Transmisiones automáticas, las grandes desconocidas

Durante muchos años los europeos conducíamos coches «manuales» porque nos gusta conducir y los americanos «automáticos» porque sus carreteras son rectas y el combustible es mucho más barato. Sin embargo, la cuota de mercado de automóviles equipados con transmisiones automáticas se está disparando… con el precio del petróleo más alto que nunca y sin que nos hayan allanado el continente. ¿Qué está pasando entonces? ¿A caso ya no nos gusta conducir?

Una transmisión automática -o caja de cambios automática- es una caja de cambios que puede encargarse por sí misma de cambiar la relación de cambio o marcha automáticamente a medida que el vehículo avanza. Así, mediante un sistema hidráulico, se van seleccionando cada uno de los engranajes epicicliodales que forman el sistema -los de las cajas manuales son engranajes paralelos-.

La pieza fundamental de cualquier caja automática es el convertidor de par. Esta pieza reduce las revoluciones del vehículo hacia la entrada del cambio hasta que se igualan mientras el vehículo gana velocidad  hasta que el par motor del vehículo y el de la caja de cambios son iguales -y se pueden engranar-.

Cada uno de los engranajes antes nombrados representa una «marcha», las cuales se acoplan y desacoplan gracias a unos frenos y unos embragues de discos múltiples que se accionan con presión hidráulica.

El sistema decide la marcha adecuada en función de la carga de trabajo del motor (físicamente depende de la posición del pedal del acelerador) y de la propia velocidad del vehículo. Es por ello que, tradicionalmente, el consumo de estos vehículos solía ser superior frente a un modelo manual conducido por un experto que siempre llevaba el motor en el rango de revoluciones que mejor aprovechaba el par del mismo.

Tipos de transmisiones


El gran paso en el desarrollo de estos sistemas llegó de la mano de las empresas japonesas NSK y Nissan, las cuales desarrollaron hace unos años las transmisiones variables continuas. La principal diferencia entre las CVT (su acrónimo en inglés es Continuously Variable Transmission) respecto a las anteriores reside en que, mientras que en las tradicionales las marchas se cambian entre una serie limitada de desmultiplicaciones, en las CVT el intercambio se da de un modo continuo. Su único punto débil reside en que el momento de par del motor (la fuerza del mismo en cada momento) queda muy limitado, ya que siempre gira en un abanico de revoluciones muy pequeño.

Así, mientras los japoneses se decantaban por este sistema, otros fabricantes -con los italianos de Ferrari y el grupo FIAT en cabeza- se decantaron por las cajas pilotadas. Sus cambios son más rápidos, su durabilidad mecánica mayor y su rendimiento superior a las CVT. Pero los cambios de marcha son excesivamente bruscos. Además, el consumo se ve en ocasiones penalizado por llevar el motor en un rango de vueltas superior al recomendable.

Y, como siempre, llegaron los alemanes en último lugar para, dinero mediante, ofrecernos las que, hasta ahora, son las mejores transmisiones automáticas. Las de doble embrague. Los cambios son tan instantáneos como en las de variador continuo. Su capacidad para rodar en el régimen adecuado muy superior al de cualquier otra caja automática -de hecho, sus consumos son inferiores al de las cajas manuales- y, algunos modelos como los DSG, se pueden usar en modo secuencial -el piloto puede cambiar de marcha manualmente sin necesidad de un pedal de embrague-.

Su funcionamiento mecánico es el más complejo de todos: cuando se enciende el motor, todas las marchas están desacopladas . Cuando seleccionamos el modo automático el sistema prepara los dos embragues. El primero -encargado de las marchas impares- engrana la primera relación y, cuando soltamos el freno, el coche está en disposición de avanzar. El segundo, mientras, prepara la segunda. Así, cuando llegamos a la velocidad adecuada, la transmisión desembraga la primera y… como la segunda ya estaba engranada el cambio es inmediato. Cuando esto ocurre, el primer engranaje prepara la tercera… hasta llegar a la última velocidad.

La transmisión controla si «sube» o «baja» marcha en función de que denote que aceleramos o deceleramos -controla el movimiento de las revoluciones. Frente a los primeros DSG, otras marcas como Ford han introducido sistemas más baratos, como por ejemplo el Powershift Gearbox.

El aumento de matriculaciones de vehículos con transmisión automática está permitiendo que los precios bajen. Los consumos ya lo han hecho. Parece que conducir -sobre todo en ciudad- será más sencillo -adiós a los coches «calados»- y para los que echen de menos cambiar de marcha: sólo tienen que activar el modo secuencial y jugar con las levas tras el volante. Diversión garantizada. Economía, comodidad y ecología también.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

9 comentarios en «Transmisiones automáticas, las grandes desconocidas»

  1. Una transmision mecanica es mucho mas duradera que una transmision automatica , la razon es sencilla ,el fabricante fabrica al por mayor ,existe mayor consumo de autos de transmision automatica y mayor desecho de autos automaticos ,si visitas un rastro de carros en Miami veras que la mayoria son autos de transmision automatica que han sufrido o bien desgaste en el motor o reparaciones costosas ,roturas considerables ,es impresionante la gran cantidad de autos que deambulan en los rastros de por aca , un saludo .

    1. Parece ser que la industria automovilística europea ha aprendido de la experiencia estadounidense. Cuando Volkswagen presentó su DSG y la empezó a comercializar en masa -allá por el año 2002- aseguraba que su vida útil es, al menos, tan larga como la de una transmisión mecánica clásica. De momento, las cifras del TÜV no denotan más averías en los modelos que equipan ninguna de las variantes de los DSG Volkswagen -SEAT, Skoda, Audi, Volkswagen, Lamborghini, Porsche e, incluso, Bentley-. Parece que el prurito «Made in Germany», de momento, funciona. No obstante, conociendo tu advertencia, intentaré indagar más en este tema. Muchas gracias por tu apunte.

  2. Me llamo mucho la atencion cierta vez que visite un rastro de autos rotos o chocados y ver la gran cantidad de autos de transmision automatica que iban desde autos de principio de los 90 hasta autos pasado el 2003 y el 2004 como son el Buick ,Cryshler de la Dogge ,el modelo Intrepid fabricado por la Dogge ,incluso modelos Nissan de fabricacion japonesa 4v y algun que otro 6 v ,la mayoria de estos autos poseian transmision automatica por lo que la transmision mecanica practicamente esta descontinuada por el fabricante ,un saludo .

  3. No se hasta que punto se podra disenar un modelo que posea transmision computarizada y comento sobre la posibilidad de que en el futuro se logre computarizar la transmision de un coche de alto rendimiento ,yo creo que si es posible.

    1. Sistemas como los doble embrague e incluso de convertidor de par han sido utilizados reiteradamente por fabricantes en la Formula 1 o el WRC. Al final, el desarrollo de las centralitas que permiten una gestión más eficiente de los motores -siempre mediante las transmisiones- va de la mano del propio desarrollo de los chips y ordenadores. Fabricantes como ZF y otros especializados en esta parte de los vehículos han conseguido que sean capaces de digerir pares motor de hasta 1000 newton metro como es el caso del Audi Q7 TDi de 500 caballos.

    2. Hola, le informo qué, las cajas auto´maticas computarizadas, existen desde el año 1998, las traen los chrisler stratus o servin.

  4. Es realmente apasionante el mundo de la mecanica automovilistica y lo relacionado con los coches de ultima generacion ,quizas en un futuro no muy lejano veamos coches completamente diferentes a los de hoy ,la evolucion dentro del mundo automovilistico ,carrocerias ,ect va a pasos ajigantados ,no se hasta que punto el diesel o la gasolina como combustibles dejen de funcionar ,ciertamente encontrar energias renovables a corto plazo no creo que sea tan dificil para la industria de los coches ,salvo que ciertas economias e intereses pues se opongan a dicha evolucion en la revolucion de combustibles menos pesados ,menos contaminantes y de mayor rendimiento ,el agua ,el hidrogeno ,las baterias electricas , quien sabe ,un saludo .

  5. Tengo problema con mi auto, toyota coralla 1994, se me està recalentando, le cambiè la bomba de agua, y empaque del cabezote. Ahora le ha salido que cuando muevo la palanca a Neutral y Parking se le suben las revoluciones demasiado y se cosume la gasolina en poquito tiempo. Alguien puede decirme que le sucede?

    1. Probablemente tengas algún problema en el sistema de convertidor de par. Se trata de una caja de variador continuo, que no destacan por su economía de uso. Llévalo al concesionario antes de que te de más problemas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *