Opel LED Matrix, iluminando el futuro

Opel, uno de nuestros fabricantes favoritos, tiene claro que para salir de la enorme crisis en la que está envuelto el sector automovilístico la innovación es la apuesta más segura. Después de presentarnos en poco tiempo los nuevos Insignia, Meriva, Astra, Astra GTC, Zafira Tourer y los nuevos motores biturbo diésel (así como mecánicas de alto rendimiento y poca cilindrada para los gasolina), la marca de Rüsselsheim nos enseña la iluminación del futuro: LED Matrix.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrenta cualquier conductor es a la falta de iluminación en los trayectos nocturnos. Normalmente, en zonas con poca circulación, la solución es encender las «largas» y tener cuidado para desconectarlas si viene otro vehículo en sentido opuesto. Evitamos deslumbrarle y un posible accidente. No obstante, estar atento para no deslumbrar al «compañero» de carretera suele suponer prestar menos atención en lo que pasa en nuestro propio carril.

Los ingenieros de la filial de General Motors han pensado en cómo un conductor podría hacer todo el viaje con las luces de largo alcance activadas sin preocuparse por deslumbrar a nadie. Para ello han unido dos características de los juegos de luces clásicos: el alcance de las largas y la visibilidad de las luces de cruce.

Al encender las LED Matrix, y en combinación con el Opel Eye (el sensor que permite que la centralita del vehículo «vea» las señales y todo lo que ocurre delante del coche), se activan por defecto las luces largas. Cuando todo esto ocurre, las cámaras frontales del vehículo empiezan a escanear todo lo que tenemos delante para, si se detecta una fuente de luz proveniente del tráfico, adecuar la intensidad y el propio haz de luz que emitimos sobre la carretera.

Los principales protagonistas de todo esto son los propios grupos ópticos frontales que están compuestos exclusivamente por LEDs. Cada uno de ellos cuenta con cuatro «segmentos de luz» y, a su vez, cada una de estas partes está formada por cuatro fuentes de luz que se apagan o encienden de forma individual y en relación a la demanda de claridad que necesitemos en cada momento. Todo esto hace que tengamos 256 combinaciones diferentes de LEDs con lo que podemos ajustarnos a casi cualquier situación del tráfico.

Otra de las ventajas del sistema Matrix es que al estar compuesto por LEDs su demanda energética es un 50% menor que en el caso de unos faros halógenos tradicionales. Para los ingenieros, además, es una maravilla del diseño puesto que su construcción modular permite crear innumerables diseños diferentes para cada modelo de la gama (lo que les dotará de una personalidad propia).

La empresa ha anunciado que este sistema es sólo una versión inicial y que tienen intención de combinarlo con otros sistemas de producción propios como los AFL (faros adaptativos) para seguir aumentando la efectividad de sus sistemas de iluminación, sin duda, unos de los más avanzados del mercado.

Aquí podéis disfrutar de un vídeo en el que se ve perfectamente el funcionamiento de un sistema que, seguro, no tardarán en imitar los rivales de los germanos.

Publicado por

Gaizka Manero López

Nacido en 1982 en Portugalete, Bizkaia, soy doctor en "Periodismo, Comunicación y Memoria en la era digital" por la Universidad del País Vasco.

3 comentarios sobre “Opel LED Matrix, iluminando el futuro”

  1. ? Has oido hablar del procesor insector que se le puede insertar al coche dentro de su mecanismo ? ,resulta que este aditamento se le inserta al coche y cuando este alcanza una velocidad indicada en el cuenra millas revoluciona su velocidad alcanzando una velocidad considerable .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *