Baba ganoush / Crema de berenjena

Crema de berenjena  Portada_Deia FotorBaba ganoush ¡cómo suena!. Hoy nuestra receta llega con nombre de las Mil y una noches, …una crema de berenjena que es muy fácil de encontrar en las cocinas de Grecia, Turquía, Oriente Medio y …que estoy convencida que tras probarla se va a quedar en vuestro recetario porque os va a encantar. La protagonista principal de este aperitivo es la berenjena que la asamos y luego la acompañamos con una cebolla bien pochada, un toque de comino, un diente de ajo y tahina (una masa de sésamo, muy fácil de preparar y que también os explico cómo preparar), aceite de oliva virgen extra y un toque de pimentón dulce. Al final vais a entender cuando probéis esta crema lo bien que le viene su nombre exótico de Baba ganoush, porque es llevársela a la boca y se te cae la babilla de gusto.
Espero que tras esta presentación estéis ya con el delantal puesto, vamos colocando los ingredientes y empezamos.BERENJENAS 2015-01-02 23_Fotor

INGREDIENTES: 2 berenjenas, 1 cebolla, 1 diente de ajo, aceite de oliva virgen extra, comino, sal, 1 toque de pimentón dulce y 1 zanahoria.
Crema de berenjena_Ingredientes Fotor
ELABORACION
Crema berenjena Elaboración_FotorPreparamos tahina
En una sartén echamos semillas de sésamo y calentamos poco a poco hasta que se doren.
Echamos a un mortero y machacamos hasta conseguir una masa.
Añadimos un poco de aceite de oliva y reservamos la pasta.

Preparamos la berenjena
Precalentamos el horno a 200º C.
Lavamos las berenjenas, las cubrimos con papel de aluminio y las horneamos durante 30 minutos:
Las pelamos y las cortamos en rodajas.
Reservamos.

Preparamos crujiente de zanahoria
Cortamos una zanahoria en fideos con una picadora.
En una sartén echamos un chorrete de aceite y cuando esté muy caliente, echamos los “fideos” hasta que se queden crujientes.
Sacamos y reservamos.

Pochamos la verdura
En una sartén bien caliente echamos un chorrete de aceite y seguido incorporamos el ajo picadito.
Según empiece a saltar, añadimos la cebolla que la tendremos cortada y bajamos la temperatura para que se vaya pochando poco a poco.
En unos 10 minutos tendremos la cebolla blandita añadimos la berenjena que tenemos reservada.
Sazonamos, espolvoreamos el comino y mezclamos todo bien.
Dejamos otros 15 minutos a la misma temperatura, sacamos y pasamos por un colador para escurrir y desengrasar.
Guardamos el líquido sobrante. y lo reservamos.
Trituramos con la verdura con la batidora, túrmix o thermomix hasta conseguir una crema muy suave.
Conseguimos el espesor que queremos añadiendo el líquido que tenemos reservado.
Echamos un toque de pimentón dulce, añadimos el tahini y a la mesa.

Emplatamos
Echamos en el recipiente la ración de crema, le ponemos un toque de sésamo y zanahoria crujiente, añadimos unas gotitas de aceite y a comer.

Si lo queremos degustar  como aperitivo lo prepararemos con textura bien cremosa y espesa.  Delicioso si lo acompañamos con unos palitos de zanahoria o de pan tostado.
Si nos lo tomamos como crema, lo dejaremos menos espeso y sólo necesitaremos cuchara y a empezar.  Espero que os guste.

Crema de berenjena 1Crema de berenjena 4Crema de berenjena 3Crema berenjena 2

 

Ensalada de pepino, rabanitos y zanahoria con mozzarella

Ensalada de pipino con rabanitos fileteados, zanahoria y mozzarellaPresentamos una ensalada de altura, incluso podemos hablar de una receta cumbre y es que nuestra propuesta cuenta principalmente con el pepino que es originario del Himalaya y de ahí que siempre lo sirvamos fresco, porque este sherpa de las ensaladas aunque lleva más de 3000 años entre nosotros no se le olvida los tiempos donde supuestamente era el plato preferido del Yeti.   Pero nuestro pepino hoy no va solo, lo hemos acompañado de rabanitos, zanahorias, tomates baby  y mozzarella.  Para finalizar salpimentamos y rociamos con un aceite de oliva virgen y además extra (ahí queda eso).
Está muy suave y deliciosa y fresquita como le gusta a nuestro pepino y  por supuesto, presentamos la ensalada en plato hondo, nada de plato llano, porque es seguro que no tiene mal de altura.
Ahora llega el momento de la verdad, nos ponemos el delantal y a filetear estas verduras.
Feliz ensalada.

Ensalada de pepino y rabanitos ingredientes
ELABORACION
Filetear el pepino, rabanito y la zanahoria con una mandolina o con un cortador de verduras.
El pepino lo sazonamos y esperamos unos  15 minutos para que suelte el agua, que retiraremos para que nos nos repita.
Colocamos el pepino escurrido abajo, seguido el rabanito, salteamos la zanahoria, cortamos el tomatito y el pepinillo y lo repartirmos por el plato.
Por último la mozzarella, sazonamos, salpimentamos y echamos un chorrete de un aceite rico de oliva virgen.
Ya está, así de fácil y ya veréis que delicioso.
Servir fresquito.

Ensalada de pepino, rabanito zanahoria  y mozzarella_FotorEnsalada de pepino, rabanitos, zanahoria y mozzarellaEnsalada de pepino, rábanos, zanahoria, pepinillos y mozzarella_FotorEnsalada de pepino zanahorias rabanitos y mozzarella

Manitas de cerdo en pastel con verduras y espárragos trigueros en su jugo

la foto-1673_Fotor
Tock, tock, ¡!! Estáis preparados? … pues que entre esa propuesta maravillosa que acabamos de preparar de la mano de ese animal, a veces incluso llamado ministro que tiene sabrosura hasta en los andares y es en éstos precisamente donde nos hemos parado y ya os aseguro que a éste que ha pasado por mis fogones los pies, ya no le vuelven a doler.
Unas patas de cerdo, lo indico porque a estas alturas es seguro que habéis acertado, patas preciosas, blancas, muy lavaditas, con unas formas sinuosas, que porque somos de buen pensar pero en estos momentos echáis un vistazo a las vistas que he sacado y que he colocado en los ingredientes y parecer, parecer ,… pues pueden parecer otra cosa, pero no, lo prometo son patas y nos ha quedado un plato estupendo.
Desfilo con el plato súper orgullosa, con ciertas prisas porque huele que alimenta y no vaya a ser que se enfríe y me encuentre en la mesa con morros, que por cierto el otro día comimos y estaban buenísimos, pero no! … mis boquitas cercanas están sonrientes,  preparadas con las armas afiladas de la ingesta a la derecha y trozo de pan a pie de plato para proceder al unte.
No hablemos más, sólo pido unos minutitos, … acabo con esto y si os apetece, por favor a tomar nota de los ingredientes y luego ya con el delantal puesto, empezamos.

INGREDIENTES (para 4 personas):
la foto-1662_Fotor4 patas de cerdo
3 dientes de ajo
1 Cebolla
4 cebollitas francesas
3 clavos
1 pimiento chili / cayena
2 zanahorias
Pimienta negra recién molida
1 cucharadita de pulpa de pimiento choricero
Sal
1 cucharadita de pimentón

ELABORACION
la foto-1675_FotorMetemos todos los ingredientes en la olla express, cerramos y esperamos a que silbe, a partir de ahí dejamos 90 minutos a fuego bajo. Sacamos, retiramos las patas y esperamos a que atemperen.
Colamos el caldo que lo dejaremos en un bol aparte y las verduras en otro.

la foto-1679_FotorPreparamos las patas.
Cuando enfríen un poco, deshuesamos.  Es una tarea complicada porque tienen que estar aún calientes y te quemas un poco.
Yo me suelo arreglar con un cuchillo pequeño, los huesos pequeños los voy buscando con la puntilla.
Luego cuando repasamos bien y hemos dejado la carne limpia, colocamos papel film y encima la carne.
Empezamos a enrollar apretando bien y vamos girando hasta conseguir la forma de un embutido.
Cubrimos bien y dejamos enfriar.  Si queremos conseguir otras formas, pues hay que echar imaginación y utilizaremos recipientes rectangulares o cuadrados, siempre apretando la carne y cubriendo con papel film.  Reservar.
Tendremos que esperar unas horas  para que se gelatinice bien y empezamos a cortar.

la foto-1670_FotorPreparamos la gelatina de las verduras.
Cortamos algunas verduras en pequeños trozos y extendemos sobre la base del recipiente que vayamos a utilizar.
Seguido, cubrimos con el caldo de las patas.
Reservamos y esperamos unas horas para que se gelatinice.

Reducimos el caldo, freímos los espárragos y soasamos las cebollitas.
En un cazo, echamos parte del caldo que tenemos reservado y ponemos al fuego a reducir a temperatura media, probamos y salpimentamos.
Cuando el caldo adquiera una textura más espesa, sacamos y echamos en la salsera.
Limpiamos los espárragos, cortamos y calentamos la sartén con un chorrillo de aceite y freimos.
Les ponemos un toque de sal y pimienta.
Rehogamos bien para que se frían bien.  Sacamos y reservamos.
Pelamos las cebollitas francesas que estarán cocidas con las patas y las ponemos en la sartén.
Salteamos un poco y al plato.

Emplatamos
Cortamos rodajas del pastel de manitas y fileteamos la gelatina de verduras.
Empezamos a colocar en el plato bien en plato bandeja donde hemos extendido la carne y las verduras e incorporaremos la salsera o en plato redondo donde incorporamos directamente la salsa al plato.
Espero que os guste. ON EGIN

la foto-1676_Fotor
la foto-1673_Fotor
la foto-1680
la foto-1681_Fotor

Crema de alubias de Gernika y sus sacramentos con bombón de morcilla crujiente sobre crema de piparras

la foto-1203_Fotor 1Para mí un buen plato es sentir cuando lo degusto que todos esos ingredientes que están en la receta me quieren contar historias.  A veces esas historias son mías ya que esos sabores me devuelven a vivencias pasadas e incluso, cuando el plato que tengo delante se ha preparado con mucho mimo,  llego a imaginar detrás de cada bocado, nuevas historias.
El plato que os presento tiene esa pretensión y esta crema de alubias la he preparado con alubias de Gernika porque son éstas las alubias de mi infancia.  En casa solíamos comerlas un domingo al mes y por supuesto se cocinaban con todos los sacramentos que eran en realidad lo que a mi hermana y a mí más no gustaba y sólo cuando el plato de alubias estaba limpio y rebañado, mi madre nos los servía.
Al día siguiente siempre el primer plato era puré, puré de alubias claro, porque a remojo siempre se echaba un montoncito más y así se tenía resuelta la comida de dos días, pero …el día del puré siempre había cierta tensión en la mesa  porque no sabíamos si habían sobrado sacramentos, … pero al final saltaba la sorpresa y siempre aparecía un rico trocito de chorizo, la costilla, el tocino que untábamos con fruición y la sabrosa morcilla.
Hoy el plato que he preparado quiere contar todo eso y también está muy rico.  Si os animáis a prepararlo además de disfrutar de su sabor, porque hay que reconocer que se trata de un plato exquisito y contundente siempre se come muy bien acompañado y el aroma que desprende antes de llevarlo a la boca anima a empezar a contar muy buenos cuentos.
Este plato es muy especial y ha costado mucho resolverlo y mi gente bien sabe que surgió para contar mis propios recuerdos y ha conseguido forjarse su propia historia.
Yo propongo que os animéis a intentarlo y aquí presento mis alubias  en crema, pero esta vez no he aguantado en dejar el suspense hasta el final y he colocado los sacramentos como se presentan las sorpresas, como un regalo, perfectamente envuelto en una deliciosa berza y con una lazada de cebollino y además con la morcilla que es sublime, he preparado unos bombones rebozados en panceta crujiente sobre una crema de piparras en unos gajitos de cebollita francesa.  El sabor a la antigua y la presentación …, espero que os guste.
Ese delantal bien atado y preparados para cocinar una buena historia.
Empezamos.

INGREDIENTES:
la foto-1217_Fotor_Collage 1

Caldo de verduras:
1 cebolla
1 puerro
1 zanahoria
Aceite de oliva virgen extra
1 diente de ajo
1 l de agua

Para la alubiada
1 Kg de alubias de Gernika
800 g de costilla adobada
2 chorizos
2 morcillas de verdura
Sal

Para los sacramentos
4 hojas de berza
cebollino

Para los bombones
50 g de panceta muy fina
Cebollino
1/2 morcilla
4 cebollas francesas

Para la crema de piparras
1 bote de piparras en vinagre
Aceiite de oliva
Agua

ELABORACION
la foto-1236_Fotor_Collage_Fotor

Preparamos el caldo de verduras
Calentamos la sartén a fuego alto y echamos un chorrete de aceite.
Seguido cortamos la cebolla, bajamos la temperatura  y dejamos que se vaya pochando.
Cuando esté empezando a dorarse incorporamos el resto de las verduras.
Dejamos pochar sobre 30 minutos a fuego bajo.
Retiramos e incorporamos la verdura a una cazuela con agua.
Colamos y reservamos.

Preparamos las alubias
la foto-1240_Fotor
Tenemos las alubias a remojo 12 horas antes de empezar a cocinarlas.
Retiramos la mitad del agua del remojo y echamos el caldo de las verduras que tenemos reservado hasta cubrilas.
Incorporamos la costilla y los chorizos.
Tapamos la cazuela y vamos revisando de vez en cuando la marcha del cocido.
Cuando el cocido quiera arrancar a hervir,  asustamos con un cazo de caldo.  Así hasta tres veces.
Luego bajamos a fuego muy bajo
Hay que sazonar con mucho cuidado o dejar para el final cuando probemos como está el caldo tras cocerse la costilla y el chorizo.
Movemos la cazuela, pero no revolvemos las alubias.  El tiempo de cocción dependerá,  si es nueva suele valer con unos 90 minutos pero puede necesitar más de dos horas. Habrá que ir probando la situación de la alubia.

Preparamos el pastel de los sacramentos
la foto-1195_Fotor_Collage 3_Fotor

Ponemos en una cazuela agua.
Salpimentamos y cuando rompa a hervir metemos las hojas de berza 5 minutos.
Sacamos, escurrimos y secamos con papel de cocina.
Reservamos.
Extendemos la hoja de berza y colocamos a modo de lasaña una primera base de costilla cocida cortada, seguido un segundo piso de morcilla y por último le toca al chorizo.
Envolvemos y atamos con cebollino.

Preparamos la crema de piparras
la foto-1214

En un cazo con agua cuando rompa a hervir echamos las piparra durante 40 segundos y retiramos.

Las secamos y quitamos las pepitas y el rabo
Trituramos en la batidora y echamos 3 o 4cucharadas  del agua donde han hervido las piparras y  aceite de oliva hasta conseguir la textura que nos guste.

Preparamos los bombones
la foto-1235_Fotor_Collage_Fotor
Colocamos la panceta en un plato sobre un papel de horno.
Encima colocamos otro papel de horno y aplastamos con un plato.
Metemos al microondas y dejamos 3 minutos mas o menos .
Sacamos y reservamos.
En una cazuela echamos 3 cazos de caldo e incorporamos las cebollitas francesas limpias, pero con piel.
Según empiece a hervir, dejamos durante 7 minutos.
Retiramos y esperamos que se enfríen un poco.
Mientras sacamos el crujiente lo partimos y echamos al mortero.
Trituramos hasta que nos queda en polvo. Reservamos.

Cortamos por la mitad y vamos sacando los gajos
Rellenamos en el fondo con crema de piparras.
Seguido cogemos con una cucharilla una pizca de morcilla y hacemos una bolita de morcilla.
Rebozamos con el crujiente y colocamos en las capas de la cebolla y ya tenemos el bombón.

Emplatamos
Colocamos el pastel en el plato y le colocamos los germinados de rabanitos.
Situamos los bombones y echamos la crema.
Salud!!!

la foto-1225_Fotorla foto-1203_Fotor_Collage_Fotor 

Sopa de verdura con pollo, pavo y toque de pimienta

la foto-1190_FotorEn plena cuesta de enero, con frío, con lluvia, con viento, con cielos grises  …  insisto: en cuesta …, no nos queda otra que entrar de lleno a los fogones y trabajar a fondo para conseguir que el plato de hoy esté muy rico y además nos aporte un colorido que nos anime un poco el alma.
Así que con unas verduritas que nos habían servido para preparar un caldo soberbio, un fiambre de pavo y unas salchichas de pollo, he pochado unas adorables chalotas, unos champis y con un toque de pimienta negra recién molida, por supuesto todo a fuego lento, me ha salido un plato que en estos momentos tengo el ánimo planeando por los cielos. Luego para conseguir realzar esta sopa en la mesa, he elegido esta calabaza que andaba por ahí adornando rincones de la casa y la he vaciado para servir este caldo exquisito.
Bueno ya sabéis, si el ánimo empieza a decaer y queréis conseguir un STOP grande para los días tristones aconsejo lanzarse a preparar esta marmita de sopa.
Primero hay que ponerse un delantal elegante, aconsejo también una gran sonrisa y seguido empezamos

INGREDIENTES (para 4 raciones):
la foto-1180_Fotor_Collage_Fotor
Para al caldo de verduras
1,5  l de agua
1 puerro
2 cebollas
1 diente de ajo
1 zanahoria

Para la sopa
3 salchichas de pollo
100 g de pavo
3 chalotas
6 champiñones pequeños
Pimienta negra
Sal
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para emplatar
Calabazas
Germinado de ajo

ELABORACION
la foto-1180_Fotor_Collage 1_Fotor
Preparamos el caldo de verduras
Limpiamos y cortamos la verdura e incluimos las chalotas y los champiñones.
Colocamos la sartén al fuego y cuando esté caliente echamos un chorrete de aceite.
Seguido ponemos a pochar la cebolla y cuando esté dorada vamos incorporando el resto de verduras que se vayan haciendo poco a poco una media hora.
Cuando queden cinco minutos,  ponemos una cazuela al fuego con el agua.
Según rompa e hervir vertemos las verduras, (excepto las chalotas y los champiñones que reservamos) y dejamos unos 45 minutos que se vaya haciendo a fuego medio.
Pasado este tiempo retiramos y colamos reservando el caldo por un lado y las verduras por otro (previamente pasadas por la batidora).

Preparamos las sopa
Colocamos una cazuela al fuego con un chorrete de aceite.
Incorporamos el pavo bien cortado en taquitos pequeños y las salchichas también en trocitos.
Rehogamos bien y añadimos las verduras del caldo.
Echamos un toque de pimienta negra y seguimos rehogando a fuego lento.
Incorporamos tres cazos de caldo y dejamos hasta que empiece hervir que retiramos y servimos.

Emplatado
la foto-1180_Fotor_Collage 2
Vaciamos unas calabazas, las lavamos bien y nos sirven para servir esta exquisita sopa de una forma divertida y alegre. Vertemos la sopa y antes de llevarla a la mesa, las coronamos con unos germinados de ajo.
¿Y cuando acabamos este disfrute del sabor?…, pues cogemos las calabazas y nos despedimos de ellas.  Previamente  las ponemos una buena nota, … por fin ha llegado el día que estas “torponas” por naturaleza  prácticamente acaban con una matrícula de honor.
la foto-1182_Fotor_Collage_Fotor8la foto-1182_Fotor_Collage7_Fotor