Navegadores, compañeros de viaje

No hace mucho tiempo los viajes largos por carretera se hacían con mucha paciencia y, sobre todo, con aparatosos y pesados mapas de carreteras que, o nos dejaban ciegos… o nos perdían más de lo que deseábamos. Fue entonces cuando la navegación GPS, algo reservado en su origen a los servicios militares, llegó a nuestras vidas: nos indican en camino, nos muestran el paisaje, los edificios, algunos prevén los atascos y otros, nos ayudan a reducir consumo llevándonos por caminos más cortos o directos.

Sin embargo, como con todas las demás tecnologías, los navegadores se han desarrollado y diversificado de modos de lo más variopinto. En nuestros smartphones, integrados en nuestro coche e, incluso, en motos y bicicletas. A todo color, en tres dimensiones, ultraligeros y con voz: estos son nuestros navegadores favoritos.

  • TomTom Go Live 1000: uno de los pocos navegadores GPS dedicados que sigue mereciendo la pena. Con unas dimesiones relativamente contenidas para el tamaño y la calidad de su pantalla, su reproducción de mapas es limpia y clara. Su pantalla táctil capacitiva responde a las mil maravillas, algo que se complementa perfectamente con su búsqueda por voz (aún así, recomendamos teclear). Su menú principal es totalmente personalizable, lo que nos permitirá acceder fácilmente a su función principal, el servicio HD Traffic. Utilizando las redes móviles y de otros usuarios que disfruten de la aplicación, te informa de atascos en tu ruta y te propone alternativas. Todo ello unido a los clásicos sistemas de ahorro de tiempo, kilómetros y obras del software TomTom. Una buena adquisición para los que en un navegador buscan sólo un GPS muy eficiente. Su precio, 300 euros.

  • Garmin Nüvi 3760T: el primer fabricante mundial de sistemas GPS nos propone un equipo con pantalla panorámica multitáctil retroiluminada de más de 4 pulgadas y 110 gramos de peso que tiene una autonomía de 4 horas con su batería de ion litio recargable. Con memoria sólida interna y ranura de expansión para tarjetas microSD, permite interactuar por voz con su sistema de reconocimiento vocal así como varios sistemas para escoger la ruta más rápida, «ecológica» y barata -libre de peajes, por ejemplo-. Por 330 euros, esta nueva edición del Nüvi se presenta como una buena alternativa a los TomTom.

  • Trail Tech Voyager: para los amantes del campo y las motos, Trail Tech presenta el navegador más fiel a sus orígenes militares del mercado. Su software relaciona los datos del rendimiento del motor con los de la navegación y la altitud para comprobar, continuamente, el estado de la moto. Además, supervisa la relación entre la temperatura ambiente y la del motor. Resiste los golpes, el agua y la incidencia del sol sobre su pantalla de 2,7 pulgadas. Indestructible por 210 euros.

  • Escort 84 Smart Mirror: uno de los peligros de los navegadores es no prestar suficiente atención a la carretera. En Escort han pensado en todo y han decidido que el mejor lugar para ubicar un navegador es el espejo retrovisor interno del habitáculo. Incorpora una pantalla panorámica de 4 pulgadas, ranura de expansión para tarjetas SD y un receptor GPS para 16 canales. Una buena y cara idea: 600 euros.

  • Google Maps: no es un navegador físico como los anteriores. Es su «peor pesadilla». Actualizaciones inmediatas totalmente gratuitas. Compatible con todos los smartphones del mercado gracias a su aplicación compatible con el buscador web. Si el teléfono tiene una buena pantalla, se antoja como una opción gratuita y de una calidad inalcanzable. Si tenemos en cuenta que 100 teléfonos equipan Android, no es de extrañar que Nokia se haya apresurado a regalar Ovi Maps a todos los propietarios de terminales con GPS.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *