¡Partidazo del Athletic contra el Barça!

El rival hace que multipliquemos el valor de la victoria, por cuatro, pero es normal. Primera derrota en Liga del Todo poderoso Barcelona. Y han sido nuestros chicos, los de Txingurri, quien se la han infligido. Bien, no. Genial. Además al Barça, con las ganas que le tenemos, desde siempre, pero mucho más desde las finales. Y no soy rencorosa… jeje.

¡Qué mejor homenaje!
¡Qué mejor homenaje!

Lo que ha hecho hoy el Athletic ha sido la mejor forma de homenajear a un presidente que nos ha dejado. Beti Duñabeitia, de quien mi padre siempre ha hablado fenomenal (era de su quinta y un buen amigo), un trabajador, como lo han sido hoy más que nunca los leones. O quizá más que leones, gladiadores (como me ha dicho otro amigo). Le he respondido que me gustaría saber el número de kilómetros que han hecho todos ellos. ¡Qué derroche de energia! El rival lo exigía, igual que todos me diréis, pero… en realidad no. El Barça lo exige más por la calidad que atesora. Los catalanes en el primer tiempo han tenido un par de jugadas de Play Station, que no han acabado en gol, de milagro. Uno de los milagros ha sido la mano que Iraizoz le ha sacado a Neymar en un balón que ya estaba dentro. Lo curioso del caso es que Iraizoz no ha tenido que parar más, a pesar de que Martino ha dicho que sus jugadores han estado muy bien y que han merecido más. Hombre, no estoy de acuerdo. Si algún portero ha intervenido hoy más ha sido Pinto. Incluyendo una palomita que le ha quedado, desde mi punto de vista, RIDÍCULA. El Athletic ha tenido más oportunidades, ha sido el que más ha tirado a puerta. El que más lo ha buscado no puedo decir, porque el Barcelona no ha bajado los brazos en ningún momento. Aunque el gol les ha caído como un mazazo y a partir de ahí eran incapaces de casi sacar el balón de su campo porque los rojiblancos seguían inmensos en la presión, todos, absolutamente todos. Aunque si tenemos que destacar un nombre en esta faceta, por supuesto destaca el de Toquero. Es como un milagro que haya podido acabar el partido. Ya me gustaría saber los kilómetros que ha hecho, aunque es probable que haya pasado de vueltas el cuenta kilómetros Pena que no haya podido redondear su trabajo con un gol. Pero aún y sin gol, su trabajo hoy ha sido fundamental. ¡Bravo Gaizka!

Destaco a todos, pero por mencionar más nombres, Rico e Iturraspe han sido providenciales tapando o haciendo casi desaparecer el centro del campo catalán. De hecho hemos tenido pocas noticias de Xabi e Iniesta (sustituidos los dos uno entre aplausos y el otro entre silbidos de San Mamés, como todo el partido) y el que hayan pasado desapercibidos ha sido gracias a Mikel y Ander, aunque por supuesto, no a ellos solos. También Ander Herrera se ha vaciado y a pesar de estar con la reserva en el segundo tiempo ha sido capaz de recuperar ese balón en el minuto 70 y servírselo perfecto a Susaeta para que la pusiese en el lugar preciso. Y gracias a la ambición de nuestros jugadores no teníamos sólo un jugador en el centro del área, sino dos. No llega Toquero, pero sí Iker, para llevar el éxtasis a la afición rojiblanca. El defensor del Barça estaba con los dos. El Barça dormido, pero los nuestros no, porque querían la victoria. Y a partir de ahí, más cerca el 2-0 que el empate. Repito, que ha sido una pena que ese cabezazo a bocajarro de Gaizka haya ido justo al cuerpo de Pinto. Hubiese sido el no va más.

Hablando de penas también lo ha sido la lesión de Balenciaga, que hasta ese momento, lo estaba haciendo muy bien. A ver si se queda en nada porque se estaba asentando en el equipo y sería una faena volver a salir de él, con lo que cuesta asentarse en el «maldito» lateral izquierdo.

Por último, a disfrutar dos semanitas de la situación en la que nos encontramos en Liga. ¡En Champion y con 29 puntazos!. Y entre medio, a luchar por la Copa en Vigo. ¡A por el Celta!

¡A por el Barça, sin Aduriz!

El domingo tenemos partido grande y a él nos vamos a enfrentar en esta la jornada 15 con la nada despreciable cifra de 26 puntos. Si nos lo cuentan no nos lo creemos: 26 puntos, quintos, con el sexto clasificado a seis puntos,y ¡todo en la jornada 14!, a puertas de la 15. Esperando al Barça en San Mamés con una tranquilidad que es de las que gustan. Venimos con los deberes hechos. Ahora sólo falta que esa tranquilidad sea bien utilizada por nuestros chicos.

¡Ojalá se repita!
¡Ojalá se repita!

El Barça viene en su «mejor» momento para nosotros, es decir, no parece que esté muy sobrado. Acaba de perder contra el Ajax a pesar de jugar casi el segundo tiempo completo con superioridad numérica. Faltan Messi, Valdés, Alves. Bien. Pena que no falten también Neymar, Xabi, Iniesta, Pedro, Busquets, etc… pero… ya sería demasiado. Vamos a conformarnos con que falten los tres citados. Además el equipo en San Mamés está demostrando una capacidad de enmendar partidos que es una maravilla. Hombre, puestos a pedir, prefiero que no tenga que enmendar nada y que empiece desde el primer minuto perfecto pero… teniendo en cuenta que a priori yo firmaría en empate, tampoco me voy a quejar si vuelven a remontar. San Mamés está dando buenos resultados y a ellos me encomiendo. Pero lo dicho, con el empate también me conformo.

He editado el texto para cambiar ya que ahora sí sabemos que efectivamente Aduriz no va a jugar. Y si esta mañana comentaba que el tema parece un argumento de película de Berlanga. Ahora ya se han superado a sí mismo en su ineptitud. ¿Cómo es posible que le quitasen la tarjeta roja al no existir nada de nada, pero que le mantengan los dos partidos por decir lo que dijo? ¡Qué poco fundamento! Primero ni lo deciden en la anterior reunión… Si fuera CR7 el afectado iban a la reunión sin comer, domir, sin vestir, e incluso, sin expediente,… ah ¡NO! Que a Cristiano no le sancionan aunque mande a la mierda al árbitro… se me había olvidado. Y ahora le ratifican la sanción. Y voy a ser peor pensada y decir que incluso creo que no le han quitado uno de los días de sanción porque el rival es el Barcelona. Si hubiese sido el Granada, seguro que se lo pensaban más. Así que mi conclusión es que es una «p…» vergüenza cómo funcionan estos comités.

Para acabar, voy a lo importante ¡A por el Barça! que es lo que nos ocupa, y me da igual que sea con el plan A, o con el B en la segunda parte, o que saque el plan B en la primera mitad y el A en la segunda,… O que Txingurri invente un plan H, tanto da, pero que ganen nuestros chicos porque… ¡qué alegrón sería!

El Athletic lo merecía de verdad

Estaba jugando bien los últimos partidos a pesar de no obtener buenos resultados, y de nuevo, contra el Barcelona iba a ocurrir lo mismo, muy buen juego pero… derrota, dejando a los aficionados y a los jugadores inmersos en una nueva depresión, a pesar de que la derrota a priori, era más que previsible.

¡Por fin, Ander!

Pero lo que son las cosas, cuando ya estaba acabado casi, de hecho más de uno ni siquiera vio el gol, un jugador, Ander Herrera, que seguramente es uno de los que más ha rematado a puerta este año, sin ningún resultado positivo, curiosamente, pega mal a la pelota y se cuela en la red por donde parecía que no había hueco. Primer gol de Ander en esta Liga y respiro, y satisfacción, porque jugar bien y perder es una mierda. El Athletic no merecía la derrota y San Mamés nos devolvió lo que debía ser nuestro: un punto, que es más que un punto. Es un pasito nuevo hacia la salvación, es moral de cara a los últimos partidos y es impedir que el Barça se vuelva a llevar los 3 puntos. Devolverles a los catalanes la tristeza que nos supuso el empate que el año pasado consiguió in extremis Messi. También a ellos les puede pasar lo mismo. No era suficiente su 1-2 y quizá esa soberbia de mover el baloncito después de verse triunfadores, les ha hecho perder esos dos puntos. En este campo, San Mamés, que por cierto, no le dice nada a Iniesta, también los partidos duran 90 ó 94 minutos y hay que ser más humilde. ¡Qué alegría de gol!

Además como parte del público participé de abuchear a Iniesta. San Mamés no olvida y lo demostró también el sábado. Grandes rivales pueden salir ovacionados, como Xavi, o silbados como Cristiano e Iniesta. No nos gustan ni los chulos prepotentes ni los que se tiran para forzar una expulsión de un jugador nuestro. Eso ocurrió hace dos años y por eso se ganó el abucheo el año anterior. Tú eres rencoroso y dices que San Mamés es como otro campo cualquiera. Nos da igual tu opinión y te seguimos silbando pero no por tu opinión, sino por forzar aquella expulsión de Amorebieta. Curiosamente ayer un iluminado en Estudio Estadio dijo que San Mamés le silba a Iniesta por el gol que marcó en la final del Mundial. ¿? Increíble. ¡Y yo sin saberlo! Pena que en su sesudo análisis no añadió el motivo por el que el mismo público aplaude a Xabi… ¡Qué curiosidad!

