Bizkaia, apuesta por la automoción

Fue el pasado 4 de noviembre en Amorebieta. El Diputado General, José Luis Bilbao, anunció el comienzo inmediato de la tercera fase del Automotive Intelligence Center cuya sede estará en el cercano municipio de Boroa y que supondrá una inversión de 15 millones de euros para crear un centro de desarrollo del sector clave en Europa.

El edificio, que estará completamente operativo en 2016 cuenta ya con un primer inquilino de lujo, el Grupo Volkswagen, líder continental del sector, tercer fabricante del mundo -por detrás de la japonesa Toyota y la estadounidense General Motors- y que tiene como objetivo el primer puesto en 2018.

El consorcio germano se ha hecho con un laboratorio del I+D+i de 2.500 metros cuadrados y se une a otros gigantes que ya han decidido formar parte de este proyecto de innovación e investigación sin precedentes en el Estado como la propia Toyota, Mercedes -Grupo Daimler- o la italiana Fiat.

Polo de innovación


La clave para el éxito que está teniendo el desarrollo del AIC es doble. Por un lado la fuerte inversión pública llevada a cabo tanto por la Unión Europea como por la Diputación Foral de Bizkaia -que con esta tercera fase suman ya un desembolso de 77 millones de euros- así como el atractivo de la creación de un polo de innovación de esta potente industria. (Ya vimos cuando estudiamos las TICs la importancia de la creación de clusters o polos de I+D+i).

El AIC se autodefine como «un centro único de generación de valor para el sector de la automoción basado en un concepto de innovación abierta donde las empresas pueden mejorar su competitividad por medio de la cooperación». Así, bajo la «orientación del mercado», integran conocimiento técnico, tecnología y desarrollo industrial.

Es por ello que se ponen como objetivo la creación de ese valor en tres vertientes diferentes: por un lado la personal, con la formación de mejores profesionales del sector; la de procesos, liderando tecnologías más avanzadas -en este punto la sinergias entre las diferentes entidades será un factor clave-; y, por último, en la producción: donde se cubrirá todo el ciclo de desarrollo de los vehículos.

En la presentación del AIC -que según José Luis Bilbao nace como concepto después de una reunión con responsables del sector en Alemania hace unos meses- se explicó que el mismo se focaliza en la integración de todas las estructuras necesarias -tanto locales como internacionales- para el desarrollo de esta industria en el territorio y en la creación de actividades independientes compatibles con la automoción.

Buen ejemplo de ello es la buena aceptación que está teniendo el proyecto entre la potente industria complementaria local: desde Tenneco, fabricante de los reputados amortiguadores Monroe, hasta Inauxa, consorcio de la industria auxiliar alavesa con sede en Amurrio y que se ha convertido en uno de los principales valedores de la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto.

Desde Volkswagen hablaron de la oportunidad única para reforzar el entramado industrial bizkaitarra, así como un forma de crear valor en el continente en una industria cada vez más globalizada y con una mayor compentencia externa tanto en los procesos de producción como en los de concepción y desarrollo de los productos. Ha nacido nuestro particular Silicon Valley.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

2 comentarios en «Bizkaia, apuesta por la automoción»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *