Campeones

 

Hoy viernes es un día fantástico para recomendar una película. Soy asidua al cine y no suelo escribir sobre las cintas que veo. Especialistas tiene el Santo Cine como para que yo, una simple espectadora a la que le gusta o no tal o cúal peli, me meta a crítica. Sin embargo, “Campeones”, el nuevo trabajo cinematográfico de Javier Fesser, va a ser una excepción. Lo va a ser porque mientras la veía pensaba que debería ser obligatorio ver esta película, más aún en los centros escolares, para ir haciendo ciudadanía solidaria con la diversidad ya sea funcional o intelectual.

Campeones es la historia de Marco, un tipo normal con un miedo atroz a crecer de verdad. Es el segundo entrenador de un equipo profesional de baloncesto. Tras estrellar su coche al conducir ebrio, se ve obligado a entrenar a un grupo de chavales con discapacidad intelectual por orden de la juez. A regañadientes comienza lo que para Marco significa un trabajo forzado. Sin embargo, cuanto más tiempo pasa con ellos, más se da cuenta de que estos chicos con discapacidad son felices e independientes más allá de su enfermedad. ¿Quién es entonces el normal?

Me sorprende que en la calificación está película sea “no recomendada para menores de 7 años”. Creo que incluso a esa edad sería toda una lección de educación para la ciudadanía (ah! que esta asignatura fue borrada del currículum educativo…). Padres y madres podrían explicar a sus hijos e hijas lo que significa tener una discapacidad. Claro que primero han de ser las personas adultas las que empiecen a mirar con otros ojos a esas otras a las que llamamos locos, majaras, chalados, subnormales, mongólicos, etc.

Hace algún tiempo, en mi programa de radio en Onda Vasca, realizaba una tertulia semanal de media hora en la que personas con discapacidad intelectual hablaban de sus preocupaciones, de cómo veían la actualidad y de la vida en general. Aprendí mucho de esa experiencia y, sobre todo, aprendí a no mirar con desconfianza ni miedo a personas que por uno u otro motivo se enfrentan cada día al mundo no con menos capacidades si no, como les gusta decir, con capacidades diferentes.

Desde entonces he trabajado mucho con estas personas que me dan otra visión del día a día, me ayudan a relativizarlo todo y a comprobar que el mundo no gira a dos velocidades sino a tantas como personas lo ocupan.

Javier Fesser ha sabido plasmar todo esto en una película tierna que emociona, que te hace sonreír y reír a carcajada limpia, que te provoca y te hace reflexionar sobre tu relación con estas personas.

Lo dicho, obligatoria debería de ser. Campeones. Fabulosa.

La condición sexual no tiene edad

Ha costado pero antes de final de año Madrid contará con el primer centro de día y residencia especializada LGTBI. La Comunidad madrileña cederá de manera gratuita el uso de un edificio a favor de la Fundación 26 de Diciembre.

La intención de esta Fundación es abrir esta residencia, que ayudará a que las personas mayores no tengan que volver a entrar en el armario, el próximo 26 de diciembre, fecha en la que se cumple el 40 aniversario de la derogación de la Ley de Peligrosidad y Rehabilitación Social.

Esta Fundación acoge a hombres y mujeres mayores con vidas marcadas por la persecución y la represión por pertenecer a la minoría LGTB. Muchos y muchas de nuestros y nuestras mayores vivieron su sexualidad e identidad sexual o de género de forma invisible en su juventud y bajo la persecución de la represión franquista.  Aún hoy un gran número de personas mayores siguen sin atreverse a visibilizarse públicamente, a “salir del armario”. Otras personas que con un gran esfuerzo y lucha lograron vivir parte de sus vidas fuera del armario ahora tienen que regresar a él, y volver a vivir con miedo porque a los mayores LGTB, por ejemplo, en las instituciones como residencias de mayores no les permiten vivir su orientación sexual e indentidad sexual o de género en libertad.

Le escuchaba a uno de estos mayores decir que en su ancianidad quiere cantar, bailar, vivir y sentir tal y como siente en todos los ámbitos de su vida y en todo momento. No quiere esconderse para que otras personas mayores le miren cuestionando su realidad.

Las personas mayores LGTBI siguen siendo un colectivo vulnerable y abandonado por la sociedad mayoritaria y, a veces, por el propio colectivo. Como en muchas ocasiones sucede en cualquier sector de la sociedad, la edad sigue siendo un factor discriminatorio, que en este caso deja a las personas mayores LGTB indefensas y desprotegidas ante una sociedad que las ha invisibilizado.

Es por todo esto por lo que la futura residencia LGTBI es una buenísima noticia. El colectivo 26 de Diciembre ha peleado mucho por conseguirla y por fin será una realidad. Contará con 66 plazas distribuidas en cuatro plantas y dispondrá de personal cualificado que prestará especial atención, en un principio, a la dependencia, fragilidad y cuidados paliativos “para que personas que están ahora muriendo solas puedan hacerlo en un lugar con toda la dignidad del mundo, tras la vida tan complicada y horrible que han sufrido”.

 

 

 

 

¡Peligro! Proliferan las manadas

Llevo desde el mes de enero preguntando a Victor Goñi, mi compañero de Diario de Noticias de Navarra, por la sentencia sobre “la manada”. Seguro que ustedes no se han olvidado de ese juicio a cinco hombres que presuntamente violaron en grupo a una joven durante los sanfermines de 2016. Se lo pregunto a Victor cada semana porque esperamos esa sentencia desde el pasado mes de enero.

Al parecer, y aunque no había fecha para dictarla, el fallo no se ha podido producir porque las deliberaciones están siendo más complicadas de lo esperado y no hay unanimidad. Son tres los magistrados inmersos en este debate. Al parecer es inminente la decisión, incluso podría llegar a finales de este mes.

Mientras esta esperadísima sentencia llega, las manadas se suceden y reproducen.

La Policía Nacional detuvo el mes pasado a los diez presuntos responsables de una salvaje violación grupal ocurrida en Alicante y de varias agresiones sexuales más a menores en la capital levantina. Se trata de ocho varones de 18 a 21 años y de otros dos jóvenes menores de edad. Los arrestados están acusados de haber encerrado en una vivienda durante 24 horas a una chica de 14 años, a la que violaron uno detrás de otro y en repetidas ocasiones.

Esta misma semana, tres hombres han sido detenidos en Elche acusados de haber participado en la agresión sexual en grupo a una joven de 19 años a la que uno de ellos conoció en una discoteca la madrugada del pasado sábado. Según un comunicado de la Comisaría Provincial, uno de ellos fue capturado en el aeropuerto de Alicante-Elche cuando intentaba huir de España, mientras que un cuarto presunto implicado en los hechos aún no ha sido localizado. Los detenidos tienen 19, 28 y 34 años.

La sentencia del juicio contra “la manada” es muy necesaria no solo para castigar a los inculpados, presuntos culpables, y reparar el daño causado en la víctima sino para que la sensación de impunidad que hay al no haber habido castigo inmediato, desaparezca.

Es peligroso que se reproduzcan hechos como los sucedidos en las fiestas de San Fermín y que parezca que no hay consecuencias. Las mujeres tenemos derecho a salir a la calle sintiéndonos seguras y no con el miedo metido en el cuerpo por si un grupo de desaprensivos deciden “divertirse” con nuestro cuerpo.

 

Open Arms

“Nuestro objetivo es salvar vidas y no dejaremos de hacerlo”. Esta es la premisa sobre la que se basa el trabajo de Open Arms, una organización no gubernamental y sin ánimo de lucro cuya principal misión es rescatar del mar a las personas refugiadas que llegan a Europa huyendo de conflictos bélicos, persecución o pobreza. Nació de una empresa de socorrismo y salvamento marítimo con dilatada experiencia en las costas españolas.

Ahora se dedican a la vigilancia y salvamento de las embarcaciones de personas que necesitan auxilio en el Mar Egeo y Mediterráneo Central, así como a la denuncia de todas las injusticias que están pasando y que nadie cuenta.

Todo empezó con unas fotos de niños ahogados en una playa. Pensaron: si nosotros nos dedicamos a esto y lo hacemos en nuestras playas, ¿por qué allí se están muriendo y nadie les ayuda?

Con la ayuda de muchas personas que colaboraron con donativos salvan cada día más vidas. No quieren perder ni una más en el mar, ni que el mar acalle las injusticias que allí suceden.

Sin embargo, el barco de Open Arms había sido inmovilizado de manera cautelar el pasado 17 de marzo tras atracar en el puerto de Pozzallo para desembarcar a 216 inmigrantes. Se les acusa de favorecer la inmigración ilegal.

 

Ha sido la sociedad civil la que ha ayudado a Open Arms a desarrollar su labor. Donando dinero, difundiendo el mensaje, prestando servicios de voluntariado. Cada persona puede poner su granito de arena para echar una mano a una organización cuyo único objetivo es salvar vidas.

El juez instructor de la localidad siciliana de Ragusa, Giovanni Giampiccolo, que ha ordenado la liberación del barco ha justificado que el comportamiento de la ONG española ” por el estado de necesidad”. Son miles las personas que viven en ese estado de necesidad. Allí estará Open Arms para ayudarles y dar un cobijo que la comunidad internacional les niega.

Este es el enlace a Open Arms en el que podéis colaborar con la organización.

Adelgazar el currículum

Revisar el currículum de vez en cuando es un necesario ejercicio, especialmente porque lo hacemos muy de tarde en tarde y seguramente olvidamos añadir datos que pueden mejorar nuestra cualificación a los ojos de cualquier equipo directivo.

Sin embargo, los últimos años, los de la crisis, obligaron a muchas personas a “revisar a la baja” su historial laboral. Las personas más jóvenes que optaban a un determinado puesto se vieron obligadas a adelgazar su currículum porque estaban “excesivamente” formadas. Licenciaturas, posgrados, másteres, idiomas y un largo etcétera que pusieron de moda esa famosa forma de denominarles: JASP, jóvenes aunque sobradamente preparados.

Esa rebaja de la formación viene a ser algo así como elaborar un “currículum B”, un CV alternativo que presentan con la esperanza de ser contratados en empleos en los que su alta cualificación podría restarles posibilidades. La cifra de quienes maquillan su historial formativo va más allá del 10%. Sí, los sindicatos se muestran contrarios a esta práctica porque ” supone un paso atrás en materia laboral y una degradación de la persona”. Por contra, las Empresas de Trabajo Temporal apuestan por que se “adapte” el currículum a la oferta concreta. Claro, para trabajar en una cadena de elaboración y reparto de pizzas no es necesario ser ingeniera. Conozco el caso de una joven que renunció a sus títulos universitarios y dejó su currículum solo con un “graduado escolar” para poder trabajar en un gran supermercado.

Recordaba esta situación no solo después de conocer el caso Cifuentes sino tras haber sabido que hay cientos de políticos/as revisando lo que las páginas web de los distintos parlamentos, por ejemplo, reflejan en su historial.

Treméndamente llamativo ha sido el caso de Tomás Burgos Gallego, un diputado del PP que ha pasado de ser médico, entre otras muchas cosas, a ser simplemente “soltero”.  Esta era su referencia hasta hace unos días. Hoy, únicamente se destaca su soltería.