Una mujer elegida, otra rechazada

 Jueves 29 de octubre de 2020

Estas son noticias que los medios no siguen y tienen su importancia. Entiendo que todo el interés informativo se centre en el debate  habido hoy en el Congreso en relación con el estado de alarma, absteniéndose el PP y Bildu, junto con Vox. Los extremos como siempre dando la nota.

Pero ocurren otras muchas cosas, que son relevantes, y de las que casi nadie se hace eco.

Este jueves se ha elegido a una mujer y se ha rechazado a otra.

La historia es ésta: 

La austríaca Christa Schweng asumió este jueves la presidencia del Comité Económico y Social Europeo (CESE) con el objetivo de reconstruir «la unidad y el prestigio» de este organismo e influir en las políticas de la Unión Europea (UE).

Schweng asume el cargo en un momento delicado, ya que últimamente se han alzado algunas voces críticas sobre la utilidad y función de este órgano, especialmente tras las denuncias de un caso de supuesto acoso psicológico por parte de uno de sus miembros más antiguos.

«Unidos por el futuro de Europa» es el lema de Schweng, la trigésimo tercera persona que preside el CESE y la quinta mujer al frente de este órgano de la UE, que representa a la sociedad civil organizada (empresarios, sindicatos y asociaciones) desde su creación en 1958.

En el contexto actual «debemos más que nunca unir nuestras fuerzas, elaborar una visión para una nueva Europa posterior a la Covid-19 y hacer el máximo esfuerzo para conseguir que nuestro Comité contribuya con fuerza a la recuperación de Europa y a su resiliencia futura. Esto irá de la mano de la reconstrucción de un CESE más unido, eficaz y prestigioso», subrayó.

Lo dicho es la buena noticia. La mala e inexplicable es lo que acaba de hacer Trump.

Estados Unidos rompió este miércoles el consenso e impidió la designación de la exministra de Finanzas de Nigeria Ngozi Okonjo-Iweala como nueva directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Okonjo-Iweala había sido propuesta para llevar las riendas de la OMC por un panel al término de las consultas entre los 164 países miembros y concluir que la candidata africana reúne más apoyos que su última oponente, la ministra surcoreana de Comercio, Yoo Myung-hee.

«Una delegación no apoyó la candidatura de Okonjo-Iweala y dijo que continuará apoyando a la candidata de Corea del Sur. Esa delegación fue la de Estados Unidos», anunció el portavoz de la OMC, Keith Rockwell.

La candidata africana tiene una trayectoria profesional de gran prestigio. Fue la primera mujer ministra de Finanzas de su país (puesto que ocupó dos veces, de 2003 a 2006 y de 2011 a 2015), la primera en ocupar la cartera de Asuntos Exteriores (2006) y a nivel internacional ha tenido cargos de responsabilidad en distintas entidades internacionales.

Entre ellos destaca su papel como directora gerente del Banco Mundial y presidenta de la alianza para las vacunas GAVI, cargo que ejerce en la actualidad y a título independiente.

Asimismo, la Unión Africana la nombró recientemente su enviada especial para movilizar financiación destinada a la lucha contra la covid-19 en su continente.

Un panel de la OMC comunicó hoy en una reunión informal de embajadores de los Estados miembros que Okonjo-Iweala reunió una gran cantidad de apoyos entre los países, con un margen cómodo frente a su rival surcoreana.

EEUU fue el único país que se negó a darle su respaldo, impidiendo el consenso necesario para el nombramiento de la nueva directora general de la Organización.

«Estados Unidos dijo que apoyan a la ministra Yoo por sus veinticinco años de experiencia en el comercio y que no podía podían apoyar Okonjo-Iweala, pero no sé las razones», comentó Rockwell.

El portavoz indicó que el panel que propuso la nominación de la candidata de Africa «explicó que era la preferida (de los países) por un amplio margen y que recibió un gran apoyo de países de todas las regiones y niveles de desarrollo».

La UE ha respaldado a Okonjo-Iweala, a quien ha considerado la candidata mejor preparada para dirigir la OMC.

Tras este bloqueo está previsto que todos los países miembros se reúnan nuevamente el 9 de noviembre para tomar una decisión.

El resultado de las elecciones del próximo 3 de noviembre en Estados Unidos será determinante en el futuro de este proceso de elección.

Los observadores adelantan que si Trump es reelegido la OMC entrará en un periodo todavía más crítico y que es imposible predecir cuándo y quién podría dirigirla.

En el caso de que su oponente demócrata John Biden sea el próximo presidente, su Administración empezaría solo a finales de enero, por lo que es altamente improbable que la OMC no cuente con un director general en los próximos meses.

La única salida sería una votación, algo que todos los países prefiere evitar porque equivaldría a abrir una caja de pandora.

«La gran preferencia de los países es decidir por consenso y de aquí al 9 de noviembre habrán consultas en ese sentido», explicó Rockwell.

La OMC busca a un nuevo director general tras la salida del brasileño Roberto Azevêdo, quien abandonó su cargo un año antes de concluir su mandato para ocupar un alto puesto directivo en una poderosa multinacional.

5 comentarios en «Una mujer elegida, otra rechazada»

  1. Señor Iñaki sobra el primer párrafo pero las fobias y obsesiones, lo comprendo, son difíciles de curar. Bildu se ha abstenido por pedir y no conseguirlo, más capacidad de autogobierno del G.V. ante el Gobierno Central. Es decir más autogobernanza, eso que pedía y sigue pidiendo Urkullu.

    Un saludo

  2. Piensa el fraile que todos son de su aire.
    Anasagasti, nos podría explicar a l@s vasc@s, por qué una iniciativa parlamentaria de Elkarrekin Podemos-IU y EH Bildu en la que se planteaba abogar» por el fin de la monarquía en el Estado español» y se reclamaba «total transparencia sobre la huida del rey emérito» en torno a los escándalos de Juan Carlos I, y en la que se planteaba abogar «por el fin de la monarquía en el Estado español» fue rechazada con el «no» por PNV, PSE, PP-Ciudadanos y Vox, para mí «caducos» y «casposos»?
    ¿Juancarlistas, Felipistas, o ambas cosas?

  3. Los esfuerzos baldíos producen melancolía.La gente muy bien lo que opinamos de la monarquía para no tener que bailar al son de Podemos y Bildu.

  4. Kantauri.eso no es hacer política,eso es hacer demagogia.La política es administrar y elegir entre dos males,el menor.
    Nosotros a imaginación le ganamos a Bildu.Llegamos y decimos.Los médicos han de ganar seis mil euros y las enferemeras cuatro mil.Y el material sanitaria será integramente renovado y para ello pondremos en elos presupuestos una partidos de 300 millones de euros.
    Ya está.
    Lo que no dice Bildu es como y quien paga eso y si se paga de que partida se detrae.
    Simple populismo demagógico.

  5. Interesante lo expuesto por Gora Euskal Herria Askatuta. No le ha contestado, ahí el PNV votó lo mismo que VOX , pero claro, no es lo mismo. Con decir que ya se sabe que el pnv está en contra de la monarquía ya vale, pero cuando hay que votar una iniciativa se hace «caquitas».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *