Nos matamos solas

Las autopsias no mienten. Al contrario, ese examen post morten es la manera más certera de conocer la causa de una muerte y es el diagnóstico definitivo de las observaciones clínicas dudosas.

La autopsia del cadáver de  Arantza Palacios, de 51 años, a cuya pareja se le ha juzgado por un delito de asesinato, descarta que su muerte se produjese de forma accidental, tal y como ha mantenido el acusado, y apunta a que se trata de una muerte de origen “violento y homicida”.

¿Pudo la víctima axfisiarse sola? Los forenses de la Audiencia, objetivos e imparciales, aseguran que no. En el momento de la muerte en la casa solo estaban la madre de la víctima y el novio. ¿Pudo hacerlo la madre? Parece difícil de sostener esta hipótesis teniendo en cuenta, además, el delicado estado de salud de la mujer y su edad.

La Fiscalía, la acusación particular (en representación de la hija de la víctima), la acción popular (en nombre del Ayuntamiento de Bilbao) y la Abogacía del Estado han mantenido durante todo el juicio que se trata de un delito de asesinato con agravante de parentesco y especial vulnerabilidad de la víctima. Pedían penas de entre 20 y 25 años. La defensa consideraba que la muerte se produjo de forma natural o accidental y pedía la absolución.

El acusado ha quedado absuelto tras ser declarado no culpable por el jurado del caso. Consideran que no se le puede atribuir la autoría con las pruebas presentadas durante el juicio.

El jurado popular en España sigue el modelo anglosajón y está integrado por ciudadanos/as. En otros países, como Francia, se utiliza el modelo conocido como “jurado escabinado” en el que deliberan conjuntamente jueces y ciudadanos. Este modelo corre el riesgo de hacer que la opinión del juez/a prevalezca sobre la de la ciudadanía pero al menos sería más pedagógico.

Otra vez nos quedamos con esa sensación de que matar a una mujer sale muy barato en España. Gratis incluso.

 

El casoplón

Lo de pedir a las bases de tu formación política que decidan sobre tu coherencia suena a chiste. Ni el gran Gila lo hubiera hecho mejor. “Oiga, que si me compro un casoplón como los que yo he criticado y hago lo que diga la gente y si hay que irse, nos vamos, o nos quedamos”.  Esto va a dar para más de una chirigota.

“¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de Podemos?” Esa es la pregunta a la que tendrán que responder los 500.000 inscritos en Podemos. “Si, deben seguir” o “No, deben dimitir e la secretaría general y de la portavocía parlamentaria y entregar su acta de diputado”. Esas son las dos respuestas que se proponen.

Parece todo muy asambleario, democrático y a decidir entre ese colectivo al que tanto le gusta citar a Pablo Iglesias, la gente, pero podría haber empezado por el principio y antes de negociarse la compra, pedir la hipoteca y que se hiciese pública su alianza con una entidad bancaria de esas que provocan desahucios y cosas parecidas, podría, decía, haber pedido opinión. A su conciencia entre otras cosas.

¿Debe alguien que se convirtió en líder político tras un movimiento como el 15 M someter a votación popular si debe quedarse o marcharse tras comprarse una casa de 600.000 euros? Es cierto que ese movimiento propugnaba una democracia real y participativa, pero dudo mucho que se refiriese a esto.

Connivencia entre políticos y banqueros, desempleo y precariedad, desahucios. Estos eran algunos de los caballos de batalla de Podemos cuando surgió. Hoy la crisis se abre por un chalet cuyo valor excede y mucho lo que cualquier españolito/a de a pie pudiera comprar.

Lo que realmente preocupa de todo esto es la coherencia, que no es otra cosa que la actitud lógica y consecuente con los principios que se profesan. Que no concuerde lo que dices y lo que haces, significa engañar al mundo. Y no tiene justificación posible. Si propugnas una forma de vivir y la ciudadanía te da la posibilidad de representarle porque le convencen tus postulados, hacer algo totalmente opuesto genera enfado, desencanto y frustración. Bastante desencantados/as estamos con la clase política en general para que quienes confiaron en una nueva forma de trabajar y dirigir un país nos la metan doblada. Que cada cual viva como quiera siempre y cuando no engañe y no haya conseguido convertirse en casta a costa de los votos y la ilusión de la gente. 

Se leen de vez en cuando cosas muy interesantes en las redes sociales. Al hilo de todo esto leía en tuiter que lo de Irene y Montero con su casoplón es como que alguien sea vegano pero se coma los domingos un chuletón. Tal cual.

Cielo abierto

 

El 8 de marzo marcó un antes y un después. Supuso para muchas personas el despertar de un letargo que había relegado a la cola de todo a las mujeres. Algo pasó ese día que provocó que una corriente casi eléctrica a nivel mundial recorriese, especialmente a las mujeres, y abandonaran sus casas y sus centros laborales para echarse a la calle y gritar que ese techo de cristal que nos frena hay que romperlo. Como dicen las mujeres del blog colaborativo “Doce Miradas”, no nos gustan los techos de cristal, somos más de cielo abierto.

Sin embargo no fueron solo las mujeres las que se plantaron en la calle para decir basta ya. También los hombres, afortunadamente, se han sumando a este clamor y están poniendo en marcha iniciativas y movimientos que son tan necesarios para alcanzar la igualdad.

La última ha llegado de un nutrido grupo de economistas y académicos de las ciencias sociales españolas. Su etiqueta dice #No_Sin_Mujeres y acaban de lanzar un compromiso importante: no participar como ponentes en ningún evento académico -conferencias, congresos, jornadas, mesas redondas- de más de dos ponentes donde no haya, al menos, una mujer en calidad de experta. Este es un compromiso de mínimos, porque el objetivo es alcanzar la paridad.

Esto no es algo que se contemple ahora. La Ley de Igualdad de 2007 establecía la necesidad de paridad entre los altos cargos de la Administración, entendida como al menos el 40% de presencia de ambos géneros. Sin embargo estamos muy lejos de estas cifras.

Piden estos profesionales a todos los hombres que se sumen a este movimiento. “La reflexión es que o te obligas o no lo haces. Yo mismo era reacio a las cuotas hace algunos años, porque parece una imposición. Pero la realidad me dice que si no hay incentivos normativos, compromisos explícitos o sistemas de cuotas, no avanzamos”. Son las palabras del economista Daniel Fuentes, impulsor de No_Sin_Mujeres.

Dicen que la sociedad no la pueden organizar, dirigir y gestionar solo los hombres. Tampoco las mujeres. Este es un trabajo conjunto y esa es la única manera de alcanzar la normalidad y no volver a hablar del tema. Me da que queda mucho para eso, pero vamos dando pasos.

Ah y por si alguien no se ha enterado aún, la Comisión General de Codificación que se encargará de revisar la tipificación de los delitos sexuales en el Código Penal estará compuesta finalmente por quince mujeres y trece hombres. La sección quedará compuesta así de manera permanente.

Recordar que la comisión estaba compuesta inicialmente por veinte hombres, pero tras la primera reunión, a la que acudieron cuatro mujeres de forma excepcional,  y tras la reacción social contraria a esa composición, se decidió suspender sus trabajos hasta dotarla de una composición equilibrada.

Otro paso más. Seguimos.

 

Cómo ligarse a una rusa

No se cuantas periodistas argentinas van a cubrir el Mundial de Rusia que comienza en apenas un mes, pero seguro que no han recibido consejos sobre como ligar con un ruso. Ellos sí. A los periodistas, la Asociación de Fútbol Argentino sí  que les ha dado una pautas para que las rusas caigan rendidas a sus pies.

Las distintas federaciones de los países clasificados para jugar el mundial ofrecen manuales a quienes van a cubrir informativamente el evento deportivo. Son consejos sobre cómo moverse por las ciudades, la moneda, las propinas, si hay o no zonas peligrosas, etc, etc, etc. Lo que ofrece cualquier guía, vamos.

Sin embargo, la AFA ha ido un poco más allá y ha querido alegrar el Mundial a los corresponsales con varios consejos en los que se asesora sobre ligar con mujeres rusas. En concreto, en el apartado de ‘Idioma y cultura rusa’ ha incluido un punto que se titula ‘Qué hacer para tener alguna oportunidad con una chica rusa‘.

“Las chicas rusas, como cualquier otra chica, ponen mucha atención en si eres limpio, hueles bien o si vas bien vestido”; “A las chicas rusas no les gusta que las vean como objetos”; “El consejo es tratar a la mujer que está frente a ti como a alguien de valor”; “No hagas estúpidas preguntas sobre sexo”; “Las chicas rusas odian a los hombres aburridos”; o “Existen muchas mujeres bonitas en Rusia y no todas son buenas para ti” son algunas de las frases de ese manual.

Me alegra saber que han sido los propios periodistas quienes han forzado a la AFA a retirar esos consejos del manual. No hacerlo hubiera dicho bien poco a favor de un colectivo que tiene una especial repercusión a la hora de denunciar actitudes sexistas y machistas como la de los responsables del fútbol argentino.

Solo con haber incluido ese capítulo en el manual, la Asociación de Fútbol Argentino ya ha quedado desacreditada.