Careta de cerdo Wellington

Careta de cerdo Wellington deia_FotorCareta Wellington y no estamos de carnavales. Delicioso plato que lo hemos preparado al estilo Arthur Wellesley más conocido por su título de duque de Wellington, que además de ser un militar, político y estadista británico, fue muy aficionado a la buena mesa y cuentan que para celebrar la victoria en una de sus muchas batallas le obsequiaron con esta deliciosa receta: un solomillo de ternera, con trufas, champiñones, paté y vino cocinado en hojaldre que pasó a llamarse como el Duque. Hay otras muchísimas historias sobre los orígenes del nombre del plato, pero lo que está claro es que según oigamos el apellido Wellington ya tenemos que saber que el plato nos llega con un crujiente hojaldre.
Aquí en casa nos hemos hecho con la parte más descarada del chato porcino de cuatro patas y rabito tirabuzón y lo hemos preparado con un relleno delicioso y luego cubierto por su puesto de su hojaldre.
Nos ha quedado delicioso y en el plato juro que no ha quedado ni una miga. Riquísimo.
Es muy fácil de preparar, así que si os animáis a elaborarlo, os colocáis el delantal y empezamos.Careta de cerdo Wellington Etiqueta

INGREDIENTES: 1 careta de cerdo, 1 lámina de hojaldre, 1 hoja hoja de eucalipto, 100 g de paté (a vuestro gusto, en casa hemos elegido a la pimienta), 100 g de jamón de pavo, pipas peladas, 1 huevo, sal, perejil y pimienta.
Para la salsa: orégano, pimienta, 1 toque de pimentón, 1 diente de ajo, aceite de oliva y salsa de soja
Careta de cerdo Wellington Ingredientes_Fotor ELABORACIÓN

Careta de cerdo Wellington Ingredientes 3 _Fotor Limpiamos la careta del cerdo y metemos en la olla express cubierta de agua con sal, pimienta y con una hoja de eucalipto.
Cerramos y cuando la olla empiece a silbar, bajamos la temperatura y dejamos unos 30 minutos.
Sacamos y según se atempere un poco, hacemos con la careta un rollo y lo cubrimos de papel film.
Dejamos enfriar unas horas.

Extendemos la lámina del hojaldre y cubrimos con el jamón de pavo y encima el paté elegido.
Quitamos el film colocamos la careta sobre el hojaldre envolviéndolo con ello hasta formar un paquetito.
En la superficie donde estemos trabajando echamos las pipas peladas y pasamos el paquete por encima para que se queden encrustadas.
Con una brocha pintamos con el huevo batido y metemos al horno que lo tendremos precalentado a 200º en 30 minutos.
(Aquí es muy importante seguir las instrucciones del fabricante del hojaldre utilizado).

Preparamos la salsa
Cuando sacamos la careta del puchero, recogemos unos 4 cazos de caldo y dejamos enfriar, según podamos metemos en la nevera, de esta forma cuando vayamos a utilizar, retiraremos la capa de grasa que se haya solidificado y colamos el caldo para que esté bien limpio.
Lo ponemos a reducir incorporando una ramita de orégano, pimienta, un toque de pimentón y el ajo cortado y dorado previamente en la sartén.
Dejamos al fuego sin tapar y esperamos que vaya reduciendo poco a poco.
Cuando haya reducido a la mitad, colamos y echamos un chorrillo de soja.
Probamos, rectificamos de sal si es necesario.
Dejamos unos minutos más al fuego, sacamos y rellenamos la salsera.

Emplatamos.
Cortamos nuestro Wellington que estará delicioso y cada uno que se sirva la salsa necesaria.
Está muy jugoso. Espero que os guste.

Careta de cerdo Wellington 1Careta de cerdo Wellington 4Careta de cerdo Wellington 5Careta de cerdo Wellington 2

Tosta de borraja con panceta, yema y crujiente verde

Tosta de borraja con tocineta y yema deia _FotorMaravillosa la borraja.  Acabo de conocer esta verdura y si bien en un primer momento no nos miramos con buenos ojos, luego fue sacarla del puchero tras cocerla al estilo inglés como me indicó Arkaitz (mi chef favorito, por cierto un entusiasta de esta verdura) y descubrí esa textura tierna, ese color flipante (describo con sus palabras) tras escurrirla y parar la cocción con un buen chorro de agua fría.
Además he seguido sus consejos limpiando bien las hojas y las he frito con un toque de sal y pimienta y han quedado crujientes y deliciosas.
Seguiré preparando recetas con esta verdura que me parece bien rica y hoy para empezar aquí proponemos esta tosta que con la panceta y la yema nos ha sabido a gloria.
Ahí fuera llueve y hace frío, así que voy a disfrutar de lo lindo de la mano de esta tosta, un buen café y El jilguero, un libro que me tiene enganchadísima.
Animo a que os pongáis el delantal, limpiéis la borraja (que no es para tanto y que me lo digan a mí que la primera vez por un error estuve a punto de hacerle un escrache salvaje) y empezamos.Tosta de borraja con panceta, yema y crujiente verde etiqueta

INGREDIENTES (para 2 tostas):
3 borrajas, 2 yemas de huevo, hojas de borraja, 2 rodajas de panceta, 1 cebolla, 1 diente de ajo, aceite de oliva, 1/4 de cucharadita de pimentón (dulce o picante), pimienta, 1/2 cucharadita de orégano, sal.

Tosta de borraja con panceta, yema y crujiente  Ingredientes_FotorELABORACION

Tosta de borrajascon panceta, yema y crujiente_Fotor Tostamos las rebanadas de pan en una sartén o plancha con unas gotas de aceite de oliva por ambas caras.  Reservamos.

Preparamos la verdura
Cortamos en brunoise (es decir bien picadito) e ajo y la cebolla.
En la sartén bien caliente, echamos un chorrete de aceite y seguido el ajo.
Según empiece a saltar, incorporamos la cebolla, salpimentamos, mezclamos bien, dejamos el fuego bajo y que se vaya pochando poco a poco hasta que esté blandito y con un tono dorado en unos 12/15 minutos, sacamos y reservamos.

Cortamos en trocitos las ramas y reservamos.
En una cazuela ponemos agua con sal a fuego muy alto.
Cuando rompa a hervir, echamos los trocitos cortados de la borraja y  cuando el agua vuelva a hervir, contamos unos 5 minutos y comprobamos si la borraja ya está cocida.
Sacamos, colamos en el chino y echamos un buen chorro de agua fría.  Reservamos.

Preparamos el crujiente
Retiramos las hojas más tiernas y frescas de la borraja, las limpiamos bien y las reservamos .
Limpiamos la borraja bien y cortamos la punta de la rama tirando hacia abajo para retirar si tiene alguna hebra.

Preparamos la crema 
A la cebolla y al ajo que tenemos pochado incorporamos la mitad de los trozos cocidos de borraja, el pimentón, la pimienta, el orégano, la sal y batimos con la batidora o la thermomix 10 segundos velocidad 7 a 10.  Rectificamos de sal y pimienta y reservamos.

Preparamos la panceta y el huevo
Cortamos la panceta en taquitos y ponemos en la sartén manchada con unas gotitas de aceite.
Freímos y cuando esté dorada, sacamos y reservamos.
Cascamos los huevos separando las yemas y las incorporamos a una sartén con aceite caliente a media temperatura, sazonamos y en un minuto sacamos.

Emplatamos
Sobre la tosta untamos la crema, añadimos los trocitos de borraja y la panceta, situamos la yema, los crujientes y espolvoreamos con pimienta y a desayunar.

Tosta de borraja con panceta,Tosta de borraja con panceta, yema y crujiente 1Tosta de borraja con panceta, yema y crujiente 2

 

Tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo

Tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo_deiaFotorEsta mañana de sábado he sido capaz de poner hasta el despertador … fácil, me esperaba esta delicia de  tosta.
No digo que siempre no me levante a la primera(?), pero hoy además de un salto, … así que de inmediato os presento a la culpable de este alboroto, preparada con unas patatas fritas con cebolla y adornada con unos taquitos de lomo que ya llevan sus buenas horas en un bol con aceite y en compañía de ajitos, perejil, pimienta, pimentón y orégano.
He tostado el pan … ¡claro, para reconvertirlo en tosta! y luego la he cubierto con todas esas cosas ricas y a la mesa.
El desayuno ha transcurrido en un silencio sepulcral, como toda gastro-ceremonia que se precie, … luego me han caído unos cuantos besos (en mi casa somos de mucho agradecer) y ya se ha podido hablar algo, bueno, … que no hemos parado de hablar.
Ahora tengo un momentito para si os apetece volver a la carga con el delantal y contaros todos los pasos.
Es muy sencillo. Empezamos.
tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo etiquetaFotorINGREDIENTES: 2 Tostas, 2 rodajas de lomo fresco (natural o adobado), 1 patata, 1 cebolla mediana, aceite, sal, pimienta, pimentón (picante o dulce), perejil, 3 dientes de ajo y orégano.

Tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo ingredientes_Fotor

ELABORACION
Tosta de patatas con cebolas y taquitos de lomo Elaboración_Fotor Adobamos el lomo
Cortamos en tacos el lomo y lo incorporamos en un bol.
Añadimos el orégano, el perejil, el ajo picado, el pimentón, la pimienta recién molida, la sal y cubrimos todo con aceite de oliva.
Tapamos y guardamos.
Este proceso se hace el día anterior y así el lomo se macera bien con estos ingredientes.
Sacamos unos minutos antes, desengrasamos bien y reservamos.

