WOPCHALLENGE2018, otro sueño WOP

 

Ya está aquí el nuevo y emocionante desafío de WOP de batir el récord del mundo de maratón, a relevos de 400 metros, en la Gran Vía de Bilbao. Será la tarde de este sábado 22 de septiembre, desde las 18:00 horas, cuando un gran equipo de 106 hombres y mujeres tratará de batir la marca conseguida el pasado domingo por Eliud Kipchoge en Berlín fijada en un tiempo de 02 horas 01 minuto y 39 segundos para los 42.195 metros.  Si ya era difícil batir el récord ahora lo es más. Las distancias como los tiempos serán homologados bajo la supervisión de jueces profesionales y el apoyo de la Federación Vizcaína de Atletismo.

El equipo de relevistas se ha formado entre todas las inscripciones recibidas según criterios de género, edad, capacidades especiales, etc.  El más longevo tiene 63 años y el atleta más joven, 12.
Este reto sigue el camino que WOP inició hace años en su batalla contra las enfermedades neurodegenerativas. Aunque el desafío de batir el récord parezca casi imposible, la gente WOP tiene la determinaciónde dar el máximo de sus posibilidades para conseguirlo en la Gran Vía de Bilbao.

WOP se toma el deporte como una escuela de vida en la que el compromiso, la tenacidad, el compañerismo y la superación encuentran su máxima expresión. Esos son los valores que les mueven.

Horarios del día

‘WOP Challenge 2018’ desarrollará su punto culminante del intento de récord en Bilbao desde las 18:00 horas, pero antes se realizará un recorrido simbólico en el que toda la ciudadanía pueden participar. El relevo viaja ese mismo día del reto hasta Bilbao desde la misma cima del Gorbeia, símbolo de la travesía de la Fundación en estos años. Transcurrirá por lugares como Pagokamurre, Ganekogorta (hora de paso aproximada a las 15.45 horas) y Pagasarri (16.45 horas) para llegar a Bilbao por el Bilbao Arena de Miribilla (17.30 horas) y seguir por el puente de San Antón (17.35horas), la Ribera, el Teatro Arriaga (17.40 horas), el Arenal y la calle Navarra hasta llegar a la Gran Vía a las 17.45 horas más o menos en una ‘korrika’ muy especial.

A este recorrido puede agregarse todo aquel que lo desee, sobre todo desde el Ganeko a las 15.45 horas. Desde ahí hasta el final se sumarán personas en una marcha muy emocionante que culminará en plena Gran Vía. Todos los detalles del día se irán publicando en la web del www.wopeak.com y en las redes sociales de WOP.

15:45 horas: GANEKOGORTA
16:45 horas: PAGASARRI
17:00 horas: PARKING DE PAGASARRI
17:20 horas: LARRASKITU
17:30 horas: BILBAO ARENA (MIRIBILLA)
17:35 horas: PUENTE DE SAN ANTÓN
17:40 horas: TEATRO ARRIAGA
17:45 horas: LLEGADA A LA GRAN VÍA

El desafío será este sábado 22 de septiembre en la Gran Vía de Bilbao, a la altura de Marqués del Puerto y la sala BBK. Allí se puede seguir al equipo de 106 atletas y sus reservas con todo detalle. En el recorrido y a la altura del Palacio de Diputación habrá pantallas, retransmisión y programa de TV, música en directo, un espacio de venta de productos WOP, txosna… WOP ha preparado una gran fiesta para ese día.

El deporte y la montaña forman parte del origen y las actividades de la Fundación WOP (The Walk On Project), y así lo ha demostrado en los últimos años. Tras su proyecto de montaña WOPeak con los alpinistas Alberto Iñurrategi, Juan Vallejo y Mikel Zabalza o la vuelta al mundo en vela con Didac Costa (Vendée Globe 2016), WOP tiene ahora nuevo y emocionante reto.

Las cholitas escaladoras

En estos momentos previos a correr la Maratón de Berlín (domingo 16 de septiembre) pienso en la gran cantidad de mujeres que se han sumado a la práctica deportiva y que han encontrado en cualquier disciplina una forma de empoderarse. Se que la palabra no despierta muchas simpatías pero refleja muy bien lo que la mayoría de las mujeres sienten cuando superan un reto, cruzan una meta o simplemente deciden que van a dedicarse un tiempo para ellas mismas a través del deporte.

El próximo domingo, cerca de 45.000 personas tomaremos la salida en Berlín. 113 nacionalidades se verán representadas en una carrera en la que casi la mitad de las participantes serán mujeres. Poco a poco, en Europa también vamos igualando las cifras americanas, en cuyas carreras las mujeres incluso superan al número de hombres corredores.

Quería dejar aquí este pequeño vídeo en el que las mujeres bolivianas, las conocidas como “las cholitas”, demuestran lo que para ellas ha significado el deporte de la escalada. Son solo un par de minutos que reflejan la lucha por la igualdad a través del deporte. ¡Gracias cholitas!

Dimisionarios

Llevamos tanto tiempo viendo cómo se suceden los escándalos en política, y con políticos/as como protagonistas, sin que nada pase que ahora, con dos dimisiones ministeriales en apenas cien días, convertimos a los dimisionarios en héroes.

Hay una cierta tendencia en este país a quedarse en la superficie. Tras la dimisión ayer de la ministra Montón, el sentir general es que “al menos ha dimitido”. Lo mismo sucedió con Huertas. Quizá lo que debiéramos analizar es cómo un gobierno creado en tiempo récord y conformado por diecisiete ministros/as, ya ha perdido a dos. Sí, les honra haber abandonado su cargo conocidas sus irregularidades, pero han tenido que ser los medios de comunicación quienes las han destapado. Las tenías bien guardadas bajo la alfombra.

Oír la palabra máster relacionada con algún cargo público y que los presidentes se echen a temblar es todo uno. Pero no son los únicos. El alumnado de los másteres cursados en algunas universidades también tiemblan al saber que cuando presenten su título en una empresa, un halo de sospecha va a recorrer su documentación. Cierto es que hasta el momento han sido personas con buena proyección política y poco tiempo disponible las que han cometido las irregularidades. O puede que efectivamente solo hayan seguido las instrucciones de alguien que les ha dicho eso tan español de “esto te lo arreglo yo y no pasa nada”. Lo malo es que a quienes se les supone una honradez del 100%, aquellos/as que quieren dedicarse a la cosa pública, también admiten chanchullos. No vale decir que han seguido lo que la Universidad les ha dicho. Saben, o debían saberlo, que cursar estudios fuera de plazo, no presentarse a las clases obligatoriamente presenciales o copiar, incluso de la wikipedia, diecinueve páginas de las cuarenta y dos que tiene tu trabajo de fin de máster es una tremenda irregularidad.

De todo esto yo me quedo con el trabajo de los medios de comunicación que una vez más han demostrado ser garantes de la libertad. Claro que esto no siempre es así y sabemos de las ataduras de los grandes grupos de comunicación a los políticos, pero saber que hay periodistas investigando y publicando lo que pasa entre bambalinas sea en el partido que sea, puede llevar a la ciudadanía a reconciliarse con el periodismo, con el buen periodismo.

La pregunta está en el aire. Me recuerda a la película de los “Diez negritos”. ¿Quien será el o la siguiente?

Cuecen habas

Cien días lleva Pedro Sánchez liderando el gobierno de España y ya se ha visto obligado a enfrentarse a varios fuegos de esos que van dejando cenizas a su paso.

Comenzaron muy pronto los incendios. Casi sin sentarse en su silla de ministro tuvo que dimitir Máxim Huerta. Poco después, mientras se presentaba como “gobierno ecologista”, la ministra del ramo decía que el impuesto al diesel no era más que un globo sonda. Ahora, sin haber aclarado el contrato para la venta de armas a Arabia Saudí, se ha dado de narices con la posibilidad de que 6.000 personas se queden sin trabajo si se rompe tal contrato y no se construyen dos barcos de guerra que ya estaban pactados. Para rizar el rizo, eldiario.es publica un artículo en el que se habla de las irregularidades que al parecer se cometieron en el máster que cursó, en la Universidad Rey Juan Carlos I, la ministra Carmen Montón.

Dicen en su informe que Montón superó con nota la mitad de las asignaturas de su máster sin asistir a esas clases y sin tratar con los profesores; pagó la matrícula tres meses fuera de plazo, empezó el curso cuatro meses tarde y “la fecha de su título oficial no coincide con el resto de su expediente”.

La ministra ha salido rápidamente a dar explicaciones que, por supuesto, no coinciden con la información de la que dispone el diario. Previamente a la publicación bomba de hoy, los periodistas se habían reunido con Carmen Montón para contrastar datos. Según nos han contado, la ministra aseguró entonces de forma tajante que asistió a todas las clases. Pero a lo largo de la conversación, corrigió esta primera afirmación: matizó que empezó en octubre, cuando fue admitida; más tarde calcula que noviembre y al final de la reunión confirma que empezó en enero. Empezando en enero, Montón perdió 6 de las 12 asignaturas presenciales de la titulación. Hoy ha asegurado que cursó el máster a distancia.

No tiene el presidente Sánchez mangueras para tanto fuego. Si por algo ha querido distinguirse de “los otros” es por haber conformado un gobierno ético. Lo malo es que todos tenemos un pasado que, a veces, borramos incluso de nuestra propia memoria. Eso es lo que ha debido de pasarle a la ministra Montón. ¿Dimitirá o resistirá como hizo Cifuentes antes de su caída definitiva?

¿Será una nueva víctima de ese chiringuito universitario que es la Juan Carlos I?Y por cierto, ¿habrá algún alumno/a que se haya matriculado en uno de sus másteres? Valen muy poco, la verdad.

Armas bajo control

Hay pequeños gestos que pueden cambiar el mundo. Uno tras otro. Hoy el mío y mañana el tuyo. La suma de todas esas pequeñas acciones crearán un movimiento más grande que acabará por dar frutos.

Algo así es lo que ha sucedido con el gesto que hace algo más de un año hizo el bombero vizcaíno Ignacio Robles.  El 17 de marzo de 2017 fue llamado a labores preventivas en la carga de toneladas de bombas con destino a Arabia Saudí. Cuando supo de su misión, recordó las imágenes de tantas personas muertas en explosiones y deflagraciones y se plantó. Dijo que no colaboraba en esa misión. Objeción de conciencia.

Aquel plante tuvo sus consecuencias personales porque le expedientaron, pero también humanas porque se dejaron de transportar armas desde el Puerto de Bilbao.

Hoy Ignacio se siente feliz. El ministerio de Defensa ha paralizado un contrato de venta de armas a Arabia Saudí y se ha interrumpido la venta de 400 bombas de precisión láser del ejército español que tenían como objetivo bombardear Yemen.

La decisión ha coincidido con una reunión entre representantes de Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón, promotoras de la campaña Armas Bajo Control, con la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, a quien han entregado las firmas recogidas contra la ventas de material de defensa a Israel y Arabia Saudí. Quienes han firmado el documento piden el «cese inmediato» de la venta a estos dos países de armamento que pueda utilizarse «para cometer atrocidades en Yemen o en los Territorios Palestinos ocupados». Sin embargo, aunque se han presentado algunas medidas técnicas para mejorar los mecanismos de control de las armas una vez exportadas (difícil control me parece), el gobierno no se ha comprometido a suspender las exportaciones a Arabia Saudí pese a su implicación en la guerra de Yemen.

No tengo ni idea de cómo se puede controlar que las armas que llegan a países en conflicto sean utilizadas contra la población civil. La manera más eficaz de hacerlo es no enviándolas, pero poderoso caballero es don dinero y solo la paralización del contrato firmado con Arabia Saudí ha supuesto dejar de ingresar 9,2 millones de euros.

2.000 personas mueres cada día a consecuencia de las armas. 2.000. Es para pensárselo ¿no?