos la leche y cuando rompa a hervir vertemos sobre la masa que tenemos en la sartén.
Mezclamos bien y cuando consigamos la textura que queramos, echamos el bacon , la cebolleta y removemos bien.
Opcional: Para que nos quede ese color amarillo tan bonito si tenemos le podemos poner un toque de cúrcuma.
Mezclamos y a la tosta.
Colocamos el huevo encima de la otra tosta, espolvoreamos en ambas cebollino, pimienta y a desayunar.
Aquí hemos comido esta deliciosa tosta de dos maneras.  una como un sandwich y la otra doblando la tosta de la bechamel y untándola directamente en el huevo.  ¡una fiesta!
Espero que os guste.

Tosta de huevo con bechamel con bacon y cebolla 4 Tosta de huevo con bechamel de bacón y cebolla 1

Tarta con té verde y crema de naranja

Tarta de té verde Matza con crema de naranja DEIA portada_FotorEsperanzador color para una tarta deliciosa, verde con té Matcha y además japonés … ahí queda eso.
Este té tiene además de un delicioso sabor y un intenso olor, un color verde que aporta a las recetas un toque exótico.
Se utiliza mucho en cocina por su textura en polvo ya que esto le permite una perfecta combinación con los ingredientes y además cuenta con una larga lista de beneficios para la salud.
Es la primera vez que cocino con el “nipón” así que me he asegurado con una receta de prestigio de la mano de directoalpaladar.com y ha salido muy rica.
La tarta es muy contundente y recuerda mucho a la textura del mazapán.
La cubrimos con una crema de naranja impresionante que le da el toque preciso.
Yo ya estoy preparada para empezar de nuevo, me pongo el delantal y entiendo que Juan Carlos (está dedicada especialmente para él) e Irati también lo tendrán puesto, horno, utillajes de repostero feliz y  … empezamos.
Espero que os guste.Tarta con té verde matcha y crema de naranja_1 Fotor Ingredientes para el bizcocho: 250 g de mantequilla a temperatura ambiente, 250 g de azúcar molida superfina, 4 huevos grandes, 250 g de harina de repostería con levadura, 3 cucharadas de té Matcha, cucharaditas de leche.
Ingredientes para la crema de naranja: 150 g de mantequilla a temperatura ambiente, 300 g de azúcar molida superfina, 2-3 cucharadas de zumo de naranja y la piel rallada de una naranja.
Tarta de té verde con crema de naranja Ingrediente_Fotor

Tarta de té verde Matcha con crema de naranja Ingredientes 1_FotorELABORACION
Tarta de té Matza con crema de naranja_Fotor Preparamos el bizcocho:
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema fina.
Incorporamos los huevos de uno en uno, batiendo bien cada vez que añadimos uno.
Agregamos una cucharada de harina con el último huevo para evitar que se cuaje la masa.
Vamos echando poco a poco el té matcha, el resto de harina y batimos hasta que esté todo bien integrado.
Echamos la leche poco a poco y mezclamos hasta que tengamos la masa bien integrada.
Preparamos el molde cubriendo con papel de horno untado con mantequilla o aceite para evitar que se nos pegue.
Depositamos la masa y la horneamos a horno precalentado a 180º durante 40 minutos o hasta que pinchando con un palillo este salga limpio.
Sacamos y esperamos que enfríe.

Preparamos la crema de naranja:
Batimos la mantequilla con una batidora eléctrica hasta que nos quede una crema muy suave.
Añadimos poco a poco el azúcar molida y seguimos batiendo hasta conseguir que la crema esté bien fina.
Echamos el zumo, la ralladura de naranja y removemos hasta obtener que quede bien emulsionada.
Reservamos.

Montamos la tarta
Cortamos el bizcocho por la mitad, emborrachamos las dos mitades con el sobrante del zumo de naranja.
Rellenamos con la mitad de la crema, tapamos con la otra mitad del bizcocho y repartimos por encima el resto de crema.
Hay que mantener fría hasta el momento de servir.

Espero que os guste.Tarta con té Matza con crema de naranja portada_Fotor Tarta con té matcha y crema de naranja 1_FotorTarta de té verde Matcha con crema de naranja 1

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco portada_deiaFotorArgumentación para enfrentarte a ti mismo tras la ingesta de una buena ración de este bizcocho.
Primero: ¿Acaso insistentemente no nos amenizan con las virtudes de las verduras? …pues entonces ¡de qué estamos hablando!, si este bizcocho lo hemos preparado con el caviar preferido de los Bugs, de la familia Bunny conocidos propietarios de una empresa líder en desinfección gracias a su producto estrella, la clásica lejía conejo, … negar que los ingredientes de esta receta cantan como la Montserrat Caballé en la certeza de originar una expansión perimetral, sería absurdo, pero si somos capaces de atendernos con una ración razonable los beneficios que obtengamos en la ingesta tanto en la vista como en la piel, nos compensará de todas, TODAS!!!.
Dicho queda.
De hecho yo así me lo he planteado y para el desayuno he degustado una racioncita discreta que me ha sabido a gloria.
Desde luego que me he notado la piel más tostada y reluciente e incluso ha habido momentos que se me ha pasado por la cabeza quitarme las gafas, benditas zanahorias.  ¡Qué felicidad!
Si os apatece presentar a la mesa este postre medicinal, lápiz y delantal.
Empezamos.
bizcotxo zanahoria_Fotor
INGREDIENTES:
300 gr de zanahoria, 200 gr de harina, 150 gr de azúcar, 130 gr de aceite, 15 gr de levadura, 1 pizca de sal  y 4 huevos.
Para la cobertura: 90gr de chocolate blanco de hacer y 130 gr de leche, nata o agua.
Para caramelizar la zanahoria:  50 gr de mantequilla, 1 cucharada de azúcar, almíbar o sirope 3 cucharadas.
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco ingredientes_Fotor

ELABORACION:
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco elaboración_Fotor Preparamos el bizcocho
Limpiamos, rallamos las zanahorias y reservamos.
(Separamos unos 50 gr de zanahoria rallada que nos servirán para caramelizar y adornar el bizcocho)
En un bol ponemos los huevos, la pizca de sal y el azúcar.  Batimos bien hasta conseguir una mezcla espumosa.
(Cuanto más espumoso esté el bizcocho nos saldrá más esponjoso)
Vamos precalentando el horno a 180º.
A continuación añadimos el aceite y la zanahoria que tenemos reservada y lo mezclamos todo bien.
Incorporamos poco a poco el harina con la levadura y lo haremos con movimientos envolventes hasta que tengamos todo esté bien integrado. Reservamos.
Engrasamos el molde y vertemos la masa.
Metemos al horno y horneamos unos 40/45 minutos.
Antes de sacar del horno, comprobamos que al meter un objeto en punta al bizcocho éste nos sale limpio.
En este bizcocho hay que tener en cuenta que la zanahoria aporta humedad al bizcocho, por lo que no va a salir totalmente seco.
Sacamos y esperar a que se enfríe.

Preparamos la cobertura de chocolate

Calentamos en un cazo al fuego el ingrediente líquido (leche, nata o incluso agua) con el que vayamos a preparar la cobertura.
Cuando empiece a hervir, retiramos y fuera del fuego añadimos el chocolate troceado y mezclándolo bien hasta derretirlo y así conseguiremos una crema deliciosa para maquillar el bizcocho.
Esta cobertura permitirá que el bizcocho se mantenga muy jugoso y no se seque.

Caramelizamos la zanahoria
Calentamos la sartén a temperatura media/alta e incorporamos la mantequilla.
Seguido echamos la zanahoria y bajamos la temperatura.
Rehogamos bien la zanahoria con la mantequilla y espolvoreamos 1 cucharada de azúcar por encima.
Mezclamos bien y dejamos que se vaya haciendo poco a poco.
Cuando se nos vaya secando la salsa, podemos echar 1 cucharada de miel que previamente la habremos diluido en 2 cucharadas de agua o si tenemos algún almíbar o sirope 3 cucharadas.
Si no tenemos ni miel, ni almíbar, ni sirope, ponemos 1 cucharada más de azúcar y 3 cucharadas de agua.
En unos minutos 12/15 minutos que ya tendremos una salsa tipo jarabe, apagamos y dejamos que se vaya atemperando.

Preparación Thermomix
Precalentamos el horno a 180º.
Separamos las claras, ponemos un la pizca de sal, colocamos la mariposa y se baten en 3 minutos a velocidad 4. Reservamos.
Quitamos la mariposa, echamos las yemas con el azúcar y batimos 30 segundos, velocidad 3 .
Añadimos la leche y el aceite , 15 segundos a velocidad 3 .
Por último incorporamos el harina con la levadura, 15 segundos a velocidad 6.
Luego echamos en un bol y mezclamos las claras montadas con movimientos envolventes.
Cuando terminamos de incorporar todo bien, pasamos al molde que tendremos untado de aceite o mantequilla.
Metemos al horno y horneamos unos 40/45 minutos.
Antes de sacar del horno, comprobamos que al meter un objeto en punta al bizcocho éste nos sale limpio.
En este bizcocho hay que tener en cuenta que la zanahoria aporta humedad al bizcocho, por lo que no va a salir totalmente seco.
Sacamos y esperar a que se enfríe.

Montamos el bizcocho
Cuando haya perdido un poco el calor, con una lengua (de cocina por supuesto, que nadie se pase), vamos echando el chocolate y extendiendo la cobertura por la parte superior.
Y por último, vamos extendiendo sobre esta cobertura la zanahoria caramelizada.

Así nos queda un bizcocho que además de delicioso es precioso.
Espero que os guste.
Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco 2

Bizcocho de zanahoria con chocolate blanco 1