Preparamos las patatas y la cebolla.
Pelamos la patata, cortamos y freímos en una sartén donde estará el aceite bien caliente.
Seguido cortamos la cebolla y añadimos.
Bajamos el fuego a medio bajo y que se vaya haciendo poco a poco.
Echamos sal y removemos para que se frían bien.
Cuando estén hechas a nuestro gusto sacamos y dejamos sobre un papel de cocina para desengrasar.

Freímos el lomo y tostamos el pan
Salteamos el lomo en la sartén, si necesitamos echamos una cucharilla del aceite del adobo.
Reservamos.
En la misma sartén o en una tostadora tostamos el pan.  Sacamos y a montar la tosta.

Montamos la tosta
Colocamos encima de la tosta las patatas con la cebolla.
Seguido repartimos los taquitos de lomo.  Y ya está.

A desayunar !!! … que se enfría.

Tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo 1Tosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo 2_FotorTosta de patatas con cebolla y taquitos de lomo 3

Pastel de espinacas con pollo

Pastel de espinacas con pollo_FotorSi Popeye levantase la cabeza hoy declaraba fiesta en su hogar pues seguimos con las verduras de temporada y hoy le ha tocado el turno a la que más alardea de fuerza dentro de todas estas hojas de huerto.

Pero curiosamente se trata de un mito erróneo dado que durante muchos años se creyó que la proporción de hierro en las espinacas suponía 35 miligramos por cada 100 gramos. Con estos miligramos en el mundo de la verdura, la espinaca más que sacar pecho tenía coraza por las cifras y lo que nos parece inexplicable es que con estas cantidades de mineral  como a nadie no se le ocurrió simultanear la explotación de las minas con unos grandes huertos para abastecer a la industria siderometalúrgica. Todo parte de Erich, de los von Wolf, alemán (que hay que deciros todo), estudioso del paraíso Popeye que tuvo un error y se lió con la coma (estaría con hambre) y en vez de registrar 3,5mg que era el hierro real que tenían estas maravillosas hojitas, pues puso 35 miligramos y se quedó tan fresco. Esto fue en el año 1870 y hasta 1937 nadie lo corrigió.
Para entonces ya andaba Popeye soltando guantazos a Brutus en la creencia que dicha fuerza le llegaba de las raciones verdes que se engullía, … pues porque Brutus no era muy listo, porque tras esta certeza que ahora tenemos, le da por defenderse y nos empotra al “anclitas” con pipa y todo. Pero reflexionemos, tras esta revelación queda claro que los alemanes cometen errores ¡parece mentira! y ´¿por qué no nos han contado que le hacía Olivia a nuestro marino para que estuviese tan desbocado?
Bueno, quitemos un poco de hierro al asunto y disfrutemos de este pastel con pollo que me lo he comido ya y está delicioso.
Ahora toca el delantal y empezamos.

INGREDIENTES  (para 2 personas)
pastel de espinacas ingredientes_Fotor
½ bote de espinacas cocidas.
2 salchichas de pollo
Aceite de oliva virgen extra.
Pimienta
1/2 cucharilla de pimentón

ELABORACION
Colocamos las espinacas sobre un colador para que escurran bien.
Ponemos la sartén a calentar a fuego fuerte y echamos un chorrete de aceite.
Incorporamos las espinacas y rehogamos bien bajando la temperatura.
Echamos un toque de pimienta, sal y seguimos removiendo para que se doren un poquito.
Cuando estén a nuestro gusto, sacamos y reservamos.

Preparamos las salchichas en la parrilla o en la sartén hasta que estén hechas.
Sacamos y cortamos en rodajitas.
Mezclamos las espinacas con las salchichas troceadas y las ponemos en el bol que nos va a servir de molde.
Reservamos la punta de la salchicha que será la guinda del pastel.

Giramos el molde utilizado y ahí tenemos nuestros exquisita propuesta.

En la sartén echamos una cucharada de aceite, dos cucharadas del caldo escurrido de las espinacas, 1/2 cucharilla de pimentón y rehogamos bien todo al fuego.
Esta salsita se la echamos por encima al pastel y luego con unos germinados (de rabanito y ajo hemos puesto en casa), o cebollino bien cortado (hemos puesto un par de ramitas), o huevo cocido o lo que nos apetezca adornamos, lo presentamos bonito y a comer.
Puedes dejar preparado el pastel en la nevera y unos minutos antes de servirlo le das un “calentón” rápido en el microondas.
Tras la historia contada y los interrogantes que nos han surgido de nuestra discreta Olivia, apuesto por denominar a este calentón, el “toque Olivia”.
Un beso a mi madre, que tiene un nombre precioso.
Cuando estén hechas, sacamos

Espinacas de pastel con pollo_FotorPastel de espinacas y pollo elaboración_Fotor