BlackBerry Torch 9800, dos teclados mejor que uno

Hasta ahora la empresa canadiense RIM había tenido como público objetivo a ejecutivos de las grandes firmas que necesitaban acceder a sus cuentas de correo electrónico en cualquier momento y en cualquier lugar. Y en su mercado se convirtió en la referencia con un servicio de mensajería insuperable (lo siento por los incondicionales de la Serie E de Nokia e, incluso, del correo Push de iPhone). Pero, precisamente, este gran éxito provocó que las demás prestaciones de los terminales fueran secundarias para la compañía. Las cámaras fotográficas y las aplicaciones eran su talón de Aquiles. Su teclado qwerty, el secreto de su éxito.

Pero en unos meses todo esto ha cambiado: sus clientes ya no son ejecutivos y altos cargos ávidos de conocer el devenir de las divisas, sino jóvenes que quieren comunicarse con sus amigos y conocidos gracias al eficaz (y sobre todo gratuito) BlackBerry Messenger. Además, pueden sincronizar sus cuentas de correo y disponer de las obligadas aplicaciones para redes sociales.

Y en una época donde el iPhone es el referente y los Android el camino -Windows Phone7 todavía es muy «joven»- los de la doble B han echado el resto. ¿Por qué disfrutar sólo de un teclado físico si, para navegar por Internet, también vale una pantalla táctil? La respuesta, la potentísima BlackBerry Torch 9800.

Han trabajado sobre el anterior sistema operativo y lo han adaptado a las nuevas necesidades. El BlackBerry OS 6 es mucho más rápido que el anterior y mantiene su carácter estable, sencillo e intuitivo. Han potenciado su capacidad multimedia con una memoria interna de 8 GB ampliable hasta 32 con una ranura de expansión para tarjetas SD. Han incluido una pantalla multitáctil (moviendo los dedos ampliamos y disminuimos el tamaño de las imágenes, al modo iPhone) y mejorado considerablemente el reproductor de música y vídeo.

Además, y siguiendo su tradición de conectividad total, permite integrar en un sólo sistema todas nuestras redes sociales, cuentas de correo, chats y comentarios en una sólo aplicación, lo que hace que sea mucho más sencillo controlar los contenidos de todas ellas.

La cámara también ha sido mejorada y ahora los cinco megapíxeles de resolución van acompañados de un flash LED y un estabilizador digital de imagen -inferior en funcionamiento al óptico de las cámaras de fotos, pero muy superior al de otros smartphones- que permite captar fotos en once modos diferentes, así como grabar imágenes en movimiento.

Para hacer frente a los Android y iPhones también ha fortalecido el programa de navegación. Ahora podemos ver varias hojas a la vez gracias a la navegación por pestañas, iconos y nombres personalizados en el sistema de búsquedas. Los menús gráficos han ganado definición y, además, permiten personalizarse hasta límites insospechados. Y para que no nos quedemos con las ganas, han mejorado también la batería -ya de por sí duradera en los demás modelos de la casa- y han ampliado su autonomía hasta las 5,5 horas en conversación, 27 en reproducción de música y 6 de vídeo.

Todo ello, además, acompañado del obligado Bluetooth, WiFi, módem anclado, GPS, suite de trabajo de BlackBerry y total compatibilidad con los demás sistemas operativos (ventajas de llevarse bien con Apple, Microsoft y Google).

En el Estado, de momento, sólo la tendrá Movistar, a un precio desde 99€ para particulares, aunque según varios blogs en Internet, pronto podría llegar a Vodafone y otros competidores.

Parece que han llegado tarde a este mercado, pero que han llegado para quedarse.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *