Llamar gratis , o no tan gratis.

Anda el patio whastappero revolucionado a cuenta de la posibilidad de hacer llamadas de voz a través de esta aplicación. Creo que lo que más ha agitado a ese 95% de personas que tienen whastapp instalado en su smartphone es que esas llamadas sean gratis. O no tan gratis, como vamos a ver.

Ya sabemos que cuando oímos esa palabra, gratis, algo se revuelve en nuestro cerebro y nos hace quererlo a toda costa. Sea lo que sea, es gratis, y eso le da otro significado.

Ayer, los responsables de esta App propiedad de Facebook, activaron las llamadas, sin invitación, en todos los terminales con sistema operativo Android y en las Blackberry 10. Quienes tengan otro sistema tendrán que esperar un poco.

Quien de repente ha visto en su teléfono el nuevo apartado de llamadas en su pantalla de whastapp ha pensado: “ya está, ya tengo llamadas de voz sin pagar”. Pues no es tan cierto esto. Tiene matices. A menos que estés en un espacio wifi, esa llamada va a consumir parte de tu tarifa de datos, es decir, de los megas que tienes contratados. A día de hoy, son más caros los paquetes de megas que los de llamadas así que, lo dicho, o mediante wifi o la llamada te va a salir bastante más cara que si la haces con tu operadora de telefonía móvil. Una llamada de este tipo te puede suponer un buen bocado a tus megas, y tienes que tener en cuenta que algunas operadoras ya no ralentizan el tráfico de datos cuando has acabado con los megas contratados para el mes. Ahora los cobran, con lo que desde las Asociaciones de Consumidores ya alertan de posibles sorpresas en las facturas.

Y no digamos nada si la llamada la hacemos desde el extranjero y no tenemos una red wifi cerca. El rooming de datos es bastante más caro que el de las llamadas “normales”, así que tampoco es muy buen plan.

En esto también tienen algo que decir las operadoras. Hay algunas que no te permitirán utilizarlas. Por ejemplo, aquellas que tienen las tarifas más baratas. Estas, incluso, indican expresamente que no se puede usar VoIP sobre su red, con lo que las llamadas de whastapp no serán posibles.

¿Recordáis la calidad de las llamadas que hacíamos a través de Viber?. Nunca nos dejaban un buen sabor de boca. Las de Whastapp estan aún medio en pruebas pero a mi me da que va a ser algo similar.

Sorprende que las llamadas a través de Facebook, que también se pueden hacer, no hayan tenido tanto éxito y que estemos volviéndonos locos con las de whastapp. Tiempo al tiempo.

Todo esto me lo ha contado Gaizka Manero, el autor de “La caverna cibernética”, así que es información fiable 100%.

Ya que estamos hoy tan tecnológicos, recordar que ayer fué el Día de la Copia de Seguridad. Si, si, que hay días para todo. Como no somos muy dados a hacer este tipo de copias, un 87% de usuarios confiesan no hacerlas nunca, nos piden que al menos cada 31 de marzo, hagamos una. Volcamos cada día cientos de datos en nuestros ordenadores. No cuesta nada hacer una copia, por lo que pueda pasar.

whastapp

¡ Saca una Big Beñat !

Si a partir de mayo vas a tomarte una cerveza, que sea una Big Beñat. Desde esa fecha, más o menos, tendremos la oportunidad de disfrutar de una cerveza artesana y solidaria. Pablo Mallada, Mikel Muñoz y Javi Sevillano son tres artesanos de esa bebida, tres enamorados de la cerveza que han querido aportar su granito de arena y crear una con la que recaudar fondos a favor de Beñat Mardaras. Beñat es un niño getxotarra que tiene atrepsia pulmonar y necesita una intervención quirúrgica que le tienen que realizar en Boston.

Pablo y Mikel son “cerveceros nómadas”, es decir, no tienen una fábrica propia, con lo que crean sus cervezas donde les dejan. En este caso les ha dejado Javi, que tiene su fábrica artesana (Marbi) en Medina de Pomar.

Después de muchas y muchas pruebas han dado con la Big Beñat, una cerveza estilo Saison, belga, muy fácil de beber, refrescante y rubia. Para su elaboración han utilizado algunos elementos exóticos, piel de lima y naranja y un toque de Mentha Piperina además de la necesaria malta, el lúpulo y la levadura.

Desde que se supo que esta cerveza pretendía ayudar a Beñat fueron muchos, particulares y empresas, quienes quisieron colaborar. Así que, por ejemplo, la levadura para elaborarla se la ha donado una empresa de Gasteiz, el lúpulo lo ha puesto la Tienda del Cervecero de Murcia y la etiqueta la han creado en Atomika Studios, que , además, ha hecho un vídeo que muestra como fue el proceso de creación de esta cerveza en la que Marbi y Drunken Bros Brewery ( así se llama la unión de Pablo y Mikel) se han juntado para ayudar.

Aquí esta el vídeo:

Puede que muchos recordéis una canción de Fermín Muguruza que precisamente se titula así, Big Beñat. El tema es muy anterior a la iniciativa de Mikel y Pablo pero les ha venido muy bien. Muguruza les ha pedido que le envíen alguna botella y se ha comprometido a darla a conocer en redes sociales.

La repercusión económica de la iniciativa no va a ser muy grande, porque solo se harán 500 litros de esta cerveza. Lo importante es darle visibilidad al tema y hacer una aportación en dinero que también ayudará a cumplir el objetivo.

Estad atentos/as a www.drunkenbrosbrewery.com porque ahí os contarán cuando se pone a la venta. Les han pedido botellas desde muchos puntos de todo el Estado así que habrá que andar espabilado para probar esta cerveza rubia y refrescante que será un lujo para el paladar consumida a unos 8º.

Todos podemos aportar nuestro granito de arena en causas como la de Beñat. Cada uno/a desde su campo, desde su oficio, desde su afición, dentro de sus posibilidades y dedicando el tiempo que pueda. Es eso que se llama solidaridad, eso que nos engrandece cuando lo ponemos en práctica.

Todos con Beñat. A su salud!

Aquí están Mikel Muñoz y Pablo Mallada, que, por cierto, son cuñados.

big beñat

Getxo, Sello de Oro.

En Euskadi siempre hemos sido bastante discretos a la hora de hablar de nosotros mismos. Y más cuando de buenas noticias se trata. Somos más de trabajar calladitos que de airear lo que hacemos. No es del todo bueno eso. Lo de trabajar si, pero lo de guardárnoslo para nosotros solos, no. Si eres bueno en algo, si estas haciendo las cosas bien, hay que contarlo.

Esta mañana, Getxo ha recibido el Sello de Oro que distingue el sistema de gestión de Getxo Kirolak. No es un reconocimiento menor. Prueba de ello es que Getxo se ha convertido en el único municipio de Europa en contar con él. ACES EUROPE, que es quien otorga el Sello, ha elegido Getxo como la ciudad ideal para contrastar el nuevo modelo de excelencia de la Gestión Deportiva y como buena práctica a seguir en toda Europa.

En el 2013, este municipio vizcaíno fué elegido como una de las 14 ciudades europeas del deporte. En el 2014, de entre todas ellas, se eligió la mejor. Y fué Getxo: Mejor ciudad europea del deporte. Recien arrancado el 2015, le otorgan este Sello de Oro.

Para dárselo se han analizado 64 indicadores. La puntuación obtenida ha sido de 164 puntos sobre 250. Entre los aspectos mejor valorados están, la satisfacción del cliente, la planificación y la oferta deportiva, el mantenimiento de las instalaciones y la planificación en equipo, entre otras.

Hasta conseguir esos 250 puntos quedan muchas cosas, sobre todo las relacionadas con la eficiencia energética de las instalaciones y su accesibilidad.

Quienes conocen Getxo saben que es un municipio volcado al mar con unas condiciones difíciles de igualar para la práctica del deporte, sea cual sea el que quieras practicar. Yo ahora, además de correr, practico con la bici y nado. El trialtón de la mujer que voy a disputar con las #irongirls hace que tenga que entrenar varias disciplinas. Para correr, Getxo es magnífico. Si quieres llanear, tienes kilómetros y kilómetros de paseos, tanto bordeando el mar como por las estradas interiores. Lo mismo para la bici. Y para nadar, contamos, incluso, con piscina de dimensión olímpica, así que por espacios para entrenar no será.

Fútbol, baloncesto, voley, rugby, etc, etc, etc. Nadie que quiera practicar deporte se queda fuera en Getxo. Se entiende el deporte en este municipio con una visión amplia, como algo para todos y todas, como canal para mejorar y mantener la salud y como elemento de cohesión social, vía de inclusión e integración de la discapacidad.

No, no pretendo vender el municipio de Getxo. Simplemente vivo ese lugar como uno de los mejores que he encontrado para desarrollar mi faceta deportiva.

Además de entrenar en Getxo a diario, he organizado dos Kedadas de #mujeresquecorren allí y , ATENCIÓN, porque ya está casi todo preparado para que las #irongirls hagamos en Getxo nuestra primera kedada abierta a todas las mujeres que quieran participar. Será el 10 de mayo. Seguiremos informando.

Zorionak Getxo! La Mejor Ciudad Europea del Deporte en el 2014 y ahora, con Sello de Oro.

No me quedan a mi kilómetros ni nada por el asfalto y los montes getxotarras!

fotogetxo

Salir corriendo

No, no voy a hablar de ir rápidamente a ningún sitio. Ni de escaparse de nada. Más bien voy a hablar de lo contrario, de no salir.

Hoy es domingo, son las 7 de la mañana y suena el despertador. Además, con esto del cambio de hora, el reloj nos ha robado una hora de sueño. A decir verdad, algunas se la hemos cedido voluntariamente porque la decisión de despegarse de las sábanas a estas horas en un día festivo es absolutamente voluntaria. Nadie nos obliga, más que nosotros mismos.

Cuando decides que vas a preparar determinada prueba deportiva, y que la vas a hacer en serio, tienes que saber que te enfrentas a una serie de renuncias para las que hay que estar preparada. Una de ellas es precisamente  la de salir de noche los fines de semana, tener que alternar con agua o con cerveza sin alcohol, olvidarte de las cenas y las fiestas por una temporada y decir no a muchos planes de finde que, te gustaría hacer, pero tienes que dejar pasar.

Y te tienes que hacer a la idea de que vas a ser un “bicho raro”. Si, si, quienes están leyendo esto y se siente así, saben perfectamente a lo que me refiero. “Se te esta yendo de las manos”, “antes tu no eras así”, “pero si no eres profesional, ¿porqué te cuidas como si lo fueses o más?”, “¿no sabes que existen los bares y las copas?”, pero ¿no vas a tomar nada, ni una copita?”. Ni se las veces que nos preguntan eso cuando decimos que no, que nos vamos para casa porque mañana tenemos de 20 a 30 kms que correr.  Lo cierto es que tener que explicar continuamente que lo haces porque es lo que te gusta, que te hace feliz y que lo has elegido tu,  no es demasiado cómodo. Es uno de los temas de conversación entre muchos corredores, una especie de terapia para no acabar pensando que te has vuelto un raro. Por supuesto, no intento convencer a nadie para que haga lo mismo que yo, ni le digo, ¿pero otra copa te vas a tomar?. Cada uno elije como quiere vivir. Y bien contenta de que así sea.

No solo nos pasa esto a los corredores. Les pasa a los montañeros, los ciclistas… todos aquellos deportes que, además de necesitar entrenos durante la semana, exigen que los fines de semana salgamos muy prontito por la mañana. Generalmente se empieza a primerísima hora el entreno porque, después, hay que conciliar la vida deportiva con la familiar. Esto es un problema en muchísimos deportistas. Si tu compañero/a , marido/mujer o pareja entiende tu afición, te apoya y la vive de cerca, no suele haber problema, pero si no es ese el caso… He visto unas cuantas parejas rotas por no haber encontrado el equilibrio.

Esa es la clave de todo esto, que la balanza se incline de la misma manera hacia un lado y hacia otro, que se compense y , sobre todo, que nadie intente poner puertas al campo del compañero/a. Ceder cuando toca y que cedan cuando necesitas.

Pues eso, que no somos gente rara que se engancha a las endorfinas y ya no puede parar. Somos gente normal que se siente libre corriendo o nadando o andando en bici o en el monte, gente que ser siente bien con su esfuerzo y su trabajo.

Al mismo tiempo que se ha desatado el fenómeno runner, ha aparecido un movimiento anti corredores como el de “yo no he corrido nunca la behobia ni la correré jamás”. Son buena gente, si, que nos critícan con humor. Es porque no lo han probado. 😉

Los/as runners en celebración pre Behobia/San Sebastian.

behobia

 

Isidroni

Si vais a Renteria, os recomiendo que hagáis una visita al Stick. Nadie sabe más de cócteles y cocteleras que su alma, Patxi Troitiño. Si vais a Gasteiz, tenéis un buen sitio donde disfrutar en el RIO de la calle Dato. En Iruña, un clásico. Hay que tomarse algo en el Café Iruña de la Plaza del Castillo. Y desde ahora, en Bilbao, hay que disfrutar de un ISIDRONI en el Kendall de la calle Villarías, ahí, al lado de la macro tienda deportiva, junto a los antiguos cines Capitol.

Ya que estamos en fin de semana y el tiempo ha mejorado un poco, saquemos nuestra alegría y nuestro espíritu festivo y probemos el que ya es oficialmente el cocktel de la Villa: el Isidroni.

Isidro Elezgaray es uno de esos hombres que hacen falta, de esos que, si no existiesen, habría que inventarlos. Las ciudades tienen alma, y almas. Esas almas son las personas que, cual farolas, se encargan de darles luz, de dinamizarlas, de que, aún en los días más grises, estén radiantes. Isidro está siempre donde se le necesita, y lo que es mejor, él se encarga de provocar encuentros para que las otras “almas” de Bilbao ( y alrededores porque ya lo dijo Unamuno: “el mundo es un Bilbao más grande”) se encuentren.

Esta semana, con presencia del Alcalde Ibon Areso incluída, se ha presentado el cocktel que, desde ya, representa a la ciudad. Así cuenta la historia del Isidroni el propio Isidro:

“Hace ya treinta años, este viejo Pregonero tuvo un sueño.

Del mismo salió un coktail que fue presentado  a los primeros Bartender de la Villa (entonces se les llamaba cocteleros), los hermanos Juan Mari y Kepa Bengoetxea del desaparecido JK de Bilbao. A ambos les sorprendió que un joven aprendiz de cooperativista supiera tanto de mezclas con alcohol.

Yo les expliqué mi nacimiento entre probetas, buretas y pipetas. Rodeado de aromas y aceites esenciales que llegaban de Suiza, a los “Laboratoríos Usain”, que regentaba mi aita y que distribuían perfumes, esencias, lacas, ambientadores y otros productos a toda la cornisa cantábrica.

Su sobrino Joseba Bengotxea (QEPD), cogió el lance unos años después y comenzó a expedirlo como receta contra todos los males incluída la soledad.

Mi sueño fue una variación del  Negroni creado en los años veinte en Florencia, ciudad con tanto gusto en aquellos tiempos como el que hay en Bilbao hoy en día.

El conde Camillo Negroni tomaba todos los días su aperitivo en el Café Casoni, y el barman Fosco Scarselli, quien ya conocía el gusto habitual del conde: siempre pedía un Americano,Vermuth y Campari a partes iguales, se lo preparaba.

Sin embargo, con el paso de los días y meses, el conde se cansó de aquella bebida, así que ambos se pusieron de acuerdo en hacer una prueba, y añadieron al Americano habitual, Dry Gin a partes iguales también. Y así nació el Negroni, un cocktail al que el barman le puso el nombre de su cliente más habitual.

Mi “Personal Bartender”, Zaloa López (alma del Kendall), siguiendo instrucciones del que os escribe, añadió un cuarto elemento al Negroni y, por arte de magia, se convirtió en el Isidroni que representa y representará para siempre a la Villa de Bilbao.”

Pedazo de historia, ¿eh?.

Para preparar el Isidroni contamos con la experiencia de Zaloa López, que ejerce oficio con los grandes cocteleros y “agitadores de mentes” de la empresa bilbaína mind-shakers,  Rafa Reyes y Alvaro Marchante.

Así que, a partir de ahora, la bebida de Bilbao es esta. Cuando paséis por la Villa, probadlo. Es potente. Tan potente como el propio Isidro Elezgaray. Ginebra, Martini, Campari y Carpano. Hielito, rodajita de naranja y a disfrutar.

No sabes, Isidro, la envidia que me das. Ser quien encarna algo propio de Bilbao es mejor que cualquier título nobiliario que se pueda tener. Eres afortunado, querido.

isidro