Hablando de comentarios jocosos, decir también que algún periodista en la previa titulaba un artículo  mencionando la «crisis» de Messi. Un visionario, vamos.

Por último, alegrarme de que San Mamés estuviese prácticamente lleno, siendo la inmensa mayoría aficionados del Athletic. No como en años anteriores, en los que los precios de las entradas eran mucho más altos y cuando metían ellos goles tenías que aguantar como más de medio estadio se levantaba a aplaudir como loco. Algo enormemente desagradable y doloroso. Y con el Madrid lo mismo. Así que desde aquí mi agradecimiento a la directiva por volver a sacar el bono que nos ha hecho más asequible la entrada y, añadido a ello, que menos culés y madridistas entren en San Mamés. Perfecto.

El «ultraje» de no aplaudir San Mamés a Cristiano Ronaldo

Estos días, después de haber tenido la «dicha» de jugar contra el Real Madrid, hemos tenido  el «gusto» de escuchar a la «caverna mediática madridista» poniendo a parir a San Mamés, por la terrible afrenta de no despedir con aplausos a Ronaldo cuando fue sustituido en el segundo tiempo.

Es así...

Vamos a ver, lo único que me faltaba es tener que aguantar que alguien de fuera diga a quién tiene que aplaudir San Mamés o a quién no. A nada que sean un poco listos se darán cuenta que cuando San Mamés aplaude a alguien es porque lo considera importante o porque reconoce una trayectoria. Así ha ocurrido muchas veces con rivales, a los que incluso no se les tenía mucho aprecio, y así seguirá ocurriendo. Por poner un ejemplo que yo tengo claro, los aplausos que de aquí se llevó el difunto Juanito, que incluso cayendo bastante mal y siendo del Madrid, se le ovacionó.

Yo desde mi inocencia pensaba que la gente podía entender que a Cristiano no se le aplauda. Pues no. Resulta que no sólo no se entiende, sino que encima te critican hasta la saciedad por ello. Y yo me pregunto: ¿Es que no se han dado cuenta de cómo es CR7 como deportista? Hace un año escribé otro comentario titulado «CR7 ejemplo de lo que no debe ser un jugador», y hoy me reafirmo en todo lo allí dicho. Este domingo estuvo todo el rato protestándole al árbitro. Después de pitar éste una falta a su favor soltó un balonazo que estuvo a punto de dar a Iturraspe (desconsideración que debería haber supuesto tarjeta). Una de las veces que le llamó Teixeira (¡vaya árbitro!), para explicarle algo (a los jugadores del Madrid lo árbitros les explican las cosas, a los nuestros simplemente les sacan tarjetas), no le hizo ni puñetero caso, hasta que al divo le dio la gana de darse la vuelta (otra desconsideración).

Cristiano es un jugadorazo de los mejores del mundo. Para mí el segundo mejor. Pero, no me olvido de su peineta del año pasado en San Mamés. Tampoco son fáciles de olvidar algunas de sus declaraciones. Cristiano es IMPRESENTABLE. ¿Y la «caverna» pretende que San Mamés aplauda a semejante personaje? Pues desde luego, ya pueden esperar sentados porque no creo que tenga ninguna intención de hacerlo, y bien orgullosa que estoy de ello.

En San Mamés se ha aplaudido a equipos rivales que han hecho exhibición de fútbol, se aplaudió a Juanito, a Xabi Hernández, a Ryan Gibbs,… a muchos y muchos a lo largo de los años. Y he repetido el nombre de Juanito, porque a ver si se van a pensar que no aplaudimos a Ronaldo porque es del Real Madrid. No señores, no aplaudimos a Ronaldo porque es un mal educado, un chulo, un prepotente y un provocador. Y quizá, cuando cambie, si es que es posible semejante milagro, quizá consiga salir ovacionado de algún campo de fútbol, incluso del nuevo San Mamés. Y no como sale ahora, porque salvo los aficionados del Madrid, nadie le puede ni ver.

Y para acabar, decir que lo realmente inexplicable es que esto tan sumamente sencillo de comprender no lo entienda la prensa de Madrid, y encima, se permitan sacudir al público de San Mamés como lo han hecho.