Muy Ilusionante

EL domingo sentí por primera vez en mucho tiempo emoción viendo al Athletic jugar al fútbol en el Benito Villamarín. No recordaba un partido así. No disfrutaba tanto con el Athletic como protagonista quizá desde los previos a las finales y algún que otro partido suelto. Ni siquiera el primer partido de la Supercopa de esta temporada frente al Barcelona. Fue mejor de principio a fin y el resultado se quedó corto. Los de Ernesto Valverde lo bordaron y su juego dejó boquiabierto al propio Pepe Mel.

Sonará a forofismo de medio minuto o calentón de última hora. Si el Athletic juega así, este año va a ser de los de recordar. Hemos pasado de las dudas a las realidades. De un equipo sin rumbo a uno con un destino firme y claras muestras de saber qué pretende y cómo debe hacerlo.

Lo que son las cosas. Ahora cuesta destacar a uno u otro jugador. Son muchos los que lo hacen bien, los que demuestran el porqué la confianza del técnico y su lugar en el once de los elegidos. El conjunto rojiblanco vuela sobre el césped. Ese vuelo hace que el rival se sienta inferior e intente aplacar el vendaval de juego de los leones de la única manera posible, con faltas.

Ya nadie duda de los jugadores. Estamos convencidos de sus capacidades y somos conscientes de que Valverde tiene perfectamente marcada la hoja de ruta. Por si no fuera suficiente, en la enfermería hay futbolistas importantes que esperan recuperarse para sumarse a la fiesta del fútbol del equipo rojiblanco.

Vuelve la ilusión a la parroquia y esta vez sustentada en un grupo de jugadores aptos para la faena y que desean más que nadie conseguir los objetivos marcados en la propia caseta. El Athletic gusta y se gusta. Más no se puede pedir a lo que tenemos por delante, estamos ilusionados, disfrutémoslo.

 

twiter @ondavasca.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *