Medio llena

Hubiera preferido que [Enlace roto.] suscrito ayer por la izquierda abertzale heredera de Batasuna, Aralar, EA, Abertzaleen Batasuna y Alternatiba se hubiese limitado a pedir a ETA su abandono definitivo. No me gusta que se dirijan al gobierno español en demanda de nada en el contexto de ese acuerdo. En fin, me hubiera gustado que las cosas de ETA hubieran ido por un lado y todo lo demás por otro. Porque aunque todos esos elementos sean ingredientes de un mismo sistema político creo que es conveniente no mezclar los planos. Porque no deben equipararse las actuaciones del estado, por inicuas que nos parezcan, con las de una organización terrorista.

Pero dicho lo anterior, y en la línea que apuntaba en un apunte anterior (“¿Emancipación?”), parece que la izquierda abertzale heredera de Batasuna ha tomado la decisión firme de dedicarse a la política sin tutelas armadas. El acuerdo de ayer, aunque hubiese preferido que estuviese redactado en otros términos, es un hito más en esa direción. Así lo creo. Por eso, me he sentido identificado con lo que ha escrito Javier Vizcaíno en su “Mínimos” de “Más que palabras” y en cierta medida también conlo que ha escrito Pablo Muñoz ( “[Enlace roto.]“).

Aprovecho estas líneas para comentar, muy brevemente y sin ánimo de dar continuidad a la discusión previa, el último comentario de Mikel a mi entrada anterior. Dice Mikel que hoy hay dos razones más para creer que ETA va a acompañar a Batasuna en ese trayecto. Es posible, pero así como creo que la firma del documento de marras es un paso significativo, no lo veo tan claro en el caso de ETA. Sigue habiendo, a mi juicio, demasiado circunloquio. El circunloquio es una forma de sugerir, de afirmar algo sin hacerlo del todo, de dejar puertas abiertas, y de evitar la ruptura, sí, pero también puede ser la cortina tras la que esconder otras intenciones. Por eso, aunque no tengo elementos suficientes como para pensar con alguna seguridad que vaya a ser de una forma o de otra, no lo veo tan claro. El tiempo lo dirá.

Hoy, a pesar de todo, soy más optimista que ayer; empiezo a ver la botella medio llena.

Post scriptum: Recomiendo vivamente el artículo “[Enlace roto.]”, de Txema Montero en Deia.