¿Se recuperará la anguila europea?

Proyecto Sudoandg. Foto: Azti.

La anguila europea -la angula es el alevín o cría de la anguila- es una especie compleja desde el punto de vista biológico, con un ciclo peculiar, curiosamente la reproducción de las anguilas en su medio natural jamás ha sido observada. Se supone que debe ocurrir en algún lugar cercano al Mar de los Sargazos donde las larvas pasan de 2 a 3 años y al llegar a las costas europeas se transforman en angulas. Posteriormente entran y ascienden por los ríos y pasan en ellos buena parte de su vida para descender otra vez y migrar al Mar de los Sargazos para reproducirse.

La anguila europea es una especie muy vulnerable y con gran tradición pesquera en muchas zonas de su área de distribución. Presente en casi todos los ríos de Europa y del norte de África, realiza la mayor parte de su crecimiento en agua dulce aunque se reproduce en el mar.

La población de anguila europea está en peligro crítico (IUCN) y fuera de los límites biológicos seguros (ICES, 1998). Esta especie ha descendido tanto que actualmente sólo llegan a nuestras costas un 8,7% de las angulas que lo hacían antes de 1980. Su supervivencia está amenazada por el cambio climático, las barreras a la migración (en la península ibérica la anguila ha perdido el 80% de su hábitat), la contaminación, la explotación insostenible y el tráfico ilegal de la angula.

En Euskadi, las cuencas con más tradición y mayores capturas son las del Oria, Deba, Nervión-Ibaizabal, Urola y Butrón.

La angula es el alevín o cría de la anguila. Foto: Azti.

En 2007 la Comunidad Europea estableció un reglamento (CE 1100 / 2007) para garantizar que todos los Estados Miembros desarrollasen planes de gestión de la anguila. Sin embargo, la población no ha mostrado signos de recuperación. El declive de la anguila europea tiene un impacto muy específico en el área SUDOE (Portugal, España y  Francia): por su papel en la cadena trófica (su desaparición tendría efectos negativos en los ecosistemas en los que habita) y porque el empleo y los modos de vida ligados a su pesquería están en riesgo.

La gestión de la anguila europea se ha visto obstaculizada por diversos factores, entre ellos, la falta de diálogo, de coordinación y de estrategias conjuntas de los actores involucrados en su conservación, así como la falta de conocimiento sobre la especie y la disparidad en las metodologías empleadas en la estimación de los indicadores para su evaluación.

A día de hoy, estos indicadores se obtienen utilizando diferentes metodologías dependiendo del país e incluso de la región y, en muchos casos, se basan en extrapolaciones de valores de otras regiones. Además, aunque el conjunto de anguilas de España, Francia y Portugal constituyen una sola población (la anguila europea), se manejan como si fueran poblaciones aisladas, a nivel nacional e incluso regional.

Debido a ello, el pasado mes de febrero se aprobaba la puesta en marcha del proyecto SUDOANG, coordinado y liderado por AZTI y cofinanciado por el FEDER a través del Programa Interreg Sudoe, la dirección de pesca del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco y la Diputación de Gipuzkoa. Esta iniciativa tiene como principal objetivo proporcionar a los gestores del área SUDOE herramientas y métodos concertados para poder realizar una evaluación, gestión y seguimiento eficaces de la anguila europea y su hábitat, reforzando la cooperación entre los tres países. Hasta ahora cada Estado Miembro establecía de manera independiente su actuación, utilizando diferentes indicadores y metodologías. Este proyecto promoverá, por primera vez, la gestión concertada y sostenible en tres Estados Miembros en aras de la recuperación de la población de anguila europea.

Se pretende asimismo que este nuevo plan sirva también para coordinar la labor de las diferentes policías, lo que ayudará a combatir el tráfico ilegal de esta especie, que los últimos días ha acaparado gran interés

La Guardia Civil del aeropuerto de Loiu decomisó el pasado 28 de abril 40 kilos de angulas vivas que iban a ser llevadas de estraperlo a China en el equipaje de dos ciudadanas del país asiático.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *