Tres tercios

Los resultados de las elecciones municipales y forales de mayo pasado dejaron una configuración sociopolítica nueva en la Comunidad Autónoma Vasca. El mapa político quedó dividido, aproximadamente, en tres grandes bloques. Casi un tercio de los votantes optó por el nacionalismo institucional; otro tercio escaso lo hizo por las fuerzas que hoy configuran el espacio de la izquierda patriótica, y casi otro tercio por las que apoyan al actual gobierno vasco.

El último Euskobarómetro aporta importantes matices a esos resultados. En primer lugar, confirma la gran desafección, -en términos relativos, por supuesto-, del electorado de PP y PSE para con el gobierno que sustentan entre ambos partidos. Esa desafección, creciente y de magnitud desconocida hasta la fecha, explica los paupérrimos resultados que cosechó el PSE y que, a la vez, el PP no capitalizase, -como hubiera sido de esperar-, la debacle socialista. La abstención fue el destino de la mayor parte de los votos perdidos por ese bloque. Y en contra de lo que se llegó a publicar en su día, el electorado no se arrepintió de lo que había votado tras conocer los resultados; tampoco de no haber votado.

No es raro que se produzcan importantes pérdidas de apoyo en forma de abstención, como tampoco lo sería que ese apoyo perdido se recuperase en próximas citas electorales, por supuesto. Pero quizás nos encontremos ante un cambio de tendencia de mayor alcance. La abstención es, a menudo, la antesala de un próximo cambio de voto. Por otro lado, ni PP ni PSE consiguen nuevos votantes. Y por último, la valoración del Gobierno Vasco es tan negativa y empeora de tal forma, que no habría que descartar que tal valoración acabe permaneciendo en la memoria colectiva durante un tiempo prolongado y surta, durante ese tiempo, efectos electorales significativos.

Dos tercios de los nuevos votantes que votaron lo hicieron por las opciones de la izquierda patriótica. Si a eso unimos que esas opciones también obtuvieron votos procedentes del PNV, nos encontramos ante un posible bloque de gran proyección. La confirmación de tal proyección pasa por la desaparición electoral de Aralar o por su integración en una fórmula conjunta. Un detalle interesante y que, andando el tiempo, puede proporcionar más de un desajuste, es que los líderes de la opción minoritaria de la izquierda patriótica son los que mejor valoración global obtienen y que, por contraste, los de las dos formaciones minoritarias integradas en Bildu son los que peor valoración reciben por parte de su propio electorado.

El PNV no lo va a tener fácil en los próximos años. Es cierto que parte de una buena posición relativa y que recibe el voto de un tercio de los nuevos votantes que no se abstienen. Pero a la vez pierde una parte, -pequeña pero significativa-, de votos hacia su izquierda y apenas recaba apoyos del bloque que sustenta al Gobierno Vasco. Quizás el voto perdido por su izquierda era prestado. Pero no es lógico que una fuerza como el PNV, que ocupa en este momento un espacio relativamente central en la política vasca y que aspira a representar a la mayoría sociológica del país, no haya sido capaz de atraer a esa parte del anterior electorado del PSE muy descontento con la ejecutoria del Gobierno Vasco actual. Ese es, me parece a mí, su gran reto para los próximos años.

3 comentarios sobre “Tres tercios”

  1. Lo cojonudo es que “casi un tercio” gobierna contra más de dos tercios con mayoría absoluta.Agaaaaarrraaaalaaaaaa!!!!!!
    Además,se disponen a modificar leyes fundamentales para joder representatividad al partido mayoritario y sumársela ellos,imponen fiestas,banderas Españolas y a la guardia civil(vuelta España) pasándose por el forro competencias acordadas en el estatuto de “su fiesta”,desprecian el euskera colocando asesores que lo odian y lo intentan convertir en pieza de museo en “osakidetza”,etc,etc,etc…..Los “no nacionalistas”……….”casi un tercio” no para de tocarnos los cojones desde su “mayoría absoluta”.
    Y por cierto,para mi,el reto de los próximos años del PNV, además de volver a levantar lo que el frente sectario Español PPSE y su gobiernito de segunda regional de segundones resentidos y acomplejados está derrumbando en lo económico e intentando sustituir por su identidad en lo identitario es responder de una santa vez a la eterna cuestión:Somos,o no somos?.

  2. A tercios, usted contempla el panorama a tercios.
    Bueno, es un modo de verlo.
    Y a uno de esos tercios lo moteja de “izquierda patriótica”. Bueno, es una forma de designarlo.

    Pero mi comentario no va a ir más alla, sobre esta entrada.

    Aprovecho para traer aquí la decisión judicial final del TUE sobre las llamadas “vacaciones fiscales vascas” que no fueron otra cosa que un saltarse a la torera la legislación europea que a todos los socios obliga. Y los socios son los Estados, no ninguna de sus subunidades político administrativas. Queda confirmada la condena a España por una actuación c ontraria al derecho comunitario y, en el plano interno, hbaremos reclamarle al Gobierno de la Nación que ajuste sus cuentas económicas con el País Vasco para que los efectos negativos repercutan en esta comunidad autónoma y no en el resto de los españoles, a quienes no preguntaron antes de lanzarse por aquel alegre camino en aquellos momentos.
    Y eso es todo por hoy por mi parte, ya supongo que seguirá usted sosteniendo que aquello fue “necesario y oportuno”. Pues ya ve, algunos lo vemos de otro modo, incluido el TUE y los denunciantes que han visto atendidas sus demandas de justicia.

    Saludos.

    Anexo con los Fallos:

    En los asuntos acumulados C-471/09 P a C-473/09 P,

    “…En virtud de todo lo expuesto, el Tribunal de Justicia (Sala Tercera) decide:
    1)
    Desestimar los recursos de casación y las adhesiones a la casación.
    2)
    Condenar al Territorio Histórico de Vizcaya – Diputación Foral de Vizcaya, al Territorio Histórico de Álava – Diputación Foral de Álava, al Territorio Histórico de Guipúzcoa – Diputación Foral de Guipúzcoa, a la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Vizcaya, a la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Álava y a la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Guipúzcoa a cargar a partes iguales con las costas de los presentes recursos de casación
    3)
    El Reino de España soportará sus propias costas.

    http://www.adconcordiam.net/images/stories/pdf/News/tjue_st_2011_07_28_credito_45_desestima_recurso_%20ddff.pdf

    En los asuntos acumulados C-474/09 P a C-476/09 P,


    En virtud de todo lo expuesto, el Tribunal de Justicia (Sala Tercera) decide:
    1)
    Desestimar los recursos de casación y las adhesiones a la casación.
    2)
    Condenar al Territorio Histórico de Vizcaya – Diputación Foral de Vizcaya, al Territorio Histórico de Álava – Diputación Foral de Álava, al Territorio Histórico de Guipúzcoa – Diputación Foral de Guipúzcoa, a la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Vizcaya, a la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Álava y a la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Guipúzcoa a cargar a partes iguales con las costas de los presentes recursos de casación.
    3)
    El Reino de España soportará sus propias costas.

    http://www.adconcordiam.net/images/stories/pdf/News/tjue_st_2011_07_28_minivacaciones_fiscales_desestima_recurso_%20ddff.pdf

    1. Por partes
      1) Sí, hoy lo veo por tercios; después del 20N lo veré por cuartos de nuevo, sospecho.
      2) Izquierda patriótica es una traducción posible, creo que la más correcta, de lo que en vasco se dice “ezker abertzalea” (no soporto las mezcolanzas del tipo izquierda abertzale)
      3) Lo que haya que pagar, lo deberemos pagar nosotros. Pero ojo, si hay que pagar o no, y cuánto, ya se verá. Lo decidirá otra sentencia.
      4) Me reafirmo en que mereció la pena si nos atenemos a sus efectos económicos. En otras consideraciones no entro.
      5) ¿La Comunidad Foral Navarra no aplicó medidas similares a las que pusieron en práctica las de la CAV? Tengo entendido que sí, pero quizás esté en un error.
      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *