ETA, penúltimo acto

Llevo desde el viernes tratando de imaginar un comunicado que me hubiera parecido aceptable. La respuesta es ninguno. A estas alturas —en realidad, desde hace muchísimo—, no hay nada que ETA pueda decir que me vaya a satisfacer. Incluso aunque le cedieran la redacción al mayor encantador de palabras del Universo y hasta las comas sonaran a música celestial, seguiría siendo insuficiente para mi. Simplemente, no hay modo de blanquear una organización que lleva a su espaldas semejante mochila de daño causado, no solo injustamente, sino de modo absolutamente voluntario y premeditado.

Por lo demás, también ha pasado mucho tiempo desde que me quité del vicio de practicar la espeleología semántica y gramatical en unos textos creados justamente para eso, para tener al personal entretenido discerniendo si son galgos o podencos, venga mirar el dedo, mientras la luna bosteza de puro aburrimiento. Así que de este en concreto, me quedaré con lo evidente, con lo que salta al primer bote: no es como los chopecientos anteriores. Está más cuidado en lo literario y posee una eficacia comunicativa (que es lo que cuenta; por algo se llama comunicado) de notable alto. Llegaría al sobresaliente si no fuera por esa cantada de dejar ver que hay víctimas de primera, segunda y tercera.

En cualquier caso, siendo importante el cómo, lo fundamental es el qué. Y más allá del blablablá, estamos ante el penúltimo acto antes de la disolución formal, con toda la parafernalia folclórica que tenga que tener, de algo que la inmensa mayoría de la sociedad vasca llevaba dando como disuelto desde hace un buen rato. Quedémonos con eso.

5 comentarios sobre “ETA, penúltimo acto”

  1. Con unos 130.000 desaparecidos en cunetas varias, fosas comunes anónimas y cero coma cero en el presupuesto para el cumplimiento de la memoria histórica, sin que nadie, ni titular ni suplente, haya comunicado ningún reconocimiento, arrepentimiento ni calificación de victimas, incluyendo las de bombardeos, ametrallamientos y otras ejecuciones sumarias, el exigirle a los del otro lado en el comunicado de su disolución una exactitud léxica exquisita en la descripción de sus víctimas es, cuando menos, tratamiento desigual.
    Nadie va a reconocer más que lo que reconoce, y la solicitud de perdón de Eta llega a donde llega. No obliguemos a nadie a decir lo que no piensa, y, aunque para algunos sea insuficiente (que lo es, en mi opinión), no esperemos más. Ahora, con la misma exigencia, a los que faltan, que empiecen por reconocer lo hecho, que a lo mejor no se hizo según algunos, y tampoco hubo conflicto, vete a saber.
    Curiosamente, no sé si a propósito, la intervención de Alonso en ETB diciendo que no iban a perdonar, siguió el documental del homenaje a una victima violada con 14 años, y fusilada con su padre en el año 39, y cuya hermana sobreviviente coincidía con Alonso: tampoco perdonaría nunca.
    Creo que hay algo más que arreglar que el comunicado de la disolución de la banda.

  2. Por supuesto que hay víctimas de diversa categoría…
    Las más ignoradas, aquellas que produjo el franquismo, el BVE, El GAL…etc.
    Y a ellas nadie les pide perdón.

  3. Esnepel…estoy muy de acuerdo con esto que dices:

    “”Nadie va a reconocer más que lo que reconoce, y la solicitud de perdón de Eta llega a donde llega. No obliguemos a nadie a decir lo que no piensa, y, aunque para algunos sea insuficiente (que lo es, en mi opinión), no esperemos más.””

    Muy cierto; pero…quien llega a donde llega porque no está dispuesto a llegar a más, en unas “concesiones”, para consegir un lavado de imagen, muy medidas, que no pretenda que el resto le reconozca haber ido más lejos de lo que han ido.
    Eta, hábilmente, infla a base de parafernalia y grandilocuencoa y propaganda unos pasos, obligados además, que son mucho menos de lo que quieren vender.
    Reconocer el daño causado no es otra cosa que reconocer que llueve o hace sol. No se asume ninguna responsabilidad. Ni se dice que ese daño fue injusto. Decir que ojalá no se hubiese producido porque ojalá hubiese habido democracia es echar la balón al campo contrario. Legítimo desde su posición pero no me lo vendas como generosidad u honesta autocrítica.
    Y ahí cuando se llega al meollo se encargan muy claramente de justificar sus acciones señalando, a la inversa, que la gran mayoría de los asesinados (salvo alguna confusión o error) estuvieron bien asesinados (no hay por qué disculparse por ellos), por haber participado en el conflicto. ¿Buesa, Blanco, López de la Calle, Ordoñez, Carrasco…? ¿Sí o no? O más hirientes…los niños en Vic o Zaragoza…¿se pide perdón sus madres pero no se pide perdón a esas misma por sus maridos? O…los hijos de Jiménez Becerril (concejal en Sevilla) y su esposa Ascensión (que era hizo un 2×1; ya que ella iba con él)…¿se pide perdón por la madre pero no por el padre? etc.
    Sé que esto es muy duro y hasta macabro y cruel pero es lo que le viene a uno cuando encima esta gente pretende que todos nos deshagamos en loas hacia su magnanimidad y generosidad.
    Creo que hay que avanzar. Yo no voy a exigir peticiones perdón ni arrepentimientos para que pueda ir habiendo soluciones a tema de presos, para que podamos convivir cada uno a lo suyo (reconciliación…en esta generación no lo veo; pero dejemos la vía despejada a la siguiente) pero no se nos pongan medallas si no quieren dar los pasos que hay que dar y no sólo los que quieren dar.
    Desde aquel 20 de octubre, que aunque lo de Aiete fue otro paripé (eso sí, bien montado) lo dimos por bueno si era necesario para ese paso, están abusando de este festival de actos de propaganda y autbombop en este final por fascículos. Culpa también de los que han exigido la disolución cuando ya esgaban acabados. Pues toma show de disolución. Yo, cesado el ruido de las armas. les hubiera dejado como un fantasma, sin más focos ni exigencias.

    Un apunte sobre tu tertulia de hoy, que iba yo en el coche. Decía Ione que en Francia se pueden hacer las cosas de otra manera y eso que también han matado gendarmes. No diré que pocos porque uno ya es demasiado pero todos sabemos que nunca fueron a por uno como tal. Ione sabe que si eta se pone a asesinar gendarmes como ha asesinado en españa guardias y policías, que si eta mata uno detrás de otro concejales franceses, miembros de los partidos franceses, jueces franceses, periodistas franceses, niños franceses, empresarios franceses…la Republique acaba con eta por la vía directa y rápida sin ninguna contemplación y con todos los que apoyaran eso y no hay ni reinseciones ni vias nanclares, y se pudren de por vida en la cárcel. ¿alguien lo duda?

  4. Mi comentario no iba en realidad al fondo ni superficie del comunicado (que además creo que no es definitivo) iba más a la reacción y criticas que hacemos, incluida la que pueda hacer yo, (que coincido en la inoportunidad de la discriminación de victimas, así como no coincido en otras críticas).
    En realidad quería (no sé si lo he conseguido) hacer una reflexión sobre nuestra reacción, y la de las instituciones democráticas ante la violencia injusta practicada por gente organizada y con armas (Hay y ha habido más que Eta), y mi conclusión es que pedirle a Eta una corrección en su proceder de cierre, cuando por el lado de los franquistas que arruinaron familias, vidas enteras, exilio, dos o tres generaciones de atraso social y cultural, y cuyos frutos yacen en fosas comunes clandestinas, que nadie de sus responsables o herederos haya ni siquiera reconocido que estuvo mal, y que ni partidos, ni Gobierno Vasco exija con la misma legitimidad que a Eta un cierre expreso y con texto adecuado… pues que quieres, yo ni me meto en si este párrafo está bien o podía estar mejor.
    Yo espero algo bien redactado (a mi gusto claro) sobre los muertos en las cunetas, sobre los fusilamientos en los muros de los cementerios, sobre los raids aéreos en los mercados de los pueblos…
    Yo espero algo de los sucesores de UCD sobre lo de Vitoria, sobre Germán, el caso Almería, los indultos de los condenados por torturas…
    Iba por ahí mi modesto comentario de espectador del ruedo ibérico que me ha tocado soportar.
    En definitiva: Que algunos es verdad que podrían extender sus disculpas a más victimas… y otros debemos empezar a exigir disculpas en más sentidos.
    Lo de pasar página, o sirve para todos o para nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *