Paradas a demanda

 

Parece que la idea de establecer paradas intermedias en los trayectos nocturnos que cubren los autobuses en nuestras ciudades no es tan sencilla de aplicar.

Primero fue Bilbao y sus Bilbobuses quienes decidieron incorporar la parada intermedia en el trayecto nocturno para mejorar la seguridad y la accesibilidad de las personas usuarias. La medida se aprobó en el último pleno. El nuevo reglamento para el Servicio de Transporte Urbano Bilbobus deberá contemplar esta posibilidad salvo que se hagan alegaciones que lo impidan y que quedarían reflejadas en el próximo pleno municipal. También Vitoria aprobó una medida idéntica a esa.

En Donosti están pensando en poner en marcha una medida similar. Sin embargo no lo han visto tan sencillo como aparenta. Pasar la iniciativa del papel a la carretera no es fácil. En la Comisión Municipal correspondiente se han apuntado las posibles complicaciones antes de aprobar la medida. Por ejemplo, quién decide si se para o no. Es una decisión que no puede recaer en el/la conductora ya que legalmente no se pueden hacer paradas fuera de las oficiales. ¿Cubre el seguro alguna posible incidencia fuera de las paradas establecidas? Son muchas las dudas que surgen a la hora de poner la medida en práctica.

La iniciativa busca mejorar el servicio y su seguridad desde una perspectiva de género y atiende además a una de las demandas de las personas que usan este servicio. Es, sobre todo, la seguridad de las mujeres lo que preocupa en el ámbito municipal y entre la ciudadanía. Hasta ahora, algunos conductores, a petición de las usuarias, ya hacían paradas intermedias, pero a sabiendas de que esta decisión les podía suponer una sanción. Una vez quede regulado dentro del reglamento, ya no tendrán ningún problema.

Comparto la necesidad de estas paradas intermedias pero me apena profundamente que en ciudades modernas y aparentemente seguras como Bilbao, Gasteiz o Donosti, tengamos que tomar medidas para que las mujeres se sientan seguras cuando utilizan el transporte público nocturno. Sí, estas paradas nos darían tranquilidad, pero qué pena que tengamos que plantear este tipo de medidas en nuestra propia casa.

 

2 comentarios sobre “Paradas a demanda”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *