Willy y el coño insumiso

«Yo me cago en Dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso»

Esas han sido las palabras por las que Willy Toledo, quien por cierto ya nos tiene acostumbrados a estas cosas, ha sido llamado a comparecer ante la justicia. Se le acusa de haber insultado a Dios y a la Virgen María.

Lo cierto es que cuando leíamos el titular de la primera información, la que contaba que el actor debía de presentarse ante la justicia por insultar a Dios y a  la Virgen, nos salía una sonrisa. Ya está en “enfant terrible” haciendo de las suyas, pensábamos, y atribuíamos la denuncia a un grupo de meapilas que pierden su tiempo denunciando estas sandeces. Pero al conocer exactamente las palabras pronunciadas por Toledo, a mí al menos se me borró la sonrisa. Y no es que yo sea la mejor católica del mundo, ni de lejos, ni siquiera la religión está entre las cosas importantes de mi vida, pero de la misma manera que no me gusta que se insulte a unos credos, tampoco me divierte ni me agrada que lo hagan con otros. Y lo dicho por Willy Toledo una lindeza no es precisamente.

Si de lo que se trata es de tener la fiesta en paz, allá cada cual con sus creencias, sus rituales, su fe y sus dogmas. Siempre y cuando no ataquen a nadie, vía libre.

En breve volverán a celebrarse las procesiones de Semana Santa. Y la que tuvo el apoyo del actor, la procesión del sagrado coño insumiso, saldrá de nuevo y será otra vez denunciada. Como en un bucle.

Toledo ya ha comunicado “a los sicarios del régimen borbónico franquista español que no tengo la más mínima intención de perder un sólo segundo de mi vida en presentarme ante sus ilustrísimas”.

Por cierto que quienes organizaron aquella procesión del coño insumiso ya habían sido absueltas de ofender los sentimientos religiosos. El juzgado de Sevilla que instruyó el caso lo archivó porque las denunciadas “no hicieron escarnio de sus dogmas, creencias o ritos”.

Puede que fuese mejor preocuparse de otras cosas, ¿no? Pues a eso vamos.

Feliz arranque de semana.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *