Adelgazar el currículum

Revisar el currículum de vez en cuando es un necesario ejercicio, especialmente porque lo hacemos muy de tarde en tarde y seguramente olvidamos añadir datos que pueden mejorar nuestra cualificación a los ojos de cualquier equipo directivo.

Sin embargo, los últimos años, los de la crisis, obligaron a muchas personas a “revisar a la baja” su historial laboral. Las personas más jóvenes que optaban a un determinado puesto se vieron obligadas a adelgazar su currículum porque estaban “excesivamente” formadas. Licenciaturas, posgrados, másteres, idiomas y un largo etcétera que pusieron de moda esa famosa forma de denominarles: JASP, jóvenes aunque sobradamente preparados.

Esa rebaja de la formación viene a ser algo así como elaborar un “currículum B”, un CV alternativo que presentan con la esperanza de ser contratados en empleos en los que su alta cualificación podría restarles posibilidades. La cifra de quienes maquillan su historial formativo va más allá del 10%. Sí, los sindicatos se muestran contrarios a esta práctica porque ” supone un paso atrás en materia laboral y una degradación de la persona”. Por contra, las Empresas de Trabajo Temporal apuestan por que se “adapte” el currículum a la oferta concreta. Claro, para trabajar en una cadena de elaboración y reparto de pizzas no es necesario ser ingeniera. Conozco el caso de una joven que renunció a sus títulos universitarios y dejó su currículum solo con un “graduado escolar” para poder trabajar en un gran supermercado.

Recordaba esta situación no solo después de conocer el caso Cifuentes sino tras haber sabido que hay cientos de políticos/as revisando lo que las páginas web de los distintos parlamentos, por ejemplo, reflejan en su historial.

Treméndamente llamativo ha sido el caso de Tomás Burgos Gallego, un diputado del PP que ha pasado de ser médico, entre otras muchas cosas, a ser simplemente “soltero”.  Esta era su referencia hasta hace unos días. Hoy, únicamente se destaca su soltería.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *