Google vuelos, la enésima herramienta del buscador

Google es una fábrica de ideas, de detractores y fans (como la mayoría de las «grandes empresas») pero, sobre todo, Google es una fábrica de herramientas. Después del buscador, la cuenta de correo electrónico, las vistas por satélite, los mapas, los localizadores de calles, los vídeos, los teléfonos, los sistemas operativos, los álbumes de fotos, las noticias y un sin fin de aplicaciones -música y libros tampoco se «escapan» de sus tentáculos- ha llegado la herramienta para localizar vuelos. En estas fechas veraniegas, parece que es todo un acierto.

El blog de Google así lo anuncia: «el verano se acerca, usted puede estar pensando en tomarse unas vacaciones» y la herramienta ideal -en once idiomas- para escoger el mejor vuelo para su viaje es… Google. La entrada en un mercado a priori tan ajeno como el de los vuelos para un buscador en Internet viene marcada por la adquisición de ITA Software por parte de los de Mountain View. La inversión rondó los 700 millones de dólares y resultó polémica puesto que se trataba de un servicio orientado a las empresas y no cara al público. Se trata de un intermediario entre las compañías aéreas y los servicios minoristas -tanto agencias de viajes como páginas webs dedicadas a ofertar precios-.

Para hacernos una idea del peso específico de ITA en su sector, los expertos consultados por el [Enlace roto.] la sitúan al nivel de Amadeus, un «monstruo» informático que organiza el entramado de horarios, destinos, compañías, precios, etc. a nivel mundial y que nutre a las páginas que son consultadas por millones de usuarios a través de sus ordenadores.

Esta compañía se dedica a la comparativa de vuelos y revolucionó su mercado: la competencia intentó bloquear su adquisición por Google pues colocaba a los californianos en clara ventaja frente a sus rivales. Desde la empresa se defienden diciendo que el interfaz es completamente diferente y que no utilizan la información de su filial.

La búsqueda se realiza -dicen- desde el buscador. Al introducir en la ventana de búsqueda una pregunta sobre los vuelos que conectan dos ciudades aparece siempre en primer lugar el listado propio de Google con la hora de salida, la de llegada y la compañía que realiza el trayecto. En el resultado nunca hay comparativas de precios… pero si la opción de enlazarse con webs que las realizan. Además, Google ha anunciado mejoras en la página en las próximas semanas.

El objetivo de Marissa Mayer, vicepresidenta de Google, es claro: «una vez adquirida ITA trabajaremos en crear herramientas de búsquedas de vuelos con las que sea más fácil comparar vuelos y tarifas y encontrar rápidamente un sitio donde comprar los billetes». Parece que este es el primer paso.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *